equinoXio
 

Colombia - Cargada el 25.07.2014 08:46:31 COT 

[Especial 2009] Medellín, ¡la más asesinada!

Artículo destacado > Especial 2009
Por

sbado 2 de enero de 2010 10:57 COT

Por Juzavil

La ciudad de Medellín viene padeciendo una nueva oleada de violencia, expresada en el aumento de asesinatos que hacen recordar las décadas de 1980 y 1990 en las que fue señalada como una de las ciudades más violentas del mundo. Épocas en las cuales no sólo el Cartel de Medellín se convirtió en una implacable máquina de terror para todos los colombianos; también, a principios de los noventa se establecieron grupos guerrilleros en diversas zonas de la ciudad: el ELN con los Comandos Armados del Pueblo –CAP-, el MIR COAR y las Milicias Populares de las FARC se apoderaron de diversos barrios de la ciudad. Finalmente, aparecen los paramilitares, primero en una particular mixtura con la delincuencia común y los residuos del Cartel de Medellín, y luego con la pugna entre los bloques Metro y el Cacique Nutibara que condujo a la victoria de los comandados por Don Berna. 

Todo este panorama de violencia parecía haberse superado, a decir de muchos, gracias a la Seguridad Democrática, a las Operaciones Mariscal y Orión en la Comuna 13, al proceso de desmovilización de los paramilitares y a la política de convivencia de la administración Fajardo. Evidentemente, estos factores fueron claves para frenar los índices de violencia en Medellín, pero, desafortunadamente, de manera superflua y bastante controvertible.

En este proceso se logró desterrar a la guerrilla de la Comuna 13, reincorporar a la vida civil a los paramilitares y disminuir considerablemente los asesinatos, pero los procedimientos no fueron los mejores, pues este desarrollo estuvo marcado por la acción conjunta de las fuerzas armadas con los grupos paramilitares. En cuanto a la reinserción de estos grupos, se denunciaron los reclutamientos de jóvenes para que engrosaran las filas de los paramilitares en el proceso de entrega de armas en el año 2003 del Bloque Cacique Nutibara que lideraba alias Don Berna.

Este suceso se convirtió en el paradigma del proceso de reinserción nacional y de la política de Seguridad Democrática, puesto que se consideró como la gran estrategia de presión a estos grupos para la dejación de armas. De esta forma, el presidente Uribe, el ex Alto Comisionado para la Paz Luis Carlos Restrepo y el entonces alcalde Sergio Fajardo se encargaron de consolidar la imagen de una ciudad que se constituía como ejemplo de convivencia y “pacificación” social.

Sin embargo, este cuento de hadas se ha venido desvaneciendo cuando nos topamos con la realidad que vive la capital de Antioquia en lo que tiene que ver con homicidios: hasta el 30 de noviembre de 2009, Medicina Legal registraba un reporte de 1.969 homicidios. Aunque estas cifras no llegan a los índices de principios de 1990 —más de 6.000—, se puede evidenciar una tendencia creciente desde 2007. Los números muestran una problemática que se mantiene en el tiempo y que tiende a acrecentarse, puesto que a diario se registran asesinatos en diversos puntos de la ciudad.

El eslogan de la administración Fajardo, Medellín la más educada, parece haberse venido a tierra, pues aunque se han llevado a cabo importantes proyectos educativos, el incremento de asesinatos parece opacar el impacto social de dichas acciones gubernamentales. La administración Fajardo-Salazar no calculó el daño que se hizo a la ciudad, cuando se les entregó el poder a diversos notables de la criminalidad en Medellín. No se pueden olvidar los escándalos de las vinculaciones del ex secretario de gobierno Gustavo Villegas, del ex jefe de fiscalías Guillermo León Valencia Cossio y del ex comandante de la Policía de Medellín Marco Antonio Pedreros con el narcotráfico y el paramilitarismo.

Ahora bien, más allá de las cifras que nos presentan datos importantes en materia estadística, lo más relevante de esta situación radica en el análisis cualitativo del fenómeno, es decir, las variables, características, tiempos y circunstancias de dichos asesinatos, pues la forma de matar y, sobre todo, las víctimas, llaman la atención por la sevicia y la utilización de armamento sofisticado para cometer estos hechos. Un primer aspecto es la reaparición del sicariato y de las bandas en la ciudad: es frecuente escuchar los nombres de Los Mondongueros, Los Triana, La Banca, La Treinta, La Pastora, como las organizaciones responsables de diversos actos que, para los más optimistas eran expresiones de un pasado muy lejano. Un segundo tema es la aparición de cuerpos desmembrados en diversos lugares, y por último, debe considerarse el alto número de mujeres y jóvenes asesinados en esta ola de violencia.

La reaparición del sicariato y de las bandas organizadas la han entendido las autoridades como un reflejo del accionar delictivo de “bandas emergentes y/o grupos dedicados al narcotráfico”, situación que si bien puede ser cierta, no demerita una mayor preocupación por parte de autoridades e investigadores sociales. Los otros factores parecen desinteresar a buena parte de la comunidad medellinense, situación preocupante dado que estamos identificando dos tendencias delictivas aberrantes: la aparición de cuerpos desmembrados y la indiferencia de la comunidad, lo que evidencia una especie de letargo cómplice, impensable en otras sociedades en las que un solo caso de este tipo, podría convocar a miles de ciudadanos a manifestarse al respecto.

Desde 2007 se pueden mencionar más de 15 casos de este tipo en diversos puntos de la ciudad y del Valle de Aburrá, entre ellos, el caso de la psicóloga Marjorie Kisner Mira, que fue asesinada por un ex paramilitar reinsertado y miembro del programa Pospenado de la Alcaldía de Medellín. En el caso de las mujeres, no hay mayores denuncias o campañas de rechazo al respecto, no se manejan cifras consolidadas, pero lo cierto es que en 2009 se volvió costumbre ver asesinadas mujeres y jóvenes estudiantes incluso cerca de sus instituciones educativas.

La situación de violencia en Medellín responde a las irregularidades cometidas durante los procesos de retoma de la Comuna 13 con las Operaciones Orión y Mariscal y, sobre todo, con el posterior proceso de reinserción de los paramilitares en 2003. Pero el hecho que le colocó el broche a toda esta seguidilla de errores fue la extradición de los jefes paramilitares en mayo de 2008, en la medida que dejaron acéfalos a estos grupos que continuaron delinquiendo.

Aunque la extradición de los jefes paramilitares fue determinante para que se fraguaran diversas pugnas al interior del neo-paramilitarismo —así denomina al nuevo fenómeno el informe de Nuevo Arco Iris—, no significó ni mucho menos la desaparición de las redes criminales de estas organizaciones, ya no con el eslogan de Cacique Nutibara o Bloque Metro, sino con otras expresiones, muchas de ellas incluso algo míticas, como es el caso de la Oficina de Envigado.

La articulación y comunicación de estas organizaciones neo-paramilitares se manifiestan de diversas formas en la ciudad, mediante el control de plazas de vicio, de casinos, de casas de lenocinio y de préstamos usureros como el Paga Diario, vinculados con muchos de los asesinatos ocurridos en la ciudad. Todas estas expresiones hacen parte del panorama social de la ciudad, sin que la administración municipal se manifieste al respecto.

Pero más allá de esto, un hecho que parece insulso demuestra la capacidad de articulación y dominio territorial de estas organizaciones en Medellín. Se trata de la denominada bienvenida del diciembre en Medellín, un acto ensordecedor que se experimenta todos los primeros de diciembre, en donde estos grupos hacen retumbar grandes cantidades de pólvora por toda la ciudad. Es un hecho que todo el mundo comenta, porque son pocos los que pueden dormir ese día ante semejante estallido de pólvora que, al decir de los pobladores de la periferia de Medellín, es coordinado por los jefes de los paras en los barrios de la ciudad.

El cuento de hadas que nos contaron las autoridades cuando se iniciaba la seguridad democrática ya no es creíble en la ciudad, la administración Fajardo-Salazar —las menciono juntas porque parecen ser lo mismo— no ha hecho otra cosa que manejar un discurso sofistico sobre el problema, haciendo creer que en Medellín hubo una Transformación social, promulgando la ciudad postal que enuncia constantemente la implementación de eventos como la Asamblea del BID, la venida de los reyes de España, la alcaldesa de Milán o los futuros Juegos Sudamericanos que de poco o nada le han servido a la ciudad para un verdadero crecimiento social.

El alcalde Salazar se ha empeñado en desconocer las cifras sobre violencia que se presentan en la ciudad, como las de desplazamiento intraurbano entregadas por la Personería de Medellín, que registran  546 declaraciones de desplazamiento al interior de la ciudad, que para el alcalde no son fidedignas pues no se hace un seguimiento riguroso al tema. Lo cierto es que en Medellín se está viviendo un ambiente tenso por el incremento de asesinatos y desplazamientos intraurbanos, sin mencionar otros fenómenos, como la desaparición forzosa, que evidencian un accionar de grupos armados con gran capacidad de hacer daño.

No pueden seguir los mandatarios escudándose en justificaciones superfluas para explicar el agudizamiento de la violencia, pues se menciona reiteradamente que ya no se asesina a la gente de la oposición, a los sindicalistas o a los líderes comunitarios. En este último caso la realidad también contradice a los gobernantes, pues, en días anteriores fue asesinado John Alexánder Pulgarín, líder comunitario de la comuna 8, que se encontraba con medidas cautelares pues era un testigo en procesos llevados contra varios jefes ex paras de la ciudad. Lo más indignante del caso es el silencio del alcalde frente a éste y otros casos similares.

Los mandatarios deben dejar de escudarse en el asunto de que toda la violencia se trata de simples narcotraficantes o bandas emergentes, como si solamente importaran los crímenes perpetrados por las FARC. Pareciera que el discurso de la seguridad democrática, emanado desde Palacio, tuviese gran asidero en las autoridades de Medellín. Por algo será que se maximizan los problemas de la capital de la república gobernada por la oposición y se minimizan los actos de violencia en Medellín, gobernada por un alcalde apoyado por el uribismo.

En Medellín, las autoridades municipales deben ofrecer muchas explicaciones frente a lo sucedido, dejando de lado tanta retórica frente a su ejercicio administrativo y, más bien, respondiendo al por qué se le ha entregado nuevamente la ciudad al crimen organizado. Igualmente, le cabe gran responsabilidad al gobierno nacional; no son suficientes los escandalosos consejos comunitarios que se han hecho en la ciudad o la publicitada presencia de los altos mandos militares en la ciudad y el Valle de Aburrá. Entre otras cosas, ¿por qué se publicitarán tanto?

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,



5 comentarios a la entrada “[Especial 2009] Medellín, ¡la más asesinada!”

  1. jhon
    domingo 3 de enero de 2010, 01:34 COT
    1

    AUNKE LA VERDAD SEA DOLOROSA TODO LO QUE LEI EN ESTE ARTICULO ES LA VERDAD EL ALCALDE DE MEDELLIN ES UN INEPTO QUE NO SIRVE PARA NADA Y NI SIQUIERA ESE SEÑOR ES DE MEDELLIN BUENO HABLANDO YA MAS DE LA PROBLEMATICA SOCIAL QUE ESTA VIVIENDO MEDELLIN ES PREOCUPANTE QUE VOLVIMOS PRATICAMENTE A LA EPOCA DE LOS 80S DE PABLO ESCOBAR DONDE LA CULTURA SICARIAL HACE AUGE EN LA GENTE JOVEN DE ALREDEDOR DE 13 A 38 AÑOS DONDE VEN QUE CONSEGUIR PLATA ES MAS IMPORTANTE QUE CUALKIER COSA ASI SEA PASANDO SOBRE LA HUMANIDAD DE SU PROPIA ESPECIE Y SIN ESCRUPULOS Y LO DEL SEÑOR URIBE QUE PASA CON EL QUE INVIERTE TANTO DINERO EN SUPUESTA SEGURIDAD DEMOCRATICA PERO EN MEDELLIN NO LA VEO POR FAVOR SEÑORES POLITICOS QUE MANEJAN LOS HILOS DE ESTE PAIS DEJEN DE ROBAR HABER SI ALGUN DIA ALCANZAMOS LA DIGNIDAD(ESTO VA DIRIGIDO TAMBIEN A LAS FUERZAS MILITARES Y A LA POLICIA QUE SON INSTITUCIONES DE LO MAS CORRUPTO QUE HAY) COMO PAIS Y A TODOS LOS GRUPOS INSURGENTES Y BANDAS DELINCUENCIALES QUE NO SABEN EL DAÑO TAN GRANDE QUE LE ESTAN CAUSANDO A ESTA SOCIEDAD DE VERDAD LO UNICO QUE HAN HECHO ES DESTRUIR EL PAIS Y QUE DEJEN DE CREERSE LOS SALVADORES QUE NO LO SON HACEN ES PARTE DEL PROBLEMA

  2. Lully
    domingo 3 de enero de 2010, 11:26 COT
    2

    El gobierno nacional es el principal responsable y debe ser quien ponga un freno a este asunto. Fue el mismo Uribe quien ha estado manejando la extradicción y no dejar las consecuencias a la deriva ni mucho menos a nosotros, los ciudadanos de bien.

    Unos datos muy concretos y lamentables. No es extraño ver niños con balas perdidas en sus cuerpos y muchos han sido asesinados así, es como si las balas hicieran ya parte del aire que respiramos.

    Grave, veo grave la situación en Medellín porque además la delincuencia se ha incrementado considerablemente. Hemos vuelto a lo mismo gracias a que Uribe se dedicó a atacar sóloi las FARC y lo demás quedó a segundo plano.

    Un abrazo apreciado Juzavil y gracias por esta información.

  3. Pacho
    lunes 4 de enero de 2010, 17:41 COT
    3

    Un artículo bien interesante y documentado. Es importantísimo dar cuenta de la realidad que vive la ciudad de Medellín. Esta semana se presentó un desplazamiento intraurbano bastante grave en el Popular 1, en donde la confrontación cada vez se agudiza aún más. Causas?, algunos comentan que a los paracos se les acabó la plata del proceso de reincorporación (les dieron 8 millones para proyectos y 800 mil apx. cada mes mientras duraba el proceso). Soluciones?, parece que están lejanas. Hoy los chicos están recibiendo la herencia de los que se reintegraron a la vida civil y de los que ya han caido (la herencia incluye plazas de vicio). Ojalá y este 2010 sea mejor para esta tierra paisa.

  4. Conduce tu vida con cuidado.
    lunes 2 de agosto de 2010, 16:07 COT
    4

    [...] a consideración la siguiente situación: en el año 2009 en el Informe Anual de Accidentalidad en Medellín realizado por la Secretaria de Tránsito y Transporte, analizado en forma generalizada, además, [...]

  5. Medallo Encongresada | Música Somos
    mircoles 11 de agosto de 2010, 00:00 COT
    5

    [...] los días resultaría pertinente recordar eso que el año pasado publicó un sitio en la interné, y que mantiene todavía una triste [...]

Escribe tu comentario:

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Nota: Las opiniones expresadas en los comentarios son responsabilidad exclusiva de sus autores. Si estás comentando por primera vez, tu comentario quedará en la cola de moderación y aparecerá apenas haya sido aprobado. Si tu comentario lleva muchos enlaces y no aparece, es probable que haya quedado en el filtro anti-spam; no es necesario enviar el comentario de nuevo, simplemente espera a que un administrador revise y lo apruebe. Los mensajes ofensivos, racistas o que no tengan nada que ver con el tema ni con la discusión no serán aprobados. Gracias.



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • CUATRO a uno: el diez y el récord | Rafa XIII | 25.06.2014 13:37
  • DOS a uno: ¡estamos clasificados! | Rafa XIII | 20.06.2014 10:41
  • TRES a cero: el debut soñado | Rafa XIII | 15.06.2014 8:39
  • Quintana y Urán, de oro y plata | Rafa XIII | 01.06.2014 12:49
  • Elecciones 2014: dos bestias y media | Daniel Ramos | 26.05.2014 6:30
  • Una guerrilla en busca de identidad | Daniel Ramos | 21.05.2014 4:20
  • Los hombres de Pékerman | Rafa XIII | 13.05.2014 21:07
  • Reflexiones sobre las Memorias olvidadas del expresidente Andrés Pastrana | Daniel Ramos | 31.03.2014 8:05
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    julio 2014
    L M X J V S D
    « jun    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org BloGalaxia Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook