equinoXio
 

Colombia - Cargada el 24.10.2014 18:59:35 COT 

[Entre penas y copas] Una entrevista sin pelos en la lengua (III)

Artículo destacado
Por

martes 20 de diciembre de 2011 22:40 COT

Diosenel Ramírez

Fotos: cortesía archivo particular Diosenel Ramírez

Diosenel Ramírez, mejor conocido como el dios del despecho, es una persona de contextura robusta y estatura pequeña, siempre tiene el pelo peinado hacia atrás con gel y la barba perfectamente rasurada. Usa camisa y siempre carga un bolso con CD suyos para regalar.

Es amable, sin tapujos ni asomo de timidez, de un gran sentido del humor y generalmente está sonriente, lo cual resulta paradójico considerando su seudónimo.

El día de la entrevista Diosenel llegó al parque de Rionegro, a eso de las dos de la tarde como habíamos acordado. Después de acompañarlo a una entrevista para un programa de televisión de un canal local, nos sentamos en una cantina pequeña situada en un balcón en el parque principal, en donde se podían ver los vehículos y las personas pasar. Pedimos unas cervezas y comenzamos a hablar.

— ¿Usted por que inició en la música?

Yo soy trovador desde los catorce años, me perseguían mucho para presentaciones en el parque, para presentaciones en el cumpleaños del niño, de la niña… entonces yo me dediqué mucho al licor, me dedique a tomar mucho. La trova me llevó a estar tomando licor y a estar trasnochando. Un día dije, yo puedo salir adelante con la trova pero voy a terminar matándome tomando licor, entonces no quise seguir con la trova y me retiré.

Yo siempre quise llegar a ser un artista muy grande, pero entonces no veía como la entrada, primero que todo, esto requiere de mucho dinero para grabar, requiere de muchos contactos para promocionar… usted dice: bueno, yo grabo un disco; me consigo un millón de pesos y grabo un disco, pero qué hago yo con un disco en una ciudad donde nadie me conoce, en un departamento donde nadie me conoce, donde no hay dinero para la música, escasamente para subsistir, es muy difícil. De repente la frase de todo el mundo, usted está perdiendo el tiempo; cuando lo escuchan a uno cantar la gente le dice a usted: ah, no, hermano, usted está perdiendo el tiempo, de tantas veces que me hicieron ese comentario, a lo último dije: voy a grabar un disquito, grabé tres discos la primera vez, ¡tres disquitos! y me fui a promocionarlos a Argelia, acá en el Oriente. ¡Vea, eso fue la locura! Me vendí ciento cincuenta CD, de esos tres discos, la gente los ponía y decía: no, hermano, pero es que tres canciones, ahí no hay nada, grabe un CD completo que con tres canciones lo deja usted iniciado a uno. En un negocio me pusieron a cantar, me dejaron allá cantando cuarenta minutos, entonces me animé y terminé el disco, porque vi que la gente había recibido muy bien la música.

Grabé el primer sencillo que fue Yo no te perdono. Me han recibido súper bien y de ahí he recibido muchas propuestas de ir a canales de televisión, a emisoras y a muchas cosas.

¿Qué por qué uno no empezó desde más joven? Yo creo que básicamente es la situación económica, usted quiere ser alguien pero no puede, caso muy casual el pintor, usted quiere ser algo pero económicamente no puede, ya económicamente mi trabajo me dio para que arrancara la carrera y ahí vamos. Yo hubiera podido ser cantante desde joven, pero mi familia es muy pobre y por eso creo que no se dieron las cosas, pero el talento estaba. Yo a los ocho años me sabía toda la música de Darío Gómez.

— ¿En que trabaja usted?

Yo soy ingeniero de sistemas.

—¿No volvió a trovar?

No, profesionalmente participé el año pasado en un festival de la trova en Aranjuez, allá van grandes trovadores, y no clasifiqué entre los ocho. Este año me volvieron a invitar, pero no quise participar.

Diosenel Ramírez

—¿Y a qué se debe esa mezcla con la música parrandera?

La música parrandera nace más de la parte del folclor por lo que soy trovador, yo soy despechado, por la música popular, pero no quiere decir que yo no sea alegre, que yo no sea parrandero. Y si yo estoy compartiendo música parrandera es para que todos sean felices, para que no vean la cara del dios del despecho, siempre cantándole al despecho, siempre aburrido. No, también el dios del despecho, los pone a bailar, los pone a gozar.

—¿En que género se siente mejor?

En los dos, a mí me pone feliz cuando la gente baila, cuando la gente está animada, cuando están disfrutando. Y me siento feliz cuando la gente está haciendo un despecho con el corazón y veo que a la gente le está entrando, la música parrandera es más para diciembre, pero en una presentación de música popular usted canta uno o dos parranderos y está bien. Aunque yo vendo los dos shows y también soy animador.

—¿La parrandera también la compone usted?

Si, tengo unos temitas para este año muy buenos.

—…pero no le pasó lo de la vasectomía.

No vaya a creer, me pasó algo muy parecido a esa canción.

—¿Por qué dice que la trova lo llevó a consumir alcohol?

Porque el campo de nosotros los artistas es muy complicado, por ejemplo: si usted es una persona joven que tiene la oportunidad de estar con borrachos, con mujeres, usted empieza a tomar y a tomar y uno no tiene la conciencia todavía como de adulto, entonces uno se involucra y se deja llevar por las personas.

—¿Y ahora, cuando va a conciertos también toma?

No, de todas maneras por educación hay que recibirle a la gente un traguito, pero no pasa de ahí, ya uno es un profesional y se tiene que cuidar mucho, tiene que cuidarse del licor y de esas cosas así.

—Ahora antes de empezar dijo que en su familia todos eran toma traguito.

Y son: a mi papá lo mató el licor, mis hermanos son bebedores. Yo fui bebedor empedernido hasta hace por hay unos tres años.

—Por ejemplo, en canciones suyas como El dolor es igual, hay una parte que habla de las cantinas y cómo el licor ayuda a superar las penas. ¿El licor ha sido parte importante de inspiración en lo que compone?

Lo que pasa es que si yo hago música popular yo le tengo que cantar es al dolor, al despecho, a la traición, a todas esas cosas. Yo soy compositor, por ejemplo la parte esa… me gusta que haya escuchado mi música. La parte esa de esa canción cual ¿yo como compositor que tengo que hacer? Llegarle al que está más despechado, al que está más aburrido, ese es el que va a escuchar, por el es que yo voy a ser un éxito, ¿si me entiende? Yo le calmo el dolor… o se lo agudizo —agrega Diosenel en medio de risas—.

Uno como compositor de música popular siempre tiene que buscar llegar, pero no es nada personal, pues. Yo compongo por ejemplo el tema de La rebuscadora, “Rebuscadora te llama todo el mundo…” No sé si la escuchaste, es una canción que uno como compositor no es que le haya pasado ni nada, pero uno ve. Por estar picando aquí y allá, por eso te pasó lo que te pasó. Que se ve mucho cierto. Uno como compositor le compone a cualquier cosa.

Diosenel Ramírez

—¿Es buscar que la gente se vea identificada?

La música popular se trata de eso, de "me abandonaste, me traicionaste, con el licor voy a curar la herida, el licor es mi único amigo, el licor es mi consuelo, si no tomo me muero, si no amanezco borracho, entonces no tengo vida", de eso se trata la música popular.

—Diosenel, ¿usted por qué cree que la gente cuando escucha música popular se pone a tomar trago?

No, no es porque escucha la música popular: es una adicción. La gente dice: es que estoy preocupado, entonces me voy a fumar un cigarrillo, no es por que esté preocupado es por que tiene la adicción al cigarrillo. ¿Si me entiende? Que dice que estoy preocupado y entonces me voy a fumar una cigarrillo porque eso me calma la ansiedad o algo, eso es mentiras, busca pretexto para justificar; lo mismo el que está tomando licor. Si usted está tomando licor y se va para un paseo, no hay música popular y usted se emborracha, entonces no hay que echarle la culpa a la música, decir que yo me emborraché porqué la música popular me puso a beber. No, en un paseo no hay música popular, se va a acampar, bebe y no tienen música popular. Yo pienso que cuando usted empieza a tomar, la música popular antes le ayuda a que usted esté feliz, pone un disco que le gusta y está contento, es lo contrario a lo que la gente piensa. Escucho un tema porque estoy aburrido; no, usted lo que está es feliz porque si estuviera aburrido diría: quite eso. Así lo veo yo. El que está ahí enviciado al licor toma, tenga música popular o no, tenga despechos o no tenga.

—Pero de pronto con lo que usted decía ahora, ¿no cree que incita por lo de “el licor es mi amigo, que sirve para aliviar las penas…”? ¿Eso no influye?

Yo no me siento culpable, haciendo música popular (suelta una carcajada), de llevar a la gente a tomar más. No, porque de entrada yo sé que ya el vicio está y que el que inició probando fue; la primera con agua, la segunda sin agua y la tercera como agua. O sea, el que ya está en el vicio está, yo no me siento culpable de que si hago una canción voy a llevar a la gente a que tome más.

A ver, hombre, ahí de pronto sí me estás corchando, pero haber por donde me le salgo… De repente ese tema, ese tema es hermoso, hermano (hace referencia a El dolor es igual), ese es el único tema que me ha hecho llorar a mí con una copa en la mano. “Lo que pasa es que el dolor, se disipa con licor” (Canta un fragmento). Es como la costumbre de la gente, yo me voy a tomar por que estoy muy despechado, estoy muy aburrido, entonces ¿para donde va Vicente? Para donde va la gente; si todo el mundo dice que el licor cura las penas, yo le hago la canción para que las acabe de curar. Bueno, ahí se justificó algo. ¿Para dónde va Vicente? Para donde va la gente, entonces dice: no, estoy muy aburrido voy a mitigar la penas, entonces la canción dice que con licor se curan las penas, eso nunca, pero puede haber gente que se relaja. Yo, por ejemplo, estoy estresado pensando en la deuda de los servicios, pensando en la deuda del banco, me pongo a tomar y me tranquilizo, ahí de pronto sí cura las penas.

Usted esta pensando mucho en la novia que lo dejó, y se pone a conversar conmigo tomando guarito y a lo último se le olvida la novia, o sea que sí se pueden curar penas con licor.

— ¿Pero si está contento también bebe?

Ah… no, y de hecho yo digo que fiesta sin licor no es fiesta, eso es un convento. A mí alguien me hizo la misma pregunta que usted me hizo, que por qué yo hacía música popular, que eso era satánico porque llevaba a la gente a la perdición más y yo le dije: pues hermano, si yo no lo hago muchos lo hacen, satánico o no satánico, uno debe hacer lo que le gusta.

— ¿Todo es satánico?

Si, para la gente todo es satánico, pero no miran que hay personas que no se toman un trago y a ellos les gusta la música popular, yo distingo mujeres que no se toman un trago y son felices yendo a un concierto de Vicente Fernández, de Darío Gómez, del Charrito negro, y no se toman un trago.

— Indudablemente la música que le gusta es la popular. ¿Cuál es el artista que más le gusta?

Toda la vida y desde niño Darío Gómez.

— ¿Y cuál no le gusta?

¿Cuál no me gusta? El dios del despecho. No me gusta, me fascina.

— ¿Pero no hay uno que usted diga: no me gusta la voz, no me gustan las letras…?

La verdad de la gente nueva hay muchos que no me gustan, pero yo digo que los artistas que han sido grandes por algo es, yo diría que tampoco soy persona de decir ese artista no me gusta, porque si no me gusta yo me quedo callado, a otro le gusta. Que no me guste por ejemplo la música esa… cómo es que se llama, la que hace usted, ¿no? ¿Música metálica? Pues, yo no le veo lógica, no le veo ciencia, el ritmo muy bacano, si esa gente solo hiciera ritmo y no hicieran voces, sería la música más bonita que habría, pero con la voz la dañan, eso sería lo único que no me gusta.

— ¿Qué opina usted de la piratería?

Para mí afortunadamente es el medio que da a conocer a los artistas, lo que no hace la radio, la radio suena la música pero cuando ya es un éxito, ¿si la radio no suena la música nueva cómo va a llegar a ser éxito? Entonces la piratería da a conocer los artistas nuevos; me parece bien. La música mía la han pirateado y yo digo, bueno, de alguna manera me tienen que conocer, hoy en día con los CD ya no se hace, hoy es lo que los artistas hagan en las presentaciones, pero vendiendo CD se mueren de hambre. Los CD yo los regalo y en presentaciones los vendo a cinco mil, no son originales, son promocionales y ahí vamos, lo que pasa es que yo de cada parte me llevo algo.

Próximo artículo: A modo de conclusión

Artículo anterior: Donde Leo

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,



3 comentarios a la entrada “[Entre penas y copas] Una entrevista sin pelos en la lengua (III)”

  1. Hernando
    mircoles 21 de diciembre de 2011, 22:25 COT
    1

    Hola Juan José realmente llenas de realidad tus escritos.Es indiscutible que muestras la cruda realidad de la combinación del licor y la musica popular. Al tomarnos los traguitos nos sentimos bien por el compartir, pero cuando escuchamos ese tipo de música hay sentimientos internos que salen a flote y hace que tomemos más y más. Pero no te parece que es perte de la vida’? Eso si, sin pasarnos de copas, poque este es otro cuento que se llama Alcoholísmo.

  2. Lully
    lunes 9 de enero de 2012, 10:04 COT
    2

    Creo que sí influye la música para tomarse unos tragos pero a quien no le gusta el licor como es mi caso, no quedaría mal 1 ó 2 copas de vino selecto, un Wisky o un ron para entrar a entonar y dependiendo del contexto. No obstante, es la música que menos me gusta y salvo una ocasión lo he disfrutado como te lo he expresado. El entorno influye y al que le gusta el licor lo hace con música o sin ella pero puede inducir, sin duda.

    La entrevista me gustó muchísimo, desde el enfoque, el desenlace y el cierre máxime porque has escogido a un personaje muy nacido del común y con un aire de sencillez única.

    Un abrazo!

  3. martha zuluaga
    lunes 16 de enero de 2012, 19:26 COT
    3

    me gusta la manera de enfocar las entrevistas ,creo que es un aporte grandioso para entender el por que de la musica de despecho.

Escribe tu comentario:

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Nota: Las opiniones expresadas en los comentarios son responsabilidad exclusiva de sus autores. Si estás comentando por primera vez, tu comentario quedará en la cola de moderación y aparecerá apenas haya sido aprobado. Si tu comentario lleva muchos enlaces y no aparece, es probable que haya quedado en el filtro anti-spam; no es necesario enviar el comentario de nuevo, simplemente espera a que un administrador revise y lo apruebe. Los mensajes ofensivos, racistas o que no tengan nada que ver con el tema ni con la discusión no serán aprobados. Gracias.



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • CUATRO a uno: el diez y el récord | Rafa XIII | 25.06.2014 13:37
  • DOS a uno: ¡estamos clasificados! | Rafa XIII | 20.06.2014 10:41
  • TRES a cero: el debut soñado | Rafa XIII | 15.06.2014 8:39
  • Quintana y Urán, de oro y plata | Rafa XIII | 01.06.2014 12:49
  • Elecciones 2014: dos bestias y media | Daniel Ramos | 26.05.2014 6:30
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    octubre 2014
    L M X J V S D
    « sep    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org BloGalaxia Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook