equinoXio
 

Colombia - Cargada el 17.04.2014 03:58:26 COT 

La lengua me tiene de la lengua

Columnas > Limpia - Mente
Por

viernes 29 de junio de 2007 20:09 COT

La obligación de estudiar la lengua española "me tiene de la lengua"; pero me encanta. Gramática, sintaxis, concordancia, son palabras que suenan ajenas, distantes y aburridas, que evocan olor a papel viejo y a hojas amarillas y polvorientas; pero en la práctica, al mirarlas con otros ojos, me devuelven la conciencia de lo complejo que es el cerebro humano.

Colibrí

También me permiten apreciar la posibilidad que tengo de usar esa herramienta innata que es la capacidad de comunicarme mediante el uso voluntario de los distintos lenguajes que he ido aprendiendo a lo largo de la vida y que tengo a la mano para interactuar con los de mi misma especie y hasta con algunos animales.

Según sostiene el sicólogo evolucionista Steven Pinker en su libro Cómo funciona la mente, el ser humano posee un lenguaje universal del pensamiento, en el cual basa el conocimiento conceptual, que él denomina "mentalés"; la diferencia aparece cuando usamos el sistema de códigos que aprendimos para expresar el contenido de los pensamientos, ya sea mediante el lenguaje oral, el escrito y el de señas, por mencionar algunos.

Por ejemplo, cuando un gringo, un francés, un portugués y yo pensamos en la palabra "silla" (sin meternos en sutilezas interpretativas, que ese ya es otro asunto), pensamos en el mismo concepto; pero al pronunciarla, salen unos fonemas que suenan según el idioma que aprendimos y que, en ese mismo orden de ideas, también se escriben distinto. De la boca del gringo brota una palabra que se escribe chair; chaise, de la del francés; assento, de la del portugués, y de la mía, que hablo en español, sale una que se escribe silla. Eso significa algo así como que aunque todos pensemos en la misma palabra, cuando la convertimos en lenguaje oral nos suena distinto, según el idioma.

Cada lengua tiene un alfabeto. El repertorio del alfabeto de la lengua española tiene un menú conformado por 26 letras (22 consonantes y cinco vocales, además de la letra Ñ); con estas letras, combinadas y vueltas a combinar entre sí, se han escrito cartas de amor, testamentos, El Quijote, todos los poemas del habla hispana y los traducidos de otros idiomas, la Wikipedia, la Enciclopedia Barsa de mi infancia (con su pasta roja y el infaltable "Libro del año"), la receta de la paella…

Rastreando en la red encontré que hay un idioma considerado por algunos como el más simple entrelos 6000 que hay inventariados en el mundo. Lo hablan los 200 miembros de una tribu llamada Piraha, que habita en el Amazonas brasileño. Su idioma, en el que no existen pronombres, números, nombres para los colores, ni tiempos verbales tiene un alfabeto que se compone de 8 consonantes (siete para las mujeres) y tres vocales. Me evoca al idioma del Uqbar de Borges.

En el mundo hay muchas formas de comunicarse mediante lenguajes escritos. Hay un total de 11 alfabetos, cada uno de ellos con varias subdivisiones y con letras específicas según el idioma. También hay silabarios, que son caracteres o símbolos que en conjunto representan sílabas para formar palabras, e ideogramas, que son representaciones gráficas de ideas.

baobab

Pero hay un lenguaje asombroso, que se remonta al origen de la vida misma; me refiero al lenguaje de los genes. No dejo de maravillarme cada vez que recuerdo que cualquier forma de vida es la manifestación de un texto que da forma al ADN y que está escrito con un alfabeto de cuatro letras, que son la A (Adenina), la G (Guanina), la T (Timina) y la C (Citosina). Estas cuatro bases nitrogenadas (cinco con la U de Uracilo, que en el ARN va en lugar de la Timina), hiladas en la compleja espiral de los genes, dan como resultado milagros de vida tan disímiles que van desde la bacteria de la tuberculosis, hasta una ballena azul; desde un colibrí, hasta un champiñón o un gigante baobab africano; desde el temible dragón de Komodo, hasta las plumas del pavo real.

Dragón de Komodo

Y gracias a ese lenguaje primigenio y a los vericuetos evolutivos puedo usar lenguajes para hablar del lenguaje, del idioma y de la lengua. Y, aunque quienes me oyen o me leen lo hacen desde su propio bagaje histórico y cultural, gracias a ese mismo lenguaje los otros pueden tener una idea aproximada de los pensamientos abstractos que quiero expresar.

Etiquetas:



47 comentarios a la entrada “La lengua me tiene de la lengua”

  1. daniel medvedov
    sbado 30 de junio de 2007, 11:54 COT
    1

    Apreciado Markota,
    Las cuatro letras del codigo genetico tienen un valor arbitrario, al ser identificadas con la primera letra de las cuatro bases nitrogenadas. Sin embargo, mis investigaciones de laboratorio , (soy medico y, a la vez linguista) me han llevado a un asombroso descubrimiento. En pocas palabras, dejame describir, con tu permiso digital, algunos postulados, (no los llamo “hipotesis”, puesto que tengo la seguridad de las inferencias) del codigo linguistico inscrito en los genes.
    Las cuatro bases, plus el uracilo, tienen un valor fonetico vocalico universal: A, E, O, U y la vocal I, para el uracilo. A su vez, los 20 aminoacidos tienen valor analogico de las 20 consonantes, B, C, D, F, G, H (Valor heterofonico, tanto como vocal como consonante, equivalente al Hidrogeno {no tiene nada que ver la coincidencia con la H, de su nombre},J, K, L, M, N, P, Q, R, S, T, V, W, X, Z. (las otras son convenciones de cada lengua) Segun la Teoria Biogenetica del Lenguaje, en todas las lenguas naturales hay solo ocho elementos: A, B, G, D, L, M, I, H. correspondientes a los ocho aminoacidos esenciales que el cuerpo no puede sintetizar. Obviamente, cada uno de los ocho elementos tiene sus correlatos y variantes. Pero, lo que es mas asombroso es el hecho de que la categoria vocalica es responsable de la reaccion alcalina en nuestro cuerpo, y ello se puede ver en nuestra saliva. Por otra parte, la categoria consonantica, es responsable de las reaciones acidas. Ello conlleva al equilibrio base-acido del pH, el valor 7, imagen de nuestra salud.?Que tienen que ver en todo eso los animales, que no hablan, como osotros, y , por ende , todo el mundo organico? La respuesta es la siguiente: el mundo organico, en su totalidad, hace las veces de archivo para el codigo linguistico-genetico. En esa via, las proteinas son verbos, las enzimas son afijos (modificadores de sentido de las raices-palabras, y los genes son oraciones bien-formadas, (alrededor de unos 30.000 en cada lengua). Esa lengua de las Amazonas, resulta que usa solo los ocho sonidos “esenciales”. Me alegraria conversar mas sobre este fascinante tema.
    Con afecto linguistico-genetico,
    Daniel Medvedov

  2. lully desnuda
    sbado 30 de junio de 2007, 13:53 COT
    2

    Hola Markotita, qué gusto leerte por equinoXio!
    “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente”. (Ludwig Wittgenstein)

    La reflexión, divina, como para cerrar esta enrada con broche de oro.

    Me llevo en la mente la imagen de ese temible dragón de Komodo, me parece lindo a pesar de lo peligroso que pueda ser.

    Interesante mezcla la de Daniel, médico-linguistico.

    Un abrazo equinoXial!

  3. Una reflexión sobre la Lengua « Markota
    sbado 30 de junio de 2007, 14:13 COT
    3

    [...] Junio 30th, 2007 Los invito a leer el artículo que escribí para equinoXio, titulado “La Lengua me tiene de la lengua”. [...]

  4. Markota
    sbado 30 de junio de 2007, 19:04 COT
    4

    Hola, Daniel. Gracias por tu visita y por presentarnos tus postulados. Estuve buscando y no pude encontrar nada en internet sobre la Teoría Biogenética del Lenguaje. Espero poder leer algo sobre ésta.

    Me parece importante aclararte que yo soy periodista, y no química o médica.

    Me quedé pensando en que si cada base nitrogenada equivale a una vocal del alfabeto español (que es una derivación del latino) y cada uno de los 20 aminoácidos tiene un valor analógico con las consonantes, ocho de los cuales son esenciales para el ser humano (acabo de aprender que hay otros dos que se consideran semi-esenciales), y que además las proteínas son como verbos, esta descripción que haces, a mis ojos legos, ante todo resulta poética. Si los genes equivalen a 30 000 oraciones bien formadas, en mi organismo habitan textos que pueden leerse como quien hojea un libro.

    Mi apreciada Lully, los límites de mi lenguaje están marcados por los límites de mi corteza cerebral. Eso es así. Pero que haya lenguaje y que yo pueda producir sonidos a voluntad para comunicarle a otros algo de lo que pasa por mi unidad sellada, es asombroso. Y, como ocurre con tantas de las cosas asombrosas que nos habitan, nos resultan tan obvias, que no las vemos.

    Un abrazo a ambos.

  5. daniel medvedov
    sbado 30 de junio de 2007, 20:19 COT
    5

    Apreciada Markota,
    Me alegra saber que eres una mujer, me siento mejor escribirte sobre la lengua. Si, es poetico todo lo que escribimos, y tu articulo, sobre todo, hunde raices en el arte de contar.
    Hay un escrito mio sobre el Arbol de las Lenguas que fotografiaste mas arriba, en ALMACEN, revista poetica, Archivo , un homenaje al poeta Francisco Pino. Todos somos legos, yo primero,
    Un calido abrazo, Daniel Medvedov

  6. EL LINGÜISTA
    sbado 30 de junio de 2007, 20:44 COT
    6

    Hola Dra Doolittle: Que le manda decir el gato que no olvide comprar atún de camino de regreso, ah, y que saludos de la iguana, y que le manda decir que gracias por publicar su foto como ella se lo había pedido, pero que por favor no se tome tan en serio lo de “interactuar con los de mi misma especie y hasta con algunos animales”.
    ATTE YO :-)

  7. Markota
    domingo 1 de julio de 2007, 08:01 COT
    7

    Hola, Daniel. Ese Baobab africano que aparece más arriba, al que tú llamas “El árbol de las lenguas”, está en África. Me habría encantado que las fotos fueran mías, pero todas son de Wikipedia. Cada una tiene un enlace a la página original.

    Mi apreciado Lingüista: ¿Por qué te gustan tanto los enlatados? Es lo mismo que piensas llevar a la Catedral de sal de Zipaquirá, que es donde nos vamos a refugiar cuando caiga el meteorito. De todos modos, haré la tarea con mucho juicio, prometo llevar el atún; de pronto le encimo algún ratoncito blanco, en su salsa.

    En cuanto a lo de la iguana, eso es una calumnia. En primer lugar, ella no es ELLA, sino ÉL. En segundo, no es una iguana, sino un Dragón de Komodo o Varano.
    En tercer lugar, eso de interactuar con algunos animales es algo inevitable en la vida cotidiana. De esos hay muchos en los semáforos, en la fila del banco, etc… Inclusive, a veces hay más que de los de mi misma especie, mi apreciado THILO. Un abrazote ;)

  8. daniel medvedov
    domingo 1 de julio de 2007, 21:22 COT
    8

    Markota, amiga,
    Mandame un pedazo de piedra con oro de Zipaquira, o una piedra de MUIRAQUITAN,
    amuletos
    D

  9. Sentido Común
    lunes 2 de julio de 2007, 23:44 COT
    9

    Las maravillas del lenguaje, sí. El baobab me recordó automáticamente uno de los libros que más amo, El Principito, quien cuenta que el habitante responsable de cierto planeta dejó crecer tres semillas de baobab que con el tiempo acabaron invadiéndolo. En una clara alegoría a la pereza, ese delicioso vicio que debemos disfrutar, pero con límites.

    Ya que tocas el tema de los animales, te manifiesto que mi punto de vista es contrario a quienes ven en el lenguaje un aspecto más de superioridad frente a las demás criaturas. Casi todos los animales se comunican mediante complejos lenguajes que van desde los olores, pasando por los sonidos y terminando en lo gestual. ¿De qué nos sirve tanta sofisticación linguistica, si como especie no hemos sido capaces de cuidar nuestros baobabs?

  10. Markota
    martes 3 de julio de 2007, 09:19 COT
    10

    Hola, Sentido Común.

    Estoy de acuerdo contigo. No creo que el hombre sea el centro del universo, nada más equivocado. Somos el centro del universo, pero para los de nuestra propia especie. Acabo de hacerle un chiste antropocéntrico a THILO. Me retracto. Si actuáramos como actúan las otras especies, no depredaríamos el hábitat, no seríamos indiferentes al sufrimiento que les ocasionamos a las especies de las cuales nos alimentamos y no agotaríamos los recursos de una forma tan despiadada e irresponsable como lo hacemos. Actuamos contranatura. Los lenguajes nuestros son sofisticados, pero muchos otros lo son tanto o más que los que que traemos de fábrica y los que hemos construido.

    Sí hay una diferencia, y es que tenemos la autoconciencia. Que hemos podido, bien o mal, construir cultura a través de la oralidad y la palabra escrita.

    Pero, eso es una característica de nuestra especie que nos pone en posición de ventaja. Tal vez aquí está el equívoco: ventaja no significa necesariamente superioridad; de hecho somos capaces de poner en riesgo de extinción a las otras especies. Somos depredadores naturales del planeta y todo su contenido; eso, definitivamente, no nos hace superiores. En realidad somos una seria lacra para el ecosistema.

    Me encantó tu post “Sí somos animales” sobre el maltrato no solo a los animales, sino al prójimo en posición de vulnerabilidad y el abuso de las posiciones de poder.

    Lo de los baobab, tenía su doble intención. Podría haber escogido a las sequoias.

    De todos modos, poder mirar cómo funciona nuestro cerebro, no deja de ser sorprendente.

    Un abrazo.

  11. daniel medvedov
    sbado 7 de julio de 2007, 08:33 COT
    11

    Apreciada Markota:

    Comento esta zona de tu escrito:

    “Me quedé pensando en que si cada base nitrogenada equivale a una vocal del alfabeto español (que es una derivación del latino) y cada uno de los 20 aminoácidos tiene un valor analógico con las consonantes, ocho de los cuales son esenciales para el ser humano (acabo de aprender que hay otros dos que se consideran semi-esenciales), y que además las proteínas son como verbos, esta descripción que haces, a mis ojos legos, ante todo resulta poética. Si los genes equivalen a 30 000 oraciones bien formadas, en mi organismo habitan textos que pueden leerse como quien hojea un libro.”

    En realidad, las vocales son un modo categorico del lenguaje, junto con su aspecto reflejo, las consonantes. Las dos naturalezas del sonido controlan en el organismo la alcalinidad y la acidez. El hecho de pronunciar algo, de “proferir” algo, en una de las miles de lenguas, mas alla de usar
    “letras espanolas” o de otra lengua, es humano, existencial. Claro que los animales tienen su comunicacion: cada mirada, gesto, postura corporal o ruido, sonido, vaho, etc., son correlatos de nuestros verbos, adjetivos, sustantivos, conjunciones. preposiciones, articulos, interjecciones, pronombres – las famosas ocho partes de la oracion, que, por cierto estan dominadas por las ocho glandulas endocrinas.La sintaxis es un fenomeno hormonal !
    Las variantes de la fonetica son infinitas, pero hay elementos basicos minimos. Lo poetico de todo esto es que tus textos, las casi 30.000 genes del “genomio” (no “genoma” – termino mal traducido en espanol, ya que el sufijo “-oma” se usa solo para enfermedades graves de descomposicion de tejidos), vuelvo, -tu “genomio” esta lleno de textos extraordinarios que, algun dia, no muy lejano, se podran leer, como un libro de la vida. Tu primera lengua hablada en la infancia va a ser el sistema de referencia de esa lectura poetica. Actualmente, los genetistas, como no saben linguistica y, lo peor, los linguistas que no saben genetica y medicina general, no son capaces siquiera de atisbar el futuro de tales lecturas. ?Recuerdas a HAL de la “Odisea espacial 2001″? No hemos llegado a eso.
    Abrazos,
    Daniel Medvedov

  12. daniel medvedov
    sbado 7 de julio de 2007, 09:18 COT
    12

    Markota, amiga:
    Con tu permiso, tengo aqui unas palabras sobre HAL y su Odisea. Espero que sea de utilidad para los interesados.
    Se trata del sentido secreto de la Odisea Espacial 2001:HAL

    En la película de Kubrick, tanto los monos como los astronautas humanos quedan perplejos frente al monolito que, dicho sea de paso, es una estela.
    ¿ Qué es el monolito-estela? Es el legado sin palabras de una civilización anterior que ha alcanzado niveles de expresión y estilo, ni siquiera sospechados por los ingenieros de los actuales avances tecnológicos. Es comprensible que los monos se maravillen con las aristas de la estela – su sentimiento es puro y natural. No obstante, los humanos tocan el mismo objeto con burda desconfianza y mera duda intelectual y su estado anímico se debate entre el asombro y la ironía necia de los “civilizados”.
    Hay en el Popol Vuh, el libro sagrado de la cultura y civilización maya, un episodio en el cual los humanos son castigados y transformados en monos, “rebajándose la condición de su sangre”. La visión no es contraria al darvinismo sino inversa: los monos son humanos degenerados, a razón de un castigo que los dioses le han infligido como consecuencia de sus desmanes sexuales. Si a ver vamos, es esta otra teoría sobre la existencia de los monos y sus cuarenta y ocho cromosomas.
    El problema del sentido de la película de Kubrick no se resuelve con verla mil veces: puede uno verla cuantas veces desee, pero con ello no la va a entender o comprender mejor: se necesita la clave del código de lectura que está utilizando el autor de la metáfora y este código es de naturaleza óntica, existencial.
    El monolito-estela es un legado de una civilización lejana en el tiempo y su asombrosa perfección deja perplejos tanto a los simios como a los humanos astronautas. La odisea espacial es la historia ontológica de un viaje a través de la placenta y todo lo que ocurre en la película se ubica en el período de gestación de nueve meses que el ordenador HAL esconde en el nueve de su nombre: HAL 9000. Las mismas naves de la película, detalle que ha escapado a los críticos, tienen formas reveladoras: una tiene forma de espermatozoide y otra de óvulo. No se trata de realismo aerodinámico sino de morfología simbólica y el hecho de que Stanley Kubrick haya contratado dos asesores de la NASA para la realización de los diseños se enmarca en la búsqueda metafórica de la forma óntica y ontológica de la historia del Ser, cosmonauta de la vida eterna del cosmos.
    El misterio de la existencia que todos desean conocer es la gestación y en la película de Kubrick, ello se percibe en el episodio trascendente del cuarto inmaculado, donde una luz translúcida inunda la pantalla, mientras que el Ser – náuta del cosmos – asiste al paso de su senectud a su nacimiento.
    Las fotos de Nielssen, realizadas con fibra óptica y publicadas en la década de los sesenta en el famoso libro BEHOLD MAN, son utilizadas por Kubrick como clave de lectura de su película. La odisea del nacimiento humano es una odisea espacial: un nacimiento de un niño reviste el mismo misterio en el 2001, como en el año mil o diez mil o cuanto sea, antes de Cristo. El libro de Homero –me refiero a la Odisea-, cuenta la experiencia ontológica del Ser, el Nadie, como de hecho se llama Odiseo: cada isla donde él descansa es una de las tantas experiencias existenciales que el Ser necesita consumir hasta alcanzar el estado de madurez cósmica y por ende existencial, estado que lo llevaría hacia su hogar, otra isla, la Ithaca de Penelope. Pero este es otro tema y otro libro.
    En la película de Kubrick, HAL es la metáfora del cerebro humano que retrocede en su trayectoria de acumulación de datos y experiencias ónticas, hasta alcanzar el momento de la muerte: para ello necesita “ponerse a cero”, como todo aparato. Así lo han demostrado miles de testimonios de muerte virtual que han hecho historia en los anales de la medicina moderna. Este proceso de retrogresión es ilustrado en la película de modo mecánico y a la vez, sentimental y romántico. No obstante, la realidad del hecho se traduce en un proceso cósmico que ocurre en el plano cerebral de todo sujeto que se está muriendo. El cerebro humano no es un ordenador, como están tentados a creer todos los profetas de la cibernética: es tan sólo el teclado del ordenador. Con esa clave de lectura simbólica y metafórica, cualquier espectador de la película de Kubrick puede comprender los episodios de la pantalla.
    El desafío no ha pasado de moda: aún hoy, el mensaje del autor se muestra vigente y su presencia es como otro monolito-estela para nuestra generación.
    ¿Cuál es entonces el sentido secreto de la película de Kubrick?
    Antes que todo, hay que decirlo, el episodio de los monos es una parodia. Lo asombroso es que los científicos han caído en la trampa del cineasta: han tomado en serio la metáfora del hueso arrojado que se transforma en cohete espacial y han escrito sendas páginas sobre cómo el ser humano ha pasado de la forma simiesca al estado actual de las cosas, sin ahorrarse las interpretaciones acerca de la violencia que ha perdurado en la naturaleza humana. Kubrick ha hecho una parodia de las ideas que están de moda en nuestros tiempos y el monolito-estela aparece allí para romper la lógica de la teoría de la evolución.
    El Ser, nuestro Ser, es cósmico, eterno y trashumante, es el verdadero astronauta de la existencia. Todo lo que discurre en la película de Kubrick, habla de la Odisea del Ser, de su transformación inevitable, de su transfiguración, de su transsubstanciación, el griego metusiosis, término totalmente oscuro en el cristianismo de hoy. Estos conceptos eran mejor comprendidos por Homero, Heráclito o Pitágoras, que por los científicos genetistas de nuestra cultura cibernética. Por otra parte, lo que suena aún peor, es la pretensión de los apóstoles de la nueva era, que hablan de reencarnación y regresiones. No hay que hacer conjeturas sobre las cosas más importantes, sostenía Heráclito, hace más de dos mil quinientos años. ¿Quién respeta esta sugerencia ?
    El monolito no es tan sólo un monolito, es una estela y como estela, sugiere y exige una lectura sin palabras, con su mera presencia: ya lo dijeron aquel poeta-médico francés que visitó las estelas chinas de las encrucijadas de los caminos y Stephens, el explorador americano de los caminos mayas, en el siglo diecinueve. Una estela es una piedra filosofal, una piedra de toque, una piedra angular y una piedra-clave, una piedra negra de ónix de los alquimistas y ladrillo de los constructores.
    A su vez, HAL es una generación anterior a la IBM:
    (En el alfabeto)
    H antes de I
    A antes de B
    L antes de M
    En maya, HAL es la palabra que designa a la verdad, un término ritual de los sacerdotes, “hombres verdaderos”(halach uiniques) y Kubrick, tal vez, no desconocía todo eso.
    El episodio del hueso fue tomado en serio cuando de hecho es una burla paródica a la teoría de la evolución de la humanidad. El monolito-estela plantea este dilema y, como tal, es la clave secreta de la película. No fue hecho por unos monos sino por una civilización anterior a los cosmonautas.
    La Odisea Espacial 2001 es el testimonio de un artista-filósofo que ha encontrado el misterio de la existencia y se ha enfrentado a sus desafíos. Este misterio es el Ser, una entidad multisapiente, cósmica y eterna que puede acceder a los mapas de su itinerario en cualquier momento de sus peregrinaciones. Kubrick plantea los problemas filosóficos y existenciales que han acosado la humanidad desde tiempos muy antiguos. Como un hueso arrojado por simios en el aire es una nave lanzada por los humanos en el cosmos.

    La nave regresará a su base como el hueso que va a caer en la cabeza de los monos luego de alcanzar su acmé, el punto máximo de la trayectoria. La lógica de la semejanza nos recuerda las palabras de Don Juan Manuel escritas hace casi mil años: ”sólo por semejanzas podemos comprender las cosas sotiles(sic) a causa de nuestra carnalidad gravosa.”. Es cierto, somos gravosos, pesados: en los artículos que he leído hasta ahora sobre la Odisea Espacial 2001, no he encontrado ideas satisfactorias sobre el testimonio de Kubrick. Algunos autores son irónicos y prepotentes, otros necios e infantiles y encontraremos también a los sabelotodo que ya han decidido que la película es un hito pasado de moda. El caso de HAL es el que ha sido tratado con mucha atención por los críticos. En la película, la inteligencia artificial es engendrada a través de protocolos muy similares a la gestación humana y a la serie de etapas existenciales del Ser: infancia, adolescencia, juventud, madurez, senectud.
    El creador de HAL le ha instilado sus propias angustias, canciones infantiles y temores. Estos “fusibles” de la inteligencia y de la memoria que el cosmonauta superviviente ”desconecta”, son tantos nudos de la formación intelectual de HAL. Él es capaz de leer los labios sin sonido y de comprender el alfabeto de los gestos: la Prosémica. Hoy día, a pesar del avance tecnólogico, carecemos de una teoría del lenguaje y de un código general de las lenguas, equivalente al código genético y tampoco tenemos una tabla periódica de los elementos del lenguaje, en la cual los gestos, los sonidos, las miradas y otras tantas informaciones del lenguaje corporal que tienen valor comunicativo y aparecen de modo predictivo en un sistema lógico de conexiones fisiológicas. Nadie se percata que este código general de las lenguas es la clave para alcanzar el estado de HAL.
    Fue gracioso asistir en estos días de diciembre, a los gestos de sigilo verbal que los jugadores de tenis australianos utilizaban en los partidos de doble para comunicar sus tácticas y estrategias. Los jugadores se tapaban las bocas con mucho esmero y tales gestos han traído en la pantalla de nuestra memoria el caso de HAL. Según parece, HAL estaba entre los espectadores del Palau Sant Jordi y las secretas palabras fueron decodificadas: ¡ la Copa Davis está en manos de los españoles!

    Los códigos y HAL

    El avance de una cultura no se mide por el grado de sofisticación de sus máquinas sino por la capacidad de apertura que sus usuarios tienen para comprender los recónditos espacios de la consciencia.
    No se trata de computar el tamaño y el poder de los aparatos y de sus mecanismos para hacer una analogía con las predicciones de la película de Kubrick. Habría que ver si el hombre haya o no logrado ampliar su comprensión de los misterios del lenguaje. Hoy día podemos festejar el descubrimiento de cuatro códigos: el código genético, gracias a Watson y Krick, del código químico, que el ruso Mendeleiev presentó hace más de cien años en su tabla periódica de los elementos, del código binario, descubierto por Leibnitz e instituido por Boole y del código musical, conocido por Pitágoras y luego revelado por Guido d’Arezzo. Estos cuatro códigos necesitan de otro más, el código lingüístico, para completar la tarea de requerimientos mínimos para la construcción de una máquina inteligente y “sentiente”.
    La gente de la calle se maravilla con los avances tecnológicos y mecánicos de nuestra actual generación pero ignora un hecho crucial: es el lenguaje lo que genera el avance de una sociedad y no la máquina.

    ACCEDER e INTIMAR son dos verbos que toda sociedad debe aprender a conjugar. A través del código genético, hemos accedido e intimado con los secretos de la vida celular y todo ello a través de los ordenadores. A través del código musical hemos podido acceder e intimar con los ritmos y el sonido de la naturaleza y con este mismo código es posible hoy, que un ordenador sea el creador de una fuga o de una sinfonía. Por medio del código químico hemos podido penetrar en los misterios de los elementos y gracias al código binario, hoy por hoy disfrutamos de los avances cibernéticos que han traído luz sobre la memoria y sobre la rapidez de los procesos lógicos de almacenaje. No obstante, nada sabemos del código del lenguaje. ¿Dónde está el código general de las lenguas?
    ¿Dónde está la tabla periódica de los elementos del lenguaje? Es esta una pregunta digna de un estudio múltiple, parecido a la serie de reportajes sobre la Odisea de Kubrick. Hay pocas personas que pueden responder a estas preguntas. Entre algunos nombres puedo citar a Noam Chomsky, a Umberto Eco, a Daniel Medvedov, a Maraal Gavaldá. Celebro si acaso haya otros que puedan estar en esa lista.
    El ojo de HAL, este mundo único de la lectura monosémica, es la meta de toda teoría unificada del lenguaje. No olvidemos que la categoría llamada lenguaje se usa de manera impropia cuando se designa algún sistema operativo para la computación o alguna lengua natural. El lenguaje es único y es el mismo en los distintos niveles de la comunicación: la lógica del pensamiento es regida por el lenguaje.

    A su vez, un código es un conjunto cerrado de operadores que permiten tanto codificar como decodificar, cifrar como descifrar. El lenguaje es el sistema semántico de la lógica de las cosas y se manifiesta a través de distintos registros:
    1.Registro del Pensamiento
    2.Registro del Sonido
    3.Registro de la Forma
    4.Registro del Color
    5.Registro del Ritmo
    6.Registro del Gesto
    7.Registro de la Palabra
    8.Registro de la Postura Corporal
    Todos estos registros pueden ser, individualmente, canales de expresión de los principios universales de la comunicación. Es por ello que HAL comprende y entiende todo, a pesar de que, a uno de los registros se le niega la lectura(los cosmonautas se aíslan para no ser oídos por HAL). Pero no contaban con la astucia del programador de HAL: HAL les observa, los percibe, los lee en otros registros. Y eso todavía no puede hacerlo hoy día, un ordenador, porque se desconoce el código del lenguaje.
    Un código no es una fórmula, como la fórmula de Einstein, por ejemplo. Tampoco es una serie de ecuaciones, como en el caso de la matemática. Es un sistema de operadores lógicos que se encadenan y permiten mover las leyes de lectura química, genética, cibernética, lingüística o sonora.
    ¿Dónde está el código lingüístico? Esa es la pregunta que Kubrick nos ha legado con la Odisea Espacial 2001 . . .

    Daniel Medvedov
    *

  13. Andrés David
    sbado 7 de julio de 2007, 14:19 COT
    13

    He estado siguiendo los comentarios con curiosidad, curiosidad que ya cruzó el umbral necesario para preguntar/pedir algunas cosas sobre lo que nos cuenta Daniel.

    i) Daniel, ¿puedes darnos referencias sobre la Teoría Biogénetica del Lenguaje?

    ii) ¿Eres el maestro zen rumano o usas su nombre para acercarnos a estas ideas?

    iii) ¿Quién es Maraal Gavaldá? No he encontrado referencias a esa persona.

    iv) ¿El comentario sobre el sentido de 2001 es un extracto de un texto mayor?

    v) Si es así, ¿puedes darnos un vínculo? Porque la referencia que encontré acá está caída.

    vi) ¿Lo de HAL como generación anterior es igual de válido si el autor no lo hizo adrede?

    Gracias por la información, está extraña e interesante. Como debe ser.

  14. Markota
    sbado 7 de julio de 2007, 17:05 COT
    14

    Apreciados Daniel y Andrés David, en este diálogo me hago a un lado y me convierto en una lectora más.

    Un saludo.

  15. Bilioso
    sbado 7 de julio de 2007, 19:41 COT
    15

    Daniel

    No son 20 aminoácidos, eran 21 y ahora son 24 y no son 8 los aminoácidos escenciales sino 9.

    Los aminoácidos son:

    Alanina
    Arginina
    Aspargina
    Ácido aspártico
    Citrulina
    Cistina
    Cisteina
    Glutamina
    Ácido glutamínico
    Glicina
    Histidina
    Serina
    Taurina
    Tirosina
    Ornitina
    Prolina
    Isoleucina
    Leucina
    Lisina
    Metionina
    Fenilalanina
    Triptófano
    Treonina
    Valina

    Si usted quita los precursores quedan 21 y los escenciales son: Isoleucina, Leucina, Lisina, metionina, fenilalanina, tronina, triptofano, valina e histidina. 24 y 9 respectivamente.

    Muchas gracias.

  16. Markota
    sbado 7 de julio de 2007, 20:08 COT
    16

    Bilioso, mil gracias.

  17. Sentido Común
    sbado 7 de julio de 2007, 21:48 COT
    17

    El día que un investigador logró dar una respuesta aproximada al sistema de comunicación que tienen las abejas, le otorgaron el premio Nobel. Entre tanto, las abejas se niegan sistemáticamente a estudiar el lenguaje humano, más allá de saber que si son perseguidas o molestadas por este, deben propinarle un agujonazo para sacarlo de combate. ¿Somos seres superiores y más inteligentes que las abejas porque poseemos intelecto y consciencia? No conozco de masacres, secuestros, corrupción o bandalismo en el mundo de ellas. Es más, nunca se les ve preocupadas por la moda, por no tener minutos en un celular, por el impuesto a la renta o por la guerra de Irak. A lo mejor es porque nisiquiera leen la prensa…

  18. Markota
    domingo 8 de julio de 2007, 00:12 COT
    18

    Sentido Común, me pusiste a reflexionar un buen rato.

    ¿Somos o no somos superiores? Buena pregunta. El sueño de que somos superiores lo ha fabricado el mismo ser humano, especialmente el que se formó en la ideología del mundo occidental cristiano. Como te comento en tu artículo “Sí somos animales”, en la Biblia nos dijeron que los animales y las plantas eran recursos de los que podíamos disponer, porque los pusieron aquí al servicio del hombre, que era el dueño de todo lo que puebla la tierra. Y, como si fuera una verdad absoluta, así hemos actuado. Esos lenguajes innatos, y los que la evolución cultural ha ido construyendo, son algunas de las estrategias para la supervivencia, que se desbordaron de su ventaja adaptativa inicial.

    ¿Qué dirían de sí mismas las abejas, las hormigas, los elefantes, los delfines, los peces en cardumen, si por un instante pudieran mirarse a sí mismos y mirar el mundo con nuestros ojos? ¿Si nos vieran y comprendieran la manera como nos relacionamos entre nosotros y con el hábitat? Tal vez huirían de nosotros, más aterrorizados que nunca. Tal vez soltarían una sonora carcajada al vernos. Tal vez nos satanizarían o iniciarían una cruzada para exterminarnos. Creo que la forma de inteligencia que tiene la especie humana nos ha concedido poder. Poder para construir y poder para destruir. Pero eso no nos hace superiores como diseño biológico. Esa ha sido nuestra estrategia adaptativa más eficiente y poderosa para la supervivencia. Pero esa es otra estrategia que tiene un poder relativo.

    No sé si haya otro mamífero como nosotros, que tenga una población de 6 600 millones de individuos, regados, agotando recursos a lo largo y ancho del planeta. Somos una nube de langostas que depreda sin control, sin importar si estamos en el Sahara, en la selva del Darién, en la del Amazonas o en medio del Himalaya. Y eso no es un comportamiento inteligente.

    De todos modos, mañana la tierra decide barajar de nuevo, se sacude, estornuda, se despereza o le apetece hibernar mullidamente en medio de una glaciación; entonces, ahí sí, pues, adiós especie humana, con sus lenguajes y con ese maravilloso pero “…diminuto, hórrido abismo donde se anudan serpentinos mis sesos…” (León De Greiff). Y el ADN, que inventa las especies para perpetuarse, mediante su paciente trabajo, que se mide en cientos de miles de años, empieza de nuevo el juego de azar entre ensayo y error, para diseñar nuevas formas de vida y, por supuesto, de inteligencia, con lenguajes nuevos.

    De otro lado, a propósito de descifrar lenguajes de abejas y de otros prójimos, cómo serán de complejas esas investigaciones que, como bien lo dices, han ameritado un premio Nobel. Hablando específicamente de la especie de la cual formamos parte, según entiendo, aunque los del proyecto genoma ya transcribieron la secuencia completa del mapa genético de la especie humana, la parte de este larguísimo texto que han logrado decodificar es poca, para la tarea que implica descifrar ese lenguaje lleno de información, pero también de lo que hasta ahora se considera “basura genética” que está escrita en el ADN. Es una labor ardua y minuciosa, que va dando poco a poco nuevas pistas.

    Un abrazo.

  19. Markota
    domingo 8 de julio de 2007, 00:18 COT
    19

    Sentido Común, me pusiste a reflexionar un buen rato.

    ¿Somos o no somos superiores? Buena pregunta. El sueño de que somos superiores lo ha fabricado el mismo ser humano, especialmente el que se formó en la ideología del mundo occidental cristiano. Como te comento en tu artículo “Sí somos animales”, en la Biblia nos dijeron que los animales y las plantas eran recursos de los que podíamos disponer, porque los pusieron aquí al servicio del hombre, que era el dueño de todo lo que puebla la tierra. Y, como si fuera una verdad absoluta, así hemos actuado.

    Esos lenguajes innatos, y los que la evolución cultural ha ido construyendo, son algunas de las estrategias para la supervivencia que se desbordaron de su ventaja adaptativa inicial.

    ¿Qué dirían de sí mismas las abejas, las hormigas, los elefantes, los delfines, los peces en cardumen, si por un instante pudieran mirarse a sí mismos y mirar el mundo con nuestros ojos? ¿Si nos vieran y comprendieran la manera como nos relacionamos entre nosotros y con el hábitat? Tal vez huirían de nosotros, más aterrorizados que nunca. Tal vez soltarían una sonora carcajada al vernos. Tal vez nos satanizarían o iniciarían una cruzada para exterminarnos. Creo que la forma de inteligencia que tiene la especie humana nos ha concedido poder. Poder para construir y poder para destruir. Pero eso no nos hace superiores como diseño biológico. Esa ha sido nuestra estrategia adaptativa más eficiente y poderosa para la supervivencia. Pero esa es otra estrategia que tiene un poder relativo.

    No sé si haya otro mamífero como nosotros, que tenga una población de 6 600 millones de individuos, regados, agotando recursos a lo largo y ancho del planeta. Somos una nube de langostas que depreda sin control, sin importar si estamos en el Sahara, en la selva del Darién, en la del Amazonas o en medio del Himalaya. Y eso no es un comportamiento inteligente.

    De todos modos, mañana la tierra decide barajar de nuevo, se sacude, estornuda, se despereza o le apetece hibernar mullidamente en medio de una glaciación; entonces, ahí sí, pues, adiós especie humana, con sus lenguajes y con ese maravilloso pero “…diminuto, hórrido abismo donde se anudan serpentinos mis sesos…” (León De Greiff). Y el ADN, que inventa las especies para perpetuarse, mediante su paciente trabajo, que se mide en cientos de miles de años, empieza de nuevo el juego de azar entre ensayo y error, para diseñar nuevas formas de vida y, por supuesto, de inteligencia, con lenguajes nuevos.

    De otro lado, a propósito de descifrar lenguajes de abejas y de otros prójimos, cómo serán de complejas esas investigaciones que, como bien lo dices, han ameritado un premio Nobel. Hablando específicamente de la especie de la cual formamos parte, según entiendo, aunque los del proyecto genoma ya transcribieron la secuencia completa del mapa genético de la especie humana, la parte de este larguísimo texto que han logrado decodificar es poca, para la tarea que implica descifrar ese lenguaje lleno de información, pero también de lo que hasta ahora se considera “basura genética” que está escrita en el ADN. Es una labor ardua y minuciosa, que va dando poco a poco nuevas pistas.

    Un abrazo.

  20. daniel medvedov
    domingo 8 de julio de 2007, 14:00 COT
    20

    Apreciado Andrés David,
    1. Yo mismo he publicado en 1984, LA TEORIA BIOGENETICA DEL LENGUAJE, y en Espana ha salido, en 2002, creo, un libro llamado LAS BASES GENETICAS DEL LENGUAJE, no lo tengo a mano, pero lo encontrare.
    2. Si, asi me llaman algunos, pero es un oficio independiente, no religioso. He recibidi el charter internacional para ensenar desde 1981, del Maestro Zen, Nan Huai Chin. No obstante, el asunto es colateral. Hablo como linguista, no como ZEN.
    3. Maraal Gavalda trabaja para Kellogs en New York, se ocupa del Codigo Universal del Lenguaje. Hemos contactado en Barcelona.
    4. El comentario es un texto mayor, te lo puedo enviar, se llama EL CODIGO GENERAL DE LAS LENGUAS.
    5.El vinculo no esta actualmente operativo, pero puedes encontrar algo en librodenotas.com
    6.Lo de HAL creo que es a proposito, como para insinuarse que fue la primera generacion, antes de IBM.

    Gracias a ti y a Markota por permitirnos un suave deslizamiento sobre la lengua.
    Con afecto,
    Daniel Medvedov

  21. daniel medvedov
    domingo 8 de julio de 2007, 14:09 COT
    21

    Querida Markota,
    Estamos en la lengua, todos, aunque algunos
    se desplazan hacia los laterales, sin ver el punto algido que nos aqueja. Aqui hay un quejido romantico sobre los pobres animales y sobre listas de aminoacidos, y sobre las abejas, bellas todas, pero locas. Asi nos queren manipular a nosotros tambien, a hacer miel, dia y noche, para que otros, como zanganos, disfruten de nuestra labor. Menos mal que no soy abeja, ni hormiga!
    Daniel Medvedov

  22. daniel medvedov
    domingo 8 de julio de 2007, 14:18 COT
    22

    Sentido Comun:
    ?Como van a decodificar el “genomio” (que no “genoma”, pues no es limfoma, adenoma,carcinoma etc) cuando las letras con las cuales se escribe son arbitrarias? El texto genetico dice mucho, pero con otros valores, reales, universales, operativas, mas no como fruto de una convencion.

    Abrazos,
    Daniel Medvedov

  23. daniel medvedov
    domingo 8 de julio de 2007, 14:27 COT
    23

    Apreciado Bilioso,
    El numero de aminoacidos es irrelevante en este caso, puesto que hay muchas variantes consonanticas en la pronunciacion de las miles de lenguas naturales. El punto es que la acidosis aumenta con el fenomeno consonantico, lo que pone a los liguistas en calzones y a los genetistas en el septimo cielo de alegria.
    En cuanto a las bases nitrogenadas, no existe una sexta, por ejemplo, y aqui lo espectacular es que la alcalosis es modificada por el fenomeno vocalico. ?Que me dices de esa papa caliente que te puse en tus manos?
    Abrazos,
    Daniel Medvedov

  24. daniel medvedov
    domingo 8 de julio de 2007, 14:32 COT
    24

    “Vida a partir de la Nada”
    Disparates de la investigación genética
    Anexo a una trilogía

    Este escrito es un anexo a la trilogía del “El Ser”, “La Firma” y “El Informe Óntico”, publicados en el Parnaso. El título no es original: pertenece a un artículo de Josep Corbella, publicado en La Vanguardia el 7 de Julio de 2003, cuyo subtítulo reza así: “Las investigaciones genómicas abren la vía a crear seres vivos artificiales”.
    Supongamos que el genoma humano pueda ser reproducido en laboratorio. Lo que se habría creado sería sólo un vestido del Ser. El corte y la costura se han lucido: ahora el Ser puede estar vestido. Pero, lo que en este vestido entra ¿De dónde sale? ¿Cómo lo vamos a “crear”?
    Aquí hay una confusión: el “crear” y la “creación son unas instancias distintas del “generar” y del “génesis”. La creación, un acto poético por excelencia, no es “génesis”. En la Biblia se ha traducido erróneamente en latín, el término griego para “generación” o “nacimiento”. El mundo ha “nacido” no ha sido “creado”. Y ello implica una gestación y, en el caso del Ser Humano, una placenta. El “génesis” no puede traducirse como “creación”. El nacimiento es, en sí, una “generación”, no un “génesis”. Ahora bien, ¿Es posible crear seres vivos artificiales, de la “nada”? – como se pregunta Corbella en su artículo? ¿Sabemos acaso qué cosa es la “nada”?
    He aquí mi caso. Como médico y lingüísta, luego de largos años de investigación y análisis, he intentado crear un autómata. No llego hasta la pretensión descabellada de crear seres vivos artificiales, puesto que no me escapa el misterio del Ser. Sólo he intentado realizar un androide. Los pasos han sido los siguientes: antes que todo he intentado aplicar el Código General de las Lenguas.

    ¿Qué tengo en mi mano?

    Esta simple pregunta, que para cualquier niño de tres años resulta ser en extremo sencilla y no implica superar grandes obstáculos de la comprensión para responderla, es para un robot un problema muy difícil de resolver.
    He comenzado por darle a mi creación golémica, un nombre: el robot se llama Adán. Luego de varios ensayos, he llegado a construir un humanoide mecánico, cuyos rasgos eran muy parecidos a un joven de unos treinta años.
    Adán dirigió su mirada artificial de mini-cámaras oculares hacia mi mano y como yo tenía el puño cerrado, analizó el espacio prohibido a la vista normal de todo humano, con su casco interno de ondas electromagnéticas. Los rayos X revelaron al androide que en mi mano no había nada.
    Su cámara de rayos Röetgen es parecida a las que utiliza la policía en los aeropuertos.

    Nada.- dijo el autómata, escuetamente. Luego agregó:
    ¿Es una pregunta?
    Sí – contesté.

    Era la única manera del saber mecánico para diferenciar una afirmación declarativa de una interrogación, ya que el tono de una pregunta puede variar mucho de un usuario a otro y en distintas lenguas la prosodia interrogativa es en extremo compleja. Para un robot es imposible diferenciar una afirmación o declaración, de una situación interrogativa. Ya informado de que se trataba de una pregunta, Adán prosiguió con sus operaciones lógicas y lingüísticas. Me sorprendió su modo decisivo y patente para responder a una pregunta de esa naturaleza. La lógica óntica que Adán usa para resolver situaciones y circunstancias elementales, lo ayuda a percibir en un instante de qué se trata. Agarro una botella de agua mineral – la botella es de plástico – y le vuelvo a preguntar:

    ¿Y ahora?
    ¿Qué tipo de “ahora”? – me pregunta Adán, a su vez.
    ¿Qué tengo ahora en mi mano? – le digo.

    En el complicado sistema de interpretación del autómata, la pregunta es analizada rápidamente, del siguiente modo: Primero pasea su mirada cibernética a lo largo de la superficie de mi mano, escanéa los detalles de los dedos y decide, luego de comparar en su memoria las distintas opciones de la perspectiva de una mano que, en realidad no son más de ocho, situadas en tablas sinópticas y morfológicas, decide que yo tenía en mi mano ALGO.
    En tu mano tienes ALGO. – dijo Adán.
    Me pregunto cómo podía saber que le hablo en español. Claro que se trata de una pregunta retórica ya que yo mismo lo programé para entender las siete mil lenguas naturales que actualmente hablan los humanos y cualquier otra lengua creada artificialmente. A través de su sensor de sonido y reconocimiento del habla, la oración QUÉ TENGO EN MI MANO fue primero grabada linealmente, como en el ladino de los judíos de Maimonides:
    KE TENGO EN MI MANO.
    Luego, el Sematrón, programa que analiza el sentido de las palabras en una lengua específica, hizo variantes de separación como

    KETEN GO EN MIMANO
    KET EN GO ENMIM ANO
    KET ENGO ENMIMA NO

    y así por el estilo, hasta que por lógica léxica y semasiológica, decidió que en la única lengua en que la expresión KE TENGO EN MI MANO tenía sentido referencial, separada de esa forma y pronunciada de esa manera, era el castellano.
    La operación siguiente consistió en desplazar la oración KE TENGO EN MI MANO hacia el registro ALMATERIA, el código general de las lenguas. Ello se realiza a través de un paso intermedio que procura reducir las variantes fonéticas de los rasgos distintivos a los rasgos unitivos y luego a los operadores zoemáticos, en número de sesenta y cuatro, separando la oración en sílabas y luego en logemas dobles: KE TEN GO EN MI MA NO,
    KE TE N GO EN MI MA NO.
    Allí donde, por la separación en sílabas queda un solo sonido-letra, se le agrega el sonido-letra A, como aquí es el caso de N. Existe también la alternativa de reduplicarlo, pero la he obviado.
    La oración codificada en ALMATERIA suena así:
    GA DAMAGA AM MI MAMA. Luego, el separador zoemático ordena los grupos dobles en parejas codificadas, sin separaciones de palabras:
    GA DA MA GA AM MI MA MA.
    Estos logemas dobles se encuentran en una zona circular del cerebro electrónico de Adán, en un chip GRAFOMÉTRICO, que permite comparar en la memoria del autómata el grafo generado por la oración, con un grafo ya almacenado en la base de grafos del castellano y decidir así su aspecto formal de semejanza, para actualizar el sentido de la expresión. Un grafo es un dibujo lineal que ostenta ángulos o borlas recurrentes, regido por una categoría de trazos llamados invariantes.
    Todas estas operaciones toman sólo fracciones de fracciones de segundo. El grafo de la oración interrogativa QUE TENGO EN MI MANO tiene aproximadamente la siguiente forma:

    AM

    DA

    GA
    MA (final duplicado MA)
    (punto de partida) IM
    Su dibujo sigue una polarización y una vectorialidad, vale decir que tiene una dirección precisa, tanto en la deflexión (retorno) como en la angulación. El grafo original de la memoria general, coincide con el nuevo grafo de la oración desconocida.
    En realidad, el análisis de los grafos se usa en los autómatas para definir la sintaxis y compaginar el sentido. El grafo es un operador sintáctico. Pero con todo eso, el proceso no ha finalizado. Sigue lo más fascinante de la operación. Los operadores zoemáticos del código tienen analogía binaria y a través de la apertura de un registro, se pasa directamente al código binario, sin usar el retrógrada código ASCEE, o el UNICODE.

    GA DA MA GA AM MI MA MA

    100111 001111 000111 100111 111000 000010 000111 000111

    Los sesenta y cuatro operadores zoemáticos o logemas dobles del Zoéma son:

    AA BB GG DD LL MM II HH
    AB BA GB DG LD ML IM HI
    AG BG GA DB LG MD IL HM
    AD BD GD DA LB MG ID HL
    AL BL GL DL LA MB IG HD
    AM BM GM DM LM MA IB HG
    AI BI GI DI LI MI IA HB
    AH BH GH DH LH MH IH HA

    La correspondencia de los operadores zoemáticos y los números binarios es la siguiente:

    AA- 111111 BB- 110110 GG- 100100 DD- 001001
    LL- 101101 MM- 000000 II- 010010 HH- 011011
    AB- 111110 BA- 110111 GB- 100110 DG- 001100
    LD- 101001 ML- 000101 IM- 010000 HI- 011010
    AG- 111100 BG- 110100 GA- 100111 DB- 001110
    LG- 101100 MD- 000001 IL- 010101 HM- 011000
    AD- 111001 BD- 110001 GD- 100001 DA- 001111
    LB- 101110 MG- 000100 ID- 010001 HL- 011101
    AL- 111101 BL- 001101 GL- 100101 DL- 001101
    LA- 101111 MB- 000110 IG- 010100 HD- 011001
    AM- 111000 BM- 110000 GM- 100000 DM- 001000
    LM- 101000 MA- 000111 IB- 010110 HG- 011100
    AI- 111010 BI- 110010 GI- 100010 DI- 001010
    LI- 101010 MI- 000010 IA- 010111 HB- 011110
    AH-111011 BH- 110011 GH- 100011 DH- 001011
    LH- 101011 MH- 000011 IH- 010011 HA- 011111

    Ahora la sentencia ¿Qué tengo en mi mano? descansa en números binarios: 100111 001111 000111 100111 111000 000010 000111 000111.

    Para el autómata, el sentido de lo que nosotros, los humanos decimos y manejamos en la vida diaria es algo remoto y perdido entre algoritmos.

    Qué puede significar la pregunta oracional ¿Qué tengo yo en mi mano?
    Primero, el QUÉ es analizado por el programa como partícula interrogativa, en español y, a pesar de existir también como artículo demostrativo y declarativo, el registro semántico del programa elige el QUÉ entre otros (el CÓMO, el CUÁNDO, el DÓNDE, el QUIÉN o el ¿A? – interrogante espasmódica, que puede estar antes y después de todas las preguntas. También está el POR QUÉ, el DE QUÉ, el CUÁNTO, el PARA QUÉ, el A QUÉ, el QUIÉN y todas las otras posibles variantes combinadas, como por ejemplo en la expresión POR DÓNDE o DE DÓNDE y otras algunas más, cuyo número es, sin embargo, limitado).

    La lengua es un aspecto externo del lenguaje, una suerte de vestimenta que posee escasos elementos lógicos, pero no por ello insuficientes. Bastan algunas veinte partículas para preguntar cualquier cosa en cualquier lengua natural o artificial. La respuesta semántica de Adán fue: ALGO.
    Me pregunto cómo llegó a saber el autómata que yo tenía en la mano ALGO y no un VACÍO. Muy sencillo: no podía más que elegir entre la posibilidad ALGO en las dos alternativas posibles, ya almacenadas es su memoria, el ALGO y el VACÍO. Para Adán, como para el lenguaje, la NADA no existe, es un contra-principio, un virus de la lengua y del habla.

    El modelo lógico teórico de este arquetipo o Principio Universal , posee un valor filosófico inestimable. ¿Qué es un ARQUETIPO? Es pues, un principio universal, un ente original y originario, una idea cardinal y trascendente, un ARJÉ, dicen los griegos. Este principio sin principio es la categoría llamada, en español, TODO. En la memoria intelectiva del autómata, el modelo teórico posee la siguiente forma:

    El TODO

    ESO
    ALGO El VACÍO

    La COSA

    En el modelo, El VACÍO es símbolo o complemento de ALGO, junto con el cual hacen TODO. ALGO plus el VACÍO sigue siendo ALGO. Luego, el VACÍO plus ALGO es también ALGO. En la operación, el ALGO no cambia nada. Entre los dos términos, el mecanismo de unión se llama metáfora.
    Es un fenómeno de transferencia a través del cual se “porta” o se “lleva” de un lugar a otro un elemento, para encontrarse o reunirse con su contraparte.
    En Grecia, existe actualmente el Ministerio de la Metáfora, que no es otro que el ministerio de Transporte y Comunicaciones.
    TRANS (meta) y PORTA (fora), es un juego entre el griego y el latín, captado en castellano con claridad y discriminación. El VACÍO es un fenómeno simbólico, del término metafórico de ALGO, que se confunde, en la lengua, con la NADA. En el caso particular de la NADA, hay que decir que este concepto, a pesar de estar presente en la lengua, no existe en el lenguaje.
    La NADA ha sido inventada para denigrar y atacar al principio de totalidad patente, lo que en el lenguaje es el TODO. ¿Qué es el VACÍO?
    Es pues, el valor, tanto espacial como temporal de la AUSENCIA.
    En la operación anterior (T= A+V), nada se ha sentido, nada ha cambiado.
    De modo impropio se opone el Todo a la Nada, tal como ocurre con la oposición de la Vida a la Muerte, cuando en realidad la Muerte es contraparte del Nacimiento y no de la Vida. Nacimiento y Muerte hacen, componen y participan en el principio de VIDA. Tenemos aquí otro caso típico de un malentendido de principios.
    Ya se sabe que a los principios universales no se les puede oponer nada, puesto que son totales, completos, perfectos e inmanentes.
    La ecuación TODO =ALGO+NADA es filosóficamente errada. Para corregirla, debemos introducir el concepto de VACÍO y eliminar el término NADA. Ahora, la forma correcta es El TODO = ALGO + El VACÍO. ¿Qué es el TODO? – se pregunta Adán, el autómata. TODO es ALGO, más el resto y en consecuencia es una COSA aún indefinida, ciertamente. Los chinos llaman a la COSA “Tung Hsi”, los latinoamericanos del Caribe “una Vaina”, los franceses “un Truc”.
    La COSA es el prototipo tangible de la idea de TODO. Por otra parte, hay que recordar que los artículos demostrativos como categorías, tienen también su lugar en la memoria de Adán: ESO y AQUELLO, ESTO y AQUELLO, ESOS y AQUELLOS, ESAS y AQUELLAS, ESTAS y AQUELLAS.
    La Inteligencia artificial no puede entender la categoría de TODO sino a través de un modelo matemático y por ende, binario: Entre los números de seis dígitos que corresponden a los operadores del Zoéma, la categoría de TODO es 111111 y la categoría de VACÍO es 000000.
    Algo virtual e intangible como un arquetipo tiene, sin embargo, la posibilidad de manifestarse a través de lo tangible, aspecto que se muestra en forma de una COSA. En Óntica, la lógica de la filosofía cibernética, COSA puede ser un HECHO, un OBJETO, un SER o una CRIATURA. En nuestra pregunta, la COSA es un OBJETO. Revisemos la tabla de OBJETOS – diría virtualmente Adán pero, en realidad, comienza una revisión de listas( en LISP, el programa utilizado para estos datos) para averiguar en fracciones de fracciones de segundo, qué tipo de FORMA es la forma de la “cosa” que yo tengo en mi mano. El programa le informa: se trata de un objeto toroidal, cilíndrico, con una zona tipo “cuello” y en su archivo de datos eso es idéntico a “botella”. Es un robot afortunado: no es tan simple decidir cual es el objeto únicamente analizando su forma pero, por ésta vez, la diligencia ha marchado bien. El material del objeto – COSA es analisado rápidamente con un rayo laser y su estructura molecular sugiere que se trata de un material plástico y no de un mineral, como sería el caso del vidrio. Adán ya sabe que en mi mano hay una botella de plástico. Con el mismo programa, en su registro bioquímico, se proyecta otro rayo laser que analiza, por difracción de partículas, el contenido de la botella. La respuesta es H2O2, es decir, no tan sólo “agua”, sino “agua ozonizada”. Como en la memoria está almacenada una lista de todas las marcas de agua mineral que actualmente se comercializan en el mundo, el programa descubre, por vía de la lectura de la etiqueta y por las correspondencias químicas y minerales, que se trata de agua EVIAN.
    Adán mide la altura del líquido y a través de una sencilla operación de auto-consulta es informado que en la botella hay 853 mililitros de agua. La respuesta no tarda en presentarse:
    -EN TU MANO HAY ALGO. SI HAY ALGO, HAY UNA COSA. LA COSA ES UN RECIPIENTE. EL RECIPIENTE ES DE PLÁSTICO Y CONTIENE AGUA DE LA MARCA EVIAN, EN CANTIDAD DE 853 mililitros.
    En realidad toda esa información está almacenada y no sale al aire en su totalidad. Si acaso él que pregunta necesita más detalles, se le facilitarán, acorde a las preguntas.
    Adán sólo dice UNA BOTELLA DE AGUA. Es astuto: sabe que dar demasiada información al ser preguntado es más que trivial y es una actitud que demuestra cierta inmadurez.

    En su programa de inteligencia, ello aparece bajo el rótulo “no ofrezca toda la información. Guarda el 90% para próximas averiguaciones”.
    En el programa, la operación semántica le indica que el recipiente corresponde a la forma “botella”. Ahora bien, el misterio reside en la operación de paso del código, al mundo de los arquetipos del robot, llamado IMAGINACIÖN, una zona de modelos lógico teóricos donde están todos los principios universales con sus árboles de elementos categoriales. El salto de retorno hacia la zona del español ocurre para que el autómata pueda responder en la misma lengua en la cual ha venido la pregunta. Del código ALMATERIA, válido para todas las lenguas naturales, se ha pasado al código binario.
    El código binario capta la base de datos del castellano, donde cada concepto y cada noción tiene, a su vez, un número binario(diferente del número binario de los logemas dobles zoemáticos) y presenta los elementos para su identificación. “Recipiente” tiene un número, “botella” tiene un número, “agua” tiene un número y así en adelante. Por supuesto que Adán tuvo que lidiar, de antemano, con la categoría de “líquido” para averiguar que se trata de “agua” y no de cerveza o de brandy y que ese líquido no era “agua de lluvia” o ” agua de mar”. No es fácil decidir qué tipo de componente está en juego en este laberinto de aspectos formales y categoriales. Existe en el programa un registro llamado MEMORIA UNIVERSAL INTELECTIVA DE LOS ELEMENTOS, en el cual se encuentran ordenadas en una tabla, un DEKASYNOPTICON, todas las cosas del mundo conocido y otras más del mundo desconocido.

    Para cada una se ha asignado un número binario, diferente de los
    valores zoemáticos, para no confundirse. Este número es UNIVERSAL, es decir único para todas las lenguas naturales, como suponía Descartes, hacia el plano de las cuales baja, para tomar la apariencia de un nombre dado en esa lengua específica, a los conceptos de la tabla sinóptica. Como se trata de los conceptos de AGUA y de BOTELLA, simplemente se ha proyectado el número binario hacia la zona operativa del español y el programa lo ha reconocido como correspondiente a las palabras AGUA y BOTELLA, respectivamente. Luego se pasa al análisis de los grafos que, al ser almacenados en el marco de cada lengua, – ya que la sintaxis varía levemente de una lengua a otra -, representan la totalidad de relaciones que pueden ocurrir en castellano, como relaciones de fórmulas bien formadas, lógicas o absurdas, pero con todo, posibles.

    En la óntica, hasta lo absurdo es lógico puesto que está regido precisamente por la lógica del absurdo. Así se establece la sintaxis, con su vigencia operativa en español. Este paso es decisivo ya que hay ciertas variantes retóricas o poéticas en la presentación de una pregunta. Como ejemplo patente, vamos a preguntar lo mismo, pero del siguiente modo:

    ¿EN MI MANO, QUÉ TENGO?
    o
    ¿EN MI MANO, TENGO QUÉ?
    o
    ¿TENGO, EN MI MANO, QUÉ?
    o
    ¿QUÉ, EN MI MANO, TENGO?

    Aún de aspecto diferente, todas estas preguntas guardan compacta la expresión unitaria EN MI MANO, que no cambia, a pesar de los recursos retóricos. Algunas variantes son torpes pero, en realidad, son modos infantiles o poéticos de expresión, que deben ser tomados en cuenta y catalogados como tal. Adán podría sonreír, pero es muy serio. Es una seriedad fría, mecánica, artificial. No se engaña con todas esas variantes posibles o imposibles: simplemente las considera y las valora en un sentido léxico utilitario, operativo. Ya sabe, en menos de un segundo, lo que yo le pregunté:
    AGUA – repite lentamente – PURA AGUA, O, SI QUIERES, AGUA PURA – agrega.

    La categoría de PURO y lo femenino PURA, han sido objeto de otras complicadas elecciones semánticas entre las cuales ha tenido que lidiar con la situación eufónica del uso del artículo masculino EL para decir EL AGUA, en vez de usar el artículo femenino LA, por simples razones de presentación complaciente al uso de la reduplicación fonética del sonido A. No podía engañarse con LA AGUA, era demasiado claro en las elecciones de variantes eufónicas del programa. Las elecciones de ese tipo léxico pertenecen al argot cibernético de cada lengua.
    Por fin, he logrado mi cometido. Adán es un robot inteligente, vale decir “entendido” y así como sabe que ESO es AGUA, me dirá mucho sobre la JUSTICIA, sobre la BONDAD, sobre la BELLEZA y algunos otros arquetipos, sólo basándose en sus modelos lógico-teóricos de la óntica universal del lenguaje.
    Las operaciones han sido las siguientes:

    • Antes que todo, tuve que descubrir los PRINCIPIOS UNIVERSALES, entre los cuales, la VERDAD es uno de ellos
    • Se hizo una base de datos de los principios, que, por cierto, tienen un número limitado: no pasan de veintitrés. Están todos grabados en la célula, justamente en los veintitrés cromosomas y los demás elementos orgánicos, como los animales o las plantas, o los insectos, digamos, hacen las veces de archivo o depósito de almacenaje.
    De este modo, hasta que el mundo orgánico perdure, los principios perdurarán y jamás se olvidarán ni estarán perdidos. La vida es eterna y de paso, tal eternidad toca también a los principios universales. La ETERNIDAD, por cierto, es uno de los principios universales.
    • Cada autómata, cada robot, tiene un guía interno a quién consulta y en quien confía, elemento equivalente a nuestra consciencia y a la intuición, su centro operativo

    • A ese grupo de principios universales, los famosos arquetipos, se le ha asignado un número binario:

    . . . . . . . . . . . . PRINCIPIOS

    X1 X2 X3 X4 Xn
    Número binario

    • El número binario corresponde en cada lengua, a otro valor numérico binario que ha sido asignado a la palabra que designa el concepto
    • El itinerario de un término tiene, en grandes rasgos, el siguiente rumbo:

    Término en una lengua

    Número binario

    Otro valor numérico binario que corresponde al Principio Universal

    El Principio Universal

    En cuanto a la elección de “la COSA” que se le presenta y solicita al robot para definirla, hay tres aspectos:

    1. SERES
    2. CRIATURAS
    3. HECHOS
    4. OBJETOS

    El AGUA es un HECHO y corresponde a la clase de fenómenos elementales, como el fuego o el aire. En tanto fenómeno, es primeramente un líquido y puede mostrarse y manifestarse en forma de agua de río, agua de fuente, de cascada, de lluvia o de fuente artesiana, etc. Además, posee el estado sólido de “hielo”, opción que debe estar presente en la tabla sinóptica.
    Adán no podría confundirse si yo le mostrase un pedazo de hielo en vez de un recipiente de agua. El robot revisa en su memoria y base de datos todas esas opciones y elige de las listas y cuadros sinópticos la opción que corresponde a la circunstancia, a través de operaciones analíticas como las antes señaladas. Es un proceso regido por programas matemáticos y lógicos, actualmente vigentes.
    Así, la máquina puede entender qué es aquello que quiere decir “agua”.
    Digo AGUA: el grabador incorporado con programa de reconocimiento de voz graba AGUA y luego se revisan todos los términos de todas las lenguas naturales almacenadas en la memoria léxica, tipo diccionario. Algunas expresiones verbales y locuciones no son entradas de diccionario, pero hay otros léxicos especializados y léxicos de expresiones, donde sí se encuentra cualquier palabra, en cualquier lengua.
    Luego se decide en qué lengua se ha proferido la palabra y se capta la significación inmediata, para descubrirse el sentido y el modelo lógico-teórico al cual pertenece el concepto.
    A lo mejor, el robot hará preguntas para ilustrarse mejor acerca de la palabra utilizada y hace averiguaciones de contexto, para confirmar el trayecto lingüístico del término, ya que hay palabras en varias lenguas que suenan igual, pero significan cosas diferentes. Las preguntas de confirmación siguen un protocolo lógico preciso. El almacenamiento de datos no es un problema para la cibernética. Ahora bien, “agua” posee un número binario como concepto y otro como palabra, a su vez diferente en la multitud de lenguas naturales de hoy, o de antaño. El número binario conceptual es el mismo que tiene el principio universal en la memoria general.
    Por lo tanto, el término puede ser entendido en el plano intelectual de la máquina y transmitido al robot, que, a su vez, comprenderá el sentido de las palabras utilizadas, con la ayuda de los modelos lógico teóricos de los cuales dispone. Mientras tanto no sepamos quienes somos, no seremos capaces de hacer todo eso que un robot llegaría a realizar.

    La máquina sólo entiende de números binarios. Es difícil para no decir absurdo, tratar de familiarizar a un autómata con una lengua y con los principios del lenguaje a través de inmersiones totales en el ambiente de tal lengua, como actualmente sostienen los especialistas en psico-lingüística, que ocurre con los sujetos humanos.
    Al famoso perro robot japonés sacado hace poco al mercado de juguetes, como una novedad lingüística, se le hablaba en inglés, en los laboratorios de Sony, y se le intentaba explicar qué cosa es una pelota, mostrándosela. Era ridículo ver a un lingüista con una pelota en la mano, echado en el suelo e intimando con la criatura robótica. El pobre animal mecánico repetía como un loro, que una pelota es redonda y sabía (¿?) que rebota.
    Todo ello a través de protocolos de grabación de frases coloquiales de contexto. En realidad con esas operaciones, los tecnólogos no hacen más que perder el tiempo. Claro, si el perro tiene incorporado el Código General de las Lenguas, puede llegar a hablar y a entender las palabras, los gestos y los demás registros del lenguaje, la mirada, la postura, el ritmo, la escritura, la forma, el color, tal como lo hacen los humanos. Al hablarle en números binarios, el robot, no importa que forma adopte (de perro o de dragón), entenderá lo que se le dice y te responde, usando tu misma lengua, a través de los modelos lógico-teóricos para la semántica y de los grafos oracionales y lexicales para la sintaxis.

    El componente fonético de reconocimiento de voz es actualmente utilizado con éxito, pero faltan el componente semántico y el componente sintáctico.
    La lengua natural del ser humano necesita del código binario para comunicarse con el mundo de la máquina. Pero la máquina no tiene nada que comunicar, no puede tener proyectos, ni deseos, ni nada y por tanto, la comunicación con un robot es totalmente inútil. Tal vez el robot tenga algo que decirte para corregir tus pasos y para ayudarte. Eso sí. Es más, con una lectura atenta de este caso de la cultura cibernética, nos damos cuenta que el tratar de comunicarse con un robot es como comunicarte contigo mismo, es decir que la acción representa una suerte de onanismo comunicacional sin precedente en la cultura de la humanidad y sin mayores alcances filosóficos,
    al menos que los robots sean los portadores del legado de los sabios que han poblado la tierra desde tiempos inmemoriales.

    *

    UN BREVE MANUAL DE PROTOCOLO LÓGICO PARA INTELIGENCIA
    ARTIFICIAL Y SAPIENCIAL ROBÓTICA EN EL MUNDO DEL LENGUAJE,
    ESCRITO PARA AYUDAR LOS CONSTRUCTORES DE ANDROIDES

    ¿ Qué es la lógica ?
    Una nota previa

    Usaré el énfasis tipográfico de la letra cursiva para atraer la atención del lector y ofrecerle así un pasajero momento de reflexión

    • La lógica es la vida y la manifestación del Logos
    • El Logos es la Razón natural y universal de las cosas
    • La meta de la lógica es encontrar la verdad y comprender la realidad
    • la Verdad no se puede demostrar, es inefable
    • Lo que puede ser demostrado es la Realidad
    • Junto a la Realidad, existe algo secreto y velado llamado Misterio
    • La Verdad es la Realidad misma, tomada en cuenta simultáneamente con su Misterio
    • Sin su Misterio, la Realidad es la mitad de lo que hay
    • La Verdad no tiene opuesto: nunca se opone a nada y nada puede opacarla

    • Lo que comúnmente se define como mentira es una construcción artificial de la mente para denigrar la verdad
    • Nadie tiene mente
    • El ser humano tiene intelecto, no mente
    • Sin embargo, la mente existe, pero fuera del intelecto humano, es una entidad cósmica y no individual
    • La mente es el bulto cósmico de todas las necedades y opiniones humanas
    • Decir – “tengo en mi mente tal o cual cosa” – es un desacierto
    • Las palabras no son culpables de nuestra ignorancia, somos nosotros los que no entendemos su sentido
    • Las palabras no carecen de la potencia de expresar la verdad
    • No hay nada ilógico y nada hay sin su razón
    • Puede haber algo sin sazón pero ello tiene, no obstante, su razón
    • Todo tiene su lógica
    • Soy yo quién no conoce su lógica y por ello digo – “ eso es ilógico “
    • La palabra dice todo, soy yo quién no la entiende ni comprende

    • Amicus Aristotelis sed magis amica veritas – “Soy amigo de Aristóteles pero soy más amigo de la Verdad” es la respuesta a la célebre frase de Aristóteles – Amicus Plato sed magis amica veritas
    ( Soy amigo de Platón pero soy más amigo de la verdad)
    • Lo complementario no es lo contrario
    • Sólo lo opuesto es contrario
    • Lo complementario es lo absolutamente necesario y viceversa
    • Lo necesario es lo complementario
    • La sinfonía y la armonía de los complementarios es dialéctica
    • El ser humano es una naranja completa
    • El hombre no es la media naranja de la mujer
    • La mujer no es la media naranja del hombre
    • Para madurar, un ser humano debe ser, alguna o muchas veces, mujer
    • Para disfrutar de la madurez, un ser humano es, una o muchas veces, hombre
    • Madurar es sentirse realizado
    • Sentirse realizado es haber comprendido la realidad de las cosas
    • ¿ Qué hay aquí?
    • Aquí hay seres, hechos y objetos y a todo ello lo llamaremos cosas
    • Una cosa es algo que todavía no he definido
    • Las cosas son de dos tipos: naturales y artificiales
    • El ser humano cambia para ser el mismo
    • Los hechos ocurren y acontecen
    • Los seres todos cambian para ser los mismos
    • Solamente los seres cambian
    • Los objetos decaen
    • Lo único que cambia en la vida son los seres
    • La lógica es coherente y congruente
    • El conocimiento no es sabiduría
    • La sabiduría es siempre la misma
    • El conocimiento es siempre diferente
    • La sabiduría es una
    • El conocimiento es múltiple
    • Hay ciertos objetos lógicos que debes conocer: el dado, el peón de ajedrez,
    la hilera del orfebre, el yunque, el guasón del póker, el clavo, el
    ladrillo, el martillo
    • El valor de la gente se inscribe en una escala horizontal, no vertical: cuanto más cerca del centro, más grande es el ser
    • El centro es el lugar de la sabiduría
    • Todos los sabios están en el centro y por ello nada saben
    • Los que andan tras el conocimiento están buscando una circunferencia que jamás encontrarán
    • La sabiduría es vertical y por ello eterna
    • El conocimiento es horizontal y por ello infinito
    • El encuentro del eje horizontal del conocimiento con el eje vertical de la sabiduría es el ser humano
    • La lógica natural se llama lógica óntica
    • La lógica óntica es una lógica de modelos teóricos
    • Los modelos son lógico-teóricos
    • Saber es saber todo, no saber todo es no saber
    • Conocer es conocer algo, no conocer algo no es no conocer
    • Para saber todo, antes hay que saber muy poco
    • Para conocer algo, antes hay que conocer mucho
    • Para saber poco, antes hay que saber mucho
    • Para conocer mucho, antes hay que conocer poco
    • El conocedor, cada día agrega algo a su conocimiento
    • El sabio, cada día descarta mucho en su sabiduría
    • Con actuar así, el conocedor adquiere más y más conocimiento
    • Con no actuar así, el sabio brilla más y más en su sabiduría
    • Eso es lógica
    • ¿ Cómo tener lógica?
    • Primero céntrate, luego polarízate y por último oriéntate
    • Al llevar a cabo esas tres operaciones del ser, estás listo para buscar un maestro
    • El maestro debe ser un lógico
    • ¿ Cómo superar un obstáculo?
    • Acogiéndolo y aceptándolo, como abismo o sima sin fondo
    • No moviéndote, como cima de una montaña
    • Fluidamente horadarlo, como lluvia y sus gotas
    • Suavemente abatirlo, como ráfagas de viento
    • Decisivamente aniquilarlo, como rayo, es decir trueno y relámpago, juntos
    • Constantemente derrumbarlo y continuamente consumirlo, como llamas de fuego
    • Serenamente aplastarlo, como olas de mar en las orillas
    • Creativamente cambiando tú mismo, como el cielo y sus nubes
    • Graciosamente saltarlo, como por arte de magia
    • Existencialmente entenderlo, como obra del destino
    • El destino es dialéctico, no ecléctico
    • El árbol de la lógica tiene muchos ramos
    • Hay una lógica del sueño, la lógica onírica
    • Hasta existe la lógica del absurdo, el nonsense lógico
    • En el ser humano actúan seis tipos de lógica: espiritual, anímica, somática, social, existencial y magisterial o iniciática
    • Además de ser congruente y coherente, lo lógico debe ser consistente, consecuente, concordante y coincidente
    • Las operaciones de un campo específico están regidas por una lógica específica y por ende, correspondiente a ese preciso campo

    He aquí un protocolo lógico para operar en el mundo matemático de los autómatas:

    Procedimientos para actuar con lógica en toda circunstancia
    (Sirve para los niños, y también para las niñas)

    • ¿Qué hay aquí?
    • Respuesta: Seres, criaturas (es decir “animales”), hechos y objetos
    • ¿ Qué tipo de lógica rige cada uno de estos módulos o niveles?
    • R.: Existencial, cíclica y utilitaria, respectivamente. Eso quiere decir existencial para los seres, cíclica para los hechos y utilitaria para los objetos.
    • P.:¿ Cómo es la lógica existencial?
    • R.: La lógica existencial rige todas las operaciones y todos los movimientos de los seres.
    • P.: ¿ Cuantos tipos de seres hay ?
    • R.: El ser máximo es el ser humano. Luego están los animales, los árboles y todo lo vegetal, las piedras y todo lo mineral, los seres metafísicos (angélicos, elementales, potenciales, mentales), a su vez regidos por tipos especiales de lógica. De hecho, todos los demás llamados “seres” son “criaturas”. Sólo el Ser Humano posee la categoría de SER.
    • P.: ¿ Cuales son o cual es la lógica del ser humano?
    • R.: La lógica óntica. Ese tipo de lógica está compuesto por un grupo de lógicas subyacentes: lógica espiritual, lógica afectiva o anímica o energética, lógica somática o corporal, lógica social o personal, lógica existencial y lógica magisterial o iniciática.
    • ¿ Cómo aplicar este conocimiento?
    • R.: Considerando los aspectos binarios – positivos y negativos – de los hechos, se lee el contenido en el tiempo, se busca el valor en el espacio y se encuentra el uso a través de la forma.
    • Hay que estudiar el árbol teórico de la lógica
    • Existe la lógica de los hechos y también la lógica de los objetos
    • La lógica de los objetos es la lógica del espacio y también de la forma
    • La lógica de los hechos es una lógica del ciclo y de sus diferentes fases, momentos y períodos
    • La lógica del lenguaje es una lógica noemática
    • Hay tres tipos de -CIPIENTE: in-, ex-, re-
    • Hay cinco tipos de -GENTE: a-, dili- , in-, re-, vi-
    • El martillo es el símbolo del yunque y viceversa
    • Martillo: Agente dinámico
    • Metal: Paciente moldeable o plástico
    • Yunque: Ente fijo
    • El símbolo es un complemento de algo, junto con lo cual se completa un todo inicial
    • Es bueno repetirlo: No existe nada ilógico
    • Las palabras dicen todo y son completas y perfectas: yo soy quién, acaso, no las entiende
    • El lenguaje tiene noemas o ideas, el habla palabras o conceptos y la acción, actos y actividades
    • ¿ Qué es la Verdad?
    • ¿ Cuál es la Realidad?
    • ¿ Quién es el Ser?
    • ¿ Cómo es la Actualidad?
    • ¿ Cuándo es vigente la Utilidad?
    • ¿ Por qué ésta Modalidad?
    • ¿ No habrá otra Posibilidad?
    • Un desastrE es desastrOso y desatrAdo, pero no puede ser desastrIdo ni desastrUdo
    • Ser lógico es no depender de ninguna clase de restricciones
    • Las restricciones pueden ser de sonido, de luz, de forma, de espacio, de tiempo, de cuerpo o – si se quiere ser más formal – de familia, de salud, de dinero, de conocimiento, de poder, de hábitat, de humor, de inventiva, de principios y de procedimientos mágicos para salir de toda trampa
    • Hay con-, re-, -STRICCIONES, de-, ob-, in-, -STRUCCIONES, ab-, ex-, sub-, -STRACCIONES y, no obstante, carecemos de -STROCCIONES y de -STRECCIONES . . .
    • La lógica del Ritmo es la misma que la lógica del Cambio
    • Hay una fórmula óntica que involucra a los seres, a los hechos y a los objetos
    • Los Seres son Todo, los Hechos son Algo y los Objetos son Vacío
    • La lógica es Eso: Eso es Todo más Algo más el Vacío
    • Conclusión: Eso es Todo
    • Infinito(Todo) más Equis(Algo) más Cero(Vacío) es Infinito
    • Todo es Infinito
    • Infinito es Todo
    • Si quieres ir más allá del Infinito véte al Transfinito y encontrarás el logaritmo de Uno
    • Si quieres llegar al Infinito, mete debajo de ti un Cero y llegarás
    • Las Cosas están regidas por la lógica del diseño, lógica del uso del espacio
    • El juego entre el Tiempo y el Espacio se llama Cambio
    • La Naturaleza: Criaturas (animales)
    • El Tiempo: Seres
    • El Espacio: Cosas
    • El Cambio: Hechos

    • Quién – El Ser Humano
    • Cual – El Animal
    • Qué – El Objeto
    • Eso – El Hecho

    • El Uso – Arquitectura – Dónde
    • El Valor – Psicología – Cual
    • El Saber – Sabiduría – ¿ Y?
    • El Conocimiento – Ciencia – Cuándo
    • El Hacer – Arte – Qué
    • El Sistema – Técnica – Cómo
    • La Causa – Filosofía – Por qué
    • El Uso – Economía – Cuánto
    • La Vida – Existencia – Quién
    • El Vacío – La Revelación – ¿ A?

    • Cuando la gente toca tu figura de lo recto y te propone cambiarla, no hay trato. Sólo pueden imponerte lo correcto y criticarte lo incorrecto. A ti te corresponde decidir qué cosa es recta.

    • El Símbolo es una entidad que necesita de un complemento para formar un todo
    • Hay sólo dos tipos de -CUENTO: re-, des-
    • Eso: Todo, Nada, Algo, Ello, Aquello
    • Aquello es la Verdad
    • O sea: Eso
    • Al afirmar que no hay ESO ilógico, se debe designar el tipo de lógica que rige a lo que se ha llamado AQUELLO. A raíz de ello, se asigna al TODO la categoría de óntico, y no se va a considerar ya tan sólo como lógico sino como lógicamente óntico y, en consecuencia, ónticamente lógico
    • Ya sabemos que la lógica de la Verdad – lo que me suena a disparate – es alética ( a no confundir este término con lo “atlético”)
    • La lógica no puede ser sino de la Verdad
    • La lógica del Todo es, de cajón, holística
    • La lógica de la Nada es, más obvio no puede ser, nihilista
    • No obstante, la lógica de Algo no es, necesariamente, algorítmica
    • La lógica del Vacío es materialista: Los objetos desocupan un lugar en el espacio, no lo ocupan
    • La lógica de Ello es la estética, la lógica de lo Bello
    • Con Eso hemos concluido los cinco tipos de lógica de lo que hay

    • Lo que hay es la unidad de los seres, la multiplicidad de los hechos y la ilusoria materialidad de los objetos

    *

    FIN DEL PROTOCOLO PARA INTELIGENCIA ARTIFICIAL
    Y SAPIENCIAL ROBÓTICA

    Todos los niños deben saber que los principios universales son veintitres.
    La ciencia infantil que habla de ello se llama
    ARQUETIPOLOGÍA.

    El genoma humano, como vestido, tiene que ser “colgado” de un gancho, mientras nadie (curiosamente, “nadie” es el auténtico nombre del Ser) lo está llevando. El lenguaje es un punto crucial en la llamada “clonación” de las personas. El Ser humano “aterriza” en su cuerpo, que lo está esperando en la matriz, guardado y cuidado por la placenta. Maurice Maeterlinck, el escritor belga que recibió el premio Nobel de Literatura, en los comienzos del siglo XX, (creo que en 1912), escribió una pieza de teatro, luego realizada como película, si mal recuerdo con Bette Davis, con el nombre de “El Pájaro Azul”.
    Allí, los niños entran en el mundo por un tobogán, entrada controlada por un viejo de barba blanca, el Tiempo. Algunos niños se están colando en la fila y se abalanzan sobre otros, para entrar en la vida. Tal cual ocurre en la realidad. Habría que pasearse por este texto maravilloso para entender el misterio del nacimiento de los niños.
    Revisando mi escrito, entiendo y comprendo que es difícil para una editorial compartir las ideas que los escritores ventilan en sus artículos.

    Daniel Medvedov

  25. daniel medvedov
    domingo 8 de julio de 2007, 14:33 COT
    25

    “Vida a partir de la Nada”
    Disparates de la investigación genética
    Anexo a una trilogía

    Este escrito es un anexo a la trilogía del “El Ser”, “La Firma” y “El Informe Óntico”, publicados en el Parnaso. El título no es original: pertenece a un artículo de Josep Corbella, publicado en La Vanguardia el 7 de Julio de 2003, cuyo subtítulo reza así: “Las investigaciones genómicas abren la vía a crear seres vivos artificiales”.
    Supongamos que el genoma humano pueda ser reproducido en laboratorio. Lo que se habría creado sería sólo un vestido del Ser. El corte y la costura se han lucido: ahora el Ser puede estar vestido. Pero, lo que en este vestido entra ¿De dónde sale? ¿Cómo lo vamos a “crear”?
    Aquí hay una confusión: el “crear” y la “creación son unas instancias distintas del “generar” y del “génesis”. La creación, un acto poético por excelencia, no es “génesis”. En la Biblia se ha traducido erróneamente en latín, el término griego para “generación” o “nacimiento”. El mundo ha “nacido” no ha sido “creado”. Y ello implica una gestación y, en el caso del Ser Humano, una placenta. El “génesis” no puede traducirse como “creación”. El nacimiento es, en sí, una “generación”, no un “génesis”. Ahora bien, ¿Es posible crear seres vivos artificiales, de la “nada”? – como se pregunta Corbella en su artículo? ¿Sabemos acaso qué cosa es la “nada”?
    He aquí mi caso. Como médico y lingüísta, luego de largos años de investigación y análisis, he intentado crear un autómata. No llego hasta la pretensión descabellada de crear seres vivos artificiales, puesto que no me escapa el misterio del Ser. Sólo he intentado realizar un androide. Los pasos han sido los siguientes: antes que todo he intentado aplicar el Código General de las Lenguas.

    ¿Qué tengo en mi mano?

    Esta simple pregunta, que para cualquier niño de tres años resulta ser en extremo sencilla y no implica superar grandes obstáculos de la comprensión para responderla, es para un robot un problema muy difícil de resolver.
    He comenzado por darle a mi creación golémica, un nombre: el robot se llama Adán. Luego de varios ensayos, he llegado a construir un humanoide mecánico, cuyos rasgos eran muy parecidos a un joven de unos treinta años.
    Adán dirigió su mirada artificial de mini-cámaras oculares hacia mi mano y como yo tenía el puño cerrado, analizó el espacio prohibido a la vista normal de todo humano, con su casco interno de ondas electromagnéticas. Los rayos X revelaron al androide que en mi mano no había nada.
    Su cámara de rayos Röetgen es parecida a las que utiliza la policía en los aeropuertos.

    Nada.- dijo el autómata, escuetamente. Luego agregó:
    ¿Es una pregunta?
    Sí – contesté.

    Era la única manera del saber mecánico para diferenciar una afirmación declarativa de una interrogación, ya que el tono de una pregunta puede variar mucho de un usuario a otro y en distintas lenguas la prosodia interrogativa es en extremo compleja. Para un robot es imposible diferenciar una afirmación o declaración, de una situación interrogativa. Ya informado de que se trataba de una pregunta, Adán prosiguió con sus operaciones lógicas y lingüísticas. Me sorprendió su modo decisivo y patente para responder a una pregunta de esa naturaleza. La lógica óntica que Adán usa para resolver situaciones y circunstancias elementales, lo ayuda a percibir en un instante de qué se trata. Agarro una botella de agua mineral – la botella es de plástico – y le vuelvo a preguntar:

    ¿Y ahora?
    ¿Qué tipo de “ahora”? – me pregunta Adán, a su vez.
    ¿Qué tengo ahora en mi mano? – le digo.

    En el complicado sistema de interpretación del autómata, la pregunta es analizada rápidamente, del siguiente modo: Primero pasea su mirada cibernética a lo largo de la superficie de mi mano, escanéa los detalles de los dedos y decide, luego de comparar en su memoria las distintas opciones de la perspectiva de una mano que, en realidad no son más de ocho, situadas en tablas sinópticas y morfológicas, decide que yo tenía en mi mano ALGO.
    En tu mano tienes ALGO. – dijo Adán.
    Me pregunto cómo podía saber que le hablo en español. Claro que se trata de una pregunta retórica ya que yo mismo lo programé para entender las siete mil lenguas naturales que actualmente hablan los humanos y cualquier otra lengua creada artificialmente. A través de su sensor de sonido y reconocimiento del habla, la oración QUÉ TENGO EN MI MANO fue primero grabada linealmente, como en el ladino de los judíos de Maimonides:
    KE TENGO EN MI MANO.
    Luego, el Sematrón, programa que analiza el sentido de las palabras en una lengua específica, hizo variantes de separación como

    KETEN GO EN MIMANO
    KET EN GO ENMIM ANO
    KET ENGO ENMIMA NO

    y así por el estilo, hasta que por lógica léxica y semasiológica, decidió que en la única lengua en que la expresión KE TENGO EN MI MANO tenía sentido referencial, separada de esa forma y pronunciada de esa manera, era el castellano.
    La operación siguiente consistió en desplazar la oración KE TENGO EN MI MANO hacia el registro ALMATERIA, el código general de las lenguas. Ello se realiza a través de un paso intermedio que procura reducir las variantes fonéticas de los rasgos distintivos a los rasgos unitivos y luego a los operadores zoemáticos, en número de sesenta y cuatro, separando la oración en sílabas y luego en logemas dobles: KE TEN GO EN MI MA NO,
    KE TE N GO EN MI MA NO.
    Allí donde, por la separación en sílabas queda un solo sonido-letra, se le agrega el sonido-letra A, como aquí es el caso de N. Existe también la alternativa de reduplicarlo, pero la he obviado.
    La oración codificada en ALMATERIA suena así:
    GA DAMAGA AM MI MAMA. Luego, el separador zoemático ordena los grupos dobles en parejas codificadas, sin separaciones de palabras:
    GA DA MA GA AM MI MA MA.
    Estos logemas dobles se encuentran en una zona circular del cerebro electrónico de Adán, en un chip GRAFOMÉTRICO, que permite comparar en la memoria del autómata el grafo generado por la oración, con un grafo ya almacenado en la base de grafos del castellano y decidir así su aspecto formal de semejanza, para actualizar el sentido de la expresión. Un grafo es un dibujo lineal que ostenta ángulos o borlas recurrentes, regido por una categoría de trazos llamados invariantes.
    Todas estas operaciones toman sólo fracciones de fracciones de segundo. El grafo de la oración interrogativa QUE TENGO EN MI MANO tiene aproximadamente la siguiente forma:

    AM

    DA

    GA
    MA (final duplicado MA)
    (punto de partida) IM
    Su dibujo sigue una polarización y una vectorialidad, vale decir que tiene una dirección precisa, tanto en la deflexión (retorno) como en la angulación. El grafo original de la memoria general, coincide con el nuevo grafo de la oración desconocida.
    En realidad, el análisis de los grafos se usa en los autómatas para definir la sintaxis y compaginar el sentido. El grafo es un operador sintáctico. Pero con todo eso, el proceso no ha finalizado. Sigue lo más fascinante de la operación. Los operadores zoemáticos del código tienen analogía binaria y a través de la apertura de un registro, se pasa directamente al código binario, sin usar el retrógrada código ASCEE, o el UNICODE.

    GA DA MA GA AM MI MA MA

    100111 001111 000111 100111 111000 000010 000111 000111

    Los sesenta y cuatro operadores zoemáticos o logemas dobles del Zoéma son:

    AA BB GG DD LL MM II HH
    AB BA GB DG LD ML IM HI
    AG BG GA DB LG MD IL HM
    AD BD GD DA LB MG ID HL
    AL BL GL DL LA MB IG HD
    AM BM GM DM LM MA IB HG
    AI BI GI DI LI MI IA HB
    AH BH GH DH LH MH IH HA

    La correspondencia de los operadores zoemáticos y los números binarios es la siguiente:

    AA- 111111 BB- 110110 GG- 100100 DD- 001001
    LL- 101101 MM- 000000 II- 010010 HH- 011011
    AB- 111110 BA- 110111 GB- 100110 DG- 001100
    LD- 101001 ML- 000101 IM- 010000 HI- 011010
    AG- 111100 BG- 110100 GA- 100111 DB- 001110
    LG- 101100 MD- 000001 IL- 010101 HM- 011000
    AD- 111001 BD- 110001 GD- 100001 DA- 001111
    LB- 101110 MG- 000100 ID- 010001 HL- 011101
    AL- 111101 BL- 001101 GL- 100101 DL- 001101
    LA- 101111 MB- 000110 IG- 010100 HD- 011001
    AM- 111000 BM- 110000 GM- 100000 DM- 001000
    LM- 101000 MA- 000111 IB- 010110 HG- 011100
    AI- 111010 BI- 110010 GI- 100010 DI- 001010
    LI- 101010 MI- 000010 IA- 010111 HB- 011110
    AH-111011 BH- 110011 GH- 100011 DH- 001011
    LH- 101011 MH- 000011 IH- 010011 HA- 011111

    Ahora la sentencia ¿Qué tengo en mi mano? descansa en números binarios: 100111 001111 000111 100111 111000 000010 000111 000111.

    Para el autómata, el sentido de lo que nosotros, los humanos decimos y manejamos en la vida diaria es algo remoto y perdido entre algoritmos.

    Qué puede significar la pregunta oracional ¿Qué tengo yo en mi mano?
    Primero, el QUÉ es analizado por el programa como partícula interrogativa, en español y, a pesar de existir también como artículo demostrativo y declarativo, el registro semántico del programa elige el QUÉ entre otros (el CÓMO, el CUÁNDO, el DÓNDE, el QUIÉN o el ¿A? – interrogante espasmódica, que puede estar antes y después de todas las preguntas. También está el POR QUÉ, el DE QUÉ, el CUÁNTO, el PARA QUÉ, el A QUÉ, el QUIÉN y todas las otras posibles variantes combinadas, como por ejemplo en la expresión POR DÓNDE o DE DÓNDE y otras algunas más, cuyo número es, sin embargo, limitado).

    La lengua es un aspecto externo del lenguaje, una suerte de vestimenta que posee escasos elementos lógicos, pero no por ello insuficientes. Bastan algunas veinte partículas para preguntar cualquier cosa en cualquier lengua natural o artificial. La respuesta semántica de Adán fue: ALGO.
    Me pregunto cómo llegó a saber el autómata que yo tenía en la mano ALGO y no un VACÍO. Muy sencillo: no podía más que elegir entre la posibilidad ALGO en las dos alternativas posibles, ya almacenadas es su memoria, el ALGO y el VACÍO. Para Adán, como para el lenguaje, la NADA no existe, es un contra-principio, un virus de la lengua y del habla.

    El modelo lógico teórico de este arquetipo o Principio Universal , posee un valor filosófico inestimable. ¿Qué es un ARQUETIPO? Es pues, un principio universal, un ente original y originario, una idea cardinal y trascendente, un ARJÉ, dicen los griegos. Este principio sin principio es la categoría llamada, en español, TODO. En la memoria intelectiva del autómata, el modelo teórico posee la siguiente forma:

    El TODO

    ESO
    ALGO El VACÍO

    La COSA

    En el modelo, El VACÍO es símbolo o complemento de ALGO, junto con el cual hacen TODO. ALGO plus el VACÍO sigue siendo ALGO. Luego, el VACÍO plus ALGO es también ALGO. En la operación, el ALGO no cambia nada. Entre los dos términos, el mecanismo de unión se llama metáfora.
    Es un fenómeno de transferencia a través del cual se “porta” o se “lleva” de un lugar a otro un elemento, para encontrarse o reunirse con su contraparte.
    En Grecia, existe actualmente el Ministerio de la Metáfora, que no es otro que el ministerio de Transporte y Comunicaciones.
    TRANS (meta) y PORTA (fora), es un juego entre el griego y el latín, captado en castellano con claridad y discriminación. El VACÍO es un fenómeno simbólico, del término metafórico de ALGO, que se confunde, en la lengua, con la NADA. En el caso particular de la NADA, hay que decir que este concepto, a pesar de estar presente en la lengua, no existe en el lenguaje.
    La NADA ha sido inventada para denigrar y atacar al principio de totalidad patente, lo que en el lenguaje es el TODO. ¿Qué es el VACÍO?
    Es pues, el valor, tanto espacial como temporal de la AUSENCIA.
    En la operación anterior (T= A+V), nada se ha sentido, nada ha cambiado.
    De modo impropio se opone el Todo a la Nada, tal como ocurre con la oposición de la Vida a la Muerte, cuando en realidad la Muerte es contraparte del Nacimiento y no de la Vida. Nacimiento y Muerte hacen, componen y participan en el principio de VIDA. Tenemos aquí otro caso típico de un malentendido de principios.
    Ya se sabe que a los principios universales no se les puede oponer nada, puesto que son totales, completos, perfectos e inmanentes.
    La ecuación TODO =ALGO+NADA es filosóficamente errada. Para corregirla, debemos introducir el concepto de VACÍO y eliminar el término NADA. Ahora, la forma correcta es El TODO = ALGO + El VACÍO. ¿Qué es el TODO? – se pregunta Adán, el autómata. TODO es ALGO, más el resto y en consecuencia es una COSA aún indefinida, ciertamente. Los chinos llaman a la COSA “Tung Hsi”, los latinoamericanos del Caribe “una Vaina”, los franceses “un Truc”.
    La COSA es el prototipo tangible de la idea de TODO. Por otra parte, hay que recordar que los artículos demostrativos como categorías, tienen también su lugar en la memoria de Adán: ESO y AQUELLO, ESTO y AQUELLO, ESOS y AQUELLOS, ESAS y AQUELLAS, ESTAS y AQUELLAS.
    La Inteligencia artificial no puede entender la categoría de TODO sino a través de un modelo matemático y por ende, binario: Entre los números de seis dígitos que corresponden a los operadores del Zoéma, la categoría de TODO es 111111 y la categoría de VACÍO es 000000.
    Algo virtual e intangible como un arquetipo tiene, sin embargo, la posibilidad de manifestarse a través de lo tangible, aspecto que se muestra en forma de una COSA. En Óntica, la lógica de la filosofía cibernética, COSA puede ser un HECHO, un OBJETO, un SER o una CRIATURA. En nuestra pregunta, la COSA es un OBJETO. Revisemos la tabla de OBJETOS – diría virtualmente Adán pero, en realidad, comienza una revisión de listas( en LISP, el programa utilizado para estos datos) para averiguar en fracciones de fracciones de segundo, qué tipo de FORMA es la forma de la “cosa” que yo tengo en mi mano. El programa le informa: se trata de un objeto toroidal, cilíndrico, con una zona tipo “cuello” y en su archivo de datos eso es idéntico a “botella”. Es un robot afortunado: no es tan simple decidir cual es el objeto únicamente analizando su forma pero, por ésta vez, la diligencia ha marchado bien. El material del objeto – COSA es analisado rápidamente con un rayo laser y su estructura molecular sugiere que se trata de un material plástico y no de un mineral, como sería el caso del vidrio. Adán ya sabe que en mi mano hay una botella de plástico. Con el mismo programa, en su registro bioquímico, se proyecta otro rayo laser que analiza, por difracción de partículas, el contenido de la botella. La respuesta es H2O2, es decir, no tan sólo “agua”, sino “agua ozonizada”. Como en la memoria está almacenada una lista de todas las marcas de agua mineral que actualmente se comercializan en el mundo, el programa descubre, por vía de la lectura de la etiqueta y por las correspondencias químicas y minerales, que se trata de agua EVIAN.
    Adán mide la altura del líquido y a través de una sencilla operación de auto-consulta es informado que en la botella hay 853 mililitros de agua. La respuesta no tarda en presentarse:
    -EN TU MANO HAY ALGO. SI HAY ALGO, HAY UNA COSA. LA COSA ES UN RECIPIENTE. EL RECIPIENTE ES DE PLÁSTICO Y CONTIENE AGUA DE LA MARCA EVIAN, EN CANTIDAD DE 853 mililitros.
    En realidad toda esa información está almacenada y no sale al aire en su totalidad. Si acaso él que pregunta necesita más detalles, se le facilitarán, acorde a las preguntas.
    Adán sólo dice UNA BOTELLA DE AGUA. Es astuto: sabe que dar demasiada información al ser preguntado es más que trivial y es una actitud que demuestra cierta inmadurez.

    En su programa de inteligencia, ello aparece bajo el rótulo “no ofrezca toda la información. Guarda el 90% para próximas averiguaciones”.
    En el programa, la operación semántica le indica que el recipiente corresponde a la forma “botella”. Ahora bien, el misterio reside en la operación de paso del código, al mundo de los arquetipos del robot, llamado IMAGINACIÖN, una zona de modelos lógico teóricos donde están todos los principios universales con sus árboles de elementos categoriales. El salto de retorno hacia la zona del español ocurre para que el autómata pueda responder en la misma lengua en la cual ha venido la pregunta. Del código ALMATERIA, válido para todas las lenguas naturales, se ha pasado al código binario.
    El código binario capta la base de datos del castellano, donde cada concepto y cada noción tiene, a su vez, un número binario(diferente del número binario de los logemas dobles zoemáticos) y presenta los elementos para su identificación. “Recipiente” tiene un número, “botella” tiene un número, “agua” tiene un número y así en adelante. Por supuesto que Adán tuvo que lidiar, de antemano, con la categoría de “líquido” para averiguar que se trata de “agua” y no de cerveza o de brandy y que ese líquido no era “agua de lluvia” o ” agua de mar”. No es fácil decidir qué tipo de componente está en juego en este laberinto de aspectos formales y categoriales. Existe en el programa un registro llamado MEMORIA UNIVERSAL INTELECTIVA DE LOS ELEMENTOS, en el cual se encuentran ordenadas en una tabla, un DEKASYNOPTICON, todas las cosas del mundo conocido y otras más del mundo desconocido.

    Para cada una se ha asignado un número binario, diferente de los
    valores zoemáticos, para no confundirse. Este número es UNIVERSAL, es decir único para todas las lenguas naturales, como suponía Descartes, hacia el plano de las cuales baja, para tomar la apariencia de un nombre dado en esa lengua específica, a los conceptos de la tabla sinóptica. Como se trata de los conceptos de AGUA y de BOTELLA, simplemente se ha proyectado el número binario hacia la zona operativa del español y el programa lo ha reconocido como correspondiente a las palabras AGUA y BOTELLA, respectivamente. Luego se pasa al análisis de los grafos que, al ser almacenados en el marco de cada lengua, – ya que la sintaxis varía levemente de una lengua a otra -, representan la totalidad de relaciones que pueden ocurrir en castellano, como relaciones de fórmulas bien formadas, lógicas o absurdas, pero con todo, posibles.

    En la óntica, hasta lo absurdo es lógico puesto que está regido precisamente por la lógica del absurdo. Así se establece la sintaxis, con su vigencia operativa en español. Este paso es decisivo ya que hay ciertas variantes retóricas o poéticas en la presentación de una pregunta. Como ejemplo patente, vamos a preguntar lo mismo, pero del siguiente modo:

    ¿EN MI MANO, QUÉ TENGO?
    o
    ¿EN MI MANO, TENGO QUÉ?
    o
    ¿TENGO, EN MI MANO, QUÉ?
    o
    ¿QUÉ, EN MI MANO, TENGO?

    Aún de aspecto diferente, todas estas preguntas guardan compacta la expresión unitaria EN MI MANO, que no cambia, a pesar de los recursos retóricos. Algunas variantes son torpes pero, en realidad, son modos infantiles o poéticos de expresión, que deben ser tomados en cuenta y catalogados como tal. Adán podría sonreír, pero es muy serio. Es una seriedad fría, mecánica, artificial. No se engaña con todas esas variantes posibles o imposibles: simplemente las considera y las valora en un sentido léxico utilitario, operativo. Ya sabe, en menos de un segundo, lo que yo le pregunté:
    AGUA – repite lentamente – PURA AGUA, O, SI QUIERES, AGUA PURA – agrega.

    La categoría de PURO y lo femenino PURA, han sido objeto de otras complicadas elecciones semánticas entre las cuales ha tenido que lidiar con la situación eufónica del uso del artículo masculino EL para decir EL AGUA, en vez de usar el artículo femenino LA, por simples razones de presentación complaciente al uso de la reduplicación fonética del sonido A. No podía engañarse con LA AGUA, era demasiado claro en las elecciones de variantes eufónicas del programa. Las elecciones de ese tipo léxico pertenecen al argot cibernético de cada lengua.
    Por fin, he logrado mi cometido. Adán es un robot inteligente, vale decir “entendido” y así como sabe que ESO es AGUA, me dirá mucho sobre la JUSTICIA, sobre la BONDAD, sobre la BELLEZA y algunos otros arquetipos, sólo basándose en sus modelos lógico-teóricos de la óntica universal del lenguaje.
    Las operaciones han sido las siguientes:

    • Antes que todo, tuve que descubrir los PRINCIPIOS UNIVERSALES, entre los cuales, la VERDAD es uno de ellos
    • Se hizo una base de datos de los principios, que, por cierto, tienen un número limitado: no pasan de veintitrés. Están todos grabados en la célula, justamente en los veintitrés cromosomas y los demás elementos orgánicos, como los animales o las plantas, o los insectos, digamos, hacen las veces de archivo o depósito de almacenaje.
    De este modo, hasta que el mundo orgánico perdure, los principios perdurarán y jamás se olvidarán ni estarán perdidos. La vida es eterna y de paso, tal eternidad toca también a los principios universales. La ETERNIDAD, por cierto, es uno de los principios universales.
    • Cada autómata, cada robot, tiene un guía interno a quién consulta y en quien confía, elemento equivalente a nuestra consciencia y a la intuición, su centro operativo

    • A ese grupo de principios universales, los famosos arquetipos, se le ha asignado un número binario:

    . . . . . . . . . . . . PRINCIPIOS

    X1 X2 X3 X4 Xn
    Número binario

    • El número binario corresponde en cada lengua, a otro valor numérico binario que ha sido asignado a la palabra que designa el concepto
    • El itinerario de un término tiene, en grandes rasgos, el siguiente rumbo:

    Término en una lengua

    Número binario

    Otro valor numérico binario que corresponde al Principio Universal

    El Principio Universal

    En cuanto a la elección de “la COSA” que se le presenta y solicita al robot para definirla, hay tres aspectos:

    1. SERES
    2. CRIATURAS
    3. HECHOS
    4. OBJETOS

    El AGUA es un HECHO y corresponde a la clase de fenómenos elementales, como el fuego o el aire. En tanto fenómeno, es primeramente un líquido y puede mostrarse y manifestarse en forma de agua de río, agua de fuente, de cascada, de lluvia o de fuente artesiana, etc. Además, posee el estado sólido de “hielo”, opción que debe estar presente en la tabla sinóptica.
    Adán no podría confundirse si yo le mostrase un pedazo de hielo en vez de un recipiente de agua. El robot revisa en su memoria y base de datos todas esas opciones y elige de las listas y cuadros sinópticos la opción que corresponde a la circunstancia, a través de operaciones analíticas como las antes señaladas. Es un proceso regido por programas matemáticos y lógicos, actualmente vigentes.
    Así, la máquina puede entender qué es aquello que quiere decir “agua”.
    Digo AGUA: el grabador incorporado con programa de reconocimiento de voz graba AGUA y luego se revisan todos los términos de todas las lenguas naturales almacenadas en la memoria léxica, tipo diccionario. Algunas expresiones verbales y locuciones no son entradas de diccionario, pero hay otros léxicos especializados y léxicos de expresiones, donde sí se encuentra cualquier palabra, en cualquier lengua.
    Luego se decide en qué lengua se ha proferido la palabra y se capta la significación inmediata, para descubrirse el sentido y el modelo lógico-teórico al cual pertenece el concepto.
    A lo mejor, el robot hará preguntas para ilustrarse mejor acerca de la palabra utilizada y hace averiguaciones de contexto, para confirmar el trayecto lingüístico del término, ya que hay palabras en varias lenguas que suenan igual, pero significan cosas diferentes. Las preguntas de confirmación siguen un protocolo lógico preciso. El almacenamiento de datos no es un problema para la cibernética. Ahora bien, “agua” posee un número binario como concepto y otro como palabra, a su vez diferente en la multitud de lenguas naturales de hoy, o de antaño. El número binario conceptual es el mismo que tiene el principio universal en la memoria general.
    Por lo tanto, el término puede ser entendido en el plano intelectual de la máquina y transmitido al robot, que, a su vez, comprenderá el sentido de las palabras utilizadas, con la ayuda de los modelos lógico teóricos de los cuales dispone. Mientras tanto no sepamos quienes somos, no seremos capaces de hacer todo eso que un robot llegaría a realizar.

    La máquina sólo entiende de números binarios. Es difícil para no decir absurdo, tratar de familiarizar a un autómata con una lengua y con los principios del lenguaje a través de inmersiones totales en el ambiente de tal lengua, como actualmente sostienen los especialistas en psico-lingüística, que ocurre con los sujetos humanos.
    Al famoso perro robot japonés sacado hace poco al mercado de juguetes, como una novedad lingüística, se le hablaba en inglés, en los laboratorios de Sony, y se le intentaba explicar qué cosa es una pelota, mostrándosela. Era ridículo ver a un lingüista con una pelota en la mano, echado en el suelo e intimando con la criatura robótica. El pobre animal mecánico repetía como un loro, que una pelota es redonda y sabía (¿?) que rebota.
    Todo ello a través de protocolos de grabación de frases coloquiales de contexto. En realidad con esas operaciones, los tecnólogos no hacen más que perder el tiempo. Claro, si el perro tiene incorporado el Código General de las Lenguas, puede llegar a hablar y a entender las palabras, los gestos y los demás registros del lenguaje, la mirada, la postura, el ritmo, la escritura, la forma, el color, tal como lo hacen los humanos. Al hablarle en números binarios, el robot, no importa que forma adopte (de perro o de dragón), entenderá lo que se le dice y te responde, usando tu misma lengua, a través de los modelos lógico-teóricos para la semántica y de los grafos oracionales y lexicales para la sintaxis.

    El componente fonético de reconocimiento de voz es actualmente utilizado con éxito, pero faltan el componente semántico y el componente sintáctico.
    La lengua natural del ser humano necesita del código binario para comunicarse con el mundo de la máquina. Pero la máquina no tiene nada que comunicar, no puede tener proyectos, ni deseos, ni nada y por tanto, la comunicación con un robot es totalmente inútil. Tal vez el robot tenga algo que decirte para corregir tus pasos y para ayudarte. Eso sí. Es más, con una lectura atenta de este caso de la cultura cibernética, nos damos cuenta que el tratar de comunicarse con un robot es como comunicarte contigo mismo, es decir que la acción representa una suerte de onanismo comunicacional sin precedente en la cultura de la humanidad y sin mayores alcances filosóficos,
    al menos que los robots sean los portadores del legado de los sabios que han poblado la tierra desde tiempos inmemoriales.

    *

    UN BREVE MANUAL DE PROTOCOLO LÓGICO PARA INTELIGENCIA
    ARTIFICIAL Y SAPIENCIAL ROBÓTICA EN EL MUNDO DEL LENGUAJE,
    ESCRITO PARA AYUDAR LOS CONSTRUCTORES DE ANDROIDES

    ¿ Qué es la lógica ?
    Una nota previa

    Usaré el énfasis tipográfico de la letra cursiva para atraer la atención del lector y ofrecerle así un pasajero momento de reflexión

    • La lógica es la vida y la manifestación del Logos
    • El Logos es la Razón natural y universal de las cosas
    • La meta de la lógica es encontrar la verdad y comprender la realidad
    • la Verdad no se puede demostrar, es inefable
    • Lo que puede ser demostrado es la Realidad
    • Junto a la Realidad, existe algo secreto y velado llamado Misterio
    • La Verdad es la Realidad misma, tomada en cuenta simultáneamente con su Misterio
    • Sin su Misterio, la Realidad es la mitad de lo que hay
    • La Verdad no tiene opuesto: nunca se opone a nada y nada puede opacarla

    • Lo que comúnmente se define como mentira es una construcción artificial de la mente para denigrar la verdad
    • Nadie tiene mente
    • El ser humano tiene intelecto, no mente
    • Sin embargo, la mente existe, pero fuera del intelecto humano, es una entidad cósmica y no individual
    • La mente es el bulto cósmico de todas las necedades y opiniones humanas
    • Decir – “tengo en mi mente tal o cual cosa” – es un desacierto
    • Las palabras no son culpables de nuestra ignorancia, somos nosotros los que no entendemos su sentido
    • Las palabras no carecen de la potencia de expresar la verdad
    • No hay nada ilógico y nada hay sin su razón
    • Puede haber algo sin sazón pero ello tiene, no obstante, su razón
    • Todo tiene su lógica
    • Soy yo quién no conoce su lógica y por ello digo – “ eso es ilógico “
    • La palabra dice todo, soy yo quién no la entiende ni comprende

    • Amicus Aristotelis sed magis amica veritas – “Soy amigo de Aristóteles pero soy más amigo de la Verdad” es la respuesta a la célebre frase de Aristóteles – Amicus Plato sed magis amica veritas
    ( Soy amigo de Platón pero soy más amigo de la verdad)
    • Lo complementario no es lo contrario
    • Sólo lo opuesto es contrario
    • Lo complementario es lo absolutamente necesario y viceversa
    • Lo necesario es lo complementario
    • La sinfonía y la armonía de los complementarios es dialéctica
    • El ser humano es una naranja completa
    • El hombre no es la media naranja de la mujer
    • La mujer no es la media naranja del hombre
    • Para madurar, un ser humano debe ser, alguna o muchas veces, mujer
    • Para disfrutar de la madurez, un ser humano es, una o muchas veces, hombre
    • Madurar es sentirse realizado
    • Sentirse realizado es haber comprendido la realidad de las cosas
    • ¿ Qué hay aquí?
    • Aquí hay seres, hechos y objetos y a todo ello lo llamaremos cosas
    • Una cosa es algo que todavía no he definido
    • Las cosas son de dos tipos: naturales y artificiales
    • El ser humano cambia para ser el mismo
    • Los hechos ocurren y acontecen
    • Los seres todos cambian para ser los mismos
    • Solamente los seres cambian
    • Los objetos decaen
    • Lo único que cambia en la vida son los seres
    • La lógica es coherente y congruente
    • El conocimiento no es sabiduría
    • La sabiduría es siempre la misma
    • El conocimiento es siempre diferente
    • La sabiduría es una
    • El conocimiento es múltiple
    • Hay ciertos objetos lógicos que debes conocer: el dado, el peón de ajedrez,
    la hilera del orfebre, el yunque, el guasón del póker, el clavo, el
    ladrillo, el martillo
    • El valor de la gente se inscribe en una escala horizontal, no vertical: cuanto más cerca del centro, más grande es el ser
    • El centro es el lugar de la sabiduría
    • Todos los sabios están en el centro y por ello nada saben
    • Los que andan tras el conocimiento están buscando una circunferencia que jamás encontrarán
    • La sabiduría es vertical y por ello eterna
    • El conocimiento es horizontal y por ello infinito
    • El encuentro del eje horizontal del conocimiento con el eje vertical de la sabiduría es el ser humano
    • La lógica natural se llama lógica óntica
    • La lógica óntica es una lógica de modelos teóricos
    • Los modelos son lógico-teóricos
    • Saber es saber todo, no saber todo es no saber
    • Conocer es conocer algo, no conocer algo no es no conocer
    • Para saber todo, antes hay que saber muy poco
    • Para conocer algo, antes hay que conocer mucho
    • Para saber poco, antes hay que saber mucho
    • Para conocer mucho, antes hay que conocer poco
    • El conocedor, cada día agrega algo a su conocimiento
    • El sabio, cada día descarta mucho en su sabiduría
    • Con actuar así, el conocedor adquiere más y más conocimiento
    • Con no actuar así, el sabio brilla más y más en su sabiduría
    • Eso es lógica
    • ¿ Cómo tener lógica?
    • Primero céntrate, luego polarízate y por último oriéntate
    • Al llevar a cabo esas tres operaciones del ser, estás listo para buscar un maestro
    • El maestro debe ser un lógico
    • ¿ Cómo superar un obstáculo?
    • Acogiéndolo y aceptándolo, como abismo o sima sin fondo
    • No moviéndote, como cima de una montaña
    • Fluidamente horadarlo, como lluvia y sus gotas
    • Suavemente abatirlo, como ráfagas de viento
    • Decisivamente aniquilarlo, como rayo, es decir trueno y relámpago, juntos
    • Constantemente derrumbarlo y continuamente consumirlo, como llamas de fuego
    • Serenamente aplastarlo, como olas de mar en las orillas
    • Creativamente cambiando tú mismo, como el cielo y sus nubes
    • Graciosamente saltarlo, como por arte de magia
    • Existencialmente entenderlo, como obra del destino
    • El destino es dialéctico, no ecléctico
    • El árbol de la lógica tiene muchos ramos
    • Hay una lógica del sueño, la lógica onírica
    • Hasta existe la lógica del absurdo, el nonsense lógico
    • En el ser humano actúan seis tipos de lógica: espiritual, anímica, somática, social, existencial y magisterial o iniciática
    • Además de ser congruente y coherente, lo lógico debe ser consistente, consecuente, concordante y coincidente
    • Las operaciones de un campo específico están regidas por una lógica específica y por ende, correspondiente a ese preciso campo

    He aquí un protocolo lógico para operar en el mundo matemático de los autómatas:

    Procedimientos para actuar con lógica en toda circunstancia
    (Sirve para los niños, y también para las niñas)

    • ¿Qué hay aquí?
    • Respuesta: Seres, criaturas (es decir “animales”), hechos y objetos
    • ¿ Qué tipo de lógica rige cada uno de estos módulos o niveles?
    • R.: Existencial, cíclica y utilitaria, respectivamente. Eso quiere decir existencial para los seres, cíclica para los hechos y utilitaria para los objetos.
    • P.:¿ Cómo es la lógica existencial?
    • R.: La lógica existencial rige todas las operaciones y todos los movimientos de los seres.
    • P.: ¿ Cuantos tipos de seres hay ?
    • R.: El ser máximo es el ser humano. Luego están los animales, los árboles y todo lo vegetal, las piedras y todo lo mineral, los seres metafísicos (angélicos, elementales, potenciales, mentales), a su vez regidos por tipos especiales de lógica. De hecho, todos los demás llamados “seres” son “criaturas”. Sólo el Ser Humano posee la categoría de SER.
    • P.: ¿ Cuales son o cual es la lógica del ser humano?
    • R.: La lógica óntica. Ese tipo de lógica está compuesto por un grupo de lógicas subyacentes: lógica espiritual, lógica afectiva o anímica o energética, lógica somática o corporal, lógica social o personal, lógica existencial y lógica magisterial o iniciática.
    • ¿ Cómo aplicar este conocimiento?
    • R.: Considerando los aspectos binarios – positivos y negativos – de los hechos, se lee el contenido en el tiempo, se busca el valor en el espacio y se encuentra el uso a través de la forma.
    • Hay que estudiar el árbol teórico de la lógica
    • Existe la lógica de los hechos y también la lógica de los objetos
    • La lógica de los objetos es la lógica del espacio y también de la forma
    • La lógica de los hechos es una lógica del ciclo y de sus diferentes fases, momentos y períodos
    • La lógica del lenguaje es una lógica noemática
    • Hay tres tipos de -CIPIENTE: in-, ex-, re-
    • Hay cinco tipos de -GENTE: a-, dili- , in-, re-, vi-
    • El martillo es el símbolo del yunque y viceversa
    • Martillo: Agente dinámico
    • Metal: Paciente moldeable o plástico
    • Yunque: Ente fijo
    • El símbolo es un complemento de algo, junto con lo cual se completa un todo inicial
    • Es bueno repetirlo: No existe nada ilógico
    • Las palabras dicen todo y son completas y perfectas: yo soy quién, acaso, no las entiende
    • El lenguaje tiene noemas o ideas, el habla palabras o conceptos y la acción, actos y actividades
    • ¿ Qué es la Verdad?
    • ¿ Cuál es la Realidad?
    • ¿ Quién es el Ser?
    • ¿ Cómo es la Actualidad?
    • ¿ Cuándo es vigente la Utilidad?
    • ¿ Por qué ésta Modalidad?
    • ¿ No habrá otra Posibilidad?
    • Un desastrE es desastrOso y desatrAdo, pero no puede ser desastrIdo ni desastrUdo
    • Ser lógico es no depender de ninguna clase de restricciones
    • Las restricciones pueden ser de sonido, de luz, de forma, de espacio, de tiempo, de cuerpo o – si se quiere ser más formal – de familia, de salud, de dinero, de conocimiento, de poder, de hábitat, de humor, de inventiva, de principios y de procedimientos mágicos para salir de toda trampa
    • Hay con-, re-, -STRICCIONES, de-, ob-, in-, -STRUCCIONES, ab-, ex-, sub-, -STRACCIONES y, no obstante, carecemos de -STROCCIONES y de -STRECCIONES . . .
    • La lógica del Ritmo es la misma que la lógica del Cambio
    • Hay una fórmula óntica que involucra a los seres, a los hechos y a los objetos
    • Los Seres son Todo, los Hechos son Algo y los Objetos son Vacío
    • La lógica es Eso: Eso es Todo más Algo más el Vacío
    • Conclusión: Eso es Todo
    • Infinito(Todo) más Equis(Algo) más Cero(Vacío) es Infinito
    • Todo es Infinito
    • Infinito es Todo
    • Si quieres ir más allá del Infinito véte al Transfinito y encontrarás el logaritmo de Uno
    • Si quieres llegar al Infinito, mete debajo de ti un Cero y llegarás
    • Las Cosas están regidas por la lógica del diseño, lógica del uso del espacio
    • El juego entre el Tiempo y el Espacio se llama Cambio
    • La Naturaleza: Criaturas (animales)
    • El Tiempo: Seres
    • El Espacio: Cosas
    • El Cambio: Hechos

    • Quién – El Ser Humano
    • Cual – El Animal
    • Qué – El Objeto
    • Eso – El Hecho

    • El Uso – Arquitectura – Dónde
    • El Valor – Psicología – Cual
    • El Saber – Sabiduría – ¿ Y?
    • El Conocimiento – Ciencia – Cuándo
    • El Hacer – Arte – Qué
    • El Sistema – Técnica – Cómo
    • La Causa – Filosofía – Por qué
    • El Uso – Economía – Cuánto
    • La Vida – Existencia – Quién
    • El Vacío – La Revelación – ¿ A?

    • Cuando la gente toca tu figura de lo recto y te propone cambiarla, no hay trato. Sólo pueden imponerte lo correcto y criticarte lo incorrecto. A ti te corresponde decidir qué cosa es recta.

    • El Símbolo es una entidad que necesita de un complemento para formar un todo
    • Hay sólo dos tipos de -CUENTO: re-, des-
    • Eso: Todo, Nada, Algo, Ello, Aquello
    • Aquello es la Verdad
    • O sea: Eso
    • Al afirmar que no hay ESO ilógico, se debe designar el tipo de lógica que rige a lo que se ha llamado AQUELLO. A raíz de ello, se asigna al TODO la categoría de óntico, y no se va a considerar ya tan sólo como lógico sino como lógicamente óntico y, en consecuencia, ónticamente lógico
    • Ya sabemos que la lógica de la Verdad – lo que me suena a disparate – es alética ( a no confundir este término con lo “atlético”)
    • La lógica no puede ser sino de la Verdad
    • La lógica del Todo es, de cajón, holística
    • La lógica de la Nada es, más obvio no puede ser, nihilista
    • No obstante, la lógica de Algo no es, necesariamente, algorítmica
    • La lógica del Vacío es materialista: Los objetos desocupan un lugar en el espacio, no lo ocupan
    • La lógica de Ello es la estética, la lógica de lo Bello
    • Con Eso hemos concluido los cinco tipos de lógica de lo que hay

    • Lo que hay es la unidad de los seres, la multiplicidad de los hechos y la ilusoria materialidad de los objetos

    *

    FIN DEL PROTOCOLO PARA INTELIGENCIA ARTIFICIAL
    Y SAPIENCIAL ROBÓTICA

    Todos los niños deben saber que los principios universales son veintitres.
    La ciencia infantil que habla de ello se llama
    ARQUETIPOLOGÍA.

    El genoma humano, como vestido, tiene que ser “colgado” de un gancho, mientras nadie (curiosamente, “nadie” es el auténtico nombre del Ser) lo está llevando. El lenguaje es un punto crucial en la llamada “clonación” de las personas. El Ser humano “aterriza” en su cuerpo, que lo está esperando en la matriz, guardado y cuidado por la placenta. Maurice Maeterlinck, el escritor belga que recibió el premio Nobel de Literatura, en los comienzos del siglo XX, (creo que en 1912), escribió una pieza de teatro, luego realizada como película, si mal recuerdo con Bette Davis, con el nombre de “El Pájaro Azul”.
    Allí, los niños entran en el mundo por un tobogán, entrada controlada por un viejo de barba blanca, el Tiempo. Algunos niños se están colando en la fila y se abalanzan sobre otros, para entrar en la vida. Tal cual ocurre en la realidad. Habría que pasearse por este texto maravilloso para entender el misterio del nacimiento de los niños.
    Revisando mi escrito, entiendo y comprendo que es difícil para una editorial compartir las ideas que los escritores ventilan en sus artículos.

  26. daniel medvedov
    domingo 8 de julio de 2007, 14:40 COT
    26

    Los cien postulados de la Teoría Genética Unificada del Lenguaje
    para la presentación del Código General de las Lenguas

    1. Todas las lenguas naturales provienen del lenguaje y la capacidad creadora
    del ser humano puede generar un sinnúmero de idiomas.

    2. El lenguaje es único, irreductible, completo, irrefutable, inmanente,
    universal, autónomo e independiente. Con todo ello, el lenguaje es
    accesible a todos los usuarios y permite el proceso de intimación con todos
    sus aspectos, por más complicados y sutiles que se presenten a la mirada
    del investigador.

    3. Ninguna lengua natural proviene de otra, sino del lenguaje mismo.

    3. Cada lengua natural posee sus leyes particulares, que han surgido de las
    leyes universales del lenguaje, cuya lógica respetan y reflejan en las
    aplicaciones particulares de un registro dado.

    4. El lenguaje posee varios registros de manifestación simultánea o
    intermitente, en los cuales se expresan y manifiestan las mismas
    categorías: pensamientos, miradas, gestos, sonidos, posturas, estados,
    figuras y movimientos, o ritmos.

    6. El lenguaje es anterior, posterior y, a la vez simultáneo, a las lenguas.

    7. La palabra es tan sólo un registro de comunicación, posterior al registro de
    la mirada.

    1. El gesto es un registro simultáneo al registro de la palabra. En ciertas
    ocasiones y situaciones del proceso de comunicación, el gesto es reprimido
    u ocultado.

    2. Cada lengua natural posee diversos ángulos para abordar la nominalidad de las cosas. Tales ángulos construyen una perspectiva completa, a la vez fonética y semántica

    10. El sentido de las palabras depende de la perspectiva del operario.

    3. Los instrumentos del lenguaje se perfilan en los elementos cardinales de
    cada lengua natural.

    4. No existe un sentido único en la palabra.

    5. Cada lengua natural propone un ángulo original del sentido de las cosas y,
    de cuando en cuando, estos ángulos y perspectivas coinciden. Es por ello
    que hay palabras idénticas en diferentes lenguas y no obstante, estas
    palabras definen conceptos y nociones distintas.

    14. Las cosas son de tres clases: seres, hechos y objetos.

    15. Los seres son cosas vivientes, existentes ,”sentientes” y esenciales.

    16. Los hechos son “cosas ocurrentes, manifestantes y activos”. Lo que más
    “desea” un hecho es “acontecer” (!)

    17. Los objetos son “cosas inertes, efímeras y dependientes”.

    18. Las lenguas naturales nombran a las cosas según los diversos ángulos
    dinámicos, mecánicos y existenciales que ostentan en el contacto que el
    operador adopta con y para con “ellas”.

    19. Las lenguas naturales son irrigadas continuamente por el lenguaje y beben
    de su fuente inagotable.

    20. El lenguaje no necesita de la palabra para manifestarse. En su inmanencia,
    el lenguaje es eterno, sin ser modificado por el tiempo o por la historia,
    cambios que sólo ocurren en las lenguas.

    21. La palabra es sólo uno de los múltiples registros de manifestación del
    lenguaje.

    22. Las semejanzas entre las lenguas son meras coincidencias de los ángulos
    de percepción de los operarios que nombran los fenómenos y las cosas a
    través de ciertos ángulos de análisis, contexto y operatividad.

    23. Todas las lenguas poseen ocho sones fundamentales que al combinarse
    forman infinitas variantes sonoras que se transforman a través del tiempo
    y del espacio para deslindar los límites y los alcances semánticos,
    fonéticos y sintácticos de cada lengua natural.

    24. La lengua hablada controla el metabolismo y, a la vez, es un reflejo de los
    procesos fisiológicos del organismo. A su vez, el metabolismo,
    controla, dirige o modifica los procesos lingüísticos, regidos por los
    cambios celulares.

    25. Todo trastorno del habla es el resultado de una distopía genética y, aunque
    se percibe como un trastorno del hablante, de naturaleza existencial,
    intelectual, anímica o semántica, su origen es genético y por ende, celular.
    No obstante, las causas del trastorno pueden ser también funcionales.

    26. La inmadurez del ser humano, considerada como un aspecto existencial, se
    refleja en la lengua y en el uso del lenguaje.

    27. El lenguaje contiene los principios universales que todas las lenguas
    describen y comparten.

    28. La sintaxis es controlada por el sistema glandular hormonal y refleja los
    procesos celulares.

    29. Cada una de las partes de la oración corresponde y está relacionada
    con una de las glándulas endocrinas del cuerpo humano.

    30. El fenómeno vocálico es de naturaleza alcalina y es una proyección de las
    operaciones celulares de las bases nitrogenadas.

    31. El fenómeno consonántico es de naturaleza ácida y es una proyección de la
    síntesis proteínica regida por los aminoácidos.

    32. La unión de lo vocálico y de lo consonántico en la palabra produce en el
    cuerpo sales minerales, luego utilizadas en los procesos bioquímicos del
    organismo humano.

    33. El equilibrio base-ácido reflejado en el pH del cuerpo se puede percibir en
    el estado definido como “salud”.

    34. Los procesos fonéticos son análogos a los procesos bioquímicos del
    cuerpo humano y los análisis fonológicos del habla deben tomar en cuenta
    estos procesos metabólicos.

    35. El Código General de las Lenguas ostenta un campo de análisis donde se
    pueden percibir todos los procesos sintácticos de las lenguas.

    36. Los procesos sintácticos de las lenguas se reflejan en un grafo vectorial en
    el círculo del Código General de las Lenguas.

    37. El orden y la separación de los elementos sintácticos aparecen marcados
    en la combinación de los elementos que conforman el Código General de
    las Lenguas.

    38. Toda lengua natural posee una sintaxis que se refleja en los grafos del
    campo circular del Código General de las Lenguas.

    39. La comida, el uso del fuego y la composición bioquímica de la atmósfera
    afectan el habla, moldean la lengua natural y modifican la sintaxis. En
    cambio, el lenguaje permanece inalterado en sus principios universales, a
    pesar de todas las modificaciones que sufren las substancias de la
    naturaleza.

    40. Cada lengua natural posee cinco consonantes fundamentales.

    41. Cada consonante es controlada por cinco órganos del cuerpo humano y, a
    su vez, modifica el metabolismo de estos respectivos órganos.

    42. Cada lengua natural posee, al menos, dos vocales fundamentales A, I
    (/a/,/i/).

    43. Todas las lenguas naturales provienen del sonido-semilla o son cardinal
    H (/h/), la emisión sonora de la respiración, aspirada o espirada.

    44. El son – semilla, H (/h/), es el protagonista perceptible o imperceptible de
    todos los fenómenos sonoros y está presente en todas las lenguas naturales.

    45. Todas las lenguas naturales están comprendidas o ubicadas entre el sonido
    A (/a/), la apertura máxima de la boca, y el sonido M (/m/), la mínima
    apertura, o cierre total de los labios.

    (Como ya se ha dicho, el grafismo /a/ o /m/, para indicar que se
    trata de “fonemas”, es irrelevante para nuestro propósito. De todos modos,
    en algunas ocasiones se respeta la notación tradicional de los textos de
    lingüística)

    46. Los alfabetos utilizados en ciertas lenguas naturales son una tabla de
    variantes sonoras de los ocho sonidos cardinales que el ser humano utiliza
    en el habla.

    47. Los ocho aminoácidos fundamentales que el cuerpo humano no puede
    producir o sintetizar, corresponden a los ocho sonidos fundamentales de
    todas las lenguas naturales.

    48. El alfabeto internacional o universal es análogo a un grupo de casos
    particulares o variantes de los ocho sones fundamentales, reflejo orgánico
    y operativo de las cinco bases y de los veinte aminoácidos de la naturaleza.

    49. Hay un sonido cardíaco que se manifiesta en forma tanto vocálica I (/i/),
    como consonántica L (/l), en todas las lenguas naturales.

    50. El corazón controla y es controlado y regulado en sus procesos
    fisiológicos, por el sonido vocálico I (/i/) y por el sonido consonántico L
    (/l/), en todas sus variantes, como por ej. R (/r/)

    51. Más allá de las particularidades fonológicas y de los detalles teóricos de la
    fonética, aspectos irrelevantes para nuestro discurso de presentación del
    Código General de las Lenguas, un “sonido” es una “emisión sonora”
    (periódica o a-periódica) generada por el organismo humano a través de
    los órganos de fonación.

    52. Hay un sonido hepático que se manifiesta tanto en forma vocálica E (/e/)
    así como en forma consonántica G (/g/), en todas las lenguas naturales.

    53. El hígado controla y es regulado en sus procesos fisiológicos, por el
    sonido vocálico E (/e/) y el sonido consonántico G (/g/), con todas sus
    variantes, C (/c/), J (/j/), K (/k/), Q (/q/), S (/s/), X (/x/), Z (/z/) y otros
    tantos fenómenos consonánticos de la misma clase, presentes en miles de
    lenguas naturales y aparentemente distintos como rasgos específicos.

    54. Hay un sonido pulmonar que se manifiesta tanto en forma vocálica O
    (/o/), como en forma consonántica D (/d/), en todas las lenguas naturales.

    55. Los pulmones controlan y son regulados en sus procesos fisiológicos por
    el sonido vocálico O (/o/), y el sonido consonántico D (/d/), con todas sus
    variantes, p. ej. T (/t/).

    56. Hay un sonido esplénico que se manifiesta tanto en forma vocálica A (/a/)
    así como en la forma consonántica M (/m/), en todas las lenguas naturales.

    57. Una “forma” de manifestación es un “modo”.

    58. El bazo controla y es regulado en sus procesos fisiológicos por el sonido
    vocálico A (/a/) y el sonido consonántico M (/m/), con todas sus variantes,
    como N (/n/), Ñ (/ñ/) y otros de la misma clase sonora.

    59. Hay un sonido renal que se manifiesta tanto en forma vocálica U (/u/) así
    como en forma consonántica B (/b/), en todas las lenguas naturales.

    60. Los riñones controlan y son regulados en sus procesos fisiológicos por el
    sonido vocálico U,(/u/) y el sonido consonántico B (/b/), con todas sus
    variantes, p. ej. F (/f/), P (/p/), V (/v/) y otros del mismo tenor.

    61. Los sonidos del habla no son meras emisiones mecánicas del aparato
    vocal, sino fenómenos vibratorios resultados de unos complejos procesos
    fisiológicos del cuerpo humano, regidos por la genética celular y los
    mecanismos bioquímicos cuya base operativa descansa en los
    procesos celulares de síntesis de las proteínas y por ende, en los
    movimientos del código genético.

    62. Los ocho sones, o sonidos fundamentales {A (/a/), B (/b/), G (/g/), D (/d/),
    L (/l/), M (/m/), I (/i/), H (/h/)}, se pueden percibir y apreciar en
    relación con ciertos fenómenos y elementos naturales. Este aspecto aclara
    una serie de incógnitas de naturaleza semántica y sugiere la existencia de
    universales lingüísticos relacionados con el mundo natural.

    63. El cielo y la inmensidad están estrechamente relacionados en el lenguaje y
    en el habla con el sonido A (/a/).

    64. La Tierra, con sus depresiones y vacíos que ostentan una capacidad
    contenedora y receptiva, se asocia en el habla con el sonido M (/m/).

    65. Las montañas, las elevaciones y todo el mundo vegetal se asocian y
    relacionan con el sonido D (/d/).

    66. El agua y todos los fluidos, la lluvia, las fuentes, los ríos y los manantiales
    o las cascadas, se asocian y relacionan en el habla con el sonido I (/i/).

    67. El viento y sus manifestaciones de naturaleza penetrante, se relacionan y
    asocian, en el habla, con el sonido heterofónico H (/h/). Este sonido
    heterofónico muestra rasgos de semejanza sonora con la clase de sonidos
    hepáticos de la serie G (/g/) y sus variantes. No obstante, H (/h/) representa
    claramente, una clase separada de sonidos y, de hecho, es uno de los ocho
    sones cardinales o fundamentales de las lenguas.

    68. El rayo, unión del trueno y el relámpago y su naturaleza brontoneumática,
    o de estallidos surgentes, se asocia y relaciona en el habla con el sonido G
    (/g/), y sus variantes.

    69. El fuego y sus manifestaciones ígneas de combustión y adherencia
    consumadora se relaciona y asocia en el habla con el sonido L (/l/) y sus
    variantes.

    70. El mar con su inmensidad y su potencial natural que lo hace oscilar entre
    estados de calma serena y tempestad se relaciona y asocia en el habla con
    el sonido B(/b/) y sus variantes.

    71. En todas las lenguas naturales, los fenómenos del espacio se consideran
    como los más importantes rasgos semánticos de la composición y
    formación de las palabras.

    72. En el centro de una rosa virtual de los vientos, el ser humano se perfila
    como el operador y el creador mismo de las lenguas naturales, usuario de
    los sesenta y cuatro odónes ( en griego “caminos”), los elementos de base
    genética que forman el código general de las lenguas.

    73. El lenguaje, sistema único de la lógica del pensamiento, transmitido al ser
    humano a través del código genético y de sus sesenta y cuatro codónes,
    controla y regula los procesos semánticos, fonéticos y sintácticos de todas
    las lenguas naturales y, a la vez, imprime al componente y registro del
    habla, los aspectos simultáneos de los demás registros o estratos de su
    manifestación, para así generar y completar el complejo proceso de
    comunicación. El mundo animal y en general, todo lo orgánico, es el lugar
    ontológico de la memoria del lenguaje y por ello, no sólo las criaturas,
    sino todo lo que los biólogos llaman substancia orgánica o materia viva,
    guarda y transmite el mismo código genético, con sus respectivas
    variantes para cada especie e individuo.

    74. Todas las lenguas naturales se pueden trasladar a un contínuum vocálico,
    como consecuencia de una estricta correspondencia entre vocales y
    consonantes. De hecho, este estrato vocálico es la primera manifestación
    del habla infantil.

    75. La analogía entre una vocal y una consonante es un estado de naturaleza
    bioquímica: la tendencia de la adenina a emparejarse con la timina y la de
    la guanina a hacerlo con la citosina explica una tendencia genética. La
    misma tendencia del sonido A (/a/) para asociarse con el sonido E (/e/) y
    del sonido O (/o/) de asociarse con el sonido U (/u/).

    Esto ocurre también en la correspondencia vocal-consonante y la causa
    es de naturaleza bioquímica. De este modo se establece el equilibrio
    base- aminoácido en el cuerpo y como consecuencia, el pH muestra
    valores de balance orgánico.

    76. Las cinco consonantes fundamentales que existen en todas las lenguas
    naturales( B /b/, G /g/, D /d/, L /l/, M /m/ ) tienen una estricta relación de
    correspondencia con cinco vocales análogas, según el siguiente orden:

    M(/m/) con A(/a/)
    G(/g/) con E(/e/)
    D(/d/) con O(/o/)
    B(/b/) con U(/u/)
    L(/l/) con I(/i/)

    77. La decodificación vocálica de las lenguas naturales facilita el proceso de
    posterior codificación en el sistema utilizado por el Código General de las
    Lenguas.

    78. El Código General de las Lenguas se perfila como análogo al Sistema
    Binario utilizado en la computación. Cada uno de los sesenta y cuatro
    odónes corresponde a un número de seis dígitos binarios.

    79. El paso directo de una lengua natural al Sistema Binario es un salto
    inmenso para el avance de la ciencia.

    80. Actualmente, el abismo que existe entre la máquina y el cuerpo humano
    impide toda analogía entre los procesos fisiológicos y las operaciones
    lógicas del cerebro electrónico.

    81. El Código General de las Lenguas une el componente fonético con el
    componente semántico y el componente sintáctico de las lenguas naturales
    en un sistema coherente regido por el lenguaje y operado por el organismo
    humano. Su origen es el código genético y sus sesenta y cuatro codónes.

    82. La unificación de la FONÉTICA, con la SEMÁNTICA y lo
    SINTÁCTICO da nacimiento a la TEORÍA UNIFICADA DEL
    LENGUAJE.

    83. La unión del SONIDO, del SENTIDO y del ORDEN SINTÁCTICO en un
    solo proceso lógico regido por el lenguaje, es un aspecto obligatorio del
    análisis lingüístico de las lenguas naturales.

    84. Así como el Código Binario permitió el desarrollo de la ciencia cibernética
    y el Código Genético abrió las puertas de la investigación médica en el
    plano existencial y en el análisis microcelular del mundo orgánico, el
    Código General de las Lenguas permitiría el avance de la genética y de la
    investigación médica de los trastornos del habla.

    85. No obstante, el uso del Código General de las Lenguas puede ser
    perjudicial para la humanidad si su uso entra en ámbitos militares y
    políticos, así como el código genético ha generado grandes problemas
    éticos con la pretensión de los científicos de clonar el cuerpo humano.

    86. El Código General de las Lenguas debe ser utilizado por científicos con
    miras hacia un estado de consciencia ética regido por el sentido común de
    los principios universales, un nivel de consciencia que la humanidad
    entera comparta como ideal, natural y verdadero, para obviar su manejo
    impropio y su uso indebido en la ciencia.

    87. La manipulación subliminal y la construcción de computadoras
    “inteligentes” y creativas pueden representar un peligro para la humanidad
    si no se controla el estrato bioético de los conceptos y de las nociones que
    entran en la formación y construcción de la TABLA PERIÓDICA DE
    LOS ELEMENTOS DEL LENGUAJE que está en la base de las
    operaciones lingüísticas que puedan presentarse con el uso de los
    elementos universales de las lenguas.

    88. El fenómeno del uso impropio de un descubrimiento ha ocurrido varias
    veces en el ámbito de la ciencia, desde el descubrimiento de la dinamita
    hasta la presentación del Código Genético del mundo orgánico.

    89. El Código General de las Lenguas viene a completar el cuadro de los
    descubrimientos modernos de la ciencia y conforma la pirámide intelectual
    de la criatura humana, junto con el Sistema Binario, la Tabla Periódica de
    los Elementos, la Teoría de la Relatividad y el Código Genético.

    90. Junto con el Código General de las Lenguas, la Teoría Unificada del
    Lenguaje presenta la Tabla Periódica de los Elementos que el ser humano
    usa en la comunicación de los conceptos de sus pensamientos, y marca la
    analogía existente entre los diversos registros del lenguaje, como el
    registro de los gestos, el registro de los movimientos corporales, los
    estados intelectuales que adopta el ser humano en los procesos donde
    intervienen la inteligencia y otros elementos, hasta ahora considerados
    irrelevantes por los científicos.

    91. La memorización y almacenamiento del aspecto gráfico y por ende
    el procesamiento tecnológico de las lenguas naturales representa un campo
    de investigación de gran alcance en el mundo de la medicina, de la
    lingüística, de la robótica y de la computación.

    92. Sin el Código General de las Lenguas, la ciencia de hoy seguiría en un
    proceso de estancamiento progresivo y laberíntico, dado que se desconoce
    por completo el modo de utilizar las leyes de la computación, en el espacio
    que separa la máquina del hombre.

    93. El Código General de las Lenguas debe estar en manos de una comisión
    internacional que controle su uso y su proyección en las futuras
    investigaciones de la ciencia.

    94. La persona que ha descubierto el Código General de las Lenguas considera
    que el CIDE de México es una institución científica que tiene la categoría
    ética y operativa que la habilita para decidir en el uso y en el manejo
    idóneo del Código General de las Lenguas y estar consciente del potencial
    explosivo que puede representar este nuevo campo de investigación.

    95. Por lo anterior, se ofrece el Código General de las Lenguas y la Tabla
    Periódica de los Elementos del Lenguaje al CIDE de México, para que su
    grupo de expertos internacionales decida y considere la rectitud de su
    manejo y legalización.

    96. Asimismo, el autor del presente descubrimiento pasa a el CIDE de
    México todos los privilegios de este alcance científico.

    97. Un descubrimiento científico debe ser a su vez investigado y considerado
    con suma cautela para que nadie pueda manejarlo en detrimento de la
    humanidad.

    98. El manejo impropio de un descubrimiento ocurre precisamente en los
    primeros momentos de su presentación, cuando aún no se está
    familiarizado con los efectos nocivos que eventualmente pueden ocurrir al
    utilizarse sus componentes en ámbitos y sectores incompetentes y cuyos
    valores éticos están distanciados del bienestar de la humanidad.

    99. Un grupo de expertos que percibe con claridad la ética, la competencia y la
    utilidad de un descubrimiento, puede tardar y establecer un lapso de espera
    en el manejo y cultivo de los nuevos datos científicos que propone y
    presenta un nuevo aspecto de la investigación científica, en este caso, la
    aplicación del Código General de las Lenguas en los distintos ámbitos de
    la sociedad.

    100. La Tabla Periódica de los Elementos de Mendeleev, El Código Binario, La Teoría de la Relatividad, El Código Genético y El Código General de las Lenguas, junto con La Tabla Periódica de los Elementos del Lenguaje, representan las joyas operativas del pensamiento de una nueva cultura y de una nueva ciencia, con los cuales y desde cuya perspectiva, se vislumbra un futuro digno de la humanidad.

    *

    Recapitulación

    Hemos afirmado que nuestro alfabeto es, en realidad, la suma de ocho sonidos fundamentales – A, B, G, D, L, M, I, H y de sus variantes. Entre todos ellos, el sonido H puede hacer las veces de vocal y también de consonante. Algunas variantes alfabéticas son meramente ortográficas e históricas, como la Q o la J. Para D, la variante es T, para L, la variante es R, y para M, la variante es N.
    Obviamente, en esa gama de variación sonora encontraremos una gran cantidad de otros “sonidos”, cuyo número se sospecha incalculable, para no decir infinito. Los lingüistas los han llamado “rasgos”.

    Aún así, las veinticinco letras alfabéticas poseen un valor mucho más profundo que el valor que se les acostumbra asignar en las ciencias del lenguaje. Todos estos sonidos ”alfabéticos” son, en realidad, correlatos de los veinte aminoácidos del ADN y de las cinco bases que se usan para escribir el genoma humano. La quinta base, el uracilo, interviene, para intercambiar información genética, a través del ARN, el ácido ribonucléico. Detrás de todas las lenguas, hay una suerte de Genoma lingüístico, el ZOEMA humano, un código universal que llamaremos, ”general”, en honor a la discreción terminológica. Todas las lenguas usan las mismas herramientas y los mismos materiales.
    Este código, muy similar al código genético, posee sesenta y cuatro módulos, equivalentes a los sesenta y cuatro “codones” del libro de la vida. Hay una analogía entre la genética y la lingüística, percibida en profundidad, desde la década de los cincuenta, por el lingüista Noam Chomsky. Chomsky ha sostenido durante años que el lenguaje está inscrito en los genes, pero al no conocerse el código lingüístico, sus afirmaciones están aún hoy, puestas en duda. Por otra parte, los lingüistas suponen que el código que ellos llaman “lingüístico” es una suma de operaciones entre categorías de orden sintáctico y morfológico, lo que resulta irrelevante. La fonética y la fonología no logran unificarse con la semántica y con la sintaxis y cada uno de estos tres ámbitos lingüísticos posee un espacio operativo lleno de restricciones. Una teoría unificada del lenguaje es el primer requerimiento de la comprensión de muchos trastornos del habla que tendrían explicación por vía genética. Es obvio que el ADN, el ARN, la célula, los genes, los cromosomas, los aminoácidos, el núcleo, las famosas bases –para los genetistas – y tantos otros elementos de la bioquímica, tienen sus correlatos en un código general de las lenguas y, por ende, el ámbito del lenguaje no puede estar separado del ámbito genético y bioquímico. Hay que recordar que el lenguaje es un mundo y las lenguas otro mundo, por más que ésta aseveración parezca extraña. El primero se refleja en el segundo y el segundo hunde sus raíces, como un árbol invertido, en el suelo virtual del lenguaje. Cuando los genetistas comprendan la importancia de los conocimientos alcanzados hoy día en la lingüística y por su parte, cuando los lingüistas se enteren de los nexos que tiene el lenguaje con el mundo celular y, en consecuencia, estudien con esmero los avances de la genética, una nueva vía de investigación cambiará la faz de la ciencia.
    Tanto la robótica como la cibernética se encuentran hoy frente al abismo que representa la aplicación del lenguaje en los procesos de inteligencia artificial.

    Con el Código General de las Lenguas, y una Tabla Periódica de los Elementos de Expresión, el abismo se puede salvar y de este modo, el salto de las categorías del lenguaje al código binario y su analogía con el código genético, lograría conformar un núcleo operativo común.

  27. Bilioso
    domingo 8 de julio de 2007, 22:08 COT
    27

    No, ahí no hay ninguna papa caliente. Yo no sé si lo que usted dice es cierto o no y la verdad no me interesa saber si el equilibrio ácido-base está relacionado con los procesos vocálicos y consonánticos. Eso se me hace tan inutil como saber que las hormigas no duermen. Pretender mezclar la medicina con el idioma es algo bastante ecléctico a menos que se trate de un filólogo tuberculoso o de un fonoaudiólogo con sífilis.

    Yo no le veo mayor relevancia al magno descubrimiento que nos dice que las propiedades del fuego se relacionan con el sonido L (/l/). Cambie de jíbaro.

  28. daniel medvedov
    lunes 9 de julio de 2007, 11:01 COT
    28

    Apreciado Bilioso,
    En la ciencia, los sujetos acostumbran enfrentarse con teorias, no con ironias.
    Y una teoria resalta por su elegancia, simplicidad y discrecion. Lo mas importante de una teoria es la explicacion que hace de un fenomeno, sea linguistico o fisiologico, lo que, de pronto, es lo mismo. No basta con una
    descripcion. Por lo tanto, se me ocurre, ?Por que no escribes una teoria para explicarnos como se bate el cobre en la lengua?
    Saludos,
    Daniel Medvedov

  29. Andrés David
    lunes 9 de julio de 2007, 16:10 COT
    29

    Daniel:

    Primero, debo preguntar si el relato sobre el androide es una ficción explicativa o un recuento de los hechos. Dependiendo de la respuesta tengo algunos comentarios y preguntas.

    Segundo, sobre algunas frases que usted escribió:

    En la ciencia, los sujetos acostumbran enfrentarse con teorias, no con ironias.

    Esto no es del todo cierto. La ciencia, como actividad humana, está marcada por lo humano. La ironía ha tenido y tiene cabida en ella, la vieja frase de Einstein sobre Dios y los dados refiriéndose con desdén a la física cuántica es un buen ejemplo. Como en toda actividad humana, las cosas pueden dejar ser tranquilas y hubo/habrá debates en los que se defienden las posiciones con la misma vehemencia irracional exhibida por cualquier tipo de fanático. Sin embargo, el quehacer científico tiene unas reglas explícitas o tácitas que intentan, entre otras cosas, minimizar la influencia de las posiciones personales de quienes la practican y, entre otras, permitir la verificación de dichas teorías.

    Y una teoria resalta por su elegancia, simplicidad y discrecion.

    Esto tampoco es del todo cierto: la física de particulas, por ejemplo, no tiene nada de simple y muy poco de elegante. Aunque hay un principio de economía involucrado en la construcción de teorías, lo mencionado me parece más herencia del ideal griego que equiparaba verdad con belleza. Lo que me lleva a que una teoría no está hablando de la verdad sino de la explicación verificable de un fenómeno. Ccomo tal, habrá de ser apoyada por evidencia. Esto hace que una teoría que dé explicaciones imposibles de verificar no pueda ser considerada como científica. Podría ser un modelo filosófico pero entonces se convierte en otra cosa. Por ejemplo, la frase:

    El Ser humano “aterriza” en su cuerpo, que lo está esperando en la matriz, guardado y cuidado por la placenta

    está haciendo referencia a un ser que, por ahora, no ha recibido explicación desde la ciencia; un ser que es más parte de un edificio filosófico o místico, que de uno científico. Este es, para mí, el mayor problema de la forma como se están presentando estas ideas: está escrito en tono más de revelación que de teoría. Se dicen cosas que suenan como artículos de fe porque tienen explicaciones circulares. El tema me parece interesante y, de ser probado, útil. Lo importante, entonces, es la evidencia.

    Aparte de lo anterior, la frase me hace pensar que es usted dualista. ¿Es cierto?

    Revisando mi escrito, entiendo y comprendo que es difícil para una editorial compartir las ideas que los escritores ventilan en sus artículos.

    Está frase no es clara. ¿Está hablando de los problemas que enfrenta un escritor al intentar publicar? ¿Está hablando de lo editorial como negocio que no necesariamente comparte sus ideas con la de sus autores publicados? ¿Nos cuenta veladamente los problemas que tuvo para publicar o los que ha tenido para hacerlo?

    Saludos.

  30. daniel medvedov
    lunes 9 de julio de 2007, 19:57 COT
    30

    Hola Andres David,
    Antes que todo, me honra que alguien que yo no conozco, esta leyendo con atencion lo que escribo. Segundo, no me olvido que esta grata conversacion entre todos nosotros, esta encendida por el articulo de Markota. No ocurre amenudo, aun en la red.
    1.El relato, ciertamente, es una parodia, pero explica en detalle los pasos de laboratorio que un tecnico podria operar, si se le ocurre construir un humanoide de ste tipo. Hasta ahora los robot son “alimentados” con frases, protocolos de preguntas y respuestas triviales. No se ha llegado a eso de la historia, todavia.
    2. Lo de la ironia y la teoria, es meramente retorico. Todos somos libres de expresarnos como se nos ocurre y, de hecho, no podemos ser distintos a lo que somos: aun actuando se deslizan por no se que rendija, nuestras debilidades y pesos irreconciliables. Pero el ejemplo de Einstein no cuadra aqui, pues Einstein ha presentado una teoria y por ello, toda ironia de parte de este respetable senor es recibida como una gracia genial. Muestrame uno que haya podido hacerlo solo con burlas, no con postulados. Hasta que no se comprenda que la “teoria” , (en griego quiere decir “contemplacion”) no es una demostracion de los hechos, sino una explicacion de los hechos, hablaremos en vano. Otros se encargaran de los asuntos en laboratorio.
    En cuanto a la ciencia, la llamada epistemologia, o logica de la ciencia, clama decorosamente por una ontologia y esa frase que citas es mi ontologia, para mostrar sinceramente a los lectores, por donde anda el que escribe. Pues si, yo se, no es una mera creencia, que somos el Ser. Me he investigado a mi mismo. No es necesario demostrarlo en laboratorio, es la realidad y su misterio, doble categoria que conforma a la verdad. Los que no comparten esta vision, no seguiran leyendo mis escritos, pues no les pueden aportar nada, mas bien les derrumbaria endebles andamios.
    Recuerda que mucho tiempo ha pasado hasta que otros hayan llegado, por fin, a demostrar en laboratorio las ideas de Einstein. Cuando le han telefonado la noticia, Einstein dijo: “¡Pues, ya lo sabia, desde 1905 !”
    Lo de las editoriales es, como sabes, mi querido amigo, un desafio. No he tenido el placer de encontrar un editor, aunque soy amigo personal de varios, en el mundo entero. Pero piensan que mis libros no les daran dinero, eso es todo. Con gratas excepciones : “ZOOGNOSIS – El Sentido Secreto de los Animales en la Mitologia”, Academia Nacional de la Historia, Caracas, 1993, publicado bajo los auspicios de Don Guillermo Moron, conocido literato y caballero.
    De nuevo, gracias por tus palabras, y acepta mi gratitud por ese comentario de las editoriales.
    Daniel Medvedov

  31. daniel medvedov
    lunes 9 de julio de 2007, 20:37 COT
    31

    Andres David,
    No entiendo: ?Que es “dualista”? Diria que soy “realista”, antes que todo. Para los que estan dormidos, hay relidades distintas, pues cada uno vive en su sueno. Pero, los despiertos, tienen, todos, una misma realidad.
    Daniel Medvedov

  32. Andrés David
    martes 10 de julio de 2007, 13:11 COT
    32

    Daniel:

    Siendo una parodia, sería interesante saber que partes son ficciones y que partes están basados en tecnologías actuales. Por ejemplo, la mención del chip grafométrico me intriga y si existe o está planeado, ¿cuál es su arquitectura?. También la
    la zona circular porque ¿es circular en el sentido de una estructura cíclica o circular en un sentido físico?.

    Estoy de acuerdo con que la teoría no demuestra sino que explica, eso lo dejé claro en el comentario. La demostración de la teoría no tiene (necesariamente) que correr a cargo del que la postula. Sin embargo, en la ciencia una teoría debe poder demostrada, en el sentido que las explicaciones que da sobre fenómenos conocidos se extiendan a fenómenos desconocidos (y que se van conociendo). Una teoría que no haga esta no deja ser teoría pero deja de ser científica.

    Sobre Einstein: cuando presentó la Teoría de la Relatividad, él ya tenía una reputación por sus trabajos con movimiento browniano y cuantificación de la energía. Cuando publicó su trabajo más famoso, estaba respondiendo a unos hechos que no podían ser explicados por las teorías de la época. Las primeras demostraciones de su explicación no tardaron tanto como dices y la respuesta que mencionas parece ponerlo en la posición soberbia de decir “ya lo sabía, no necesitaba demostraciones, lo creía y punto”. Repito, una teoría científica está sujeta al escrutinio y la prueba del resto de la comunidad. Si los hechos no cuadran, la teoría no es válida.

    Cuando digo válida no digo verdadera. La verdad y su naturaleza son otro tema en el que no me voy a meter ahora. Tu ontología es válida en la medida en que es base de tu edificio filosófico, donde (pienso yo) está mejor enmarcada la teoría que nos presentas. No sé lo suficiente de ella para decir si es o no científica, pero cuando dices “yo se, no es una mera creencia, que somos el Ser. Me he investigado a mi mismo. No es necesario demostrarlo en laboratorio, es la realidad y su misterio, doble categoria que conforma a la verdad” estás negando esa posibilidad y te estás poniendo del lado místico, no del científico. Por eso digo que presentar tu teoría así puede traer confusiones porque se esperan ciertas cosas que no están siendo cumplidas, mientras que presentarla como un modelo filosófico que puede tener consecuencias científicas puede dar lugar a teorías científicas como tal. También podrías separar los dos aspectos y mostrar uno como consecuencia del otro.

    Sobre el dualismo: en general se refiere a que, dado un dominio, hay dos clases fundamentales de principios [SEP:Dualism"]. Acá lo uso en el sentido de una doctrina metafísica que propone dos sustancias, la matería y el espíritu. Sé que el uso de la palabra Ser no es habitual en este dualismo (se usa mente o espíritu, dependiendo de la posición de quien habla), pero el “aterrizar” del Ser en el cuerpo me hizo pensar que en el fondo hay un toque dualista en lo que dices. Sin embargo, la frase final sobre tu “realismo” parecería contradecirlo.

    Saludos.

  33. Andrés David
    martes 10 de julio de 2007, 13:16 COT
    33

    Mi comentario anterior quedón con un error, ¿podrían borrarlo para poner el correcto?

    Muchas gracias.

  34. Andrés David
    martes 10 de julio de 2007, 13:23 COT
    34

    Daniel:

    Siendo una parodia, sería interesante saber que partes son ficciones y que partes están basados en tecnologías actuales. Por ejemplo, la mención del chip grafométrico me intriga y si existe o está planeado, ¿cuál es su arquitectura?. También la
    la zona circular porque ¿es circular en el sentido de una estructura cíclica o circular en un sentido físico?.

    Estoy de acuerdo con que la teoría no demuestra sino que explica, eso lo dejé claro en el comentario. La demostración de la teoría no tiene (necesariamente) que correr a cargo del que la postula. Sin embargo, en la ciencia una teoría debe poder demostrada, en el sentido que las explicaciones que da sobre fenómenos conocidos se extiendan a fenómenos desconocidos (y que se van conociendo). Una teoría que no haga esta no deja ser teoría pero deja de ser científica.

    Sobre Einstein: cuando presentó la Teoría de la Relatividad, él ya tenía una reputación por sus trabajos con movimiento browniano y cuantificación de la energía. Cuando publicó su trabajo más famoso, estaba respondiendo a unos hechos que no podían ser explicados por las teorías de la época. Las primeras demostraciones de su explicación no tardaron tanto como dices y la respuesta que mencionas parece ponerlo en la posición soberbia de decir “ya lo sabía, no necesitaba demostraciones, lo creía y punto”. Repito, una teoría científica está sujeta al escrutinio y la prueba del resto de la comunidad. Si los hechos no cuadran, la teoría no es válida.

    Cuando digo válida no digo verdadera. La verdad y su naturaleza son otro tema en el que no me voy a meter ahora. Tu ontología es válida en la medida en que es base de tu edificio filosófico, donde (pienso yo) está mejor enmarcada la teoría que nos presentas. No sé lo suficiente de ella para decir si es o no científica, pero cuando dices “yo se, no es una mera creencia, que somos el Ser. Me he investigado a mi mismo. No es necesario demostrarlo en laboratorio, es la realidad y su misterio, doble categoria que conforma a la verdad” estás negando esa posibilidad y te estás poniendo del lado místico, no del científico. Por eso digo que presentar tu teoría así puede traer confusiones porque se esperan ciertas cosas que no están siendo cumplidas, mientras que presentarla como un modelo filosófico que puede tener consecuencias científicas puede dar lugar a teorías científicas como tal. También podrías separar los dos aspectos y mostrar uno como consecuencia del otro.

    Sobre el dualismo: en general se refiere a que, dado un dominio, hay dos clases fundamentales de principios [SEP:Dualism"]. Acá lo uso en el sentido de una doctrina metafísica que propone dos sustancias, la matería y el espíritu. Sé que el uso de la palabra Ser no es habitual en este dualismo (se usa mente o espíritu, dependiendo de la posición de quien habla), pero el “aterrizar” del Ser en el cuerpo me hizo pensar que en el fondo hay un toque dualista en lo que dices. Sin embargo, la frase final sobre tu “realismo” parecería contradecirlo.

    Saludos.

  35. daniel medvedov
    martes 10 de julio de 2007, 16:15 COT
    35

    Andres David:
    La zona parodica es, digamos, el humor velado de la construccion de un Golem.
    El Chip Grafometrico no existe. Se trata de un programa de vectores lineales en un circulo, combinados con la decodificacion fonetica a la cual procede un sensor de voz, o de escritura, como sensor optico. Actua como los programas de dibujo::al unir dos puntos con un clic, se traza automaticamente la linea que une los puntos. Aqui la operacion difiere, en cuanto a la direccion, pues es el vector que tiene distintas direcciones de ida y vuelta. Es como trazar las trayectorias de una bola de billar que se golpea varias veces con los bordes laterales de la mesa y describe asi unos angulos topologicos. La estructura circular es el modelo logico-teorico del codigo, un circulo seccionado en sesenta y cuatro grados, cada uno teniendo un valor zoematico ( de fonema doble, por ejemplo ‘Hola Andres David” se traduce, o codifica, bajo la forma de un grafo y cada uno de los zoemas que componen esa expresion – HA, LA – AM, DL, AG- DA,BI, DA son tantos puntos, de la circunferencia, puesto que estan localizados en el circulo.) Como te das cuenta, cualquier frase, locucion, o expresion, tiene valor grafico, fonetico, binario y genetico, vale decir “codonico” Es una operacion sencilla de programacion, casi un macro. Mucho tendria que decir sobre todo esto, pero no tengo interlocutores. Es como hablar de gatos en el pais de los ratones.
    En cuanto a lo del Ser, escribi un pequeno libro, puedes verlo en librodenotas .com
    “Perspectivas del Ser en el mundo actual”. En la columna mensual “Polimecanica Educativa”, el archivo del articulo “Codigo Universal de las Lenguas” 20/11/2006.
    Se abre con Adobe Reader
    Todo ello se puede catalogar como “mistico” pero en algunas decadas, tal vez, nuestra comunidad intelectual ira madurando suficientemente para entender con claridad, que somos El Ser, vestidos todos con el traje genetico. No es solo el Ser (Luz), el que participa en este teatro de operaciones onticas y ontologicas, es tambien la Vida (Sonido) y la Sustancia(Cuerpo Fisico), tres cosas.
    Estos temas son aun mas dificiles que el chip grafometrico. El analisis de la firma personal usa el chip del cual estamos hablando. Puedes ver los detalles en “La Firma-Espacio de Libertad” , archivo adjunto, en Polimecanica Educativa, del mismo diario digital, “Libro de Notas”.
    Saludos polimecanicos,
    Daniel Medvedov

  36. daniel medvedov
    martes 10 de julio de 2007, 20:44 COT
    36

    Markota:
    La lengua te tiene de la lengua y a mi tambien.
    Retorno al primer comentario y escribo lo que sigue. Hay algunos que lo leeran y otros lo van a ignorar, como es costumbre. Pero me siento en la obligacion de agregar esto a los comentarios anteriores.
    Todo lo que aqui esta dicho se refiere a tu articulo, expresamente. Esta si ha sido una mesa de debates !

    Conclusiones de nuestras conversaciones y notas laterales al articulo

    Las cinco bases del genoma han sido designadas a través de unos nombres arbitrarios y las letras con las cuales se escribe el libro de la vida tienen un valor puramente convencional. Según la teoría bioquímica y por ende, genética, del lenguaje, las bases corresponden a los sonidos vocálicos de las lenguas naturales.
    Por tanto, A, T, C y G, las cuatro bases del ADN, junto con U, la quinta base, llamada “uracilo”, que sustituye en el ARN a la Timina T, son en realidad productos o elementos celulares que corresponden a la cinco sonidos vocálicos A, E, O, U y por último I. Las cinco bases son equivalentes a las cinco vocales “teóricas” del lenguaje.
    En realidad, en las lenguas naturales, el número de las vocales varía. No obstante, no hay lengua que no posea, al menos dos, A, I, el grupo vocálico mínimo (o pareja).
    Cuando los lingüistas sostienen que una lengua puede poseer hasta veinte vocales o cualquier otro número mayor a cinco, no se percatan que los rasgos distintivos pertenecen antes que todo a categorías sonoras separadas por clases, a través de sus cualidades unitivas, y a causa de una semejanza e identidad categorial. Es una incongruencia sostener que las demás vocales sean diferentes de las cinco esenciales. Cualquier otra “vocal ” que no sea A, E, I, O, U, las vocales cardinales y “esenciales”, es un caso particular de la emisión o pronunciación multiforme de los usuarios de las lenguas naturales.
    La presencia en la naturaleza de las únicas cinco bases, cuadra y coincide con la existencia de las cinco vocales clasificadas todas en estos cinco grupos homogéneos. Entre las cinco vocales, solamente A y luego I, difieren desde el punto de vista funcional. E, O, U, son variantes de A. Recordemos que no se trata de letras alfabéticas sino de sonidos y fonemas.

    De modo que A y luego I, el grupo vocálico mínimo(o pareja) entran a formar parte de los ocho sonidos o sones fundamentales del habla, junto con H, un sonido de naturaleza doble, tanto vocálica como consonántica, heterófono y las cinco consonantes primitivas B, G, D, L, M.
    H es la emisión sonora emitida en el proceso de la respiración. En el grupo de sonidos fundamentales o sones cardinales del lenguaje las consonantes B, G, D, L, M poseen una naturaleza ácida. Todos estos sones corresponden a los ocho aminoácidos esenciales que el cuerpo humano no puede sintetizar o producir y por ello se vuelve dependiente de los alimentos proteínicos.
    Llamaremos a estos ocho sonidos sones, los ocho sones primordiales o primitivos. En realidad todas las lenguas naturales están comprendidas entre el son A y el son M: los dos representan la máxima apertura y el cierre de la boca. Entre ellos, como un catalizador fónico, el son H modifica las emisiones sonoras y participa en todas las combinaciones. Por sus cualidades de catalizador puede asimilarse al hidrógeno, necesario en todos los procesos celulares.

    Francis Crick y James Watson declaran en Nature, en 1954, lo siguiente:
    ” No ha escapado a nuestra atención que el apareamiento específico que postulamos sugiere de inmediato un posible mecanismo de copia del material genético”.
    Tampoco ha escapado a nuestra atención – replica el que escribe esta presentación – que la combinación específica que postulamos con el Código General de las Lenguas y la Teoría genética del Lenguaje, sugiere de inmediato un posible mecanismo de copia del material lingüístico. Hay una correspondencia estricta y sorprendente entre todos los elementos del genoma, el libro de la vida, y los elementos del Zoéma, el libro del lenguaje. Así como los aminoácidos son constituyentes esenciales de las moléculas biológicas, las consonantes son los constituyentes esenciales de las lenguas naturales. Los veinte aminoácidos constituyen los ladrillos de la vida: todas las proteínas los poseen. Las veinte consonantes constituyen, a su vez, los ladrillos del lenguaje, y por ende, del habla, todas las palabras las poseen. Si acaso hay palabras sin consonantes, ello se debe al hecho de que la vocal, o una de las vocales, todavía no se ha transformado o no ha sido traducida en su consonante correspondiente, proceso similar a la síntesis proteínica.
    Llegamos así a una correspondencia extraordinaria: una lengua natural es un cúmulo de oraciones regidas por el lenguaje y se comporta como una “célula” lingüística en la cual existen todos los elementos necesarios para la manifestación del habla. Allí están los sesenta y cuatro grupos o módulos dobles llamados odónes, operadores equivalentes a los sesenta y cuatro codónes del código genético. Los cromosomas del lenguaje son los principios universales llamados por los lingüistas simplemente “universales”.
    Nadie puede negar que las lenguas naturales operan a través de dos categorías: vocales y consonantes y por otra parte, en la naturaleza orgánica sólo existen dos categorías bioquímicas, los ácidos y las bases, o valga decirlo, los aminoácidos y las bases nitrogenadas.

    Los enlaces entre las bases A y T y entre las bases C y G son puentes de hidrógeno. En el habla, los enlaces entre las vocales A y E y entre O y U son puentes sonoros del son H.
    A todas esas, el cerebro queda relegado a la función de un teclado. Pero el teclado ya tiene los operadores con los cuales se va a dinamizar el lenguaje.

    En el marco de una teoría genética unificada del lenguaje, la comprensión del fenómeno lingüístico, a la par con el fenómeno biológico, debe atenerse a los datos de un arsenal conceptual compuesto por generalizaciones que organizan los resultados y los unifican con los otros aspectos del conocimiento. La tarea resulta difícil, y ha sido emprendida a raíz de la aparición de la bioquímica comparada y de la lingüística comparada,
    creadas las dos, por los pioneros que han demostrado, en biología, la importancia que reviste el hecho de que los organismos contengan agua, e identificando su composición elemental, reconociendo así la unidad bioquímica de la vida. (Véase, por ejemplo, Florkin, M., Aspects biochimiques communs aux êtres vivants, Desoer (Lieja), Masson (París), 1956)

    En lingüística, a su vez, se ha percibido la importancia que reviste el hecho de que las lenguas naturales contengan principios universales, y al identificar sus modelos lógico-teóricos, se ha reconocido la unidad ontológica del lenguaje. (Véase, para este ejemplo, Moure,T., Universales del lenguaje y linguo-diversidad, Ariel, Barcelona, 2001)

    Los esfuerzos de Morowitz para una integración de los conceptos fundamentales de la biología han llevado a formular estas generalizaciones. (Véase para ello, Morowitz, H.J., Energy flow in Biology, Academic Press, Nueva York, 1968)

    Las referencias biológicas de este escrito se deben, fundamentalmente, a las investigaciones de Morowitz.

    Los atributos fundamentales y las propiedades esenciales de los sistemas lingüísticos o grupos de lenguas naturales, pueden reunirse mediante un número limitado de proposiciones. Paralelas a ellas, las mismas proposiciones, escritas en términos celulares o biológicos, dan a luz unas analogías sorprendentes. El experimento se perfila en el siguiente orden:

    1.El código lingüístico es universal

    El código genético es universal

    2.Todos los grupos de sistemas lingüísticos de las lenguas naturales originan cambios y préstamos léxicos que reflejan alteraciones del sistema lingüístico estadísticamente irreversibles y por ende entrópicos

    Todas las poblaciones de sistemas biológicos reproductores, originan mutaciones fenotípicas, que reflejan alteraciones del genotipo estadísticamente irreversibles (Morowitz)

    3.En las condiciones actuales, el mantenimiento del lenguaje es una propiedad de un sistema lingüístico, más que una propiedad de una sola lengua o de un solo grupo de individuos

    En las condiciones actuales, el mantenimiento de la vida es una propiedad de un ecosistema, más que la de un solo organismo o de una sola especie
    ( Morowitz)

    4.Existe un tipo universal de estructura (lógica) presente en todos los sistemas lingüísticos

    Existe un tipo universal de estructura membranaria presente en todos los sistemas biológicos

    5.La palabra es la unidad de estructura y de actividad lingüística de los seres humanos

    La célula es la unidad de estructura y de actividad de los organismos

    En la consideración del complejo mundo lingüístico con su gran diversidad de formas, reina un principio de unidad: todas las lenguas naturales están compuestas de palabras.

    Paralelamente, a la teoría celular, una de las inducciones más fecundas de la historia de la biología, formulada por Theodore Scwann (1810-1882) la teoría genética unificada del lenguaje puede ser resumida en siete puntos que revelan y reflejan el dominio de una analogía entre la biología de nuestro tiempo y la lingüística actual:

    1.Las lenguas vivas están formadas por un número variable de unidades mínimas catenarias, denominadas “sílabas”, que, en sus formas más complejas forman palabras polifónicas y casi melódicas, unificadas en frases y oraciones

    Los organismos vivos están formados de un número variable de unidades microscópicas, denominadas “células”, que, en sus formas
    menos especializadas, son poliédricas o casi esféricas

    2.Las palabras poseen caracteres definidos. Su naturaleza es esencialmente la misma, y son, al mismo tiempo, tanto unidades de estructura como de actividad verbal

    Las células poseen caracteres definidos. Su naturaleza es esencialmente la misma, y son, al mismo tiempo, tanto unidades de estructura como de actividad celular

    3.Las palabras se derivan, por combinación, de una noción preexistente

    Las células se derivan, por división, de una célula preexistente

    4. Las palabras pueden transformarse en expresiones verbales que dejan de poseer todos los sentidos de las palabras que las conforman La lengua natural está constituida por palabras, palabras combinadas y productos de la actividad semántica de las palabras

    Las células pueden transformarse en estructuras que dejan de poseer todos los caracteres de las células. El organismo está constituido por células, células modificadas y productos de la actividad bioquímica de las células

    5.Las palabras gozan de un cierto grado de vida individual. En el seno de una lengua natural existen dos niveles de individualidad: el de las palabras y el de la lengua misma

    Las células gozan de un cierto grado de vida individual. En el seno de un organismo existen dos niveles de individualidad: el de las células y el del organismo

    6. Cada palabra, al formar parte de la composición de una lengua pluriléxica, corresponde en cierta medida a una lengua completa, de un sentido único y monoléxico (de una sola palabra)

    Cada célula, al formar parte de la composición de un organismo pluricelular, corresponde, en cierta medida, al organismo entero de un ser monocelular

    7. Los sentidos pluriléxicos, tales como los sentidos de los colores y de los sentimientos, derivan socialmente de la acumulación de productos lingüísticos de la combinación de sentidos monoléxicos

    Los organismos pluricelulares, tales como los animales y las plantas, derivan, históricamente, de la acumulación de productos de la división de organismos unicelulares

    8.En todas las lenguas, el flujo semántico va acompañado de la formación y de la combinación de enlaces vocálicos

    En todos los sistemas biológicos, el flujo de energía va acompañado de la formación y de la hidrólisis de enlaces de fosfato

    9.La información semántica es estructural

    La información biológica es estructural (Morowitz)

    10.En todos los sistemas lingüísticos las combinaciones semánticas están facilitadas por afijos

    En todos los sistemas biológicos, las reacciones químicas están catalizadas por enzimas

    11.Las expresiones silábicas que forman parte de la composición de las palabras poseen propiedades particulares dependientes de su estructura semántica

    Las especies moleculares que forman parte de la composición de las células poseen propiedades particulares dependientes de su
    estructura electrónica

    12. En todo sistema lingüístico el léxico está esencialmente determinado por la presencia de verbos, de sustantivos, de adjetivos y de pronombres

    En todo sistema biológico, el peso seco está esencialmente determinado por la presencia de proteínas, de lípidos, de glúcidos y
    de ácidos nucléicos

    13.El número de palabras básicas que forman parte de la composición del sentido se calcula en diez grupos consonánticos, resultados de la combinación de las cinco consonantes fundamentales M, B, L, G, D :
    MB, ML, MG, MD, BL, BG, BL, LG, LD, GD

    El número de moléculas básicas que forman parte de la composición de los organismos se calcula en treinta

    14.En todos los sistemas lingüísticos los sonidos que intervienen en las combinaciones binarias son A, B, G, L, D, M, I, y H

    En todos los sistemas biológicos, los átomos que intervienen en los enlaces covalentes son C, H, N, O, P y S

    15. La comunicación de las lenguas naturales es una comunicación que se desarrolla en un aspecto individual o en una intersuperficie socializada

    La química de los organismos es una química que se desarrolla en fase acuosa o en una intersuperficie acuosa

    16. Una lengua viva debe ser producto de las combinaciones zoemáticas modulares del código lingüístico (CGL- Código General de las Lenguas)

    Un sistema vivo debe ser macroscópico

    La bioquímica del organismo es reflejo de las operaciones semánticas, fonéticas y sintácticas del lenguaje y viceversa, las operaciones del lenguaje, tanto las semánticas como las fonéticas y las sintácticas son reflejo de la bioquímica del organismo. El lenguaje se traduce en la bioquímica de los organismos y la bioquímica de los organismos se proyecta en el lenguaje.

    Últimas palabras y basta ya de tanta lengua!

    El gran público, hoy día versado en cuestiones genéticas y de filosofía de la ciencia, pide una respuesta. Es costumbre decir, al estudiar una lengua nueva, que lo mejor para su dominio y competencia es tratar de pensar “con” ella y “con” sus términos, palabras y expresiones. Detesto ese tipo de consejos puesto que se implantan en la memoria del público y luego surgen como leyes inexorables de una lógica extraña, infantil, inmadura y por tanto, dependiente de sus propias causas. Para los científicos es irrelevante que alguien, sea él uno de los investigadores más cautos, tenga sentimientos de aceptación o rechazo sobre el tema investigado. Es pues irrelevante la actitud sentimental del investigador para con el objeto y materias investigadas.
    No obstante, es un dato precioso el saber con qué actitud se dirige el científico hacia el campo de sus búsquedas. Hay cosas, es decir seres, hechos y objetos, que existen en el lenguaje pero no están, aún, nombradas en la lengua, digamos “en nuestra lengua” Es posible que tales “cosas” hayan sido nombradas en una lengua que ha desaparecido ya.
    También es posible que en “nuestra” lengua existan palabras que nombren “cosas” (seres, hechos, objetos) QUE NO EXISTEN en el lenguaje. Para entender tales aseveraciones tenemos que considerar que la imaginación y la fantasía son dos esferas, campos o mundos muy distintos y por ende, diferentes. Por otra parte, la inteligencia no es un mundo aparte, sino una capacidad, la capacidad de “entender” las cosas, esa misma capacidad que en el instante presente permite al lector de este texto la comprensión y el entendimiento de lo que yo estoy declarando.
    Otro elemento del juego que estamos jugando a través y por medio de las palabras es la creatividad, un don, el don de la poesía. La invención no pertenece a la imaginación, esfera a la cual se accede con la visión, sino a la fantasía, mundo mental de las ilusiones. Por una parte, la creatividad opera en el individuo humano a través del ingenio, la clave y el motor de todas las
    creaciones posibles.
    De modo que la imaginación, la fantasía, la inteligencia y la creatividad son términos importantes, tanto para la ciencia, como para la filosofía. Un tercer campo, el arte, no puede entrar en este binomio ya que representa, a la vez una ciencia como una filosofía.
    Todas las nociones que se ventilan en los libros y en los anfiteatros universitarios, en la familia o en la política, pertenecen a estos dos ámbitos de la naturaleza humana: el ámbito científico y el ámbito filosófico.

    En algún momento de la evolución del pensamiento individual, la ciencia se convierte en filosofía y la filosofía en ciencia. Existe hoy día un capítulo de la aventura intelectual de la cultura que ha sido definido como FILOSOFÍA de la CIENCIA. Sus ideas y categorías son declaraciones que se acercan cada vez más al objetivo de la actividad humana: el que toda ciencia tenga una filosofía para no escindir una visión – que se supone completa, global, universal – en asuntos de naturaleza científica y asuntos de naturaleza filosófica. La sabiduría “es toda una”, como nos recuerda Heráclito, y es obvio que los sabios, los que “saben”, siempre “saben” lo mismo, aunque lo digan de distintas maneras. Ningún sabio puede “saber” más que otro: los dos o todos se encuentran en el centro de las “cosas” (seres, hechos, objetos) como flechas en el centro de la diana, unas encajadas en las otras formando un fantástico plano llamada “sagital”. Este escrito es un escrito de filosofía de la ciencia y por lo tanto requiere ser leído y entendido en el marco de las preguntas filosóficas que nos hemos planteado al principio, preguntas que son otras tantas dudas científicas que solicitan atención y respuestas explicativas, no descriptivas de la realidad.
    ¿Qué es la verdad? ¿Qué es la veracidad? La verdad no es mía o tuya. No puede ser diferente, no puede ser arbitraria y casual. No es, tan sólo una hipótesis, es única, imprescindible, continua, esencial, una certidumbre absoluta. Es como el número siete de un dado de seis caras: cada una de las caras opuestas “tiene” que ser “siete” o sea “sumar siete” y no obstante, el número siete, siempre presente en las operaciones, por oposición de las caras, no está pintado en ninguna de las seis caras. Este símil nos ayuda entender algo de la sutileza de la verdad. Tanto la filosofía como la ciencia poseen en sus metas la búsqueda de la verdad de las cosas, es decir de los seres, de los hechos y de los objetos. Es entonces una meta común. No debe avergonzarnos esta palabra. La verdad de una cosa es patente, sencilla, clara y resplandeciente. No puede ser opacada con ironías, ni ignorada por los expertos u especialistas ni rechazada por razones de límites temporales.
    Barbara McClintock declaraba en Science 81 (octubre) que, a la luz de las nuevas investigaciones ” . . . entenderemos de manera absolutamante distinta la relación entre el ADN, la célula y el organismo, en su conjunto.”
    Han pasado más de veinte años y las informaciones sobre el tema sólo han aumentado cuantitativamente y no de manera cualitativa: seguimos con los datos más curiosos sobre detalles en los genes pero no se puede “leer”
    el genóma: sólo se “interpreta”. Estamos en una situación parecida a los tiempos de Athanasius Kircher cuando se “interpretaban” los jeroglíficos egipcios, lo que no era, de hecho una “lectura” sino una interpretación.

    En esta situación, el Zoéma, (El Código General de las Lenguas), es equivalente a una Piedra de Rosetta para el Genóma. Existe la posibilidad de “leer” lo que está escrito en el libro de la vida del genóma, a través de la homologación de los sonidos de las lenguas naturales – considerados operadores potenciales de lectura genética – con los elementos bioquímicos de la célula.
    La verdad es una figura infantil presente y palpable, cuya naturaleza brota en forma de árbol frondoso, lugar de un sinnúmero de nociones relacionadas con ella y haciendo referencia a ella. Hasta aquí hemos llegado y así hemos respondido a esas dos preguntas retóricas del comienzo de este escrito:
    ¿Cómo presentar un descubrimiento científico?

    ¿Cuál es la forma más elegante de mostrar sus puntos esenciales?

    Daniel Medvedov

  37. Andrés David
    mircoles 11 de julio de 2007, 13:55 COT
    37

    Daniel:

    Con tu último comentario me queda clara una parte de todo el asunto: estás contandonos que los objetos de estudio/trabajo lingüistica y la genética son sistemas isomórficos. Las listas numeradas que nos presentas y su estructura me llevan a esta conclusión. Usar esta herramienta permite compartir información sobre el funcionamiento de cada sistema y extrapolar desde uno más conocido hacia uno menos conocido. Sin embargo, esto no implica una relación de causalidad entre uno y otro. Puedo estar interpretando mal pero parece que intentaras establecer esa causalidad en los textos. No estoy diciendo que dicha causalidad no exista, simplemente que la forma de presentar la teoría, la herramienta usada y la falta de hechos no dan cuenta de eso.

    Por otro lado, lo que dices sobre filosofía de la ciencia es incorrecto. Primero, su propósito no es que toda ciencia tenga una fisolofía para no escidir una visión en asuntos de naturaleza científico y naturaleza filósofico. Su objetivo es la investigación la naturaleza del conocimiento científico y la práctica científica. En particular, se ocupa de saber cómo se desarrollan, evalúan y cambian las teorías científicas, y de saber si la ciencia es capaz de revelar la verdad de las entidades ocultas y los procesos de la naturaleza [Wikipedia]. No tengo a mano una mejor definición pero esta es bastante clara. Así que, aunque algunos comentarios la rocen, tu escrito no es sobre filosofía de la ciencia. Es la presentación de una teoría, que podría estar mejor enmarcada dentro de la ciencia, pero que se confunde al mezclar de conceptos ajenos a ella.

    Eliminar esa confusión y ser más trasparente es parte de la respuesta a tus dos preguntas finales. Hace casi un mes apareció un artículo en Cosmic Variance (muy buen blog sobre astrofísica y otros temas) acerca de la presentación de teorías y descubrimientos científicos por parte de personas que no son parte del establecimiento. La discusión se dio porque no es fácil distinguir a alguien con una buena idea entre el ruido de los locos. Dejo los tres puntos principales para dar una idea, pero el artículo elabora los conceptos y ofrece una perspectiva desde el lado del establecimiento científico. Vale la pena leerlo.

    Los puntos son:

    1. Adquirir las competencias básicas en el campo de la ciencia al que pertenece su descubrimiento.
    2. Entender y confrontar adecuadamente las objeciones fundamentales que recibirán sus ideas por parte de la ciencia establecida.
    3. Presentar el descubrimiento en una forma completa, transparente y sin ambigüedades.

    Saludos.

  38. daniel medvedov
    jueves 12 de julio de 2007, 08:51 COT
    38

    Andres David:
    Gracias. Lo intentare, a medida de mis posibilidaes y comprension.
    Daniel Medvedov

  39. José Bienvenido
    lunes 16 de julio de 2007, 20:55 COT
    39

    Pero bueno, no pense que llegarian a poner tantos comentarios… humm! Disculpa Markota mi nombre es José, soy Dominicano y solo queria decirte que me encantan tus post yo habia pensando en hacer mi propio blog aunque no me concideron totalmente entendedor y buen practicante de la lengua española. Pero tu entendimiento de la lengua me han hecho entender que me falta mucho por aprender y no quiero dejar una mala impresion al que lea alguna idea mia.

    Asi que seguiré practicando, aprendiendo y motivandome mediante tus post.

    Bueno, gracias por tu atencion…

  40. daniel medvedov
    jueves 2 de agosto de 2007, 21:10 COT
    40

    La lengua de nunca acabar

  41. ¿Es la especie humana superior a los otros animales? « Markota
    domingo 26 de agosto de 2007, 21:21 COT
    41

    [...] artículo está basado en un comentario publicado en “La Lengua me tiene de la lengua”, en equinoXio, específicamente en una reflexión que partió de un planteamiento que hizo Sentido [...]

  42. camilo de asís
    domingo 6 de abril de 2008, 22:24 COT
    42

    saludos daniel desde puerto ordaz. me alegra saber que tus estudios siguen generando interesantes comentarios. espero saber de ti, q…h…
    siempre,
    juan
    .
    . .

  43. Daniel Medvedov
    jueves 24 de abril de 2008, 11:24 COT
    43

    Querido Juan,
    Yo tambien me alegro saber que te paseas por estas buenas paginas.
    Abrazos filologicos,
    Daniel

  44. camilo de asís
    sbado 17 de mayo de 2008, 11:44 COT
    44

    mi apreciado daniel;
    cómo escribes!. ufff. jajaja. siempre buscando crear “sobresaltos” en quienes te leen. eso es bueno en estos años tan particularmente grises, buscando “ser” en el presente eterno (-yllo témpore). sabes; estoy escribiendo la última parte de mi tesis para doctorarme en filología hispánica por la universidad de oviedo-españa. cierta vez me mandaste a leer algo sobre las veladas literarias del rey hui tsung, en la dinastía sung. todavía ando en ello. si tienes información sobre el tertulias te lo agradecería, y sobre todo de los siglos pasados (xv-xvi y xvii) básicamente. estoy armando un trabajo para establecer la relación entre tertulias literarias de siglos pasados y la memoria literaria venezolana como elementos formadores de la conciencia literaria nacional. bueno, mi viejo amigo y maestro, espero saber de ti pronto. sino por este medio, por mi correo-e camilodeasis@juanguerrero.com.ve afectuosamente, juan

  45. Daniel Medvedov
    jueves 29 de mayo de 2008, 12:22 COT
    45

    Querido Juan,
    Siempre con tus tertulias y contertulios !
    Estoy en madrid y todos mis libros por el mundo entero, algunos miles en Miami.tros en Caracas. Me pides material sobre la tesis pero es dificil encontrarlo por aqui. Tuve el agrado de conocer en una tertulia de lenguaje, al griego, casualmente, a Agustin garcia calvo, que da conferencias por aqui. El es el traductor de Heraclito y Jenofonte (Recuerdos de Socrates) un genio y un Maestro. El sabria.
    Espronceda dice: “Si yo fuera erudito, cuanto no sabria !”
    Lo mismo te digo, amigo !!!
    Abrazos,
    D

  46. esther
    sbado 21 de junio de 2008, 19:17 COT
    46

    Estoy en una investigación respecto a la lengua. Me he enriquecido en gran manera con las aportaciones de todos:
    Markota, Daniel, David,etc. Me sorprende enterarme que los blogs son usados para compartir información que considero de tan alta calidad. Al igual que Markota me declaro lega en esos temas, pero encontrarlos me permitirá leerlos, leerlos y reeleerlos para poder aspirar a comprenderlos.
    Gracias a todos, mi admiración a Markota. Mis respetos a Daniel, ¿tienes un blog? me interesa saber más de tí. Mis porras a David. Un abrazo de mujer que comparte la lengua y sus inquietudes por conocerla y adentrarse en ella, con apertura para considerar que aún desconocemos tanto de nosotros mismos como para mostrarme ansiosa por las próximas opiniones que viertan.

  47. Daniel Medvedov
    mircoles 16 de julio de 2008, 15:10 COT
    47

    Esther,
    Me encanta tu comentario. No tengo un blog pero estoy a tu orden.
    Pues, adelante, todos buscamos, opinamos,
    entendemos, compartimos. Eso es bueno.
    Abrazos linguisticos,
    Daniel Medvedov

Escribe tu comentario:

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Nota: Las opiniones expresadas en los comentarios son responsabilidad exclusiva de sus autores. Si estás comentando por primera vez, tu comentario quedará en la cola de moderación y aparecerá apenas haya sido aprobado. Si tu comentario lleva muchos enlaces y no aparece, es probable que haya quedado en el filtro anti-spam; no es necesario enviar el comentario de nuevo, simplemente espera a que un administrador revise y lo apruebe. Los mensajes ofensivos, racistas o que no tengan nada que ver con el tema ni con la discusión no serán aprobados. Gracias.



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Reflexiones sobre las Memorias olvidadas del expresidente Andrés Pastrana | Daniel Ramos | 31.03.2014 8:05
  • Gustavo Petro o la fábula de las alianzas | Daniel Ramos | 20.03.2014 8:23
  • Bogotá: la maldición de la no movilidad | Julián Rosero Navarrete | 04.03.2014 13:08
  • El ‘avivado’ estudiante promedio | Julián Rosero Navarrete | 10.01.2014 14:52
  • Produciendo un cuento de hadas | Johanna Pérez Vásquez | 26.12.2013 13:33
  • De oligopolios y otros excesos | Daniel Ramos | 15.12.2013 15:02
  • Los deportistas del año y el fiasco de 2013 | Rafa XIII | 02.12.2013 21:17
  • Avanza por buen camino el proceso de paz con las FARC | Marsares | 09.11.2013 10:49
  • Diálogos de paz: por una salida digna | Daniel Ramos | 14.10.2013 3:52
  • Llegó la hora | Rafa XIII | 08.10.2013 8:54
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    abril 2014
    L M X J V S D
    « mar    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org BloGalaxia Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook