equinoXio
 

Colombia - Cargada el 19.02.2017 14:24:40 COT 

Sobre el Brave Heart colombiano

Estancias
Por

viernes 19 de septiembre de 2014 16:42 COT

Hace unos días, circuló una vieja columna en la revista Semana que habla sobre una historia tipo Brave Heart, que redunda en un mártir de la Campaña del Sur, acontecida en las primeras décadas del siglo XIX. Se trataba de la “epopeya” de Agustín Agualongo Cisneros (sí, con “c”, no con “s” como dice en el artículo), coronel de facto del ejército realista y que peleó en contra de Simón Bolívar y el mariscal Sucre, entre otros, por el control de lo que se llamó por centurias la Provincia de los Pastos. Según las versiones históricas populares, la Provincia, cuya capital fue por muchos años llamada Villaviciosa de la Concepción y hoy San Juan de Pasto, tenía una fuerte resistencia a unirse a la ola independentista de América por ser adeptos a la Corona y tener fuertes tradiciones católicas. Y así se vendió el cuento de la necedad de pastusos godos y fachos, que no entendieron el mensaje que venía desde la Toma de la Bastilla sobre la libertad de los pueblos y los derechos del hombre. Esto, repetido hasta la saciedad por décadas, originó en el imaginario nacional el mito que los pastusos son brutos y estúpidos. Y obvio, pues se enseñó en las escuelas que eran una partida de neandertales, arrodillados ante el rey Fernando VII y que osaron alzarse en armas en contra del héroe nacional, Simón Bolívar.

De hecho, es tal el imaginario del coronel Agustín Agualongo, que el autor de la mencionada columna en Semana cuestiona el culto que Antonio Navarro Wolf tiene del histórico personaje, hecho explícito cuando rescató sus restos siendo guerrillero del M-19 e, incluso, cuando propuso erigirle una estatua cuando ejerció la administración pública. Y lo cuestiona porque según el autor del artículo, Navarro, ícono de la izquierda nacional, no debería estar propendiendo por la memoria de ese godo monarquista. Sin embargo, a pesar de lo difícil que ha sido, muchos historiadores, o intentos de ello —como quien les escribe—, han tratado de limpiar la imagen del legendario guerrero pastuso.

En muchos trabajos académicos se ha expuesto que la razón por la cual los pastusos se levantaron en armas y se unieron en lucha al Batallón Aragón (el batallón español encargado de custodiar la Provincia) tenía un tinte más económico y étnico que religioso y de “sometimiento” como han querido dejar quienes han escrito esa historia. Ya estamos lo suficientemente adultos para entender que una guerra no la mueven solo ideales, sino intereses económicos. Y uno de los incentivos que Bolívar daba para que sus generales pelearan leales y valerosos junto a él era la repartición de tierras una vez se expulsara a los peninsulares de América. A José Hilario López y a José María Obando (altos generales encargados de tomarse la Provincia) se les prometieron tierras, muchas en zonas en donde las instituciones coloniales habían dejado el dominio y explotación de los indígenas. En esa época, la configuración étnica de la Provincia era predominantemente indígena, cuyas instituciones no formales de naturaleza colectiva habían originado todo un sistema alrededor de la tenencia de la tierra por parte de las comunidades nativas.

Con esto, claramente, al venirse toda la fuerza emancipadora del norte y, sabiendo que si ésta ganara el sistema económico y social de la provincia se tendría que sintonizar al son del nuevo orden terrateniente, motivó a los indígenas a conformar milicias que cooperarían con la Corona para evitar dicha catástrofe. Pero los peninsulares perdieron y dejaron solos a los pastusos. Los españoles se devolvieron a casa con el sabor amargo de haber perdido la colonia, mientras que los pastusos se quedaron peleando para evitar perder lo que habían ganado desde la Conquista. Siguieron en campaña sin la compañía de los peninsulares hasta el último puñado de sobrevivientes de la derrota en Barbacoas y les tocó huir hasta El Tambo (Cauca), en donde fueron apresados. Finalmente, en julio de 1824 fue fusilado en Popayán el histórico coronel, quien antes de caer gritó (según la historia oficial) “¡Viva el Rey!”. Podría pensarse, para agregarle romanticismo a ese final y en aras de cuestionar los registros oficiales, que, en vez de esto, pudo alcanzar a gritar algo como “¡Viva Pasto, carajo!”

Ahora, los que conocemos “la verdad” acerca de esta historia no sólo admiramos sino que también propendemos por colaborar a reconstruir la memoria del coronel José Agustín Agualongo Cisneros, mártir indígena y a quien la historia relatada por los vencedores lo ha querido dibujar como quien lideró la insurrección de monarquistas godos, ignorantes e incoherentes en contra de quienes querían una nación “libre”. De hecho, al ver la situación de los indígenas actuales, en medio de una violencia que no les pertenece, desplazados de sus tierras por grupos armados e intereses económicos de la “nación libre”, se podría argumentar que la lucha de Agualongo no estuvo infundada. Que el coronel lo único que quiso fue enfrentar ese futuro funesto que le esperaba a su pueblo y que venía como un lobo disfrazado con la piel de oveja del discurso independentista de los criollos.

Etiquetas: , , , , , ,



Comentarios cerrados para esta entrada.



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    febrero 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook