equinoXio
 

Colombia - Cargada el 27.11.2014 05:06:06 COT 

Estancias

Siga y siéntese cómodo.

Basada en una historia real: ficción, “verdad” y terror

El jardín de las delicias > Estancias > Psicología
Por: Luis Felipe Tenorio

14 dAmerica/Bogota abril dAmerica/Bogota 2009 14:33 COT

Una fuente de leyendas urbanas son las películas basadas en historias reales, pues la taquilla le ha enseñado a Hollywood que una historia agarra mejor cuando al espectador se le advierte sobre el asunto. El problema es que el matrimonio entre la vida y Hollywood es problemático y allá la “verdad” no sólo es elástica, sino que tiene grados, aunque el espectador rara vez se da cuenta y, muchas veces, sale creyendo lo que vio, o al menos las partes con diálogos profundos y banda musical pausada, ocurrió así. “Verdad” significa que las cosas son ciertas, ¿no? Pues no. Si en la vida real hay grises, en el cine los matices pueden incluir colores desconocidos.

[sigue...]

La morada de Dios

El jardín de las delicias > Estancias > Psicología
Por: Luis Felipe Tenorio

4 dAmerica/Bogota abril dAmerica/Bogota 2009 2:39 COT

De las preguntas que inspira el fenómeno religioso hay una, quizá la más evidente, que rara vez se formula pero ayudaría a solucionar los problemas inspirados por los fundamentalismos: ¿por qué creemos? Los mecanismos antropológicos, sociales, sicológicos y filosóficos de la función religiosa han sido investigados hasta la saciedad y sabemos que aportan cohesión, pues los cuerpos sociales castigan a quienes no compartan sus creencias trascendentales, así que se convierte en una fundamental herramienta de afiliación. Pero todas esas reflexiones asumen que la religiosidad era inevitable, como si fuera connatural al ser humano.

No hay otro organismo en la tierra que experimente nada parecido a un impulso religioso. Podría alegarse que eso se debe al lenguaje o a la construcción social, pero esas destrezas fortalecieron, difícilmente generaron, el impulso para la construcción mítica. Somos la única especie que tiene un dios en que creer, ¿por qué? Aun compartiendo el creacionismo y aceptando que los humanos tenemos una chispa de divinidad concedida por ese dios ¿por qué ese dios no le dio a ninguna otra especie ni siquiera mínima conciencia de su existencia? Himnos de la mayoría de las religiones usan la metáfora de una creación que canta las glorias de su creador, pero ¿cómo es posible si no tiene remota idea de su existencia, ya no digamos de su rol en el mundo? Si decimos que lo hacen a través de nosotros, ¿a estas alturas del partido no es sobreestimarnos esperar que dios inventó semejante diversidad para nosotros? Seremos la especie favorita, pero para dárnoslos de juguete le hubiera bastado con un par de docenas de especies. Y si no son juguetes sino garantes de supervivencia, luego de extinguir tantas especies ya el equilibrio estaría tan dañado que deberíamos haber muerto hace rato.

No invoquemos la teoría de la evolución, porque no lo necesitamos. Vamos a imaginarnos que hubo modelos previos “humanoides” que fueron mejorando su adaptación, y cada tanto avanzaban lo suficiente como para merecer un nombre distinto. No les pido creer que una especie dio origen a otra, sino que la misma especie mejoró, lo cual no debería ser tan difícil para los que no sean evolucionistas; después de todo, el hombre promedio de hoy es bastante diferente al de hace cien años. Uno de esos modelos previos fue el hombre de Neanderthal.

El Neanderthal en treinta segundos: era unos 15 centímetros más bajo que el humano promedio actual, vivió hace entre 600 y 350 mil años en Europa y su desaparición es un misterio (algunos dicen que se extinguió, otros que fue asimilado por la rama que siguió su camino hacia el Homo Sapiens, que somos nosotros) pero lo que nos interesa es que enterraba a sus muertos. Este sujeto es el primero, en la historia y prehistoria, con un ritual mortuorio, y lo curioso es que los dejaba amarrados en posición fetal. Ninguno de sus antecesores con capacidad cerebral comparable se tomó el trabajo de ocuparse de los muertos, menos con un ritual que denota una idea más allá del mero afán pragmático de controlar olores, por ejemplo. Los científicos no ven en esto un antecedente de la momificación o una aspiración estética sino una aspiración más simple: al pobrecito prehomínido lo aterraba la posibilidad de que los muertos salieran a perseguirlo.

La pregunta cabe: ¿qué hubiera pasado si la oleada migratoria de sujetos más avanzados provenientes de África, que asimiló a los Neanderthal y siguió su camino hacia el actual Homo Sapiens, nunca se los tropieza? Estos inmigrantes africanos tenían una genética que les hubiera permitido seguir su desarrollo sin contar con el complemento de este modelo inferior. Robert Sawyer, que es un novelista y no un científico, propone en su trilogía Neanderthal Parallax una de esas historias alternativas que por esta vez, aunque su intención inicial es divertir, es más profunda: si hubiera una dimensión paralela donde los Neanderthales se impusieron y entramos en contacto con ella, ¿cómo sería la religiosidad en esa otra dimensión?

Nos gusta creer que o bien la divinidad de dios es tan evidente que era inevitable desarrollar ritos reconociéndola (si no los ordenó él personalmente a algún venerado patriarca), o que la religión cumple una función social ineludible y tarde o temprano la hubiéramos inventado. Pero hay una tercera posibilidad que ahora la neurociencia investiga así sea por curiosidad con títulos como Dios está en el cerebro: que nuestra aproximación a los misterios de la divinidad fuera el aporte genético proveniente de una mutación que nos dejó un lejano y olvidado tatarabuelo de cráneo alargado y cuerpo velludo. Eso no significa que dios, cualquiera que fuera, no exista, pero sí que nuestra forma de entenderlo, interpretarlo y relacionarnos con él, incluyendo libros sagrados, ritos e invocaciones, está sometida a la tenaza de acero de un gen que configuró así nuestro cerebro por azar hace cientos de miles de años y, más inquietante, si los Neanderthal no entran a nuestro patrimonio genético, nuestra idea religiosa sería muy distinta, en caso de existir siquiera.

Esta columna puede ser una fábula o un resumen de divulgación, dejo eso al criterio de cada cual, pero imaginen por un momento la posibilidad. La Inquisición, las cruzadas, el fanatismo musulmán, la guerra palestina por la tierra prometida, los Testigos de Jehová que timbran justo durante la siesta o los árboles talados para escribir libros sobre el Diseño Inteligente fueron condicionados todos por un antepasado de nombre impronunciable. La idea no resulta agradable, pero explica más cosas que la fe cerrera de un creyente a ultranza y debería hacernos un poco más respetuosos de la fe ajena.

Ese diabólico hotelito en California

El jardín de las delicias > Estancias > Psicología
Por: Luis Felipe Tenorio

25 dAmerica/Bogota marzo dAmerica/Bogota 2009 12:10 COT

Las leyendas urbanas prueban básicamente que cierta gente se inventa lo que no sabe, pero cuando un buen cuento respalda la ignorancia, la realidad no tiene chance. Una extendida leyenda que muestra ambas cosas son los mensajes subliminales satánicos en canciones de rock. El raciocinio va: el rock es demoniaco, tanto, que sus canciones esconden propaganda satánica y, claro, para disqueras y productores no existe mejor cosa que la mala publicidad. Si el artista niega su implicación en ese complot del flautista de Hamelin sólo consigue quedar de primero en la lista de satanistas, porque ya se sabe que el mejor truco del diablo es convencernos de que no existe.

[sigue...]

Ida la magia, sólo queda la fe

El jardín de las delicias > Estancias > Psicología
Por: Luis Felipe Tenorio

16 dAmerica/Bogota marzo dAmerica/Bogota 2009 5:12 COT

En la ciencia sorprende la cantidad de ignorancia acumulada en forma de hechos surgidos de reflexiones y no de alguna realidad. William James

Cuando empecé la universidad el vehículo de mis profesores para expresar su ideología era la cultura popular. Luego supe de esa enfermedad endémica entre los intelectuales que los obliga a mostrar su compromiso social y demostrar su utilidad: la enfermedad del resentimiento. Los intelectuales no quieren ser físicos o médicos, sino científicos auténticos. Los atormenta haber inventado el derecho, la política, la música, la épica, sin ser ciencia.

Enseñan la relevancia de la cultura de masas usando palabras que jamás usaría la masa. En un caso de metalenguaje digno de Stalin, empezaban por reconocer que nadie puede salirse de sus raíces para justificar el tono condescendiente con el que diseccionaban los festivales populares o la decoración de los buses. Y contaban sus investigaciones como exploradores ingleses luego de una vueltita por África.

[sigue...]

La fe de los guapos

El jardín de las delicias > Estancias > Psicología
Por: Luis Felipe Tenorio

9 dAmerica/Bogota marzo dAmerica/Bogota 2009 7:48 COT

“Me parece que eso va en contra de las cosas de Nuestro Señor. Es mi opinión”.

En mi vida no recuerdo haber oído una afirmación más atemorizante. Con su pose de ecuanimidad, oculta un pensamiento fundamentalista deseoso de exterminar la diferencia. Con su pretensión de individualidad, oculta una posición que rara vez es libre. A pesar de su formulación respetuosa, frases sólo ligeramente distintas desataron guerras enteras. Expone la certeza generalizadora de que oyente y hablante comparten el mismo señor y sólo hay uno (el propio) verdadero. Y se arroga la peligrosa idea de que quien habla sabe cuáles son “las cosas” de su Señor.

[sigue...]

Todas las estancias:

Información al instante

RSS

Entradas recientes

  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • CUATRO a uno: el diez y el récord | Rafa XIII | 25.06.2014 13:37
  • DOS a uno: ¡estamos clasificados! | Rafa XIII | 20.06.2014 10:41
  • TRES a cero: el debut soñado | Rafa XIII | 15.06.2014 8:39
  • Quintana y Urán, de oro y plata | Rafa XIII | 01.06.2014 12:49
  • Comentarios recientes

    Artículos destacados:

    Entrega inmediata:

    

    Entradas por mes


    noviembre 2014
    L M X J V S D
    « oct    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org BloGalaxia Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook