equinoXio
 

Colombia - Cargada el 23.11.2014 05:12:13 COT 

[Especial de navidad 2009] Desde Cuba, el año que estamos esperando

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

24 de diciembre de 2009

Por Yoani Sánchez*

Ver leyenda abajo
Un árbol de navidad en un lujoso hotel de La Habana

En vísperas de las fiestas navideñas las personas que se encuentran han empezado a decir la palabra que más se repite por estos días: ¡Felicidades! Este sustantivo encierra el deseo de que cada persona disfrute junto a su familia de una agradable Navidad y se hace extensivo a todo lo bueno que se puede pronosticar para el año venidero. Claro que como anda el mundo en medio de tantas crisis, y en particular como se vislumbra el futuro de Cuba en lo inmediato, dan ganas de ser maleducado y no decir ni "gracias" ante lo que tiene mucho de una simple formalidad.

[sigue...]

[Especial de navidad 2009] Colombia: Ontología de la navidad criolla

Especial Navidad 2009 Por: Tomáz

23 de diciembre de 2009

En el polo norte, un activista de Greenpeace le dice a Papá Noel: —Tendrá que pasar sobre mi cadáver si quiere seguir explotando a estos pobres e indefensos renos...

Poco o nada nuevo se puede escribir en nuestros días sobre la navidad. Ya infinidad de escritores de todos los colores, creencias, no creencias y posiciones han expresado sus visiones frente al tema; y si el cubismo puede trasladarse al mundo de la opinión, la navidad se encuentra ya retratada desde casi todas las perspectivas de donde se puede ver.

[sigue...]

[Especial de navidad 2009] ¡Navidad con sabor dominicano!

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

23 de diciembre de 2009

Por Druci*

Canasta navideña

La alegría que caracteriza a mi país se ve acrecentada en la época de Navidad. 

Creo que es imposible encontrar en otro país el entusiasmo con el que recibimos los dominicanos la Navidad.

[sigue...]

[Especial de navidad 2009] Navidad en Paraguay

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

23 de diciembre de 2009

Por Elle*

"Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en directo al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo".
 A Tale of Two Cities, Charles Dickens

La primera vez que leí aquel párrafo de apertura pensé '¡Oh mierda! es tal cual como aquí, la misma incierta sensación de no saber por seguro qué está sucediendo, si tu corazonada es puro espejismo o quizás una advertencia certera'. Me pregunto si esta rueda alguna vez se detendrá.

Vivir Paraguay en pocas palabras trata de resistencia psicológica. El mantenerse cuerdo ante toda la mediocridad e hipocresía, el auto-entrenarse para ver lo que está oculto debajo de lo que está debajo, es la meta inconsciente de todo aquel que habita este pequeño pedazo de tierra.

Es muy difícil resumir cómo se vive aquí y más aún en esta época festiva. La minoría pasará feliz, la mayoría en cambio la pasará bien o mal de acuerdo a lo que pueda o no.

[sigue...]

[Especial de navidad 2009] Navidad en Guatemala

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

22 de diciembre de 2009

Por Sakis González*

El preámbulo

Quema del diablo

Una de las épocas más esperadas en Guatemala es la Navidad, con la que inician los preparativos desde el siete de diciembre, día de la "quema del diablo". Consiste en que las personas sacan a las calles diferentes piñatas con formas de diablo, las cuales a las seis de la tarde son encendidas para formar lo que conocemos como fuegarón. Esto con el fin, según los abuelos, de limpiar el cuerpo.

[sigue...]

[Especial de navidad 2009] Navidad mexicana

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

22 de diciembre de 2009

Por CinQue*

Ponche

La navidad en México, la Navidad es familiar: la gente cena en familia, en los mercados venden artesanías, regalos, comida, piñatas, etc. Cierran calles aledañas para poner sus puestos.

Tomamos ponche sin alcohol preparado con frutas de la temporada (caña, naranja, lima, tejocotes).

Las posadas

La posada es una especie de representación de lo que pasaron la Virgen y José para que les dieran posada y dar a luz al Niño Jesús.

[sigue...]

[Especial de navidad 2009] Francia: Navidad en Provenza

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

22 de diciembre de 2009

Por Brigitte*

Yo vivo en Provenza, al sudeste de Francia. Es una tierra de tradiciones, rica en símbolos, y la Navidad es una fiesta que tiene una gran importancia, sobre todo en los pueblos. 

Esta fiesta se prepara con mucha anticipación. Todo comienza el 4 de diciembre y termina el 2 de febrero, este es el periodo conocido como Calendale (de calèndo, "navidad" en lengua provenzal). El 4 de diciembre, pues, es el día en que se siembran tres semillas de maíz o de lentejas. Si los tallos crecen derechos y verdes, las futuras cosechas serán buenas.

Semillas

Luego, estos pequeños "campos" en miniatura decorarán el pesebre y la mesa de la "gran cena" de Nochebuena (ver más abajo).

El pesebre (la crèche)

Pesebre

La tradición del pesebre fue importada desde Italia por los franciscanos y antes se encontraban en las iglesias en tamaño natural, pero durante la Revolución (Francesa) se cerraron las iglesias y los particulares, afectados por dicha prohibición, hacen los pesebres en sus casas, a un tamaño más modesto. Para esto, se reconstruye el pueblo en miniatura colocando los personajes y se fabrica alrededor una escena de musgo, madera de olivo, lavanda y hierbas secas. 

En provenzal, lou santoun significa "pequeño santo". Originalmente era una figurilla en arcilla pintada hecha en moldes. Hoy, no sólo se encuentran santouns como los originales pintados por artistas en talleres reconocidos, sino también santouns vestidos por maestros (maîtres santonniers).

Santouns
Santouns

Entre estos personajes del pesebre, de forma humana, se reconocen los habitantes del pueblo, los oficios antiguos o actuales (pescador, panadero, pastor, etc.) o un rango social (cura, maestro, alcalde, médico) sin olvidar los animales de la granja, como las ovejas y las cabras, particularmente. 

Existen numerosos talleres de santouns. Algunos se han hecho muy famosos y son muy buscados. Los santouns permanecen en la familia y pasan de generación en generación. Los niños y la familia preparan y crean la escena del pesebre. Cada año la colección familiar crece con compras en los mercados navideños.

Santouns

Durante todo el mes de diciembre, se establecen estos mercados en ciudades y pueblos. Se encuentra todo lo necesario para preparar la fiesta y, sobre todo, la "gran cena", así como los adornos, el queso, el jamón, el pavo, el foie gras y los 13 postres. Estos mercados son alegres y animados, punto de encuentro donde se degustan entre amigos las castañas cocidas y el vino caliente con canela.

La gran cena (gros souper) del 24 

La gran cena

A la comida de la noche del 24 de diciembre se le denomina "gran cena" (gros souper). En realidad es una comida  pequeña, sin carne, mientras llega la misa de medianoche.

La mesa se cubre con tres manteles; 12 panes redondos y uno más grande se colocan en el centro de la mesa, simbolizan a Cristo y sus apóstoles. Según la familia, la cena se compone de pescado y legumbres locales y termina con queso de cabra. Anteriormente un lugar quedaba vacío para el pobre o el visitante ocasional o forastero.

Al final de la cena, se doblan las esquinas de los manteles, se supone que las almas de los seres queridos ya fallecidos vienen a visitar la mesa antes de la misa de medianoche.

Al regresar de la celebración de la natividad se colocará el niño Jesús en el pesebre. La mesa será servida y engalanada para colocar los 13 postres. Sobre la mesa se hallan los 3 manteles blancos, 3 velas que simbolizan la Trinidad, algunas figuras del pesebre (santouns), las 3 tazas de trigo germinado y, claro, los famosos 13 postres: pasteles, turrón blanco y turrón negro, almendras, nueces, higos, uvas, dátiles, manzanas, naranjas, melón verde, galletas y dulces esperan por los golosos. 

Los frutos secos llamados los 4 mendigos, simbolizan por colores los vestidos de las cuatro primeras órdenes religiosas mendicantes: carmelitas, franciscanos, agustinos y dominicos; son ellos: almendras, higos, nueces y pasas.

Pesebre con los '4 mendigos'

Una tradición final que se pierde pero que me gusta ver viva en mi casa es la "vela de navidad en mandarina" (bougie de Noël en mandarine). Se toma una jolie mandarine (una variedad de mandarina común en Niza), se posiciona una pequeña grapa cerca de la parte inferior. Se hace una incisión horizontal en la cáscara, en medio se le da toda la vuelta a la fruta sin tocar la pulpa. Se desprende la cáscara de la parte baja, delicadamente, y se retira, asegurándose de mantener el eje central blanco, que servirá de 'mecha' (lo sé, es difícil). Se vierte un poco de aceite de oliva dejar la "mecha" natural impregnarse y encenderse. 

Concluiremos con una receta bien sencilla.

El masapán (Le massepain)

  • 125 gramos de polvo de almendras
  • 375 gramos de azúcar en polvo
  • 50 gramos de miel 
  • 4 claras de huevo

En una ensaladera se mezclan el azúcar en polvo y el polvo de almendras, se agregan las claras de huevo y la miel. Se trabaja esta mezcla con una espátula hasta obtener una pasta consistente, lisa y homogénea. Se cubre una bandeja de hornear con papel de cocina, se colocan pequeños círculos de masa con una manga pastelera. Se calienta a fuego medio durante 8 minutos.


*La autora es dueña del blog Melrose Café. Entrada traducida del francés por Julián Ortega Martínez

[Especial de navidad 2009] O Nadal en Galicia

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

22 de diciembre de 2009

Por Soledad Felloza*

Santiago de Compostela en Navidad

Galicia entera está iluminada esperando la Navidad.

Calles, plazas y paseos se llenan de guirnaldas para despedir el año viejo y recibir el nuevo con aires de gran celebración. No es para menos, 2010 es año Santo, Jubileo de Santiago Apóstol y la capital aguarda ansiosa un año tan especial.

Pero bajo las actitudes comunes a todo el mundo, compras, prisas, regalos y salutaciones hay una serie de tradiciones que perviven y otras que se recuperan.

Siendo un territorio tan variado, paisajísticamente hablando, es indudable que también los hábitos de celebración son diferentes, o por lo menos con matices, según estemos en montaña, campo o costa.

Casi todo el país, suele comer capón (pollo de corral de grandes proporciones) y según las zonas se acompaña con castañas, manzanas o patatas. En las familias marineras, reina el bacalao con coliflor y la sopa con “bolos de pote”, una especie de albóndiga de harina de maíz con (según la casa) uvas pasas, trozos de tocino, jamón o verduras. Los postres varían, desde turrones y mazapanes comprados al convento o monasterio de la zona, a tartas de castaña, filloas rellenas, roscas dulces, leche frita o pan rebozado, húmedo en leche, puesto en capas con manteca y azúcar, huevo por encima y al horno.

El 21 de diciembre, con la llegada del solsticio del invierno se celebraba la antigua fiesta celta del Alban Arthuan.El cristianismo marcó el día 25 como Navidad para recordar el nacimiento de Cristo coincidiendo con las celebraciones profanas y de esa manera capitalizar la fiesta, haciendo suyos elementos paganos, como el árbol que se decoraba con símbolos astrales (soles, estrellas, lunas) a diferentes alimentos o costumbres, como compartir regalos en años de abundancia o celebrar una comida especial.

Por las zonas de Lugo y Pontevedra aun queda la costumbre de encender la vela de Navidad, una vela que desde tiempos antiguos se encendía en honor de la tierra y para ello se utilizaban restos de la vela del año anterior. Debía arder durante doce horas para traer buena suerte. Como origen de esa tradición surgió una de las tradiciones más antiguas y de mayor arraigo hasta no hace mucho, en Galicia: el llamado "Cepo navideño".

El Cepo navideño era una cepa grande de madera buena, de roble generalmente, que se echaba en el fuego del lar para que ardiera durante toda la noche. En algunas comarcas también se usaba el llamado "Fuego joven" (las brasas de este fuego se hacían en los lares de las casas quemando tojo o leña menuda, luego eran benditas el Sábado Santo en el adro de la iglesia. Se guardaban porque daba buena suerte a la familia y se encendían en la noche de Navidad).

Al calor y a la luz de este fuego se juntaba la gente y cantaban coplas calientes, contaban historias de la Santa Compaña, de moros, serpientes, encantos, cuentos de reír, etc., mientras los niños jugaban. Se pensaba que las ánimas de la familia estaban presentes esa noche alrededor del fuego.

Este cepo navideño era mucho más que el alimento del fuego de una noche del año. Los carbones que hacía no se arrojaban, se guardaban en un rincón de la casa por tener propiedades mágicas. Cuando tronaba, tanto en las tormentas de verano como en el trozo de invierno que aún quedaba por venir, se cogía ceniza del cepo de Nadal y se echaba al lar, para los truenos.

Ramón Otero Pedrayo escribió sobre el cepo de Navidad llamándolo "tizón de Nadal".

Por la zona del Caurel, en las montañas de Lugo, se cree que en la Nochebuena baja el “apalpador”, un personaje que toca las barrigas de los niños y si les hace falta deja ricos manjares o regalos. Hay quien dice que es una tradición antigua, hay quien cree que nace en las épocas de guerra cuando la gente tenía tanta hambre que un trozo de pan era un regalo muy bueno.

Hasta hace unos años en las aldeas y villas gallegas se podían escuchar los cantos propios que había para cada día o para cada fiesta: el día de Navidad se cantaban ”nadais”, “panxoliñas”, “cantos de nacimento” y “villancicos”; las xaneiras, aninovos y manueles, en el día de fin de año y Año Nuevo; y los reyes, aguinaldos en la noche de Reyes.

Era tal la alegría que los cantos solían terminar en procesión, aunque se mezclaba el folclor con lo religioso, y así los grupos de panderiteiros y gaiteiros cantaban en las casas reclamando el “aguinaldo”, una paga que en algunos casos se compartía en el momento y que en otros se utilizaba meses después en la fiesta del santo patrono.

Otra costumbre de la Noche de Navidad, que aún pervive en muchas casas, es que la mesa quede sin limpiar, porque esa comida es para las ánimas de los difuntos de la familia, y la cocina no se barre para que no entren las “meigas”. Y para eso nada mejor que cantar:

Fariña levián da lúa

aboiando polo ar.

Neve de estreliñas mozas

que se chapuzan no mar.

Que viva, que viva,

que reine, que reine,

o Verbo encarnado

que é o rei de reises.

Así que en esta nochebuena, estemos donde estemos, tengamos las tradiciones que tengamos, lo importante es que celebremos nuestra memoria y la renovación de la esperanza.


*La autora es dueña del blog La caja de los hilos

[Especial de navidad 2009] España: Felices navidades negras

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

21 de diciembre de 2009

Por Alfredo García Francés*

En esta sociedad tan competitiva, al jubilarse, uno se convierte en un proscrito social y, de ser alguien respetado, se transforma en una persona invisible hasta para quienes ayer le adulaban. Por eso, jubilado y con la jodida crisis económica aplastándonos, éste será el primero que celebre las fiestas sin recibir ninguna cesta de Navidad.

Cesta de navidad

La cesta navideña es una canasta de mimbre con la que amigos, socios, pacientes o patrones agradecidos te envían a casa un obsequio consistente en dulces, embutidos y licores propios de estos días. A mayor gratitud, así aumentan la cantidad y calidad del contenido. A mayor prestigio o poder del destinatario, más numerosas son las cestas que recibe. La llegada de estos regalos es el heraldo que anuncia la Navidad, sobre todo en casa de políticos corruptos y empresarios ladrones. Lamentablemente, este año no habrá cesta alguna ni para mí ni para los cinco millones de españoles desempleados.

Luces de navidad
Foto: Maris Blanco

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid vela por los parados y los que no recibimos cesta, y, sabiendo que nuestro único recurso festivo será el ocioso vagabundeo callejero, ha decidido regalarnos alegría en forma de luces de colorinchis. Ocho millones de bombillitas iluminarán la tristeza de mis putos paseos urbanitas mientras maldigo al alcalde que despilfarra y contamina.

Porque, hasta hace un par de años, estos días me lanzaba a la calle como desesperado. Antes de la recesión económica, cuando España era todavía un país de nuevos ricos ilusos que creíamos infinito el maná del euro, compraba compulsivamente todo lo innecesario para las celebraciones navideñas, adquiría los más irrazonables regalos y adornos para el Nacimiento sin pensar que mi patria bailaba sobre un despeñadero financiero.

Compras de navidad

Consciente ahora de nuestra ruina moral y económica escapo de los reproches de mi ex pareja, hoy propietaria del que fue domicilio conyugal y de una jugosa pensión alimenticia, y de unos hijos, voraces consumidores que, desdeñosos de afecto y hambrientos de efectivo, únicamente me telefonean en Navidad para pedir pasta.

Buscando calor para el alma acudo a restregar mi frustración contra una amante tan desesperada y falsamente alegre como yo, o visito al último amigo fiel que aún conserva su empleo para que me invite a unos tragos navideños. Cualquier distracción, siempre gratuita, que sirva para olvidar el desánimo propio y el del país. Y es que, donde no hay harina, todo es mohína.

Amante navideña

Una vez que la amante y el amigo me abandonan, disfrazando de ineludibles compromisos su evidente desinterés en acompañar a un perdedor, queda uno inerme ante los escaparates que ya anuncian las REBAJAS en el centro de la ciudad. Cada año unos pocos días antes. Una semanita arañada al bolsillo de los consumidores que no entienden porqué ayer nos robaban un 50% más por el mismo artículo. Harto de chupar vitrinas, eludiendo atascos en el Metro, sorteando los reclamos de prostitutas y camellos y esquivando a los carteristas con indignada experiencia, llego a la Plaza Mayor.

Rebajas de navidad
Botellón de navidad

Recorro aburrido el tradicional mercado navideño que sirve para que los madrileños compren poco y miren mucho, las turistas se dejen seducir los nativos, los niñatos se emborrachen haciendo botellón y las preadolescentes apalabren su desvirgamiento con algún zangolotino repetidor. Pero 130 puestos de megacaloríficos dulces de convento, pasando por abetos, adornos, figuritas de belén made in China y objetos de broma para el día de los Santos Inocentes, fatigan pronto a quien no tiene un euraco que invertir en droga dura navideña.

Lotera de navidad

Atravieso la Puerta del Sol y, allí, me aguarda el demonio para tentarme. No tiene cuernos, ni rabo, ni huele a azufre; tiene forma de señora gorda, muy abrigada y con mogollón de números de la Lotería Nacional colgados del cuello. “Pruébala”, dijo la cabrona de la serpiente a Adán y Eva. “¿Y si toca aquí el Premio Gordo?”, escupe una de las viejas mirándome a los ojos. Imposible ignorar este aviso del más allá. Compro un décimo y me marcho sabiendo que en los próximos quince días no podré tomar café, pero me llevo la ilusión calentándome el bolsillo. Pasaré sólo y triste las Navidades pero, quizás, ya sea millonario.

Revólver

Me alejo hacia mi apartamento vacío y desordenado, a sentarme ante una tele arcaica, mientras comienza a caer la niebla, sube el frío y me agobian las cláxones de los coches. Feliz Navidad, me digo, aún no has comenzado y ya estoy hastiado. Y, de pronto, recuerdo el revólver cargado que guardo en la librería. Quizás sea la mejor solución. Sí, definitivamente. Voy a empeñarlo.


*El autor es periodista, reportero gráfico y escritor, nacido en Bilbao. Fue ganador del Premio Nacional de Periodismo de España en 1984.

[Especial de navidad 2009] El espíritu de la navidad en Brasil

Especial Navidad 2009 Por: Huésped

21 de diciembre de 2009

Por Diego Casaes*

Es muy difícil pensar en la Navidad en Brasil, principalmente porque es un país donde las condiciones climáticas no son "adecuadas" para la tradición de esta fecha de acuerdo con las normas europeas. El día de Navidad se supone que es un día frío y de nieve. Sin embargo, los días en Brasil son claros, cálidos y muy, muy soleados; después de todo, estamos en la mitad del verano en el hemisferio sur.

Shopping Morumbi en São Paulo
Shopping Morumbi en São Paulo (Foto: Marco Antônio Pinto, licencia Creative Commons BY]

La forma en que la Navidad se convirtió en un momento de consumismo en lugar de la celebración del nacimiento de Jesucristo es muy alarmante. Pero ¿por qué tiene que ser así? En la misma proporción el consumismo en la Navidad nos hace incrédulos de las posibilidades de los sentimientos y esperanzas, este espíritu sigue vivo en el corazón de algunas personas, a pesar de las palabras de los escépticos y de los que señalan con el dedo hacia los que celebran la Navidad diciendo que son hipócritas.

Al mismo tiempo, los brasileños, conocidos por su espíritu y su felicidad, también se encuentran entre quienes la Navidad se volvió una temporada de consumo. Por otro lado, todavía hay muchas personas que promueven la familia y los amigos en las reuniones y cenas; siendo ellos pobres o no, siempre tienen una manera de celebrar con los amigos para divertirse. Al mismo tiempo, las personas de diferentes religiones también celebran la Navidad, a pesar de su origen católico romano. Desde los budistas hasta los espiritistas, protestantes y gente de Candomblé, una religión africana, todo el mundo celebra el momento en que volver los ojos a inspirar a la gente simplemente se ama.

Nosotros no tenemos nieve, pero tenemos nieve artificial con la falsificación de árboles de Navidad, canciones de Navidad en todas partes en las calles, la iglesia y los coros de las escuelas y todo lo que un buen europeo o estadounidense debería tener en Navidad. Los centros comerciales están decorados y las calles y lugares se les da un aspecto diferente del resto del año, para animar a la gente y hacerlos más felices de fomentar el consumo masivo de los almacenes: un escenario típico de la Navidad en muchas partes del mundo.

De hecho, el consumismo a menudo se convierte en el principal tema de esta época del año. Se critica la conversión de la Navidad en un pretexto para el consumo y el mantenimiento de las ganancias. Obviamente, gran parte de este discurso es verdadero, pues la Navidad se ha convertido en un termómetro de la economía brasileña. Si la gente está comprando, significa que todo va bien para la economía.

Sin embargo, más allá de las críticas hacia el consumismo, bien conocidas de la opinión pública, todavía hay una grave falta de atención a los valores reales y el espíritu de la Navidad. Esta fecha no debe ser vista sólo como un hito para los consumidores, sino como una oportunidad para cambiar realmente y perpetuar los valores humanos. A veces estamos tan ocupados en criticar el espíritu consumista de la Navidad que nos olvidamos de las posibilidades que nos brinda esta fecha tan especial.

No es necesariamente relevante si Santa Claus es una creación de Coca-Cola o no, como muchos creen en el Brasil. Tal vez no sean necesarios para los brasileños la nieve o el frío de la Navidad para estar dentro de las "normas habituales", sino más bien cambiar la forma de ver la Navidad y ajustarla a nuestro propio entorno. Falsos árboles de Navidad no pueden ser la solución para la Navidad en Brasil, pero son bienvenidas soluciones adecuadas para cambiarla en algo más importante.

Las opiniones sobre la Navidad son muy diversas en mi nación, pero es seguro decir que no es sólo sobre la compra de cosas inútiles que muy probablemente no se usarán. Es una fecha en la que la familia se reúne y habla con los demás, es una fecha en la que las personas son aún más felices, es una fecha en la que todas las religiones se unen y oran por la paz y el amor a pesar de sus diferentes tradiciones.


*El autor es colaborador de Global Voices Online y editor de su versión en portugués



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • CUATRO a uno: el diez y el récord | Rafa XIII | 25.06.2014 13:37
  • DOS a uno: ¡estamos clasificados! | Rafa XIII | 20.06.2014 10:41
  • TRES a cero: el debut soñado | Rafa XIII | 15.06.2014 8:39
  • Quintana y Urán, de oro y plata | Rafa XIII | 01.06.2014 12:49
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    noviembre 2014
    L M X J V S D
    « oct    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org BloGalaxia Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook