equinoXio
 

Colombia - Cargada el 31.03.2014 15:12:14 COT 

Estancias

Siga y siéntese cómodo.

El miedo: un arma efectiva contra los grafitis cibernéticos

Estancias > Seguridad democrática
Por: Julián Rosero Navarrete

14 dAmerica/Bogota mayo dAmerica/Bogota 2010 6:04 COT

Hace un par de años, se tramitó en el Congreso de la República el proyecto de ley No. 273 Cámara, en el cual se establecían nuevos tipos penales para la configuración de conductas delictivas relacionadas con la delincuencia informática. En medio del debate, la discusión se centraba en qué tan útil era volver más engorroso el Código Penal con la explosión de tipos penales, toda vez que las conductas delictivas ahí descritas ya contaban, en esencia, con un tipo penal. Es decir, en el proyecto de ley se creaba un tipo para el phishing, acción de crear páginas suplantadoras para compilar información financiera y bancaria, asunto que en esencia, es la misma “estafa con maniobras mal intencionadas”.

[sigue...]

Yankees, welcome home

Estancias > Seguridad democrática
Por: Marsares

17 dAmerica/Bogota julio dAmerica/Bogota 2009 17:47 COT

Al igual que cualquier telenovela que se respete, la de la base estadounidense de Manta (Ecuador) tiene un final feliz. Como se especuló a lo largo de varios meses luego de que el gobierno ecuatoriano le notificara a Estados Unidos que no habría renovación del contrato, sus operaciones se trasladarán a nuestro país, lo que presupone un nuevo conflicto con los vecinos y muchas suspicacias en lo interno.

Como los tiempos han cambiado, una base militar estadounidense sería impensable en la región, por lo que su instalación se presenta con su correspondiente disfraz, fraccionándola en varias, disimulada en bases colombianas. Hasta ahora son tres: Base Aérea Mayor General Alberto Pauwels Rodríguez (Malambo, Atlántico), Base de Palanquero (Puerto Salgar, Cundinamarca) y Base Capitán Luis Fernando Gómez Niño (Apiay, Meta), pero el propio gobierno de Colombia quiere que se agreguen dos más: Tolemaida (Tolima) y Fuerte Militar Larandia (Caquetá). Los estadounidenses serían 800 militares y 600 contratistas, con una inversión en diez años de US$5.000 millones.

[sigue...]

Después de casi 7 años…

Estancias > Seguridad democrática
Por: Julián Rosero Navarrete

22 dAmerica/Bogota mayo dAmerica/Bogota 2009 22:39 COT

En equinoXio se elaboró alguna vez un artículo en donde se expuso una breve evaluación de los retornos de la Seguridad Democrática. En ese momento, al redactar el artículo, quizá a guisa de error o como un chascarrillo adrede, se hablaba de los “7 años de la Política de Defensa y Seguridad Democrática” cuando el Presidente tan sólo llevaba a cargo del gobierno nacional 5 años y medio. Uno de los foristas detectó el error y expuso tal desacierto; no obstante, la respuesta que se le dio en ese momento es que, sin importar cuánto tiempo lleve Álvaro Uribe en el poder, los retornos de la afamada política de defensa serán los mismos: muertos por aquí, desmovilizados por allá, capturados por acá y las FARC… ¡en pie de lucha!

En febrero de 2008, cuando se escribió el artículo no se habían presenciado importantes victorias militares de la fuerza pública como la muerte de Raúl Reyes, la captura de Martín Sombra, el deceso de Iván Ríos, y por qué no decirlo, la inmortal e impecable Operación Jaque. No obstante, es importante tener el atrevimiento de exponer el carácter mediático de estas victorias que, eventualmente, podrían limitar de manera temporal el avance del grupo guerrillero. Sin embargo, la agrupación como ejército organizado, pese a los fuertes golpes militares y políticos, se encuentra incólume.

El Secretariado, con sus 7 miembros y 2 suplentes, sigue operando en cabeza de un líder militar y político que no ha hecho más que propinar desde las sombras golpes políticos a la actual administración –por si nadie ha percatado el “tierrero” que se ha armado con la decisión unilateral de liberar rehenes, en donde, el único que está quedando mal es el Presidente–. Las columnas, los frentes y las cuadrillas, pese a que muchas se han diezmado, siguen azotando con sus tácticas terroristas a lo largo y ancho de la nación. La percepción internacional sobre el conflicto colombiano es la misma, tanto, que el actual director del Departamento Nacional de Planeación, en el exterior, lo hacen percatarse del problema de seguridad que tiene Colombia, evidenciándose esto en el miedo que aún conservan los inversionistas internacionales. Las FARC siguen en operación, con casi la mitad de hombres que tenían en 2002, saboteando y ejerciendo presión, así diarios como El Tiempo o informativos como Noticias RCN, quién sabe si por táctica o por pereza periodística, no enuncien las ‘pilatunas’ de la mencionada organización terrorista que aún desestabilizan el orden público en muchas zonas del país.

Ahora, con la derrota militar de los Tigres Tamiles en Sri Lanka, muchos ilustrados críticos de los derechos humanos han vociferado que la imposibilidad de derrotar por la vía militar a una guerrilla es un mito. Es más, señalan que el actual gobierno debe tomar el ejemplo ceilandés para acabar con las FARC. Es obvio que si se impulsa una fuerte presión militar y se lleva por delante miles o hasta millones de civiles, probablemente acaben con gran parte de la cúpula de la organización pero, ¿acabará con la guerrilla de manera estructural? ¿generará otros focos de violencia política el hecho que las armas del Estado, por acabar con 9 “gatos”, aplaste de manera desconsiderada varios miles de “cristianos”?

Las experiencias de Sri Lanka, Perú y Colombia son similares: para acabar con una guerrilla, el ejército regular debe utilizar tácticas irregulares para aniquilar un ejército irregular que, por su forma indiscriminada de segar vidas humanas, mantendrán perenne los focos de odio y resentimiento volviendo indestructible el incentivo a generar nuevas agrupaciones armadas ilegales. Se dijo que el gobierno de Fujimori acabó con el Sendero Luminoso con todos los costos humanos y fiscales que eso implicó pero… ¡oh, sorpresa!, esta guerrilla volvió a resurgir. En Sri Lanka se aplastó a los Tigres Tamiles pero, ¿toda la barbarie cometida por el ejército ceilandés no depositó las semillas para una nueva insurrección por parte del pueblo Tamil, la cual generará un nuevo conflicto en un futuro cercano?

Después de casi 7 años de la fuerte ofensiva militar en Colombia con toda la corrupción que eso implicó para sostener el gobierno, todo el costo fiscal y los recursos que se debieron emplear, todos los muertos inocentes que aparecen día a día para mostrar “positivos”, aún se necesita de medios de comunicación parcializados y asesores presidenciales con impacto propagandístico para engañar a la población con que “las FARC están derrotadas”. Ahora bien, con la disminución de ayudas por parte de los británicos y el mismo Plan Colombia, el susto de muchos escépticos de la Seguridad Democrática es que los billones de pesos invertidos los últimos 7 años sólo hayan servido para engrosar el patrimonio de las empresas que le vendieron las armas a Colombia, mas no para acabar con el conflicto. Con la ausencia de ayudas y con el actual líder de la agrupación, es probable que las FARC se revitalicen consignando en su eslogan: “Lo que no nos mató, nos hizo más fuertes ¡desde Marquetalia hasta la victoria!”

Juan Manuel Santos, el ministro de la guerra

Estancias > Seguridad democrática
Por: Marsares

5 dAmerica/Bogota marzo dAmerica/Bogota 2009 6:04 COT

This article is available in ENGLISH

Luego de invocar la tesis de la “legítima defensa” para “golpear a terroristas” dentro o fuera del país, el ministro de Defensa Juan Manuel Santos vuelve a la primera plana de las noticias. El país y el vecindario se preocupan con razón. Aunque no es la primera vez que Santos o su jefe, el Presidente Uribe, difunden la tesis de Bush, sorprende su reiteración en un momento tan inconveniente para Colombia.

Al parecer el gobierno colombiano no quiere ver que el panorama internacional está cambiando con la llegada de Barack Obama a la presidencia de EUA, dejando de lado la doctrina Bush no sólo de la “legítima defensa” que le valió embarcarse en la costosa guerra de Iraq, sino también la que justifica la “guerra preventiva” tan usada por Israel, su aliado incondicional.

Mientras, en una complicada jugada de ajedrez que regresa a EUA al derecho internacional, la Secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton habla en el Medio Oriente de la solución de "dos estados” y tiende puentes para hablar con Siria, al tiempo que Obama negocia con su homólogo ruso el escudo antimisiles a cambio de que Moscú frene la carrera nuclear de Irán, Uribe y su ministro Santos insisten que los hechos están por encima del derecho.

Pero hoy se descalifica a Santos, empezando por el propio Uribe, y se olvida que hace pocos días el propio presidente colombiano aseguró que no habría terrenos vedados para los jefes de las FARC que vivieran en el exterior y, luego, ordenó la política de guerra total, es decir tierra arrasada, exterminio y paz, sí, pero la de los cementerios.

Lo curioso del asunto es que el terrorismo es el que desconoce el derecho internacional, el que no tiene fronteras para cometer sus desmanes. Y el mensaje que manda el gobierno colombiano es el mismo de los que quiere combatir. No hay soberanía, ni instancias internacionales, ni gobiernos legítimamente constituidos, ni canales diplomáticos cuando de “golpear a terroristas” se trata.

Preocupa sobremanera que, además del propio Uribe, lo haga Juan Manuel Santos, un candidato con posibilidades de suceder al propio Uribe en la Presidencia de la República en el próximo período. ¿Entonces, convertir la “seguridad democrática” en política de Estado significa volver permanente el desconocimiento del derecho nacional e internacional?

Como si esto fuera poco, y pese a la “rectificación” que le hiciera a Santos el presidente Uribe, pidiendo en plural que hay que tener “sumo cuidado” en estas declaraciones, la que apenas alcanzó el rango de “indirecta”, la preocupación se torna más honda cuando se observa que, aparte del alto mando militar, cuarenta congresistas del Partido de la U hayan salido a respaldar al ministro. Es decir, los legisladores, los encargados por la constitución de hacer las leyes de este país, son los que, como un solo hombre, apoyan a quien las desconoce. Paradoja singular, aunque pensándolo bien, si se tiene en cuenta que ese partido es el que mayor cuota ha puesto de procesados por aliarse con grupos al margen de la ley, no debiera sorprender su postura.

Pero aún hay dos situaciones que causan una mayor intranquilidad. La primera es el mutismo de los presidenciables. Ni los uribistas, ni los de la oposición ha rechazado de manera tajante al ministro. Algunos como Marta Lucía Ramírez de la U y Rafael Pardo del Partido Liberal, apenas expresan la inconveniencia de que la citación a un Consejo de Seguridad se haya hecho pública, como fue la solicitud del propio Santos y de la cúpula militar.

Esto indica lo espinoso del asunto y el miedo, en un año preelectoral, a perder votos. En definitiva ha calado hondo la tesis de Uribe: quien muestre debilidad en el combate a las FARC (o "LAFAR", como las llama él) es amigo de las FARC. Pero también el ánimo camorrista de Santos indica que ya empezó su campaña y pretende robarle espacio y protagonismo al propio Andrés Felipe Árias, el Uribito que goza de toda la confianza de Uribe.

¿Pero si será conveniente ser más papista que el Papa?

La Colombia de la Seguridad Democrática es examinada por la ONU

Estancias > Seguridad democrática
Por: Marsares

10 dAmerica/Bogota diciembre dAmerica/Bogota 2008 18:42 COT

El ataque de la guerrilla (poco importa la sigla) a una misión humanitaria del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, constituye una violación al Derecho Internacional Humanitario, según los Convenios de Ginebra, que debe ser juzgada con todo el rigor por la Corte Penal Internacional. Y nada más que justa su denuncia ante los organismos internacionales por parte del Gobierno colombiano.

Pero…

[sigue...]

Carta de Adolfo Pérez Esquivel al presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez

Estancias > Seguridad democrática
Por: equinoXio

29 dAmerica/Bogota octubre dAmerica/Bogota 2008 4:00 COT

Buenos Aires, 22 de octubre de 2008.-
Señor Presidente de la República
D. Álvaro Uribe Vélez
Carrera 8 No. 7 – 26 Palacio de Nariño
BOGOTÁ – COLOMBIA

Cuando participé hace unos meses en el Tribunal de los Pueblos en su país, pude tomar contacto con la terrible situación de violencia e intimidación que sufre gran parte de los luchadores sociales y las diferentes comunidades indígenas.

En esa oportunidad, cuando me preguntaron por la postulación de su persona para el Premio Nobel de la Paz, expresé que no estaba de acuerdo, porque usted no había hecho nada por la paz, usted es un guerrero, no un pacifista.

Y ahora, esta brutal e inconcebible represión policial en contra de la protesta indígena, conocida como “la minga indígena y popular por la resistencia”, que se realiza en La María, a 600 km de Bogotá, viene a corroborar una vez más su espíritu belicista y poco propenso al diálogo.

Las tres personas fallecidas, entre las cuales se encontraba un niño, y un centenar de heridos, se suma a las 7 asesinadas en distintos lugares del país por miembros de la organización paramilitar, conocida como “Águilas Negras”, demuestran que se quiere gobernar y acallar al pueblo a través del terror y la muerte.

Sr. Presidente, decir que existen infiltrados en las manifestaciones y que éstos atentan contra la policía, resulta de una ingenuidad difícil de creer. En estas manifestaciones, los Pueblos Indígenas sólo están reclamando el derecho a sus tierras, el respeto a la autonomía de sus comunidades y el cumplimiento de acuerdos suscritos con el gobierno que usted encabeza.

Todas las personas y organizaciones que luchamos por la justicia y por un mundo en paz, levantamos nuestra voz en contra de la violencia indiscriminada y la brutalidad de sus métodos represivos. Exigimos, señor Presidente, que abandone esta política de agresión contra todo el pueblo colombiano, y en este caso contra los Pueblos Originarios. Pedimos respeto y reconocimiento de sus legítimos derechos, y una reparación por toda la violencia que vienen sufriendo.

Tenga la seguridad, que nuestra voz se levantará ahora y todas las veces que fuese necesario para evitar el derramamiento de sangre y en contra de todo tipo de violencia innecesaria.

Reciba un saludo de Paz y Bien.
Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz

¿Quién es el que en serio alimenta a las FARC?

Estancias > Seguridad democrática
Por: Julián Rosero Navarrete

23 dAmerica/Bogota octubre dAmerica/Bogota 2008 1:15 COT

Cierto día, pasando canales, vi una intervención de la ex canciller Carolina Barco aseverando que Colombia era la “democracia más estable de América Latina”, argumentando la secuencia estable de los procesos electorales, y el par de dictablandas que inmediatamente fueron derrocadas por los partidos tradicionales.

No obstante, pese a su porte y su presentación personal, la ex canciller hizo alarde de su más fina ignorancia al tratar de resumir de esta manera el proceso democrático y la historia política de Colombia. Pese a que no existieron dictaduras al estilo argentino, chileno y brasileño, ni tampoco fuertes democraduras al estilo mexicano (los 70 años del PRI en el poder), la historia política estuvo teñida de sangre en los casi 200 años de historia nacional. Es verdad, no hubo dictaduras pero feroces enfrentamientos entre liberales y conservadores en el denominado periodo de La Violencia, sanguinarias masacres entre las guerrillas y el ejército alrededor de 25 años, y una fuerte penetración del narcotráfico en el conflicto interno a mediados de 1980, la cual ha mantenido perpetua la guerra hasta el día de hoy. Ese es el dibujo y el “holograma escondido” de lo que nuestra ex canciller atrevió llamar la “democracia más estable de América Latina”.

[sigue...]

Los rebeldes sin rostro, las “travesuras” de algunos y el despista-bobos

Estancias > Seguridad democrática
Por: Julián Rosero Navarrete

22 dAmerica/Bogota septiembre dAmerica/Bogota 2008 17:56 COT

Apenas la semana pasada, la Senadora Gina Parody armó un gran debate en torno a lo que ella consideraba inadmisible en el país donde impera la seguridad democrática: ¡mamertos encapuchados en las universidades públicas! Para no ahondar en esta salida en falso de la senadora, resumo brevemente mi apreciación con una frase de Juan Manuel Rodríguez Montero, blogger del diario Portafolio, quien enuncia que esto “es una sencilla muestra de que políticos como la Senadora Gina Parody jamás han entrado a una Universidad Pública”.

Yo creo que no puede haber mejor análisis que el de Rodríguez Montero. De hecho, es vox populi desde hace unas tres o cuatro décadas, que parte del “atractivo turístico” de las universidades públicas son estos jóvenes, revolucionarios sin rostro, quienes vociferan arengas contra el statu quo, queman banderas de los Estados Unidos, echan vivas para los revolucionarios de la época (pues, son ya más de 40 años de lucha guerrillera), entre otras actividades realizadas por estos curiosos personajes. Organizan protestas, en donde tienen que cubrir cualquier parte de su cuerpo y vestimenta (como las bolsas de plástico en los zapatos), o en su defecto, trayendo a colación el deconstructivismo imperante en nuestra sociedad, descubren en totalmente su cuerpo, al punto de ser reconocidos por sus compañeros por las características de sus genitales.

En fin, el cuento de los “encapuchados” definitivamente es algo que no se puede usar para infiltrar la seguridad democrática en los espacios a donde no puede llegar. Ya sea porque no tiene la capacidad, o ya sea porque no es legítimo que así lo fuera. Resulta algo curioso evaluar el por qué del uribismo a la hora de armar problema por estos “jurásicos” personajes, íconos de la universidad pública. En primer lugar, estamos ante una ciudad que respalda en su mayoría al PDA, un fuerte partido de oposición. Eso se puede demostrar por simples resultados electorales, en donde el alcalde recibió una votación un tanto superior al millón de sufragios, junto con ser éste el partido con más concejales en el Cabildo Distrital. ¡Nada qué hacer, un fuerte impedimento para el imperio de la seguridad democrática!

De otra parte, estamos a las puertas de elaborar y expedir el Estatuto de Seguridad del Distrito. Y por último, los “jurásicos” y “anacrónicos” encapuchados sirvieron como un señuelo para despistar a la opinión pública de bastos casos de corrupción por parte de la actual administración nacional; desde las "gracias" del hermano de Valencia Cossio en la fiscalía de Medellín, hasta la “joyita” de funcionaria de Fiduagraria, destituida de su cargo por hacer parte del gremio palmero, junto con uno que otro desplazado que tenía encima. Obviamente, estas noticias pasaron a un segundo plano, casi tan importante como el horóscopo, dándole el paso a primera plana a la “primicia” de los encapuchados en las universidades públicas de la Capital. Básicamente, este acto de manipulación mediática buscó tapar un escándalo de oro macizo recién esculpido, por la primicia de unas viejas runas en vía de extinción.

Lo peor de todo es que el manejo mediático realizado, en medio de la hipnosis en que se encuentra la sociedad colombiana, obnubilada por las “balas democráticas”, logró calar como se requería para convencer a la opinión pública de la necesidad de más seguridad democrática. No obstante, también podía hacerse una manipulación que pudiera contraponerse al espíritu inicial de la misma. Se podría decir el cambio de nivel, la evolución de las FARC, de unas autodefensas campesinas en el ocaso de La Violencia, a un nivel de organización más efectivo para alcanzar sus objetivos. Es decir, se pudo decir con eso que “echar bala democráticamente” sólo ha servido para cambiar la configuración de lucha de las FARC, más no para aniquilarlas y borrarlas de la esfera político-militar colombiana. De todos modos, es claro que la sociedad, de manera brutal enamorada de “echar bala democráticamente”, prefiere creer el primer cuento que el segundo.

El tal, es ridículamente absurdo que la opinión pública se deje manipular por este “despista-bobos” habiendo “travesuras” de uno que otro amigo del gobierno, acciones que sí tienen trascendencia para la vida pública nacional. Más aún que políticos ahonden en esto, dándole cabida al más circense obdulismo o “macartismo criollo”, por estar obsesionados con ver guerrilleros en todos lados. Es prudente que los fanáticos políticos bajen la temperatura, para así ver las cosas con mayor sensatez y claridad…

Gobierno vs. Corte Suprema: ¿complot?

Estancias > Seguridad democrática
Por: Marsares

28 dAmerica/Bogota agosto dAmerica/Bogota 2008 0:02 COT

Las acusaciones son mutuas. La revelación de reuniones secretas entre representantes del jefe paramilitar Don Berna y altos funcionarios de la Casa de Nariño ha causado que la Corte Suprema de Justicia denuncie un complot en su contra y el Presidente Uribe responda advirtiendo que se defiende de una encerrona contra el Gobierno. Demasiada paranoia. Son tan torpes los ataques a la Corrte que no dan para pensar en elaboradas estrategias, sino en un simple estado calenturiento producto del poder.

[sigue...]

Las verdades mentirosas de la “Operación Jaque”

Estancias > Seguridad democrática
Por: Marsares

17 dAmerica/Bogota julio dAmerica/Bogota 2008 13:22 COT

Pasados algunos días y con la revelación de nuevos detalles que se pretendieron ocultar, se va conociendo la verdadera dimensión de la “Operación Jaque” y la razón de su éxito.

[sigue...]

Todas las estancias:

Información al instante

RSS

Entradas recientes

  • Reflexiones sobre las Memorias olvidadas del expresidente Andrés Pastrana | Daniel Ramos | 31.03.2014 8:05
  • Gustavo Petro o la fábula de las alianzas | Daniel Ramos | 20.03.2014 8:23
  • Bogotá: la maldición de la no movilidad | Julián Rosero Navarrete | 04.03.2014 13:08
  • El ‘avivado’ estudiante promedio | Julián Rosero Navarrete | 10.01.2014 14:52
  • Produciendo un cuento de hadas | Johanna Pérez Vásquez | 26.12.2013 13:33
  • De oligopolios y otros excesos | Daniel Ramos | 15.12.2013 15:02
  • Los deportistas del año y el fiasco de 2013 | Rafa XIII | 02.12.2013 21:17
  • Avanza por buen camino el proceso de paz con las FARC | Marsares | 09.11.2013 10:49
  • Diálogos de paz: por una salida digna | Daniel Ramos | 14.10.2013 3:52
  • Llegó la hora | Rafa XIII | 08.10.2013 8:54
  • Comentarios recientes

    Artículos destacados:

    Entrega inmediata:

    

    Entradas por mes


    marzo 2014
    L M X J V S D
    « ene    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org BloGalaxia Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook