equinoXio
 

Colombia - Cargada el 25.07.2017 21:11:29 COT 


Columnas

Las voces de equinoXio

Tráfico de influenza en Mosquera

impuesto de guerra Por: Sentido Común

27 dAmerica/Bogota Abril dAmerica/Bogota 2009 16:41 COT

 

Con la declaratoria del estado de “desastre natural”, el gobierno intenta conjurar la evolución de un mal común y endémico, la influenza, que ha afectado a algunos cerdos y amenaza con debilitar sus propias entrañas (las del gobierno).
La presencia del temible virus ha sido detectada recientemente en cercanías de la Zona Franca de Occidente, en jurisdicción de Mosquera Cundinamarca, y sus efectos han llegado hasta el propio Palacio presidencial. Los expertos aseguran que la enfermedad es transmitida por un insecto verde (similar a la mosca verde) de la familia Uribiasius-corruptoides, que se camufla sin mucha suerte entre los humanos, y que una vez ha inoculado el virus, pasa desapercibido por corto tiempo, hasta cuando se incuba el mal y la enfermedad sale a la luz pública.
El vicho transmisor de la influenza, que hace algún tiempo fue detectado en una sala de profesores de los Andes, donde su aleteo resultaba insoportable al momento de  calificar exámenes, frecuenta también los mercados artesanales y los verdes pastizales sabaneros, aunque también ha sido visto en cercanías de una gran pirámide.
La opinión se encuentra alerta y expectante sobre el desarrollo de este episodio cuyos síntomas son un profundo malestar, fiebre electoral y ganas de trasbocar.

Terremoto sacude al Perú

Homo Urbanis > impuesto de guerra Por: Sentido Común

8 dAmerica/Bogota Abril dAmerica/Bogota 2009 0:15 COT

Un fuerte remesón, sentido en buena parte del continente suramericano, sacudió esta tarde al Perú, al conocerse la condena de Alberto Fujimori a 25 años de prisión por los cargos de homicidio calificado, asesinato, lesiones graves y secuestro, hechos ocurridos durante la época de su largo mandato.

El “Chino”, como se le conoce coloquialmente, aspiraba a salir airoso del juicio que enfrentaba por violación a los derechos humanos en su país, e incluso tenía dentro de sus planes el de presentarse a una nueva reelección como presidente del Perú. Al parecer, su hija Kaiko tomará ahora las banderas del fujimorismo para buscar la presidencia y neutralizar el fallo judicial, tan adverso a su padre.

Dentro del proceso de defensa de los derechos humanos, la condena a un jefe de Estado por parte de la justicia de su propio país es un hecho sin precedentes y constituye la más clara señal de que el abuso del poder en contra de la humanidad no será más un crimen impune. La conducta arrogante que caracteriza a algunos mandatarios autoritarios y totalitaristas del planeta, conlleva la utilización del favor popular para enraizarse en el trono y doblegar el orden institucional al antojo de sus voluntariosas y particulares pretensiones.
 
Es de esperar que esta lección ejemplarizante sirva en adelante para que otros gobernantes asuman de mejor manera su autoridad…o para que definitivamente vayan poniendo sus barbas en remojo.

Del timbo al tambo

impuesto de guerra Por: Sentido Común

7 dAmerica/Bogota Marzo dAmerica/Bogota 2009 9:19 COT

 

Ilustración: Spy Vs Spy / Antonio Prohias
 

Atontada como siempre, Colombia asistirá en breve a una escena más del interminable sainete nacional con el cual el Gobierno del presidente Uribe mantiene la gobernabilidad y su propia popularidad en un increíble (y supuesto) alto nivel. Se trata esta vez del reversazo que tendrá que dar la reciente orden presidencial de trasladar las "chuzadas" del DAS a la Policía, en momentos en que el tema que inquieta a los colombianos no es el de las interceptaciones en sí mismas, sino saber quien es el autor intelectual del delito y cuales los fines que se persiguen con las ilegales escuchas; respuestas de obvia deducción hasta para mentes con un normal grado de estupidez, pero irresoluble caso por evidencias ocultas o inexistentes y negación a ultranza por parte del principal sospechoso, el Gobierno, como corresponde a estos vergonzosos casos de espionaje al “enemigo”, propios de regímenes totalitaristas. 

“A partir de este momento el DAS no ejercerá directamente la competencia para hacer interceptaciones con orden judicial. En cualquier caso, cuando se necesite una interceptación, además de la orden judicial, tendrá que hacerlo con la Policía Nacional…Nosotros creemos que la unificación de inteligencia para adelantar practicas de inteligencia puede conducir no solamente a que haya total transparencia sino también a que se dé más eficacia"    –   Presidente Álvaro Uribe, a propósito de su pretendida reforma a la inteligencia colombiana de la semana antepasada.
 
Las “chuzadas” no son nada nuevo y existen desde cuando el señor Graham Bell inventó el teléfono. El asunto aquí es netamente ético. Pareciera ignorar el señor presidente que las interceptaciones que estamos cuestionando los colombianos son las que carecen de una orden judicial, no las otras; en sus continuos bandazos el mandatario no está dando respuesta al país sobre el grave ilícito, responsabilidad política exclusivamente suya, toda vez que el DAS depende directamente de Presidencia, al menos hasta esta semana que termina.
 
En concepto del senador Jairo Clopatofsky, uribista hasta los tuétanos, desde el viernes pasado la sanción presidencial de la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia obliga a Uribe a recular en su propósito de dejar en cabeza de la Policía la función de “chuzar” las comunicaciones privadas de los ciudadanos; también en cumplimiento de la misma ley, el control y supervisión de las actividades de inteligencia y contrainteligencia pasará, de la órbita presidencial, a ser supervisado directamente por el Ministerio de Defensa Nacional o el propio DAS. Como quien dice, pareciera que la administración de la seguridad le quedó grande al Gobierno de la “Seguridad Democrática”. No estemos tan seguros, que él sabe cómo lava sus manos.
 
Nos surge de inmediato la pregunta ¿Y qué es lo piensa Uribe al momento de tomar una decisión que contraviene la actuación legislativa de su bancada y del propio gobierno cuando además, para variar, parece desconocer el orden institucional? Elemental, mi querido Watson, Uribe gobierna coyunturalmente para la opinión pública.
 
La opinión reclama un culpable y el gobierno escupe de sus entrañas a dos pequeños funcionarios de rango medio. La opinión rechaza las “chuzadas” y el señorito Juan Manuel propone cerrar el Das. La opinión reacciona condenando la venta del sofá y Uribe le tira las orejas al señorito Juan Manuel. La opinión pide castigo para los responsables y Uribe “castiga” al DAS, quitándole a futuro las “chuzadas” oficiales y chutándoselas a la Policía, donde hace menos de dos años se libró de un enorme escándalo descabezando a varios generales por este mismo hecho. La opinión aún no se repone de los brinquitos del presidente, cuando aparece sancionada una mohosa ley, embolatada en un cajón, que devuelve las “chuzadas” al DAS. ¿Al fin qué, Uribe?
 

Su simulado arranque de ira ante la revelación periodística de nuevas interceptaciones ilegales, y su reacción automática de posar de víctima para alejar de su gobierno la imagen de victimario, obedece en realidad a la estrategia de confundir y dividir para gobernar. Si algo puede haberle sacado la piedra al señor presidente no es que se haya espiado al partido de oposición, a los magistrados a cargo de temas delicados para el gobierno o a periodistas con las narices metidas en el asunto, pues todo esto se hizo a favor de sus intereses particulares, sino que los espías hayan dado papaya, poniendo en evidencia ante los medios y la opinión el pecado de violar el derecho fundamental a la intimidad.

 
La ley de Inteligencia y Contrainteligencia patinada por dos de sus mejores espadachines, Marta Lucía Ramírez y Jairo Clopatofsky, resume la intención de este gobierno de profesionalizar el oficio del espía telefónico, encubriéndolo y protegiéndolo de la justicia; en virtud de la reserva y el secreto profesional, los espías involucrados en asuntos de inteligencia y contrainteligencia podrán mantener oculto todo aquello que en virtud del ejercicio de sus actividades, hayan visto, oído o comprendido. Para la protección de las actividades de inteligencia y contrainteligencia, los espías estarán exonerados del deber de denuncia y no podrán ser obligados a declarar. Pero sobre todo, si usted, Jim, o cualquiera de sus hombres es sorprendido o muerto, nuestro gobierno negará cualquier conocimiento del hecho. Esta grabación se autodestruirá en cinco segundos…

Allá tú, acá yo

impuesto de guerra Por: Sentido Común

1 dAmerica/Bogota Marzo dAmerica/Bogota 2009 15:05 COT

Me llegan a esta columna dos historias que de alguna manera reflejan la imagen de los mandatarios de las hermanas repúblicas de Colombia y Venezuela. En orden a la libertad de expresión, a la democracia participativa y al equilibrio informativo, me permito publicar ambas colaboraciones.

Paraquito
Foto flickr: Mi Matadero Clandestino
 
Cuenta la corresponsal KU, de Blogotá DC, que estaban un arquitecto, un contador, un químico, un informático y el presidente Uribe alardeando sobre la inteligencia de sus perros…
 
El arquitecto ordenó a su perro:
         – Escalímetro, ¡muestra tus habilidades!  
 
El perro agarró unos ladrillos, unas tablas y se armó el solo una casucha. Todos admitieron que era increíble.
 
El contador dijo que su perro podía hacer algo mejor:
          – Cash flow, ¡muestra tus habilidades!
 
El perro fue a la cocina, volvió con 12 galletas y las dividió en 4 pilas de 3 galletitas cada una. Todos admitieron que era genial.
 
El químico dijo que su perro podía hacer algo aún mejor:
          –  Óxido, ¡muestra tus habilidades!
 
Óxido caminó hasta la refrigeradora, tomó un litro de leche, peló un banano, usó la licuadora y se hizo un batido. Todos aceptaron que era impresionante.
 
El informático sabía que podía ganarles a todos:
          – Megabyte, ¡muestra tus habilidades!
 
Megabyte atravesó el cuarto, encendió la computadora, controló si tenía virus, mejoró el sistema operativo, mandó un e-mail e instaló un juego excelente. Todos sabían que esto era muy difícil de superar.
 
Miraron de reojo a Álvaro Uribe y le dijeron:
          -Y su perro, ¿qué puede hacer?
 
El presidente llamó a su perro y le dijo:
          – Paraquito, ¡muestra tus habilidades!
 
Paraquito se paró de un salto, se comió las galletas, se tomó el batido, borró todos los archivos de la computadora, masacró a los otros cuatro perros, los enterró en una fosa común y consiguió la escritura de la casucha.
 
 
 
 
Uguito
Foto flickr: Carlos Abrego
 
Narra la corresponsal MCB de Maracaibo, Venezuela, que estaba un niño pequeño sentado en su sillita, recibiendo de su mamita las medias nueves, cuando en esas, ella le alcanza un vaso con jugo, sin darse cuenta de que no le había puesto azucar. El niño lo lleva a la boca, lo prueba y hace una mueca de desagrado, a la vez que dice a medialengua:
             –   ¡Ugo chabe malo!
             –   Si, Pedrito, es un HP – responde la mamita.

 

Uribe: 3 – FARC: 8

impuesto de guerra Por: Sentido Común

17 dAmerica/Bogota Febrero dAmerica/Bogota 2009 18:12 COT

Me sumo a las voces que reclaman la inmediata entrega de los cadáveres de las personas asesinadas, acto obligado de mínima humanidad por parte de sus verdugos, y en general, por parte de los actores de la guerra. Respaldamos y acompañamos la minga iniciada por los Awá para recuperar los cuerpos de sus hermanos, nuestros hermanos, víctimas de la demente violencia colombiana. Es increíble que esto esté sucediendo en nuestro país y parezcamos ajenos a semejante atrocidad.

Este artículo habla por sí mismo (clic).

 

FOTO: DAVID OSORIO / FLICKR – licencia creative commons 2.0 genérica

La Columna Mariscal Antonio José de Sucre, de las FARC-EP, informan a la opinión pública lo siguiente:
.1- Que el día 6 de Febrero del 2009 en el sitio Rio Bravo, municipio de Barbacoas Nariño, nuestras unidades guerrilleras detuvieron a 8 personas que recogían, por grupos, información sobre nosotros para luego llevarla a las patrullas militares que desarrollan operaciones en la zona.
.2- Estos señores realizaban exploraciones, ubicaban a la guerrilla y luego iban las patrullas del ejército para golpearnos. Individual y luego en colectivo, todos ocho confesaron que desde hacía dos años trabajaban con el ejército en esa labor.
.3- Ante la presión del operativo, su responsabilidad en la muerte de numerosos guerrilleros y su innegable participación activa que los implica en el conflicto, fueron ejecutados.
.4- Denunciamos la estrategia del gobierno y sus fuerzas represivas de involucrar a sectores de la población civil al conflicto armado y el trabajo militar a través de las recompensas, conformación de redes de informantes, familias en acción y demás ramificaciones de la política de guerra que practica el gobierno de Colombia donde coloca como escudo a los civiles y luego esconde la mano.
.5- Denunciamos el abuso que viene cometiendo el ejército en los operativos militares en donde han violado mujeres, han robado, maltratado a todo aquel que no sirva de guía o informante y también la práctica del sembrado de minas para obstaculizar la guerrilla con resultados muy negativos para los civiles.
.6- Esta acción nuestra no fue contra indígenas, fue contra personas que independiente de su raza, religión, etnia, condición social, etc, aceptaron dinero y se pusieron al servicio del ejército en un área que es objeto de un operativo militar.
.7- Invitamos a los dirigentes indígenas a no permitir que desde la gobernación o desde Bogotá los manipulen. Ellos saben del respeto nuestro por la comunidad civil. Los invitamos a no ser parte de la política del señor Uribe Vélez, pues aquellos que nunca han visto por estas comunidades indígenas y los han metido a la guerra, no pueden ser sus defensores, ¡Son sus verdugos!.
Columna Antonio José de Sucre – FARC-EP
Montañas de Colombia, Febrero 11 del 2009.
 
Lo anterior no es una crónica utópica de Daniel Ramos ni una inocentada de Sentido Común. Se trata del más cínico comunicado “oficial”, expedido por el grupo antisocial denominado FARC, contra cuyas acciones se levantó el país al unísono el 4 de febrero de 2008, mediante una memorable marcha que estos salvajes dementes parecieran desconocer.
 
El vil asesinato de ocho indígenas en Nariño, sur de Colombia, pretende ser justificado por los malhechores en este burdo texto como una retaliación por la supuesta labor de información al Ejército que los indígenas habrían realizado en contra de los facinerosos. Es muy poco lo que pueda decirse aquí que no haya sido dicho una y otra vez por los colombianos todos, sin distingo de “raza, religión, etnia, condición social, etc. “.  De plano y por unanimidad rechazamos la existencia de las FARC, como rechazamos a los paramilitares y todo asomo de violencia, canallada o violación de los derechos humanos.
 
Resulta inaceptable, por ignominioso, que estos forajidos que acusan al Gobierno de involucrar a sectores de la población civil al conflicto armado y el trabajo militar”, hayan cegado la vida de ocho civiles inocentes, supuestamente por estar de parte del Ejército, lo cual está lejos de ser un delito, como lejos de ello está revelar información sobre el paradero de asesinos, como son sus verdugos. Quien estas líneas escribe estaría dispuesto a hacer lo propio a cambio de nada, porque eso sí, no comulgo con el sistema de recompensas.
 
Con ocasión de la muerte de tres indígenas durante el inicio de la tortuosa marcha de varias comunidades aborígenes del país que en octubre pasado partiera desde Nariño para arribar a la capital del país, condenamos la acción y la omisión del Gobierno Uribe en este doloroso episodio. Mal haríamos en callar ahora que son ocho los hombres muertos, ya no por cuenta de la Seguridad Democrática, sino por el fuego obtuso de los fusiles de la guerrilla.

Sorprende y no sorprende el hecho de que muchos defensores de las causas indigenistas no se hayan pronunciado en este caso. Si bien es cierto, ante el bombardeo de mentiras de lado y lado, ya los ciudadanos reflexivos dudamos antes de dar crédito a las versiones oficiales o a las noticias diarias, una vez revelado este extravagante comunicado por parte de Anncol, canal oficial de divulgación sobre hechos producidos por las FARC, no nos cabe duda de que la masacre conocida días atrás mancha aún más las siniestras manos de los miembros de esa anacrónica guerrilla, en vía de extinción no solo por causa de la consabida Seguridad Democrática, sino por el agotamiento crónico de la paciencia de los colombianos. Es hora ya de entenderlo, señores dirigentes de la cuadrilla: no piensen tanto en Uribe, piensen en Colombia.

Obama en blanco y negro

impuesto de guerra Por: Sentido Común

21 dAmerica/Bogota Enero dAmerica/Bogota 2009 10:37 COT

 

Cumplida la emotiva ceremonia de posesión como el cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, queda flotando en el ambiente una clara sensación de esperanza en las nuevas directrices que gobernarán la acción de su país, influyente sin duda hasta los tuétanos en la vida de todos los terrícolas.
 
La llegada de Barack Obama al solio presidencial marca la evidente ruptura con un modelo de derecha, recalentado y en apuros, cuya cómplice laxitud con el sector financiero y su temeraria barbarie en lo referente a las relaciones internacionales dejan un balance abrumadoramente negativo a una gran nación que no merece el odio del mundo por cuenta de sus gobernantes.
 
Mirando a Obama, resulta recurrente y obvio encontrar similitudes con el triunfo de otro demócrata, John F. Kennedy, en especial por la luz de esperanza que brillaba a comienzos de los 60’s en todo el continente, por un simple hecho: el cambio. Y hablamos de cambio cuando hay una mejora. De Ike (Eisenhower) a Jack (Kennedy) la hubo y grande, especialmente si entendemos que Ike era algo así como el abanderado y dueño de la Seguridad Democrática local y mundial, y Jack llegó a sacar a su país de la caverna racista y, aunque mantuvo la guerra fría por políticas de Estado que no competen específicamente al presidente, buscó hermanar a su nación con el mundo, caso de la “Alianza para el progreso”, tan criticada entonces por sectores latinoamericanos de ultra izquierda. Su principal talón de Aquiles en el campo internacional resultó ser la crisis de Bahía Cochinos y las consecuencias que para Cuba, aislada del mundo gracias a Ike,  marcara el desenlace de este episodio en manos de Jack.
 
Volviendo al presente, hoy sale del poder, por la puerta de atrás y con la frente abajo, George W. Bush, actual representante global de la Seguridad Democrática; y sale de un zapatazo en la conciencia. Ojalá que lo reciba así también la conciencia colectiva que engrandeció a este pequeño hombre y apoyó sus atrocidades en el planeta, a nombre de la lucha contra el terrorismo; es que ese discurso no es un invento colombiano.
 
Hoy inicia su gobierno por primera vez en Estados Unidos un afroamericano, encarnando los sueños de Martin Luther King Jr., a quien visionar la apertura de caminos de paz y convivencia entre hombres de distintas razas le costó la vida. Con su triunfo se supone vencido el miedo a llevar verdaderamente a la práctica el famoso sueño americano. Los más favorecidos con ello serían no solo los guetos negros de pobreza en las grandes ciudades, sino todas las minorías étnicas, llámense latinos y orientales, que viven en condiciones de desigualdad, principalmente por razones idiosincráticas.
 
Barack Obama llega en momentos en que se viven grandes tensiones internacionales, como el conflicto entre judíos y palestinos, como las relaciones de Rusia con Ucrania por el gas o como la puja de las naciones latinoamericanas por avanzar hacia un esquema social, en contraposición del modelo neoliberal instaurado desde la era Pinochet, que ha aumentado vertiginosamente la distancia entre ricos y pobres.
 
Como demócrata, Barack tendrá que decidir qué tanto le interesa seguir contando con aliados retrogradas en lo social, y que manejan de manera  dudosa el tema de los derechos humanos, como Álvaro Uribe en Colombia, y qué tanto juego le da a mandatarios alevosos y enquistados en el poder, como Hugo Chávez en Venezuela. Tendría que empezar Obama por incluir en su agenda a la región, porque por lo pronto esta no aparece como prioridad.
 
Pero sin duda, la mayor tensión que enfrenta el gobierno de Obama es la crisis económica interna que vive su propio país y que ha repercutido de manera aterradora en el planeta. Hoy el capitalismo, con la boca abierta, ve caer sus estanterías ante la recesión de la economía mundial y los mercados. Dura tarea por delante la de construir bases sostenibles a largo plazo para el sistema monetarista, en una sociedad consumista que no ve más allá del dinero.
 
Con esa misma miopía se mira el tema ambientalista y la preservación del ecosistema. Con Barack, los republicanos tendrán la oportunidad histórica de reversar tantos errores cometidos con el planeta por los republicanos a nombre de la libre empresa. El mensaje alentador de Obama de que Estados Unidos se convertirá en líder de la lucha contra el cambio climático requiere de mucha gestión y claridad en la política ecológica para que verdaderamente surta algún efecto en el mediano plazo. Ojalá que logre prevalecer el interés global, sobre los mezquinos grupos de poder que seguramente estarán planeando desde ya la manera de ponerle un palo a la rueda del vagón ambientalista del cambio.
 
Promesas y esperanzas. Hagamos nuevamente un acto de fe y confiemos en que por una vez en la historia se aprovechará la oportunidad que brindan los malos tiempos y los errores. Es la oportunidad para Barack, para los Estados Unidos y para el mundo entero, de tomar un mejor sendero, basados todos en el sentido común.
 
(Columna de opinión – refleja el pensamiento del autor y no compromete a EQNX como colectivo)

El nuevo inquilino de la Casa Negra

impuesto de guerra Por: Sentido Común

5 dAmerica/Bogota Noviembre dAmerica/Bogota 2008 22:32 COT

The Black House

 

I. Barack: el elegido.

Finalizada la guerra de Secesión (1861-1865) de los Estados Unidos de América, tras la cual definitivamente se abolen allí la esclavitud y el mercado de negros, se iniciará un camino largo y tortuoso para los afroamericanos, quienes desde entonces luchan por reivindicar en la práctica, la igualdad de sus derechos civiles consagrados en la Constitución, en una sociedad que les discriminó desde el momento mismo en que se les brindó la libertad.
 
Mucho tiempo después, deportistas, actores, cantantes y músicos en general, son los encargados de abrir un espacio, al menos en la mente del blanco, para que poco a poco sus hermanos de raza puedan aspirar a una mejor posición social. Pero es Martin Luther King quien eleva a la política el reclamo de los afroamericanos. Su asesinato resiente las entrañas del movimiento pro liberación de los negros en Norteamérica, pero igualmente termina por concientizar al resto de población sobre los estragos y felonías causados por el racismo y la discriminación, en gran parte a través de una macabra organización centenaria, denominada el Ku Klux Klan.
 
El 4 de noviembre será recordado en los Estados Unidos como el día en que finalmente los blancos, con la ayuda de otras etnias, superaron la segregación racial, al menos hacia los afroamericanos. Un hombre, mitad negro, mitad blanco, es elegido como el cuadragésimo cuarto presidente de esa inmensa nación. Sin contar el obvio respaldo de los afroamericanos a un "hermano", no es el color de su piel lo que lleva al resto del electorado a elegir a Obama, sino un voto de castigo contra Bush por la situación económica del país, y por la impopularidad creciente de sus nacionales con las guerras que libra por ahí.
 
Adicionalmente, con una pulcra, aunque costosa estrategia publicitaria, Obama ha sabido vender la esperanza de cambio, sobre todo entre los jóvenes, que no quieren más de lo mismo que vivieron sus padres. Por efecto, otro muro ha caído en el mundo: el de la segregación afroamericana en los Estados Unidos de América. Resta esperar lo que esta "escisión" en favor de los negros producirá en la práctica para las cominidades más pobres de esa rica nación, dentro de las cuales crecen y viven también millares de latinos.
 
II. Sobre racismo y otras pestes en Colombia.
 
Quienes de niños lloramos leyendo La cabaña del Tío Tom o viendo la serie de televisión Raíces, entendimos así la maldad que abriga el racismo. No me fue difícil confrontarlo con la realidad. Escribo desde Colombia, un país racista que se precia de no serlo. Baste con ver el tratamiento dado a las comunidades indígenas que por estos días se encuentran reclamando sus derechos vulnerados desde la época de la colonia, para entender mi afirmación.
 
Resulta muy diciente que la marcha que miles de indígenas iniciaran en el sur del país para hacer notorio su malestar social de siempre y buscar soluciones concertadas con el gobierno Uribe, haya comenzado con la absurda muerte de dos indígenas a manos de miembros de la fuerza pública, presente en el lugar por órdenes gubernamentales.
 
Superando su tragedia, los descendientes directos de los antiguos pobladores de este, su territorio desde antes del desembarco de los españoles, siguieron su marcha para aguardar en Cali al presidente Uribe, con quien tenían cita la mañana del sábado 25 de octubre.
 
Sorpresivamente, ése día se conoció la llegada a la libertad del ex parlamentario Óscar Tulio Lizcano, quien se fugara de sus captores, las FARC. Y como dicen, coca-cola mata tinto. Uribe prefirió retrasar su agenda tres horas, para darles personalmente la bienvenida a Lizcano y al guerrillero que le ayudó en el escape. Tres horas en que los indígenas tuvieron que esperarlo al rayo del sol, mientras el presidente se daba un poco de pantalla e inventaba recompensas y premios para el guerrillero. Todo para publicitar más su trillada seguridad democrática.
 
Para cuando el presidente hubo llegado al lugar de la cita, los marchantes se encontraban exhaustos y tremendamente indispuestos para dialogar con el mandatario. Tras largas y más largas, el pasado lunes 2 de noviembre se reunieron nuevamente Uribe y los indígenas, pero sin soluciones satisfactorias y concretas, estos prefirieron seguir marchando hacia Bogotá.
 
Esa, la situación de las comunidades indígenas. Pero el racismo en Colombia se extiende a los afroamericanos, los mestizos, los mulatos y los zambos. Poblaciones de bajo nivel socioeconómico desde tiempos ancestrales, en una patria que les ha negado oportunidades tan básicas como la educación, el trabajo y la salud. Perfecto caldo de cultivo que conduce a la vía de las armas, que muchos han tomado erradamente, y que tanta sangre y dolor le ha costado al país.
 
A lo largo de su historia, Colombia ha tenido ya varios presidentes negros y mestizos, así como presidentes de origen muy humilde, pero ello de nada ha servido para desarraigar nuestro racismo endémico, y mucho menos para redimir los escollos del subdesarrollo.

En nuestros días, el meritorio ascenso a general de la República por parte de un hombre de raza negra, como es el caso de Luís Alberto Moore, se convierte en noticia rara de primera página, contrastando con nombramientos estratégicos o por conveniencia, como el realizado en cabeza de la señora Paula Moreno, cuota afroamericana que reclamara el Congreso norteamericano, con la cual el gobierno trató infructuosamente de salvar el TLC, como de igual forma, mediante el falso positivo dado recientemente por el presidente Uribe con la destitución de un importante ramillete de altos oficiales, ante la cercanía del triunfo de Obama, quien de seguro reclamará resultados a la vista en materia de Derechos Humanos, como requisito para una buena relación entre los países.

Aberrante situación la de redimir oscuros asesinatos de inocentes compatriotas, con la destitución o renuncia de los culpables. ¿Cómo no renuncia mejor el ministro de la Defensa, o lo que sería más honesto, el propio Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la República, el señor presidente de la República? Es que ellos dos son "blancos".

 

Enlaces de interés:
 
I. Barack, el elegido
 
II. Sobre racismo y otras pestes en Colombia

Al Congreso de la República

impuesto de guerra Por: Sentido Común

22 dAmerica/Bogota Octubre dAmerica/Bogota 2008 1:03 COT

 

"NO RENUNCIARÉ" / con el acompañamiento de la banda Cajanal
 
Por Hernán Andrade
Presidente del Senado
 
 
No renunciaré a esa paz que tú me das día tras día
A cambiar mis penas por tu alegrías
Y a ese poder que tu me das con garantía
No renunciare a esos viáticos que tú me das cada semana
A vivir constantemente escoltado
A pecar juntos los dos de madrugada
No renunciare ni a tus lujos
Ni a tus paras
Ni a tus cuotas
Ni a tus ‘primas’
Ni a tu loco proceder
Ni a tus pesos
Con los que me vuelvo loco
Ni a la frecuencia con que tu me haces viajar
 
No renunciaré a la ‘U’, si tú me das gafas oscuras
A saber que esto es pensión y no aventura
A pasar en limpio el camino de la vida
No renunciaré
Yo sin ti seria un barco a la deriva
Uno más de los que van por ahí perdidos

Y sin ti sentido no tendría mi vida.

Sígala con KARAOKE

Emmanuel Marulanda o El Derecho De Nacer (Capítulo X)

impuesto de guerra Por: Sentido Común

25 dAmerica/Bogota Mayo dAmerica/Bogota 2008 16:10 COT

BLOGOVELA

Basada (de alguna forma) en la inmortal obra de Ernesto Alonso, Puede contener escenas de sexo y violencia; niños menores de edad deben leerla en compañía de adultos responsables. Se publica en cortos capítulos por consideración con el público. Musicalización esmerada. Arme usted su propia historia.

Tiembla El Calvario

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Reunidos felizmente Emmanuel II y Clara Madre, esta obtiene en el reino el premio a la mujer del año. Clara Abuela ha logrado lo que ni el presidente de Francia pudo hacer por su propia popularidad (y de paso por Ingrid).
Los acontecimientos se precipitan
 
Mes y medio después, tras recibir de los farcos las consabidas coordenadas, el comandante de la Hacienda Venezuela y la Negra Grande de Colombia logran la liberación de tres hombres y una mujer, rehenes en poder de Emmanuel I y su combo, grupo beligerante que cuenta con los afectos de Hugo.  
 
Pocos días después las tropas del Ubérrimo cruzan la cerca divisoria con la Hacienda Ecuador y aplastan al alfil de Emmanuel I, Raúl Reyes, encontrándose en el sitio un computador, valioso filón que le servirá al señor del Ubérrimo para soportar las agudas críticas por la violación a la soberanía nacional de la hacienda sureña, regida hoy por Correa, capataz calanchín de Hugo; pero primordialmente con este computador, el Ubérrimo iniciará  un nuevo espectáculo ante la opinión de los súbditos del reino, el de la farcpolítica, con el cual intentarán calmar los posibles estragos de la parapolítica y el de la sobornopolítica de Yidis y Teodolindo.
 
A los seis días, en un nuevo positivo de la Seguridad Democrática, las tropas uberrimistas logran bajarse a Iván Ríos, una torre de Emmanuel I, con lo cual debilitan aún más la estructura de la gallada del Príncipe.
 
Pasan otros veinte días y Emmanuel I, quien prácticamente ha permanecido disecado en formol durante el último año, perece de muerte natural, como tanto se había vaticinado en el reino. Su muerte es confirmada una luna después (28 días) por la naturaleza mediante un sismo de 6.66 grados (el número del demonio) en la escala abierta de Richter. El epicentro ha sido El Calvario. El calvario lo vivimos todos los súbditos de la política.

 

Emmanuel I ha muerto, viva Emmanuel II.

 

 

Emmanuel Marulanda o El Derecho De Nacer (Capítulo IX)

impuesto de guerra Por: Sentido Común

21 dAmerica/Bogota Abril dAmerica/Bogota 2008 1:08 COT

BLOGOVELA

Basada (un poquito) en la inmortal obra de Ernesto Alonso, de la que toma parte del título aunque en últimas, nada que ver con esta. Puede contener escenas de sexo y violencia; niños menores de edad deben leerla en compañía de adultos responsables. Podrá ser reproducida para fines no comerciales. Se publica en cortos capítulos por consideración con el público. Musicalización esmerada. Fotografía a partir de imágenes bajadas de Internet. Arme usted su propia historia. Si equinoXio no responde por el contenido, Sentido Común lo hará.

Nanay cucas

El mapa genético de los colombianos

 

 

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Providencialmente el señor del Ubérrimo descubre que el pequeño Emmanuel II no se encuentra en la jungla, sino que, como en los buenos cuentos de hadas, ha sido salvado por un pobre campesino y dejado en una cesta a las puertas del Instituto de Bienestar Familiar, al estilo Moisés.

Pero al muchachito no lo han echado río abajo sino que lo cuidan y lo consienten, para curarlo de los vestigios de un mal parto y el terrible maltrato moral que le significa haber nacido en cautiverio, mitad guerrillero, mitad secuestrado, y encima, haber sido arrancado del seno materno.

Días antes, los muchachos de Emmanuel I han tratado infructuosamente de recuperar a Emmanuel II para internarlo de nuevo en la selva y hacer la pantomima de su entrega como parte del combo “D3en3” que lanzarán los vasallos farcos, en asocio con Piedad y Hugo.

Astutamente, el capataz de Hacienda Colombia ordena entonces sacarle un chorrito de sangre al niño, realizar con este la prueba del ADN y demostrar que el camarada Hugo está a punto de hacer el oso del siglo, pues no tiene ningún niño para entregar. Para entonces, el de la boina roja conoce ya las coordenadas donde se encuentran Clara madre y la senadora no muy importante para la trama de esta blogovela, y sin hacer mucha alharaca sobre lo sucedido al niño en manos de sus aliados, los farcos, Hugo recoge gratitud y aplausos a dos manos por su labor humanitaria en pos de la unión de la familia bolivariana.

Clara abuela y Clara madre ya están juntas, falta Emmanuel II. Corren entonces a un orfanato donde hallan triste y abandonada a la criatura. Los capataces de Hacienda Colombia y Hacienda Venezuela sienten ahora que su lucha intestina está ‘en tablas’. (Continuará).

Introducción: CUANDO LOS NIÑOS JUEGUEN

Capítulo I: OPERACIÓN MARQUETALIA

Capítulo II: LA PATRAÑA DE PASTRANA

 

Capitulo III: DEFINITIVAMENTE LA CAGUARON

Capítulo IV: EL ASCENSO PARA MILITAR

Capítulo V: LA MACULADA CONCEPCIÓN

Capítulo VI: DE MONCAYO, SOLO UN CALLO

Capítulo VII: PIEDAD CON HUGO

Capítulo VIII: HUGO SIN PIEDAD

Capítulo IX: NANAY CUCAS

Todas las columnas:

Información al instante

RSS

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Artículos destacados:

    Entrega inmediata:

    

    Entradas por mes


    Julio 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook