equinoXio
 

Colombia - Cargada el 27.05.2017 21:21:30 COT 

Uribe: ¡qué gran hito de la historia!

Estancias > Salón comunal
Por

mircoles 13 de agosto de 2008 5:13 COT

En la participación que se le da a los blogs en eltiempo.com, alguien escribió un ejercicio histórico muy interesante denominado ¿Si Serpa le hubiese ganado a Uribe? Es claro que para salir en El Tiempo, este interesante escrito debería tener un enfoque altamente gobiernista, en donde ilustraran los éxitos y las bondades de las políticas del Dr. Álvaro Uribe. Muestra evento por evento, y qué hubiese sido de éste sin la actual administración. En resumen, Colombia sería como la Cambodia de la década de 1970 y 1980, custodiado por las FARC y dominado por aquellos oportunistas que hoy por hoy se encuentran “atrincherados” en la Corte Suprema de Justicia lanzando “improperios” contra Palacio. Como el autor de este ejercicio señaló: “si el interrogante hubiese sido afirmativo, hoy fuéramos un remedo de país comunista”.

Lo anterior me trae a colación algo que observé una tarde entretenido con una parcializada película norteamericana que estaban emitiendo por el reconocido canal History Channel. Se llamaba Hitler: el nacimiento del Mal. Pese a que la película logra un recuento histórico interesante del dictador nazi, parcializa mucho el personaje, logrando una especie de fusión entre la paranoia de José Obdulio Gaviria, Fernando Londoño y “pensadores” afines, junto con la sed de sangre y la inconsciencia de Garavito o el Monstruo de los Andes. Se olvidan que la historia puede contener personajes ambivalentes, entre esos, Adolf Hitler, quien siendo responsable de la muerte de miles de personas inocentes, también era descrito por sus allegados como una persona paciente, comprensiva y por qué no decirlo, juiciosa y de buenas costumbres. El tal, hubo un personaje en la película que me llamó muchísimo la atención. Este era el editor de un periódico local, quien desafortunadamente no recuerdo el nombre. Éste se percató casi de manera prematura el vehemente potencial destructivo del dictador nazi cuando éste apenas vociferaba discursos viscerales en las cervecerías de Berlín con un incipiente y modesto partido de derecha en medio de esa “anarquía democrática” de la República de Weimar.

Dicho periodista fue invitado a un discurso en donde el Führer apenas logró llenar un pequeño recinto con su impulso antisemita y su inspiración traída de la acústica producida por las notas de R. Wagner. Desde ahí, la obsesión de dicho periodista recaía en frenar a este personaje, que en alguna ocasión tuvo la oportunidad de invitar a su casa para hacerle una entrevista. Hittler tan sólo era un modesto agitador, quien rechazó de inmediato la propuesta de entrevista, y abandonó de manera brusca e indecente la humilde morada del comunicador. Después, en medio del juicio a Hittler por el intento de Golpe de Estado en 1923, la obsesión del periodista se volvió una enfermedad, que le costaría el puesto en el periódico en el que trabajaba. Pero no paró ahí, seguía intentando atacar a través de los medios al potencial dictador, cuya popularidad crecía como hoy crece el precio del arroz. Se convirtió en opositor y esa fue su llave para entrar directo a un campo de concentración, en donde finalmente acabarían sus días.

Este periodista fue de aquellos visionarios, que predecían un futuro nefasto para su país con solo un elemento: Adolf Hitler manejaba un discurso de odio. Algo similar a aquello de lo que un periodista en la actual Colombia se percató; Jaime Garzón en alguna de sus alocuciones, representando a uno de sus personajes, Godofredo Cínico Caspa, hacía alusión a comentarios que algún personaje de la política hizo sobre quien en esa época era el gobernador de Antioquia. Jaime Garzón, es decir, Godofredo Cínico Caspa, de manera irónica, ovacionaba a dicho gobernador como “gente de bien”, enunciando hechos como sus “convivir”, entre otras irregularidades que auguraban a un futuro líder nacional que encausaría a la nación entera a una inevitable guerra, o mejor dicho, a una inevitable transición de poder. Es claro que nadie le iba a entender, sobre todo en un país donde se sufre miopía y amnesia histórica. Así como nadie entendió a este periodista alemán en 1923, nadie comprendía qué quería decir Godofredo Cínico Caspa en 1997.

Pues bien, siguiendo la analogía con la Alemania Nazi, estamos en la época en donde este país estaba enceguecido e hipnotizado por el discurso de ese hito histórico, que alguna vez el 90% de Alemania consideraba un “salvador”. Para ser el ejercicio completo, Colombia en 2008 es como Alemania en 1937. Una nación que estaba creciendo y saliendo de crisis como la hiperinflación y el asedio de los comunistas, algo similar a la otra la cual se recuperaba de la peor de sus crisis y experimentando un control sobre los grupos terroristas. Ahora bien, para Alemania, la historia no terminó bien. De manera coloquial, se podría decir que el Führer se enloqueció, se embriagó de poder, y llevó a la derrota militar de Alemania junto con su división. Aquellos comunistas que la SA (organismo anterior a las SS) asesinó fríamente en la década de 1920, se apoderaron de la parte oriental dos décadas después y por más de 40 años. Aquella época de economía próspera gracias a la “salvación”, se convertiría en una época de vergüenza que ningún alemán quiere o se siente cómodo al recordar. ¿Será que los alemanes que en algún momento se preguntaron ¿qué hubiese pasado si al Führer no lo hubieran nombrado canciller? y se respondieron con asombrosos resultados mediáticos, se preguntaron después lo mismo pero esperando respuestas totalmente diferentes a las que querían creer en un principio?

Godofredo Cínico Caspa, a partir de un discurso de odio vociferado por un gobernador de los tantos que hay y que habrá, logró mostrar un posible escenario para Colombia. En primer lugar, la transición de poder. Se derrocaría a una antigua y tradicional oligarquía y se la cambiaría por los rezagos amorfos de ésta, junto con un puñado de actores que en algún momento de la historia patria la opinión pública consideró ilegales. Se cambió una vocación democrática concretada en una constitución liberal, por una democradura que absorbió lo poco que se había construido de institucionalidad.

Así pues, el discurso de odio, el cual soliviantó al pueblo en 1932, y que también lo hizo en 2002, sepultó a la opinión y le acortó cualquier tipo de visión con tal de acabar con “el problema de Colombia”. Por mostrar resultados mediatos se recortó y se sigue recortando el gasto público en temas fundamentales; por mostrar resultados mediatos se hizo y se siguen haciendo políticas que no tendrán un impacto en el bienestar de la mayoría; por mostrar resultados mediatos se erosionó y se seguirá erosionando lo poco que había de institucionalidad; en fin.

Hace un año:

Hace dos años:

Por tanto, y en aras de finalizar este artículo, volviendo al ejercicio realizado por el blogger antes enunciado, se podría en unos 20 años hacer la misma pregunta “¿Si Serpa le Hubiese Ganado a Uribe?”, y se responderían cosas como: nos habríamos evitado que el precio de los bienes básicos se subiera al cielo. Nos habríamos evitado lo mafia de los agrocombustibles quienes controlan y son dueños de la gran mayoría de las tierras productivas en Colombia. Nos habríamos evitado un Alfonso Cano y un proyecto terrorista fortalecido históricamente por haber sobrevivido a la era de la Seguridad Democrática. Nos habríamos ahorrado un conflicto urbano a nivel de favela brasileña debido al abarrotamiento de desplazados en los cinturones de miseria de las grandes ciudades.

Nos habríamos ahorrado el terrorismo puro producido por bandas emergentes compuestas por desilusionados combatientes de las antiguas autodefensas. Nos habríamos ahorrado una polarización política producida por un discurso de odio que alimentó y retroalimento la inercia de la guerra en Colombia. Nos habríamos ahorrado una institucionalidad marca “acme”, que está por encima de la justicia y favorece a los intereses del político de turno. Nos habríamos ahorrado los flujos de capital extractivo y/o de corto plazo por la flexibilidad en la normatividad interna. Habríamos evadido una precarización laboral y una ausencia de humanismo en medio de una economía de mercado inequitativa y salvaje. Nos habríamos evitado de entrada tal economía de mercado inequitativa y salvaje. Nos habríamos ahorrado…

En fin, los hitos de la historia se prestan para todo, y éste, llamado Álvaro Uribe, también. Sólo espero que como dije en alguna ocasión, no estemos caminando sobre ruinas, como la Múnich o la Nuremberg de 1946, para darnos cuenta de a dónde nos lleva el discurso de odio del que, alguna vez, cierto humorista nos trató de advertir.

Etiquetas:



14 comentarios a la entrada “Uribe: ¡qué gran hito de la historia!”

  1. Mulziber
    mircoles 13 de agosto de 2008, 14:58 COT
    1

    Que pesima reflexión, que falta de memoria, que pena me dan los colombianos que piensan que todo tiempo pasado fue mejor, cuando no, mentiras, fue peor, y esa perorata izquierdista que Uribe es igual a Hittler, no solamente carece de argumentos historicos reales, sino que además es una muestra de como en Colombia se puede decir cualquier vaina por mas estupida que sea, aparentando una sapiensa suma. Mire Julian no me venga con estas paparruchadas traidas de los cabellos, lo mas parecido a Hittler que hay en America Latina es Chavez, revise los hechos historicos, como llego al poder a punta de mentiras, a través de un partido de iziquierda y poco a poco se arrogo un poder total, y comenzó una carrera armamentista, además de gritar a diestra y siniestra de que los democratas somos “sionistas” (clara alución a los Protocolos de Sion, documento falso atribuido a los judios).
    Lo unico malo de que Uribe llegara al poder, es aguantarnos a una caterba de antiuribistas, fiolosofos revolucionarios de cafetin, pusilanimes y pateticos, que se la pasan hablando mal de un gobierno que ha hecho grandes esfuerzos por devolverle colombia a los colombianos, y no por mantener una clase política como la que teniamos antes, enclaustrada en Bogotá mientras el resto del país moria de hambre en medio de una guerra fraticida. Ah por cierto, las peores masacres paramilitares ocurrierion antes del 2001, hoy solo son esos fantasmas del pasado y unos atacan a sus allegados con la oprobiosa fortaleza de quien sabe que esas sombras ya no causan daño pero adjudicandoles una vigencia que ya no tienen. Mejor dicho, su articulo esta absolutamente descontextualizado y perdido en reflexiones falsas.
    Si no hubiera llegado Uribe al poder, el destino de colombia hubiera sido muy negro, de eso no nos cabe la menor duda, en manos de la ultraizquierda violenta y retrograda que hubiera arruinado nuestra economía y causado mas pobreza y miseria de la que el país ya tiene.

  2. ApoloDuvalis
    mircoles 13 de agosto de 2008, 16:20 COT
    2

    La pregunta de qué hubiera pasado si hubiera ganado Serpa es inocua porque Uribe ganó por aplastante mayoría. Si hubiera sido como en la elección Bush-Gore donde estaban parejos hasta que el hermano de Bush se robó las elecciones con un puñado de votos en Florida, la pregunta tendría sentido, porque las condiciones de gobierno que hubiera enfrentado el ganado serían más o menos las mismas. En el caso de 2002, si hubiera ganado Serpa (por alguna manioba que no alcanzo a imaginar), el ambiente le hubiera sido tan hostil que posiblemente hubiera habido guerra civil, y el pobre Serpa no hubiera podido llevar a cabo el programa social que dijo que iba a implementar.

    Creo que ganó el que supo decir mejor lo que la gente quería escuchar y de eso se tratan las elecciones. Aunque de 100 cosas que prometió Uribe sólo haya cumplido una, sus electores le siguen perdonando las otras 99 porque les sigue diciendo lo que quieren oir. Sin embargo, cuando las FARC estén tan debilitadas que sus efectos casi no se sientan en las ciudades, ahí sí la gente va a preguntarse qué pasó con esos ríos de leche y miel que Uribe prometió en los otros 99 puntos de su plan de gobierno (de su primer gobierno). En ese momento, sí cabría hacerse la pregunta hipotética de qué hubiera pasado si Uribe no hubiera sido elegido por tercera vez sino que hubiera cedido el poder a otro (así fuera de su mismo “partido”) porque las condiciones ya estarían más equilibradas entre las opciones.

    No sobra decir que me encantó el texto. Lástima que a pesar de su tono mesurado, cualquier cuestionamiento a Uribe despierte fanáticas reacciones alérgicas entre sus partidarios, que sólo ven las diferencias pero son incapaces de extrapolar y reconocer patrones en la Historia para apreciar las similitudes.

  3. lully
    mircoles 13 de agosto de 2008, 20:06 COT
    3

    Hola Julián!!

    Destaco la visión de Jaime Garzón cuya muerte aún sigue en la impunidad, aún después de nueve años. Es la justicia (una injusticia) en Colombia. Tan incapaces que tenemos que enviar la gente nuestra para Estados Unidos para que allá si la ejerzan. Interesante analogía a través del tiempo sobre los hitos de la historia.

    Grave visionar el futuro con una tercera reelección: Los pobres ya no serán pobres, tendrán pobreza absoluta.

    Concuerdo con Apolo Duvalis sobre esa única promesa cumplida de Uribe por el pueblo de Colombia, por ello así el 99.99.99% vote por él para tercera elección, yo no lo haría. No quiero tener cargos de conciencia con los menos desfavorecidos.

    Un abrazo!

  4. Bilioso
    mircoles 13 de agosto de 2008, 21:59 COT
    4

    El artículo es bueno y es malo. Es malo porque compara a Uribe con Hitler y no, tampoco. Hitler era grande y Uribe es un pobre mentecato peón de la Casa Blanca. Hitler era fabuloso, Uribe es un pobre bravucón acomplejado. Se parecen en lo enanos, no más.

    Hay una frase muy absurda en el artículo: “Nos habríamos ahorrado el terrorismo puro producido por bandas emergentes compuestas por desilusionados combatientes de las antiguas autodefensas.

    ¿Cuáles bandas emergentes? Ese es otro de los cuenticos que le metieron a los colombianos y los burros se lo tragaron completico. Las “Bandas Emergentes” no existen. Son los mismos que nunca se desmovilizaron y siguen bajo el mando de los mismos de siempre. Bien sabido es el caso de las ACSUC (Autodefensas Campesinas del Sur del Cesar). Siendo un ejército de 3.000 hombres en armas se desmovilizaron 400 y entregaron 300 armas entre cortas y largas. ¿En dónde están las otras 2.700 armas? Y eso pensando en que sólo tenían un arma por hombre, cosa que no suele ocurrir en la guerra.

    “Emergentes” serían si hubieran surgido como una nueva generación, pero no, son la misma. En la comuna 13 de Medellín (fo) dos meses antes de la “desmovilización” incorporaron a un poco de basuqueros y degenerados que no tuvieran antecedentes y luego los desmovilizaron. Valiente proceso de paz el que nos dio el pacificador de América hijo de un mafioso, hermano de un paraco y socio de un traqueto.

  5. Bilioso
    mircoles 13 de agosto de 2008, 22:03 COT
    5

    Ah, y olvidé decir que las pocas escopetas que entregaron las entregaron dañadas pero eso nunca lo sabrá Colombia pues esas armas fueron desaparecidas en un crisol dizque para hacerle un monumento a la paz.

    Tan raro el gobierno “desapareciendo”…

  6. DaleGro
    jueves 14 de agosto de 2008, 09:42 COT
    6

    Hay que estar muy ciego para no ver que en Colombia lo que hay es un fascismo clasico, que lo unico que hace es ocultar la dicatadura de Uribe, los constantes ataques contra las demas ramas del poder, el descaro de las declaraciones del presidente y sus escuderos, la hipocrita defensa de las instituciones, osea, las que le convienen al regimen (militares) y las demas hay que acabarlas… al pais mas alegre del mundo lo que le dieron fue una dosis bravisima del suero de la risa… y no fue presisamente el querido y extrañado Jaime Garzon.

  7. Rafa XII
    jueves 14 de agosto de 2008, 16:49 COT
    7

    Cuando empiecen a cerrar noticieros de TV opositores que se hacen llamar “independientes”, periódicos mamertos y páginas web que promocionan a las FARC, hablen de dictadura. O si quieren vivir en una, pasen al oriente del río Táchira.

  8. tequendamia
    viernes 15 de agosto de 2008, 20:10 COT
    8

    Uribe ya ofreció sacrificar vidas mestizas para proteger a las tropas de Estados Unidos en Afganistán. ¿Será que para conseguir que le aprueben el TLC también ofrecerá tropas para pelear en Georgia contra Rusia?

    Quiero decir, desde el punto de vista del presidente paisa es mejor que sean indígenas colombianos los que mueren en esa guerra y no miembros de la suprema raza blanca anglosajona miembros de la suprema raza blanca anglosajona.

    ¿Ustedes que opinan? ¿Deben los colombianos morir en las guerras de George W. Bush y sentirse patrióticamente orgullosos por eso?

  9. Rafa XII
    domingo 17 de agosto de 2008, 12:14 COT
    9

    Lo que alias Tequendamia ignora es que los indígenas colombianos están exentos de prestar el servicio militar.

    Otra cosa es que sus colegas guerrilleros, narcotraficantes y terroristas de las Farc y el ELN recluten a la fuerza a indígenas y a niños en sus filas.

  10. tequendamia
    domingo 17 de agosto de 2008, 23:35 COT
    10

    Stalin, Hitler y Uribe son ejemplos de genocidas adorados y admirados por su propio pueblo. Entre mas masacres mas gratamente se impresiona esta nación de delincuentes llamada Colombia. El pueblo pide sangre y Uribe no se la niega.

  11. julián
    mircoles 20 de agosto de 2008, 11:45 COT
    11

    Qué buen debate se dió con este artículo, no obstante tengo muchas observaciones:

    *Mulziber:

    Pues, yo simplemente estaba haciendo una comparación de la reacción popular frente a un discurso de odio. Lo mejor de todo, es que en 1933, a cada comentario crítico que se le hacía al Führer, aparecían un puñado de Mulzibers de la época despotricando y tildando de comunistas a quien se atrevía a hacerlo… obviamente, no de manera sabia y descente, sino peyorativo y hasta vulgar.

    Es claro que Chávez también se ha vuelto una figura de la democradura. No obstante, no es el único en América Latina … compite con nuestro amado lider, el excelentísimo señor presidente, quien al mejor estilo de Fujimori, acaba con toda luz de institucionalidad y ética política con tal de seguir en el poder. Como decía Petro “los uribistas se esfuerzan en volver a Uribe un Presidente Chávez”.

    *ApoloDuvalis:

    En alguna ocasión tuve la oportunidad de discutir con una “caterba” de afiebrados uribistas. Ellos me decían “es que se puede viajar tranquilamente”, pantomima que sólo aplica hacia los puertos, pero en lo absoluto para zonas como el Bajo Patía y Rosas, Cauca (cuyos problemas de orden público siguen igual que hace 20 años). Es más, siguiendo el ejercicio redutio ad absurdum, les comenté las bondades de la Seguridad Democrática: gracias a esta política, las tierras compradas por Uribe y sus amigos palmeros, que antes costaban 100.000 pesos por hectaria, ahora cuestan alrededor de 10″000.000 millones, recursos que nunca se nos facilitará para “poder viajar tranquilamente por Colombia”.

    El problema con los Uribistas es el mismo problema con los feligreses de una iglesia cristiana. Así los pastores los vendan como “mercancía” electoral, los estafen con sus diezmos, y los pongan a trabajar gratis, ello seguirán creyendo que éstos tienen un “don” y son “enviados de Dios”. Hombre, el asunto ya no es racional, es pura visceralidad, puro “hígado” inflamado, “hepatitis U”, la cual se irá al piso cuando veamos enserio los verdaderos retornos de la Seguridad Democrática. Como dicen por ahí “hay que darle tiempo al tiempo”.

    *Biloso:

    Simpáticos sus apuntes. Voy a tenerlos en cuenta, pues por lo que veo, fuí uno de los Colombianos que se comió el cuento de las “bandas emergentes”. Frente a la comparación de Hitler y Uribe, no era directamente las dos imágines, sino como lo comenté a otro forista, era “la reacción popular a un discurso de odio”. Clarmente, la analogía sí tiene lugar vista desde esa perspectiva.

    *Dalegro:

    Existe un cruel y paradójico evento histórico que retornó. Alberto Fujimori fue un presidente que hizo casi que exactamente todo lo que está haciendo Álvaro Uribe; claro está, sostenido y legitimado por un discurso de odio contra la subversión. No obstante, cuando se rindieron los grupos subversivos (mucho más pequeños y mucho menos organizados que las FARC por cierto), quedó un presidente que gastó sus 3 periodos presidenciales, sostenidos con legitimidad popular y triquiñuelas clientelistas, en tratar de acabar la subversión descuidando las demás esferas sociales. Sin contar que ahora es un delincuente de lesa humanidad.

    *RAFA XII:

    Yo no lo llamaría dictadura, pues tiene una dinámica diferente. Lo de Colombia y Venezuela se llama DEMOCRADURA (o dictocracia como mencionan algunos medios). Es decir, la legitimidad popular sostenida por un discurso de odio que mantiene a un lider en el poder, independiemente si erosiona fuertemente la institucionalidad (o lo poco que tiene de institucionalidad) de un país.

    Vea el caso de Fujimori en Perú o del PRI en México. Democraduras en todo su explendor. Igualmente ocurre a cualquier lado del río Táchira.

    *Tequendamia:

    Definitivamente, también me causo mucha rabia ver cómo el gobierno de Álvaro Uribe iba a poner un granito de arena en uno de los conflictos más absurdos y viciados de la historia de la humanidad (claro, por debajo de la guerra de Troya). No obstante, el 92% de los colombianos aprueba que parte del erario público se destine en un puñado de 100 a 400 soldados, que vayan a colaborar con los intereses de los grandes petroleros y parte de la clase política norteamericana. Vamos a ver si entre las “deudas” que dejará la seguridad democrática, estos lokos nos devuelven el favor.

  12. Sergio Méndez
    jueves 28 de agosto de 2008, 04:33 COT
    12

    Mulziber:

    De acuerdo en que la comparación entre Uribe y Hitler es absurda. Aunque si hay un punto en común, y es que el discurso político de Uribe se basa en el odio y el temor a un enemigo común al que se le atribuyen todos los males (las FARC y “el terrorismo”). Ya el resto de su comentario son un poco de lugares comunes (“este presidente que viene a rescatar a Colombia”) insultos y comentarios ad hominem (si los criticos del gobierno son “revolucionarios de cafetín”, ¿que con eso?) y malas argumentaciones (el punto no es en que momento hubo más violencia paramilitar. El punto es que buena parte del sector político que acompaña a Uribe – incluso probablemente el mismo presidente- tuvieron relaciones de larga data con los paramilitares. Uribe no será Hitler, podrá ser menos malo que Chavez, pero que importa…es en si mismo suficientemente malo y ese es el punto.

  13. Juan Zuluaga
    viernes 5 de septiembre de 2008, 22:25 COT
    13

    Muy interesantecomparar los discursos del odio. Los republicanos en EEUU andan en las mismas.

  14. equinoXio » » Corrupción “comparada”
    jueves 14 de mayo de 2009, 04:01 COT
    14

    […] el boom económico latinoamericano de 2005 y 2006, este Presidente hubiese quedado como una figura histórica… incluso, sus “adalides”, hoy quienes le echan codazos o están decidiendo […]



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    mayo 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook