equinoXio
 

Colombia - Cargada el 16.09.2014 06:57:20 COT 

[Entre penas y copas] A modo de conclusión

Artículo destacado
Por

martes 10 de enero de 2012 5:59 COT

La música y el alcohol son elementos que forman parte de la idiosincrasia de la llamada cultura popular, y aunque ambos son perfectamente funcionales sin una interacción directa con el otro, convergen en las cantinas para generar un espacio propicio para la transgresión de la norma, del deber ser en una sociedad que posee una doble moral, y que no permite espacios diferentes para los procesos de catarsis de los individuos.

Por esto, como lo he mencionado durante el transcurso de la investigación, y tomando como referencia a Vladimir Giraldo, se puede decir que las cantinas son el lugar donde se puede aceptar el dolor y la fiesta, a diferencia de los ritos funerarios.

El alcoholismo no se puede comprender como una consecuencia directa de los mensajes emitidos por la música popular, pues este debe ser entendido como una enfermedad y un asunto de salud pública, que tiene antecedentes históricos, y que cuenta con altos índices de consumo, tanto a nivel nacional e internacional.

Según datos de Alcohólicos Anónimos, el diez por ciento de la población mundial tiene problemas de alcoholismo, esto sin contar que las cifras son mayores en cuanto al consumo de sustancias alcohólicas, teniendo en cuenta que no todo el que ocasionalmente toma licor es alcohólico. Si se toma en cuenta los datos históricos que se presentan en la primera parte de está investigación, podemos entender que desde muchos años atrás el consumo de licor tenía una tendencia alta que se ha mantenido e incluso aumentado.

“…el alcoholismo es una enfermedad progresiva, incurable y mortal, afecta el cuerpo, la mente, el espíritu y las emociones, es una obsesión y además es contagiosa, el alcoholismo no se cura, se neutraliza a través de un proceso”, dice un integrante de Alcohólicos Anónimos

La música, aunque es directa en los mensajes alusivos al consumo de licor, tiene una labor más de documentación y representación de los intereses y fenómenos que se viven en el entorno cotidiano de los individuos en una sociedad. La alusión al consumo de licor, que se da en el ámbito de la celebración y del dolor, se produce como consecuencia a la práctica social del consumo de sustancias alcohólicas.

No es de extrañar el apogeo que actualmente tienen los denominados Corridos Prohibidos alusivos a la vida e historias de los narcotraficantes se dé en países como México y Colombia, donde se presentan grandes dificultades frente a este tema. Ahora bien, resulta absurdo decir que los Corridos Prohibidos son causantes del narcotráfico, pues éste obedece a situaciones históricas, sociales y políticas.

El narcotráfico no fue un invento de los compositores y músicos, como tampoco lo es el alcohol.

La música no es causante directa del consumo de licor, pero sí incita a la repetición de la conducta, pues refuerza la idea ya existente frente a las dinámicas que se desarrollan en torno al consumo.

Las canciones se encuentran compuestas de una carga emocional y cultural tan grande que son adoptadas por los consumidores como elementos relevantes en cada situación de la vida, casi como buscando identificar una banda sonora adecuada para su existencia, a veces feliz y otras veces melancólica. La música cumple, sin embargo, una función de propiciar dicha actividad, pues refuerza la idea ya existente de que con el licor se pueden curar las penas o contribuir a la euforia de los individuos en condiciones alegres.

El consumo de licor se ve preconcebido por el individuo, independientemente del entorno en que se está, cuando un individuo ingresa a un establecimiento como una cantina, hay una intención prejuzgada de beber, individualmente de que haya o no música, pues ésta, hablando en un plano más fisiológico, no genera una reacción química en el cuerpo que genere adicción, a diferencia del etanol presente en el licor.

La música es un buen complemento para la bebida, pues conforma un ambiente ameno y propicio, además de generar en el consumidor una identificación con los mensajes que transmiten las canciones. En las cantinas se es libre de ser, está permitido transgredir la norma, dejarse poseer por el espíritu de Baco. Se es soltero aunque un anillo de compromiso demuestre lo contrario, está permitido amar a una mujer sólo una noche o sufrir públicamente, ser “un príncipe a mi modo”, como lo dice la canción de Fernando Burbano. Todo está permitido, pero siempre respaldado por el alcohol.

Bibliografía

-Arias, Calle Juan David. (2009.) Con la tinta de mi sangre: Amor y desamor en las canciones de despecho en Antioquia. Alcaldía de Medellín. Secretaría de cultura ciudadana.

-Barbero, Jesús Martín (2002) OFICIO DE CARTÓGRAFO, travesías latinoamericanas de la comunicación en cultura. Fondo de Cultura Económica. Colombia.

-Cárdenas, Felipe; Montes, Mónica. (Mayo-agosto, 2009.) Narrativas del paisaje andino colombiano: visión ecológica en la música carranguera de Jorge Velosa. aibr. Revista de Antropología Iberoamericana, Vol. 4, Núm. 2 pp. 269-293.

-Charles, Mercedes. (1987.) Documento sobre cultura. /estudios sobre las culturas contemporáneas. Vol. 1, número 003. Universidad de Colima.

-Duque Ossa, Diego José. Quiceno Guzmán, Gladis Cecilia. Psicosis alcohólica en el hospital mental de Antioquia, 1900-1930. Biblioteca Central Universidad de Antioquia.

-García Canclini, Néstor. (1992.) Culturas híbridas: estrategias para entrar y salir de la modernidad. Buenos Aires.

-González, Fernando. Libro de los viajes o de las presencias. (1959) AGUIRRE EDITOR. Medellín.

-González R., Juan Pablo. (Jun.2004.) Fusiones y contrafusiones: música popular y vanguardia en América Latina. Revista de arte, cultura y sociedad. No. 3 p. 34-45.

-Hauser, Arnold. ( 1973.) Introducción a la historia del arte, Guadarrama, Capítulo 5 sobre arte popular y arte campesino.

- Londoño Fernández Maria Eugenia. (2002.) Y la memoria se hizo música. Medellín: Universidad de Antioquia.

- Ministerio de la Protección Social (MPS), Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD),Organización de los Estados Americanos (OEA), Embajada de los Estados Unidos en Colombia. (2008) Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia. Informe final, Bogotá, D. C., Editora Guadalupe S. A.

-Mora Orlando. La Música es como la vida. (1989.) Biblioteca digital Universidad de Antioquia.

-Storey, John. (2002.) Teoría cultural y cultura popular, Barcelona, Octaedro.

-Sullivan, Tim O, Hartley John. (1997.) Conceptos clave en comunicación y estudios culturales. Argentina: Amorrutu.

-CONSULTAS ARCHIVO HISTÓRICO:
Tomo dos Volumen 2 p 43-48, año 1741.
Tomo dos Volumen 2 P 69-72, año 1731.
Tomo dos volúmenes 6 año 1771.
Tomo dos volumen 130. Registro de individuos encarcelados por embriaguez (1874).

Entre penas y copas

  1. Principios teóricos fundamentales
  2. Donde Leo
  3. Una entrevista sin pelos en la lengua
  4. A modo de conclusión

Etiquetas:



15 comentarios a la entrada “[Entre penas y copas] A modo de conclusión”

  1. Trulyexte
    mircoles 11 de enero de 2012, 22:27 COT
    1

    “Yo voy a la cantina porque allá, donde nadie me recuerda, puedo ser triste de verdad” me dijo un borracho un día en un espacio de cuentería, mientras dibujaba en el aire un drgón con cola de comejo y tenazas de cangrejo.
    Interesante el análisis en su todo, sobre todo por lo coloquial del tema y lo poco trabajado que es, o bueno, eso a mis ojos. Felicitaciones Juanjo.

  2. martha zuluaga
    lunes 16 de enero de 2012, 19:04 COT
    2

    felicitaciones por este aporte a los jovenes que por lo general solo encuentran diversion en el consumo de sustancias sicoactivas. son relatos con bases bibliograficas ydocumentados.Bien por esa sigue escribiendo.

  3. FELIPE PIZANO DE BRIGARD
    domingo 22 de enero de 2012, 17:11 COT
    3

    La formulación hecha por el autor del artículo, un Sr.Juan José Ossa, deja en rotunda evidencia la ninguna sustentación investigativa de sus afirmaciones.

    En un lenguaje y planteamiento más proclive a lo escolar que a lo sociológico-antropológico, y por lo tanto bastante precario, la nota pretende designar que amor, penas, música y alcohol constituyen un todo integral inherente apenas a las clases populares. ¡Nada más alejado de la realidad objetiva!

    ¿Acaso la coyuntura emocional-etílica es fenómeno sociocultural exclusivo de la gleba, es decir, del estrato más bajo de la escala social, también conocido como chusma o clase proleta?

    Aquí desconoce el autor de la nota que también los estratos altos, llamados “la high-life” o “jet set”, son igualmente escenario de eventos con protagonistas alcohólicos, ya en exclusivos ámbitos como los clubes sociales, discotecas, fiestas privadas, etc.

    Ahora, y en un orden que pudiera parecer superficial, el invocar como fuente de la formulación del problema a otro señor, llamado Vladimir Giraldo, le resta confianza y credibilidad a su empeño. Las cosas no sólo deben ser, sino parecer. Y es porque llevar por nombre Vladimir y por apellido Giraldo, no sólo es un problema de estética, sino un contrasentido y por lo tanto una falta de concordancia y hasta de sindéresis. Semejante atropello a la génesis y a las proprciones, equivale a que un individuo pueda llamarse Munisalvo De Borbón & Tocarruncho De Tocancipá. ¡Por ahí no es la cosa, señores!

    En efecto, semejante masacote de nombre y apellido es como llevar a manteles un cocido boyaco o una enorme porción de comida pelanga servida en tapa de canasto, y acompañarle con una botella de champaña “Cuvée belle Époque”. ¡Qué horror, caray, qué horror!

    En cuanto a la bibliografía relacionada por el autor de la nota, habrá que tomarse el trabajo de consultarla al dedillo, a efectos de dar con un contexto sólido, confiable y académico. Porque, hasta donde queda demostrado, el enunciado del autor, el Sr. Ossa, pasó por ella sin tocarla ni mancharla. ¿Qué leyó, que no trasciende en el contenido de su pretendido ensayo? ¿Ah?

    Veamos al azar, solamente estas perlas, que denotan la gilitud o gilipollez del autor, y que, objetivamente, producen sonrojo ajeno:

    1. “Se es soltero aunque un anillo de compromiso demuestre lo contrario”. (¿De veras?).

    2. “(…) está permitido amar a una mujer sólo una noche o sufrir
    públicamente” (Una frase digna, pues, del ilustre filósosfo rumano Emil Michel Cioran, ¿verdad?).

    3. “(…) “Ser ‘un príncipe a mi modo’, como lo dice la canción de Fernando Burbano”. (¿Quién es Fernando Burbano? ¿Dónde vive, qué hace?).

    4. “Todo está permitido, pero siempre respaldado por el alcohol”. (¿Del ideario de Diomedes Días o del Tino Asprilla?).

    En fin. ¿Para qué seguir?

  4. Paola Cabrales
    domingo 22 de enero de 2012, 18:57 COT
    4

    Felicito tambuèn al autor por las consideraciones de que habla Martha Zuluaga. Otros jovenes se empeñan en el vicio de los juegos en internet. Conozco dos que estàn locos y ni comen ni duermen por estar pegados a eso.

  5. FELIPE PIZANO DE BRIGARD
    lunes 23 de enero de 2012, 22:15 COT
    5

    La formulación hecha por el autor del artículo, un Sr.Juan José Ossa, deja en rotunda evidencia la ninguna sustentación investigativa de sus afirmaciones.

    En un lenguaje y planteamiento más proclive a lo escolar que a lo sociológico-antropológico, y por lo tanto bastante precario, la nota pretende designar que amor, penas, música y alcohol constituyen un todo integral inherente apenas a las clases populares. ¡Nada más alejado de la realidad objetiva!

    ¿Acaso la coyuntura emocional-etílica es fenómeno sociocultural exclusivo de la gleba, es decir, del estrato más bajo de la escala social, también conocido como chusma o clase proleta?

    Aquí desconoce el autor de la nota que también los estratos altos, llamados “la high-life” o “jet set”, son igualmente escenario de eventos con protagonistas alcohólicos, ya en exclusivos ámbitos como los clubes sociales, discotecas, fiestas privadas, etc.

    Ahora, y en un orden que pudiera parecer superficial, el invocar como fuente de la formulación del problema a otro señor, llamado Vladimir Giraldo, le resta confianza y credibilidad a su empeño. Las cosas no sólo deben ser, sino parecer. Y es porque llevar por nombre Vladimir y por apellido Giraldo, no sólo es un problema de estética, sino un contrasentido y por lo tanto una falta de concordancia y hasta de sindéresis. Semejante atropello a la génesis y a las proprciones, equivale a que un individuo pueda llamarse Munisalvo De Borbón & Tocarruncho De Tocancipá McCallister. ¡Por ahí no es la cosa, señores!

    En efecto, semejante masacote de nombre y apellido es como llevar a manteles un cocido boyaco o una enorme porción de comida pelanga servida en tapa de canasto, y acompañarle con una botella de champaña “Cuvée belle Époque”. ¡Qué horror, caray, qué horror!

    En cuanto a la bibliografía relacionada por el autor de la nota, habrá que tomarse el trabajo de consultarla al dedillo, a efectos de dar con un contexto sólido, confiable y académico. Porque, hasta donde queda demostrado, el enunciado del autor, el Sr. Ossa, pasó por ella sin tocarla ni mancharla. ¿Qué leyó, que no trasciende en el contenido de su pretendido ensayo? ¿Ah?

    Veamos al azar, solamente estas perlas, que denotan la gilitud o gilipollez del autor, y que, objetivamente, producen sonrojo ajeno:

    1. “Se es soltero aunque un anillo de compromiso demuestre lo contrario”. (¿De veras?).

    2. “(…) está permitido amar a una mujer sólo una noche o sufrir
    públicamente” (Una frase digna, pues, del ilustre filósosfo rumano Emil Michel Cioran, ¿verdad?).

    3. “(…) “Ser ‘un príncipe a mi modo’, como lo dice la canción de Fernando Burbano”. (¿Quién es Fernando Burbano? ¿Dónde vive, qué hace?).

    4. “Todo está permitido, pero siempre respaldado por el alcohol”. (¿Del ideario de Diomedes Días o del último bestseller de Faustino Asprilla?).

    ¿Para qué seguir, si el titular de este sitio no tiene el valor de hacer público mi punto de vista? Lo desafío a que le dé cabida a estas líneas, si es tan “periodista” y si tiene los suficientes pantalones para enfrentar una crítica fundada y objetiva como la presente.

    ¿Se atreve a tener carácter? Por lo visto 28 horas después de enviada mi primera comunicación sobre el tema, no lo tiene.

  6. Gilberthxcx
    mircoles 25 de enero de 2012, 10:54 COT
    6

    Primero que todo, todos tenemos puntos de vista diferentes, desde el mio la publicación me parece excelente y cobija un aspecto social relevante en nuestra sociedad de una manera muy particular, en cuando a los comentarios de Felipe Pizano, pareciera que es personal el problema con el autor que de hecho es amigo mio y conozco su trabajo y su pasión al escribir, me da verguenza que exista gente que se tome el tiempo para hacer una crítica sin bases y tan ofensiva (pegarse de un nombre como Vladimir Giraldo? que es eso señor! Ese nombre es común). Si no le gustó la publicación tiene dos opciones quedarse callado y no volver a leer los articulos de Juan José Ossa o criticar de una manera sutil si tan malo le parece el artículo, me imagino que sos un comunicador periodistico del putas y deberias saber de diplomacia al momento de criticar, si estamos hablando de tener pantalones o no, es simple; si vivis en Antioquia, acordemos una cita y exponemos nuestro disgusto por la publicación.

  7. Utilidades
    mircoles 25 de enero de 2012, 14:51 COT
    7

    Felicitaciones por este grandioso aporte que le sirve a todos los jovenes que se divierten con las drogas

  8. SILVIA ANA VERONI
    jueves 26 de enero de 2012, 21:22 COT
    8

    “Dime con quién andas y te diré quién eres” resume perfectamente la condición y la malhadada suerte de este blog. Es decir, los áulicos que defienden al autor del artículo en discusión están exactamente en el mismo precario nivel de criterio, conocimiento y de poco sentido crítico del dueño del sitio. Salta a la vista. Otra posibilidad es que sea el mismo autor del artículo quien para estos efectos simule ser otra persona. Entre tanto tanto, la presencia en este lugar del Dr. De Brigard Pizano, catedrático de Yale University y Georgetown, es toda una exaltación. ¡Un auténtico honor! Un profesor de semejante alcurnia que se ocupa de este proleto blog es una generosa deferencia. Dice el presunto usuario que defiende el contenido del artículo original que el Dr. De Brigard Pizano debería tener más diplomacia en la crítica. ¡Por favor! ¿Qué boludez está diciendo? Precisamente uno es el plano diplomático y otro el ámbito crítico. Son dos aristas contrapuestas. Tamaño discernimiento equivale a decir: “Como Ud. es hincha del Atlético Nacional y viste de amarillo, entonces cómprese una camiseta gris a cuadros carmelitas y hágale fuerza al Independiente Medellín, para que le vaya bien al Real Madrid de Diego Armando Pekerman.”. ¡Vaya, vaya!

  9. Lully
    jueves 26 de enero de 2012, 23:29 COT
    9

    Juan José:
    Todo el proceso investigativo realizado en los diferentes momentos que debe tener la investigación cualitativa como lo expresan Denzin y Lincoln, tiene como consecuencia lógica las conclusiones aterrizadas con las que has realizado esta entrada final, porque responde a la respuesta del interrogante planteada al inicio. Te confieso que cuando leí tu primer artículo, pensé que el alcohol era inherente a la música popular, máxime cuando tus letras traían a mi mente lugares pueblerinos (parques y sus alrededores) que otrora había visitado como turista por los municipios de Antioquia. De ahí la relevancia que tiene tu ciclo de entradas que nos llevan a realidades que apuntan al conocimiento significativo de nuestra cultura e idiosincrasia., pero definitivamente el consumo de licor se ve preconcebido por el individuo, independientemente del entorno. Y sí, por ejemplo en mi caso, disfruto de música con o sin algo de licor, bueno, no necesariamente popular porque es un genero poco amigable de mis sentidos auditivos. Así, ¡qué viva la música en todos sus niveles!

    ¡Congratulations dear friend and blessings!

  10. Silvana
    sbado 28 de enero de 2012, 22:41 COT
    10

    Aunque en la primera entrega de las cuatro publicaciones manifesté abiertamente mi felicitación por el trabajo, considero oportuno expresar de nuevo lo valioso de esta investigación.
    Me refiero concretamente a la opinión, respetable por demás, del lector Felipe Pizano. Pero no por respetable deja de ser ofensiva, absurda y cimentada en un desconocimiento que además le imputa al autor. Es evidente que no se tomó el mismo tiempo para leer las entregas que para rebuscar en el diccionario, mental o físico, un montón de términos “inteligentes” que sólo usa para desdeñar el trabajo de los demás. Acusa a Juan José de elitista por resultados de su investigación, pero no le parece irónico dudar de la credibilidad de una persona brillante como Vladimir Giraldo con la única excusa de su nombre. Y así se atreve a hablar de poca investigación y bases en la labor de otra persona.
    Un léxico abundante o un conocimiento amplio de autores y teorías no significan sabiduría, a diferencia del trabajo de Juan josé que deja ver un acercamiento a lo social y al ser, la crítica se centró en el egoísmo de un saber destructor, ofensivo y prejuicioso.
    Así pues que aquí el que hace el ridículo es quien pretende ponerse en una situación superior sin siquiera enterarse previamente del contexto completo.

    Espero ver más publicaciones de Juan, y sé que no soy la única que valora tus esfuerzos y reconoce su talento.

  11. MUNISALVO SUTARAIBA
    sbado 28 de enero de 2012, 22:43 COT
    11

    ¡Artículo rechimbo! Ossa, el autor de tantos disparates, se inventa nombres para hacer creer que se trata de personas que apoyan tamañas boludeces (gilipolladas en España, güevonadas en Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela). ¡Qué cosaburda y tan cula! El padre de esta farsa debería tener un poco de cuidado al inventarse personajes, porque tal como lo hace, la falacia no funciona. ¡Cogé juicio y mejor dedicate a alguna labor útil al entorno, como recoger la caca de perro en tu comuna!

  12. MARIA JOSÉ ZAYALERO
    martes 31 de enero de 2012, 12:31 COT
    12

    ¿Qué tal la “premisa” de quien se hace llamar “Juan José? ¿Creer que “el alcohol era inherente a la música popular”? ¿Sería, acaso, que Baco, el dios griego del vino, necesitaba irse de rocola por todo Atenas para sentarse a libar? ¿O de pronto el patriarca Noé, cuando se emborrachó, lo hizo escuchando a Julio Jaramillio o a Los Cuyos? ¿Será? Se requiere ser muy indocto para tener la osadía de afirmar semejante desaguisado. En fin, dime qué lees y te diré quién eres.

  13. MARIA JOSÉ ZAYALERO
    martes 31 de enero de 2012, 12:31 COT
    13

    ¿Qué tal la “premisa” de quien se hace llamar “Juan José? ¿Creer que “el alcohol era inherente a la música popular”? ¿Sería, acaso, que Baco, el dios griego del vino, necesitaba irse de rocola por todo Atenas para sentarse a libar? ¿O de pronto el patriarca Noé, cuando se emborrachó, lo hizo escuchando a Julio Jaramillio o a Los Cuyos? ¿Será? Se requiere ser muy indocto para tener la osadía de afirmar semejante desaguisado. En fin, dime qué lees y te diré quién eres.

  14. Javier Còrdoba
    jueves 2 de febrero de 2012, 11:27 COT
    14

    Me involucrè en el alchohol por una pena de amor cuando perdì a mi primer amor y solo encontraba en la mùsica y en el alcohol la soluciòn a mis penas que superè años despuès cuando encontrè una nueva forma de vida.
    Jurarìa que estaban unidos el alcohol y la mùsica porque eran mis acompañantes de entonces y este artìculo me ayudò a mirar que son independientes.

  15. Hernando
    domingo 11 de marzo de 2012, 20:59 COT
    15

    Solo se tira piedra al árbol que da fruto.Señor Juan José usted hizo una investigación que ha llamado la atención por ser poco común. Qué propició controvercias? de eso se trata ¡Que tal que todos pensaramos de igual forma! Al Señor pizano que le incomodó; está sangrando por la herida’?Le es muy familiar el nombre de Vladimir? Simplemente es entender que en todos los gremios se consume licor. que unos hacemos en una cantina y otros en nuetra mansión, unos escuchando rock otros escuchando clásica , otros popular. Que nos volvemos alcohólicos posiblemente. pero acaso no es bueno (a veces) escaparnos de la realidad y de los problemas que nos rodean?

Escribe tu comentario:

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Nota: Las opiniones expresadas en los comentarios son responsabilidad exclusiva de sus autores. Si estás comentando por primera vez, tu comentario quedará en la cola de moderación y aparecerá apenas haya sido aprobado. Si tu comentario lleva muchos enlaces y no aparece, es probable que haya quedado en el filtro anti-spam; no es necesario enviar el comentario de nuevo, simplemente espera a que un administrador revise y lo apruebe. Los mensajes ofensivos, racistas o que no tengan nada que ver con el tema ni con la discusión no serán aprobados. Gracias.



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • CUATRO a uno: el diez y el récord | Rafa XIII | 25.06.2014 13:37
  • DOS a uno: ¡estamos clasificados! | Rafa XIII | 20.06.2014 10:41
  • TRES a cero: el debut soñado | Rafa XIII | 15.06.2014 8:39
  • Quintana y Urán, de oro y plata | Rafa XIII | 01.06.2014 12:49
  • Elecciones 2014: dos bestias y media | Daniel Ramos | 26.05.2014 6:30
  • Una guerrilla en busca de identidad | Daniel Ramos | 21.05.2014 4:20
  • Los hombres de Pékerman | Rafa XIII | 13.05.2014 21:07
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    septiembre 2014
    L M X J V S D
    « jul    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org BloGalaxia Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook