equinoXio
 

Colombia - Cargada el 24.07.2017 07:01:05 COT 

Fascinación clandestina: malas fronteras

Columnas > Paso sin destino
Por

mircoles 1 de julio de 2009 13:11 COT

Muy cerca de la ciudad o en lo más profundo hay ciertos lugares, pasadizos, a los que sólo se accede con una llave que puede ser entregada por un guía o por herencia. El mundo de la ilegalidad es fascinante por el secreto, la noche, la oscuridad, pero este logra hacer del misterio algo absurdo, cuando la adrenalina fluye ante el dolor (unas veces comprendido y otras veces no) del otro.

Negocios como “lotear”, abastecer histéricos y decadentes adictos, atracar quinceañeras y meterse a la casa de una viejita son actividades cotidianas del hampa. Los empresarios del crimen son mercaderes del caos que usufructúan la desgracia y navegan ampliando la mella sobre la miseria, donde no se encuentra gloria alguna y no quedan más que las famas efímeras que se atan al miedo existente. La idea de que se conformen gigantes redes criminales con negocios como prestarles plata a los desesperados, la mendicidad, la prostitución infantil y hasta la venta de tintos de una etnia vuelta a reducir a la esclavitud, no deja de sorprender y cambia cualquier imagen aventurera del crimen. Lo que hemos imaginado y otros han escrito, romántico y a veces deslumbrante, es producto de mentes aliviadas con deseos anárquicos y bohemios que mal estaría asociarlos con criminales.

El criminal dedicado con algo de exclusividad al robo de bancos, sabotaje de megacorporación o a actividades justicieras, como un lugar común del cine, dista mucho de los pillos de carne y hueso en Colombia loteando. Nos referimos a personajes armados que buscan un terreno baldío y empiezan a explotar a las personas más vulnerables del mundo. Hace poco en Medellín capturaron a uno disfrazado de líder barrial, arrebatándole lo poco a unos desplazados y usando un espacio de miseria como retaguardia.

La tragedia es grande en un mundo donde todo es relativizable y se resbala o deshace fustigado por lo humano, espacios vacíos mal ocupados y paraísos perdidos ante la demencia de una ambición. Soltarse, revelarse, inclusive lo prohibido y sobre todo lo clandestino debería de tener algo de belleza, pero también es la belleza carente de mezquindad. Los criminales son unos conservadores que marcan nuevas fronteras dentro de las ya existentes, paranoicos que cuando ascienden a su escaño mafioso se inventan reglas revocadas por siglos de liberación y fantoches que crean más dificultades a un mundo al que le escasean oportunidades.

La noche es generosa, el escondite del que no es perseguido es un retozadero tierno, el subterfugio es seductor, pero el egoísmo del crimen toma aquellos parajes mágicos de la periferia y aquellos secretos y los abruma con el miedo, los rompe con su escándalo. Allí donde una sociedad repetitiva deja de habitar, deja de frecuentar, ante el vacío de una autoridad originada de una ciudadanía que ha carecido de creatividad, irrumpen como nuevos ocupantes los espectros del atajo que son nuestros criminales.

En este mundo que se aburre en su pares extremos, creamos los bailecitos dicotómicos con los cuales parir engendros: una ciudadanía encerrada, que no ocupa la noche o los espacios comunes, una sociedad mal urbanizada que se va olvidando de sus caminos veredales, de sus parques ecológicos naturales a las orillas de la ciudad, crea sus propios rincones ante nuestra petrificada rutina que con su silencio habilita un submundo que no tiene nada que ofrecer. Durante mucho tiempo creímos que el crimen se combatía con orden y sólo el gallinazo del escudo compra la idea de libertad y orden juntos porque sí.

El orden puede ser entendido como silencio, como inmovilidad y como encierro, y el crimen se rompe, pierde espacio y trascendencia con una ocupación, movilización, exteriorización, expresión, sonido, arte, temperatura humana que con toda la mortalidad desafía la muerte. El problema no se agota con que los criminales matan, la muerte, no se sabe que tan mala es, sabiendo ya el estrago en el que deja a los sobrevivientes; es entonces el olvido y el silencio, el miedo, la parálisis, lo que hace a los criminales seres grises que irrumpen en el color, interrumpen toda creación (más importante que la vida a secas).

Al darnos cuenta de que el crimen amenaza la libertad, podemos superar las nuevas tentaciones de orden y rescatar el escape que surge de las mínimas elecciones, lo clandestino del anonimato y el vagar y errar por nuevos horarios, senderitos periféricos, recovecos profundos, colmando las huídas y rebeldías de la cotidianidad por su propio deseo, lejos de imponerse a otros, superando así la frontera en la que nos mete el tirano delincuente y el radical clamor del miedo, que responde limitándonos a lo que nos pone barreras.


jaramillo.lukas[arroba]gmail.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,



Un comentario a la entrada “Fascinación clandestina: malas fronteras”

  1. Bitacoras.com
    martes 7 de julio de 2009, 02:34 COT
    1

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Muy cerca de la ciudad o en lo más profundo hay ciertos lugares, pasadizos, a los que sólo se accede con una llave que puede ser entregada por un guía o por herencia. El mundo de la ilegalidad es fascinante por el secreto, la…..



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    Julio 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook