equinoXio
 

Colombia - Cargada el 28.06.2017 16:13:52 COT 

¿Y el tropel, para qué?

Artículo destacado
Por

jueves 19 de octubre de 2006 0:01 COT

Disturbios en la UN del 12 de octubre de 2006 (Foto: Unimedios)

Como sucede con cierta periodicidad, las pedreas universitarias saltan con gran bombo a los medios, como la de la semana pasada en la Universidad Nacional. Si bien muchos conocen la "máxima" de "la revolución ni madruga, ni trasnocha, ni se moja", la lluvia no fue suficiente para espantar a los estudiantes y a los no estudiantes encapuchados que desde las 11:00 iniciaron la pedrea, para protestar por el infame asesinato de Julián Andrés Hurtado Castillo, quien fue abatido por sicarios, presuntamente paramilitares (sí, los que dizque se "desmovilizaron", los mismos que al parecer han asesinado a 3.000 personas -1.500 reconocidas por la Fiscalía- durante el proceso de "paz", los mismos que según el senador Gustavo Petro quieren hacer de Colombia un "narcoestado"), la noche del 4 de octubre en Cali. Hurtado era representante estudiantil en la Universidad del Valle. Su asesinato se suma a una cadena de crímenes y amenazas recientes contra estudiantes y profesores en las universidades. Independientemente de los motivos de la protesta, uno se pregunta ¿será que el tropel (entendido como una protesta vehemente y en ocasiones violenta) es una forma válida de hacerse escuchar en este país?

Colombia ha sido un país violento desde su creación. El siglo XIX fue una constante guerra civil que, con algunos hiatos, terminó en 1902. El siglo pasado no se queda atrás y la violencia que padecemos data de los años cuarenta, si no antes. No obstante, casi ningún cambio en la sociedad se da por manifestaciones o movilizaciones masivas, violentas o no, y más bien se producen merced a acuerdos o pactos políticos como el Frente Nacional o el que dio paso a la Constituyente de 1991, en los cuales las organizaciones sociales como sindicatos, movimientos indígenas o estudiantiles no tuvieron participación, o si la tuvieron, carecieron de poder de decisión, reservado para las élites políticas tradicionales. ¿Entonces esto hace necesaria la protesta violenta, que al parecer da tan poco resultado como la pacífica, salvo por el saldo de heridos, muertos y daños materiales?

Pronunciarse contra hechos tan repudiables es completamente natural y necesario, máxime en la Colombia de la "seguridad democrática", en la que cualquier disenso o cualquier crítica hacia el régimen se convierte inmediatamente para el gobierno en sinónimo de "apoyo a la guerrilla, falta de patriotismo y terrorismo". No hace falta buscar mucho para encontrar declaraciones del talante de las del general Jorge Daniel Castro, quien, tras la captura de un guerrillero infiltrado en la Universidad Distrital en junio pasado, le dijo a la BBC que "en universidades como la Nacional, la Pedagógica y la Distrital se meten unos bandidos que son terroristas y hay que capturarlos", afirmaciones descuidadas que sólo sirven para dar pie a los prejuicios de la extrema derecha, estigmatizando y señalando a la comunidad universitaria. O como el vicepresidente Francisco Facho Santos (el de Colombia 2014, el de la "cruzada yihaidista", el de Miss Universo), quien salió con estas "dulces" palabras: "yo creo que aquí, bajo la protección del estatus de la independencia de la universidad no se puede cohonestar una vagabundería como esa, y si nos toca entrar a la universidad a requisar a todo el mundo pues lo vamos a hacer". La reacción del alcalde Lucho Garzón no se hizo esperar.

Algunos, como un lector de El Pasquín (prestigiosa publicación de la Coordinadora por la Emancipación de las Vacas La Vaca que Ríe, que circula semanalmente en la Nacional), se quejan incluso de la simplicidad de esa clase de manifestación, si bien la justifican:

Es que si uno lo mira bien el tropel para mucha gente no pasa de ser un momento de adrenalina, a muchos les gusta echar una que otra piedra. Pero hay que ver si son capaces de pararse en clase y debatir con el profesor, o con los mismos compañeros o incluso en el trabajo y en la calle. El tropel es una forma de protesta que no tiene que limitarse a la piedra. Seria bueno que los capuchos hubieran botado siquiera un comunicadito, que hubieran echado discursos distintos, en fin que no limiten su presencia en los tropeles, que hagan mas cosas pa ver si la gente entiende que el tropel es mas que un momento de euforia colectiva, pa ver si la euforia colectiva puede ir mas allá y se materializa en otro tipo de cosas pa ver si podemos hacer de la universidad un espacio pa todos y podemos construir un país donde quepamos todos.

Cuando se conocen los motivos de las pedreas, a veces salen "conmemoraciones" como "el día del guerrillero" o el cumpleaños de Tirofijo, lo que inmediatamente vincula a los encapuchados con las FARC, aunque cuando no parece haber razón aparente -no es el caso del tropel del jueves 12-, no falta quien diga: "es porque tenían parcial". ¿El tropel es eso? ¿Una excusa para que no haya clase? ¿Una manera de desfogar la tensión y de paso "sacar del tedio" a los del ESMAD? A propósito, dejo para la reflexión estas declaraciones de un policía de dicho escuadrón a la publicación estudiantil "oficialista" conTEXTO, en una edición del año pasado:

Estamos en un país donde necesitamos quitarnos ese estigma de violencia. Los estudiantes no dan ejemplo de no violencia, de salir a la calle de forma civilizada, de llamar a la cordura, al diálogo, de dar ejemplo y reclamar civilizadamente. Necesitamos salir de ese boom que es la violencia, violencia, violencia. Somos un país pobre y, tras del hecho, violento. No. Tenemos que salir.

Pedrea en 2004 (Foto: P. Suescún, especial para<strong><em> equinoXio</em></strong>)

No es el único. Con la excepción de unos cuantos desocupados que se quedan arengando a los encapuchados cada vez que hay pedrea, los universitarios en general rechazan las pedreas como forma "legítima" de protesta, aunque por lo general la toman como una manifestación más de la vida universitaria, quizás por la fuerza de la costumbre. Y así como las altas esferas del poder atacan a quien les critica, algunos de los "dueños del tropel" hacen lo mismo con quien llegue a manifestarse en contra de la pedrea, tachándolo de "paraco" y "regalado". No sólo la guerrilla está infiltrada en la U. Los paras también andan metidos de cabeza, amenazando e intimidando, y mientras unos pocos son los que provocan y causan los desórdenes, la comunidad universitaria entera queda en peligro por los señalamientos. "¿Se necesita pertenecer a Fun Comisiones, MODEP, ASPU, sindicatos, capuchos, y demás para pensar la UN, para leer, analizar, y proponer cambios argumentados?", escribió uno de los miembros de uno de los foros universitarios de opinión, como reacción a las acusaciones airadas de otro forista.

Pero la intolerancia no viene solamente de "arriba". Un policía, el patrullero Mauricio Soto, murió en una pedrea en agosto de 2000, hecho que fue ampliamente difundido (repetido hasta la saciedad durante varios días, tras ser capturado en video el momento en que un "capucho" le lanzó una "papa" explosiva a la cabeza) por los principales medios de comunicación, en una abierta campaña destinada a desprestigiar aun más la universidad. ¿Acaso se pronuncian de igual manera cuando los muertos son los estudiantes? Así como "el tema del día" de las emisoras de radio fue la propuesta de Facho Santos citada anteriormente, ¿será que algún día ese "tema del día" puede ser, como lo plantearon por ahí, "¿está Ud. de acuerdo con la desparamilitarización de la universidad pública? o ¿está Ud. de acuerdo con que los asesinatos selectivos de estudiantes de universidades públicas queden en la impunidad?" , por ejemplo? Ese tratamiento de las noticias relacionadas con la universidad pública por parte de los principales medios contribuye con los ataques de los enemigos de la universidad pública. ¿Por qué nunca se enteran de lo que hacen la Nacional, la Distrital y las demás universidades estatales en materia de investigación y de academia? ¿Por qué nunca le dan a eso el despliegue que le dan a las noticias del "entretenimiento"?

Los puntos de vista están ahí. Personalmente, estoy en desacuerdo con la pedrea. Hay maneras más legítimas y pacíficas de hacerse escuchar. Los asesinatos de estudiantes y profesores universitarios no deben "dejarse así", pero es demasiado optimismo pensar que las autoridades de la seguridad democrática (que en varias ocasiones han ingresado a los campus y han encontrado "sorpresitas") se tomen la molestia de siquiera abrir la investigación, en un país en el que la impunidad es la regla y no la excepción. Mientras más violencia haya de parte de unos cuantos "energúmenos tirapiedra", más ataques de otros "energúmenos", más voces desde las esferas del poder con propuestas atroces como las del vicepresidente de la república y más gente pidiendo el cierre de las universidades públicas aparecerán. Una espiral de violencia que parece incontenible y eterna. Si estamos intoxicados de tanta guerra, ¿tienen entonces que traerla a la universidad, porque supuestamente es el reflejo del país? ¿Hay que darle motivos a la ultraderecha radical por unos cuantos vagos supuestamente adoctrinados por las FARC? "La represión se enfrenta opinando, participando, construyendo propuestas y protestando, el crimen es crimen cuando se comete y horror cuando se olvida", expresa la publicación Somos UN, que pide librar "a la universidad de convertirse en la universidad que los asesinos de Julián buscan imponer a sangre y fuego… la Universidad del Silencio". ¿Si el tropel no es (y no debe ser) la forma, entonces cómo protestar? El debate queda en manos de ustedes.

Etiquetas:



39 comentarios a la entrada “¿Y el tropel, para qué?”

  1. o-lu
    jueves 19 de octubre de 2006, 03:55 COT
    1

    Excelente entrada y excelentes fotos, Julian. Comparto tu punto de vista. La pregunta, después de este diagnostico bien fundamentado, es qué hacer. En mi opinion, la unica forma de quebrar esta espiral es parando la impunidad. Una justicia que si funcione y que penalice los comportamientos criminales es la unica garantia de que se puede debatir. Espero desarrollar esto muy pronto.

    Te invito a que visites Vuelo al desecho
    http://sewerwatcher.blogspot.com/
    (donde Victor inicio una discusion sobre el tratamiento “periodistico-bloguistico” de este asunto por parte de El Tiempo.

    Un saludo!

  2. Marcela
    jueves 19 de octubre de 2006, 05:19 COT
    2

    La tirada de piedra por protestar por el asesinato de un representante estudiantil es puro oportunismo. Los tirapiedras justamente sabotean cuando pueden el trabajo de los representantes a quienes acusan de “colaborar” con el establecimiento, de tomarse la voceria del estudiantado que ellos creen representar.
    Querían llamar la atención de la opinión pública sobre este asesinato? Qué fué lo que realmente lograron? Vuelvo a la pregunta inicial de este post: En realidad que estan logrando con estas pedreas?

  3. j.
    jueves 19 de octubre de 2006, 05:44 COT
    3

    El rechazo de la comunidad universitaria a la pedrea es, por lo general, completamente vacío. Siempre se dice que los tirapiedra son “otros”, pero al mismo tiempo todos conocemos a algún compañero de clase que lo ha hecho al menos una vez; un tipo o una vieja de esos que supuestamente no hacen parte de los “otros” -los “energúmenos tirapiedra”- sino de “nosotros”. Cuando algo así ocurre, la reacción usual es hacerse los idiotas, restarle importancia. Lo chistoso es que esos que se hacen los idiotas cuando los amigos lanzan piedra luego no tienen problema escandalizandose, ofendiéndose y victimizándose cuando un general dice, con toda la razón, que hay asesinos en la universidad.

    Un primer paso hacia la desaparición de esa vergonzosa “tradición” debería ser reconocer que el estudiantado es permisivo con esos actos violentos, que hay un grado de aprobación en la actitud general de que “eso hace parte de la vida universitaria”.

  4. Marsares
    jueves 19 de octubre de 2006, 07:45 COT
    4

    Desde siempre, la universidad ha sido un foro donde se debate el país como tal y sus instituciones, llegándose incluso a soluciones extremas. Un ejemplo diciente es la fundación del Externado en 1886 para darle un espacio a la libertad de pensamiento y enfrentar desde la academia la hegemonía conservadora. No es de extrañar que varios de sus estudiantes abandonaran las aulas para irse al lado de Uribe Uribe en la Guerra de los mil dias, pero tampoco que los más reprodujeran lo mejor del pensamiento libre y democrático de aquellos días.

    Así es y debe ser la universidad, por eso en ella conviven todo tipo de matices políticos, desde el moderado que realiza debates serios y responsables sobre la vida del país, hasta el extremismo que busca "elevar" el nivel de lucha acudiendo a la violencia, pasando por el segmento de los indiferentes que nada les importa, excepto estudiar para los exámenes.

    Pero sí hay una regla de oro que todos los gobiernos deben respetar: la autonomía universitaria. la que en el pasado han pisoteado los tanques como en tiempos de Lleras Restrepo, la que siempre han hollado infiltrando "tiras", o la que ahora pretende mancillar el bufón del reino, a quien la simbiosis con el nuevo "patrón" le sigue afectando las entenderas.

    Ahora, como en el pasado, se necesita un movimiento universitario firme y organizado, que enfrente con ideas pero también con movilización, el narcopaís que nos pretenden imponer. Es la única manera de saldar cuentas con los extremistas de todos los pelambres.

  5. Mauricio Duque Arrubla
    jueves 19 de octubre de 2006, 07:53 COT
    5

    El comentario que estaba escribiendo salió largo y se convirtió en una entrada en mi blog porque daba pena extenderse abusando de la confianza.

    http://enmediodelruido.blogspot.com/2006/10/un-comentario-largo.html

  6. En Medio del Ruido :: :: October :: 2006
    jueves 19 de octubre de 2006, 07:54 COT
    6

    […] Estaba intentando escribir un comentario al excelente artículo de Julián Ortega Martínez en equinoXio cuando se pregunta por las alternativas al tropel como forma de protesta en la universidad Pública que me tocó convertirlo en una entrada de este blog. […]

  7. Alvaro Ramirez
    jueves 19 de octubre de 2006, 11:46 COT
    7

    La piedra contribuye a un desfogue y una forma de rebeldía. Pero es poco efectiva en lo que se propone, que es una sociedad donde todos los colombianos tengan un espacio no importa el color de la piel ni la ideología.

  8. Julián Ortega Martínez
    jueves 19 de octubre de 2006, 13:38 COT
    8

    o-lu: Gracias, aunque lo de las fotos hay que agradecérselo a Unimedios y a la amiga mía con la que estaba ese día de 2004. Ya me pasé por el blog del señor Buitrago. Un saludo, ala.

    Marcela: De acuerdo. Ojalá el debate que se está generando en esta humilde entrada contribuya a acercarnos a la respuesta.

    j: Al comienzo del sexto párrafo puedes darte cuenta de cuán de acuerdo estoy contigo en ese sentido. Pero te pregunto, ¿es fácil decirles a cinco, diez o cincuenta encapuchados “ay, dejen de tirar piedra”? Admitir eso es un paso pequeño pero necesario. Y, al menos en mi caso, nunca supe de compañeros míos que tiraran piedra, ni siquiera por rumores. Un saludo (ah, y mira que ya tenemos opción de marcar las entradas en del.icio.us, por si te interesa).

    Marsares: Listo, de acuerdo, el movimiento universitario, que viva y todo. La pregunta sigue: ¿cómo carajos movilizarse pacíficamente y ser escuchados en vez de estigmatizados?

    Mauricio: Ya me paso para tu comentario-post.

    Álvaro: De acuerdo. Un abrazo.

  9. Víctor Buitrago
    jueves 19 de octubre de 2006, 14:24 COT
    9

    Estoy de acuerdo con J. pero con un par de salvedades. Para no extenderme aquí hice un post de respuesta largo y aun parcial en mi blog. O-lu, te debo una respuesta al último e-mail, dejé trunca una idea, más tarde lo soluciono. Julián: Un Contexto no es oficialista, no es la gran cosa, pero no es un órgano de las directivas, ni de tal o cual línea política. El pasquín sí tiene como sus preferencias a la hora de aprobar opiniones y esgrime poca tolerancia contra quienes usan la mitad de su tonito para comentar sus contradicciones. Sobre esos temas de la prensa estudiantil creo que podríamos intercambiar un par de ideas.

  10. Julián Ortega Martínez
    jueves 19 de octubre de 2006, 14:40 COT
    10

    Víctor: Interesante tu opinión en tu más reciente entrada. Lo de “oficialista” de conTEXTO lo puse precisamente entre comillas, porque esa es la percepción que existe en la UN. Y sobre El Pasquín, mientras uno no se los tome demasiado en serio, se pueden encontrar notas interesantes… o al menos eso fue en una época, la misma época “dorada” de Las Sociales, publicación ligera y cursi que este servidor mantuvo por algo más de un años. Me interesa que se dé el debate, estoy esperando a los de la Coordinadora para la Emancipación de las Vacas. Un saludo.

  11. Patton
    jueves 19 de octubre de 2006, 15:50 COT
    11

    Yo, sin vínculos muy cercanos a la respetadísima UN … veo las pedreas como una bonita tradición que se mantiene de generación en generación, y que pierde el sentido y la gracia con el tiempo. Y se repite como una bonita actividad tradicional como parte de la cultura universitaria, como una travesura, como una experiencia para contarle a los hijos … porque me cuesta trabajo creer que crean sinceramente que con eso van a lograr algo.

    Llamar a Pacho Santos “Facho Santos” … me hizo perderle todo el respeto a su post … que igual me pareció muy bueno, y ojalá muchos pensaran así y se opusieran (como recuerdo que alguna vez lo hicieron al defender un camión de Coca-Cola de ser quemado) a los que llaman “una minoría que hace quedar mal a todos”.

    Los que hacen quedar mal a todos son los que se hacen los pendejos, como bien lo dice j.

  12. Galactus
    viernes 20 de octubre de 2006, 01:24 COT
    12

    fuera de tema: bien por lo de del.icio.us 😛

  13. Julián Ortega Martínez
    viernes 20 de octubre de 2006, 10:45 COT
    13

    Patton: Gracias por tu aporte. Lo de Facho Santos… pues entenderás mejor por qué después de leer esto.

    Galactus: Gracias, ala.

    Por cierto, Javier acaba de publicar una interesante reflexión con referencia al debate que se está dando acá. A él le “interesa entender por qué hay cosas que merecen ser protestadas y otras, en principio equivalentes, que parecen no merecer ni un cartelito en una pared”. Recomendado, pues.

  14. Re-querido
    viernes 20 de octubre de 2006, 10:55 COT
    14

    El que quiera tirar piedra que la tire, el que no, que no lo haga, si bien parece que no funciona la pedrea, mucho menos, y no hay nadie que lo dude, una marcha pacifica a la turística plaza de bolivar, mejor hagamos un paseo de olla a los cerros, hacemos mas por este país conociéndolo, eso si, no dejemos basura botada, mejor botarla al SMAD, o mejor, hagamos un paseo de olla a la plaza y botamos la basura al palacio.

  15. Sentido Común
    viernes 20 de octubre de 2006, 12:46 COT
    15

    Buena entrada y si las fotos son de tu cámara, como imagino, están muy bien.

    Mi paso por la Nacional (un semestre en un año, por cieres) me dejó claro que sí hay injerencia externa muy fuerte en las revueltas, pero que es importante que la gente joven piense y participe.

    Un abrazo.

  16. Víctor Solano
    viernes 20 de octubre de 2006, 17:59 COT
    16

    Hola Julián. Buen post. Nunca le he encontrado el sentido a la pedrea. Creo que es la imagen de la cobardía y la mediocridad. es peobable que en el pasado haya tenido un sginificado atado a algo más que la protesta del día, pero hoy me parece un símbolo que se desnucleó (si existe la palabra). La piedra en mi mano es la acepotación de que no fui capaz de argumentar por las vías de la razón, o las de la emoción que también válidas discursivamente.

    La piedra más efectiva, la que romperá el cristal del que queremos que nos oiga es la palabra es sus muy diversas formas. Eso sí, coincido como comentaba alguien de manera nuy afortunada en que lo más grave es la presencia de los que no tienen presencia en la vida universitaria, de aquellos que sabiéndose afectados por los problemas de la vida estudiantil en su institucionalidad, esperan callados a que “los otros” se encarguen por él de solucionarlos.

    Huy qué pena que salió tan largo.

  17. Marcela
    sbado 21 de octubre de 2006, 06:07 COT
    17

    El tropel y los tropeleros son muy eficaces en aumentar la desconfianza y en consecuencia la no participación de un buen numero de estudiantes en la vida política universitaria que por supuesto les concierne. La Universidad del Valle esta dividida en dos sedes, en una están las ciencas exactas, ingenierías y ciencias humanas. Tambien están los tropeleros. En la otra están esencialmente las ciencias de la salud. Por lo época que yo fui estudiante vi como los estudiantes de ciencias de la salud en muy poco tiempo llegaron a obtener una organización estudiantil eficiente, unos niveles de votación altísimos (y por lo tanto todos los representantes de los consejos superiores) y creo, claro después está el trabajo de los que lo lograron, que al menos en su inicio lo lograron gracias a la ausencia del estigma y el sabotaje ligado a los tirapiedras en su sede.
    El estudiante asesinado era representate estudiantil a uno de estos consejos y estudiante de salud. Despues del entierro organizaron una marcha hacia el centro de la ciudad. Según el periodista de la nota que leí en El Pais, los estudiantes aseguraron que solo a los estudiantes de salud (con batas blancas me parece que pidieron) se les permitiria marchar. Claro que las cosas pueden haber cambiado, estoy escribiendo con lo que conocí hace unos cinco años, pero eso lo entendí como un mensaje a los tropeleros de que no se les permitiria marchar, y por consiguiente armar alguno de sus acostumbrados desbordes, en nombre del estudiante que habian asesinado.
    Así pues el tropel organizado en la Nacional por un representate de salud de la del Valle me parece un oportunismo desafortunado. Asi los que creen que estan asesinando los estudiantes ligados al tropel se reconfortan en la estúpida explicación de que lo mataron por que se lo estaba búscando. Claro que no sabemos por qué lo asesinaron, hay muchas explicaciones mas que esa pero es la que supongo quedara ya que por la justicia dudo que se llegue a algo algún dia. En resumen el tropel creo deberia acabarse no tanto por lo poco que no logra de sus intenciones sino por todo lo que si logra que (espero sinceramente) es contrario a sus intenciones.

  18. O-Lu
    sbado 21 de octubre de 2006, 06:31 COT
    18

    Marcela, excelente comentario, creo que esta frase: “El tropel (…) deberia acabarse no tanto por lo poco que no logra de sus intenciones sino por todo lo que si logra que (espero sinceramente) es contrario a sus intenciones” puede aplicarse a muchas mas formas de protesta violenta. Estoy de acuerdo contigo en que si hay una racionalidad entre quienes tiran piedra (es decir, que no es un problema de pataneria, de cobardia o de maldad gratuita). Ojala pudieras ampliar el desarrollo de los hechos en UniValle, porque ahi se llega a un punto en el que quizas habra cuestionamientos.

  19. Rana
    sbado 21 de octubre de 2006, 17:04 COT
    19

    Como egresada de Univalle, me interesa contribuir a responder la pregunta de O-lu, desde lo que sé. Pero espero tu ampliación, Julián.
    Tuve amigos en la representación estudiantil al consejo academico de la universidad, y ellos soportaron hasta donde pudieron las amenazas permanentes de diversos sectores de la comunidad universitaria y de fuera de ella. El estudiante asesinado que mencionas pertenecía al grupo de los que no tiran piedra, como todos aquellos que han muerto en extrañas circunstancias, en los ultimos 10 años, erigiéndose en mártires de los que sí lo hacen y motivo de murales en el campus universitario.
    La tradición tirapiedra en Univalle tiene ese ingrediente adicional. Y es una realidad que los hombres y mujeres que buscan en ello una forma de expresión, encuentran validez en el grito de “fuera tombos hp” porque la vivencia de la resistencia a la “autoridad represiva” es absolutamente necesaria para ellos.
    Y siempre se hace después del almuerzo

  20. Marcela
    domingo 22 de octubre de 2006, 05:17 COT
    20

    Esas fotos son MUY buenas, felicitaciones Rana.

  21. Marcela
    domingo 22 de octubre de 2006, 05:21 COT
    21

    Con los primeros comentarios quería argumentar por qué a mi no me parecen ni simpáticos, ni inofensivos ni sin consecuencias los tropeles, como leí en varios de los comentarios anteriores.
    En este caso, el del representante de la Valle, además me llamó la atención que a ustedes les pareciera natural que armaran un tropel porque el estudiante hacia parte del Polo Democrático: uno puede hacer parte del Polo Democrático y ser representate de un movimiento que rechaza abiertamente el tropel como forma de protesta. A mi me parece un oportunismo pero no creo que convenza a los que siguen creyendo que tirarle una piedra de manera sistemática a un policia es rebeldía.
    Sobre ese movimiento tengo que aclarar de nuevo que yo estuve en la universidad en el periodo en que se formó, cuando ganaron por primera vez las elecciones a los consejos académico y superior en el 97 mas o menos. Los seguí de cerca durante dos años y despues me fuí de la universidad. Así que no puedo asegurar completamente que siga siendo el mismo movimiento que rechazaba fuertemente el tropel, pienso que si por varias razones. La primera es que en todo este tiempo nunca ha habido un tropel en la sede San Fernando (donde esta salud), allí de pronto funciona de verdad esto del control social del que habla j. y que reconozco nos faltó usar con más inteligencia en la otra sede (Melendez). Otras razones son las noticias que leí en El Pais, que hicieron la velación en la sede de San Fernando, la marcha que organizaron después, las declaraciones que dieron en que insistian que rechazaban la violencia. Claro la manera mas sencilla sería preguntarles a ellos mismos si de verdad uno quiere concluir algo.
    De todas formas lo que me llamó la atención y por lo que decidí meterme a escribir aquí es porque esa fácil asociación de guerrilla-tropel-lideres estudiantiles y pda es primero que todo falsa, los tropeles como este mas bien la refuerzan y segundo me pareció por los comentarios que también aquí se estaban aceptando estas ideas.

  22. Julián Ortega Martínez
    domingo 22 de octubre de 2006, 11:01 COT
    22

    Re-querido: Gracias por tus comentarios.

    Sentido Común: La primera fotos es de Unimedios y la otra es de una amiga mía durante una pedrea en 2004.

    Víctor: De acuerdo. Un abrazo.

    Marcela: Agradezco infinitamente tus aportes, especialmente por lo que nos cuentas de primera mano acerca de lo que pasa en Univalle y creo que básicamente estoy de acuerdo contigo. Un saludo.

    Rana: Lo que dices creo que aplica para prácticamente cualquier universidad pública, o por lo menos para la Nacional, con toda seguridad. Excelente registro fotográfico, por cierto.

    Por cierto, los invito a leer esta crónica de El Espectador. Y los de El pasquín no dignaron aparecerse. Agradezco a todos sus aportes y comentarios.

  23. Germán A. Quimbayo
    domingo 22 de octubre de 2006, 12:15 COT
    23

    Julián gracias por tu reflexión. Ya todos han dicho y mi opinión sería llover sobre mojado. Con respecto al tema me acuerda de formas pacíficas y concretas de participación estudiantil desde la universidad como la que se propuso a comienzos de este año por motivos de la polémica existente por la reforma académica de la UNAL. Existía una propuesta que era algo así como “yo estudio o quiero estudiar…”, creo

    ¿Qué pasó con ellos?

    Saludos

  24. lullly
    domingo 22 de octubre de 2006, 12:27 COT
    24

    Nunca he participado en ninguna y me turba el tema. No soy partidaria de esa forma de manifestaciòn.
    Un abracito!

  25. Víctor Buitrago
    domingo 22 de octubre de 2006, 16:39 COT
    25

    Germán: Los de “Quiero Estudiar” fundaron un grupo llamado Kulteus, del cual la verdad no he sabido gran cosa los últimos meses. Uno de los líderes de “Quiero Estudiar” inscribió su candidatura a la representación estudiantil al Consejo Superior Universitario, siendo su campaña objeto de una rastrera y peligrosa macartización. Carteles en los cuales se parodiaba su propaganda política asociándola con svásticas, señalamiento, comportamientos inmaduros y dogmáticos durante los foros y asociación de su discurso y su propuesta con las más oscuras intenciones y filiaciones. El pasquin también lanzó su cizaña contra ese movimiento.

  26. equinoXio » » matices
    lunes 23 de octubre de 2006, 10:21 COT
    26

    […] dejar de pensar que conocemos a todos los ____________ (inserte aquí gentilicio, ocupación o grupo de edad), y ponernos en la tarea de conocer a los individuos particulares antes de juzgarlos, es probablemente lo único que puede salvarnos de terminar como ciertos comentaristas en los foros de ‘el tiempo’, cuyas generalizaciones burdas producen escalofríos. y es que a mí no me gusta uribe, pero no se me ocurriría hablar de “este gobierno narcoparaco que manda a matar a todo el mundo”. tampoco apruebo las pedreas en la nacho, pero sería incapaz de desear “que se metan allá y maten a todos esos estudiantes guerrilleros hps”. […]

  27. Julián Ortega Martínez
    lunes 23 de octubre de 2006, 13:56 COT
    27

    Lully: Gracias. Abrazo para ti también.

    Germán y Víctor: Doy fe de lo que nos cuenta Víctor acerca de la persecución contra los “regalados ñoños” de Quiero estudiar. Vi uno de esos carteles contra Óscar Cañón en la entrada oriental de la Facultad de Derecho. Creo que al final no ganó ni él ni el candidato “mamerto” defendido por los pasquineros -que por cierto nada que aparecen a debatir-.

  28. Chepe
    lunes 23 de octubre de 2006, 15:31 COT
    28

    Revisé mi colección de pasquines y no encontré ninguno donde apoyasen o defendiesen (esos “esen” son divinos, ¿no?) a un “candidato mamerto”. ¿Podés citarme el número del pasquín, depronto la frase textual o su link de la página de indymedia pa poder verlo?

  29. Julián Ortega Martínez
    lunes 23 de octubre de 2006, 15:56 COT
    29

    No hay necesidad, Chepe. Si Diego Mauricio Hernández era el candidato triestamentario (aclaro que no lo conozco y no le veo nada de malo), es obvio que los pasquineros lo tuvieron que respaldar.

    El problema no es tanto a quiénes respaldaron los pasquineros -al fin y al cabo es su problema y se respeta su decisión-, sino la intolerancia y el macartismo al que fue sometido Cañón. También pueden revisar posiciones como las de Contrarreforma, un grupo anterior a Quiero estudiar (al que algunos acusaron de ser “fichas” de las directivas) que, a pesar de las loables intenciones, empezó a caer en la misma retórica tirapiedra de siempre.

    Mientras tanto, la reforma pasó tranquila y silenciosamente mientras los estudiantes de uno y otro bando se encendían en discusiones vacías y ataques personales, cuando lo importante era discutir la dichosa reforma y proponer las modificaciones que a su juicio fuera conveniente introducir.

    De todos modos, es bueno que El Pasquín, Quiero estudiar y Contrarreforma existan. Por lo menos son formas más legítimas y pacíficas de expresarse que las “travesuras” de los capuchos.

  30. Chepe
    lunes 23 de octubre de 2006, 17:08 COT
    30

    No me queda claro, aun… ¿porque uno de lso candidatos era triestamentario lo tuvieron que apoyar? Nunca el movimiento triestamentario apoyó a un candidato en particular, pues de esta iniciativa hicieron parte no solo los grupos que lanzaron candidatos, sino otros tantos. Lea usted un artículo de El Pasquín donde le dieron palo al pobre diego porque en la presentación de sus programas reivindicó el bono alimentario como algo ha ser defendido..

    eso de dar por hecho cosas “porque si” me parece nocivo para un debate.

    Y si ud. descalifica retóricas al señalarlas como “tirapiedras” pues jodidos. Menos mal que critica el macartismo y la “intolerancia”.

  31. Julián Ortega Martínez
    lunes 23 de octubre de 2006, 17:32 COT
    31

    Chepe: Cuando hablo de “retóricas tirapiedra” me refiero a esos señalamientos típicos de los fans del tropel, mentalidad que se cuela en esos grupos que nacen basados en buenas intenciones.

    Gracias por la aclaración. Ahora que lo recuerdo, los de El Pasquín (no sé si todos, porque en medio de las cosas a ratos hay diversidad de opiniones allí) casi nunca brindan su apoyo explícito a candidato alguno a ninguna representación estudiantil, porque como esos forman parte de la “autoridad represiva”… Y si digo que es bueno que esas publicaciones y esos grupos existan es simplemente porque sirven para enterarse de muchas cosas que por los canales “oficiales” nunca saldrían.

    De todos modos, esas rencillas les convienen al régimen y a sus rectores designados “dedocráticamente” (porque ese proceso de elección de rectores…). Un saludo.

  32. Juan Zuluaga
    lunes 23 de octubre de 2006, 22:31 COT
    32

    Julián, de mucho interés la nota. Algo para su consideración, además. Si bien el estudiante promedio va a estar quizás 5 años en la Universidad (contando tanto los que se quedan como los que se retiran antes de tiempo), el resto de su vida adulta (50 años?) va a estar por fuera. Si bien entiendo el papel de educación y socialización política que los grupos políticos desarrollan en las universidades, los grupos políticos deberían ser mucho más activos en esta otra población adulta. Sindicatos, asociaciones barriales, asociaciones profesionales, congregaciones religiosas, clubes políticos, juntas de padres de familia, logias masónicas, blogs, etc. Siempre me pareció paradójico que el ambiente en las universidades fuera hiperideologizado — pero que al salir, la conversación política se volviera tan sosa, tan poco inspirada, tan reducida al chismoseo y la lagartería. Cuando era en este momento, en el mundo del trabajo, en el que uno está en mayor capacidad de actuar.

    Una pregunta — qué dice el Polo sobre las pedreas? cuál es la organización del Polo entre estudiantes, y hay una conexión entre su participación antes y después de graduarse? Uno pensaría que cantidad de gente debería estarse vinculando al gobierno local, ahora que hay alcalde, en pasantías voluntarias, etc. Esa experiencia partipando en el gobierno distrital, en sus muchos ámbitos, podría ser una experiencia educativa muy rica.

  33. Desparchado
    martes 24 de octubre de 2006, 10:29 COT
    33

    Don julian, pues lo escrito escrito está. Nos llegó la invitación a participar del foro pero hay algo que nos preocupa… Peguenos un correo y le contamos que es.

    Y sobre lo que pensamos o dejamos de pensar… pues ya esta publicao ¿no?

  34. Víctor Buitrago
    martes 24 de octubre de 2006, 14:25 COT
    34

    Ese último comentario me recordó una asamblea o un foro en la Universidad. Allí los argumentos no interactúan. Si alguien interviene diciendo: “los aguacates son azules” y uno le pregunta por qué lo dice, contesta: “lo que pasa, compañero, es que los aguacates son azules”. Si uno insiste en la duda, otro del mismo parche le habla con tono condescendiente de tú no estás para saberlo ni yo para contártelo pero los aguacates son azules. Luego pueden venir quienes planteen colores distintos o expliquen que no viene al caso el color de los aguacates. Por cada intervención de esas, uno o dos de los del club de los aguacates azules repetirá su letanía, a veces de memoria, a veces con errores de transcripción y a veces levantando y señalando la cartilla como quien dice: “está escrito, hermanos”.
    La mesa dirá luego que es evidente que ha habido un gran número de intervenciones acerca de que los aguacates son azules y propone ponerlo en las conclusiones. Lo normal es que la multitud no respalde la moción de manera entusiasta y se decida seguir con el tema, con una nueva ronda de recitaciones, iterando hasta que la reducida concurrencia, por agotamiento o por homogeneidad, ponga en las conclusiones o en la relatoría que los aguacates son azules, sin explicar por qué y con la misma redacción que traía la cartilla cargada de verdad.
    Llegar con “mi posición es esta y qué” equivale a decir “me tiene sin cuidado lo que usted comente”. De ese supuesto no sale un debate.

  35. j.
    mircoles 25 de octubre de 2006, 07:10 COT
    35

    Je. Buena descripción de esas asambleas, Victor. De ahora en adelante podemos llamarlas “Situaciónes Aguacate Azul”, para acortar. 🙂

  36. porasidecirlo
    sbado 19 de mayo de 2007, 12:18 COT
    36

    FELICITACIONES……….POR QUE NO ESTUDIAN PERIODISMO DEPORTIVO, VINASCO CHE SE LES QUEDO EN PAÑALES, SEGURAMENTE LOS QUE TANTO ESCRIBEN Y OPINAN NUNCA HACEN UN CULO.
    SI NOS ATACAN CON VIOLENCIA NOS DEFENDEMOS CON VIOLENCIA

  37. equinoXio » » Wásserman cierra “indefinidamente” el campus de la U. Nacional de Bogotá
    lunes 28 de mayo de 2007, 12:06 COT
    37

    […] ¿Y el tropel, para qué? […]

  38. equinoXio » » Nuevos disturbios en la Universidad Nacional
    jueves 11 de octubre de 2007, 14:33 COT
    38

    […] ¿Y el tropel, para qué? […]

  39. francisco
    jueves 8 de noviembre de 2007, 15:16 COT
    39

    el tropel es para no hacer un culo en la u



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    junio 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook