equinoXio
 

Colombia - Cargada el 25.06.2017 04:38:33 COT 

Mejor hablemos del derecho al acceso a la cultura

Columnas > Libreta de Notas
Por

lunes 3 de agosto de 2009 10:49 COT

Gracias a Juglar del Zipa he seguido con interés el diálogo en El Espectador y el Blog El Elefante Azul entre Juan Gabriel Vásquez y Javier Moreno (1, 2, 3, 4 y 5) sobre los libros electrónicos. Aunque en principio no tengo mucho que decir en una discusión en la que se piense en “los libros electrónicos vs los libros de papel”, en esencia por que estoy convencida de que cada uno cumple funciones diferentes, creo que ese tipo de discusiones se ocupan de una porción muy pequeña del análisis, por eso propongo ampliarla.

Según el informe “El Espacio Iberoaméricano del Libro 2008” el libro en papel representa el 95% de ese mercado en la región y el saldo corresponde a “otros formatos” que tienen en común el uso de tecnologías digitales. Es decir, en éste mercado el libro electrónico aún no representa ni siquiera el 5%. De hecho, en ese saldo la mayor parte de la participación la tienen los CDs. Y aunque seguramente en países desarrollados el porcentaje sea mayor me temo que el “libro electrónico” sigue siendo y será siempre una porción de esos “otros formatos”. Incluso revisando el informe ya mencionado lo que se ve es que de un lado se reconoce que la medición se complica por la ausencia de ISBN en muchas de esas producciones y, que sectores como las editoriales universitarias han ingresado ya con éxito a “otros formatos” migrando o complementado su oferta con ellos a un ritmo creciente y acelerado.

Mi problema en esencia, entonces, es que esa comparación intenta ajustar la nueva realidad tecnológica a categorías y segmentos de un pasado reciente que no coincide con la actualidad. Cuestiono que esa comparación pierde de vista el escenario más completo de los atomos vs los bits, que definió Negroponte en Being Digital, y por tanto renuncia a ver los retos, oportunidades y problemáticas más complejas de ese panorama. Reconozco que puede ser importante para la industria frente a sus retos de mercado hacer esa comparación parcial, pero desde los usuarios pensando en costo-beneficio y en la idea de “lo público”, como espacio de derechos civiles, deja de lado la capacidad de convergencia que tienen estas nuevas tecnologías en las que las literalidades y lecturas cambian hacia un mundo multiformato, multimedia e interactivo. Cuando nos referimos a este tipo de comparaciones hablamos al final de cambios sustanciales en la forma como accedemos y usamos los recursos de nuestra cultura y por eso creo que se justifica ir más allá de la pequeña y lejana realidad del libro electrónico.

Seamos serios, ¿cuántos de nosotros ha tenido acceso a leer un libro electrónico en uno de esos nuevos dispositivos como el Kindle?, en cambio, ¿cuántos de ustedes leyeron algo en un PDF ayer? Nos escandalizamos de la forma como Amazon borró en Estados Unidos la versión en libro electrónico de 1984 de Orwell adquiridos por usuarios del Kindle, la empresa lo hizo bajo la excusa de que el proveedor no tenía la autorización de derecho de autor para distribuirlos en ese país, pero hemos ignorado que ese riesgo lo estamos enfrentando hace años y sucede día a día en lugares como las bibliotecas públicas.

Reconozco que me encanta explorar con euforia las oportunidades que ofrece el uso de las tecnologías y sus beneficios en los procesos sociales, pero en relación con el acceso a los recursos de nuestra cultura (más allá incluso de los libros, para pensar en los recursos de una biblioteca que incluyen publicaciones periódicas, videos, CD, mapas, etc.) comparto la preocupación recurrente de los bibliotecólogos que advierten como el cambio de formato (átomos por bits) los priva de su función de guardianes de memoria. El formato digital implica dificultades para concebir el acceso y el archivo como tradicionalmente lo han hecho. A diferencia de los formatos del mundo análogo (átomos), los digitales (bits) están muchas veces mediados por medidas tecnológicas de protección que restringen usos que incluso están legalmente respaldados (como el libre uso de las obras en el dominio público) o que deberían estarlo (como la posibilidad de modificarlos para que sirvan a personas con alguna discapacidad); lo digital está amenazado por la ausencia de interoperabilidad que dificulta su actualización tecnológica y acceso, e incluso normalmente, este formato enfrenta barreras legales que les impide a los bibliotecólogos su función de custodia y preservación pues suele estar asociado con licenciamientos que sólo permiten accesos temporales y no autorizan el archivo para consulta histórica bajo justificación de normas de derecho de autor.

Entonces, la eliminación que “una empresa seria” como Amazon hizo de 1984 en Estados Unidos es solo el último capítulo de una amenaza tecnológica que hace mucho dejó de prometer control y lo convirtió en realidad. La tecnología nos pone en las manos la oportunidad de acceder a la biblioteca de Alejandría del s. XXI, pero a menos que creemos espacios y garantías públicas para que eso suceda, no será un incendio masivo sino un solo clic el que nos prive de ese conocimiento.

Por eso creo que debemos abordar el tema de las diferencias entre átomos y bits, que los bibliotecarios vienen advirtiendo hace mucho, como un tema serio para la difusión y preservación de nuestra cultura y elevarlo a una discusión sobre políticas públicas. En este proceso se debería discutir la adopción de estándares mínimos para garantizar interoperabilidad tecnológica, para construir entornos legales que limiten el alcance de las medidas de protección y favorezcan las decisiones individuales e institucionales en pro de ese acceso y no del control, en suma, para que revisen los temas de derecho de autor, privacidad, acceso, etc., como temas de derecho público y no solamente de propiedad privada o de derecho penal.

Cuando uno mira el panorama de esta forma más amplia es cuando no puede dejar de sonreír porque un estudiante demandará a Amazon porque al borrarle 1984 lo privó de sus notas de clase (tomadas en el dispositivo como quien subraya y comenta su libro al margen) y en consecuencia le ha ocasionado perjuicios individualizables. Y la sonrisa es irónica, pues creo que esa reacción individual por tal perjuicio debería ser un móvil de la sociedad hacía los cerramientos que venimos experimentando como comunidad en nuestros accesos a la cultura.

Etiquetas: , , , , , , , , ,



4 comentarios a la entrada “Mejor hablemos del derecho al acceso a la cultura”

  1. Daniel
    lunes 3 de agosto de 2009, 17:15 COT
    1

    Hola Caro,

    Releí tu columna sobre la nostalgia de la biblioteca. Creo que lo sucedido con Amazon y 1984 bien podría abrir las puertas para pensar en una biblioteca pública digital, en la que se le pueden prestar los libros a las personas y, después de 2 ó 3 semanas, se borran de sus aparatos. Una biblioteca pública también podría prestar estos aparatos a sus visitantes. Al fin y al cabo, el libro en papel es un formato para transmitir contenido. Los bibliotecólogos seguirán teniendo trabajo en el mundo digital (y probablemente más aún) porque igual tendrán que clasificar los nuevos materiales digitales, etc.

    Las posibilidades que pueden ofrecer estas “bibliotecas públicas digitales” que presten a los lectores visitantes los dispositivos digitales para leer su contenido facilitará bastante esta tarea de poner el conocimiento al alcance de todos.

    Un abrazo,

    Daniel

  2. Bitácora Utópica » Blog Archive » El I Ching y los nuevos medios
    jueves 6 de agosto de 2009, 09:35 COT
    2

    […] sobre el futuro del libro, reducida prácticamente al amor por el objeto libro contra la continuación del servicio del objeto libro ahora en forma […]

  3. equinoXio » » ¿El final de una utopía?
    lunes 10 de agosto de 2009, 19:02 COT
    3

    […] pueden pagar por las suscripciones y quienes no, haciendo más utópico aún el derecho del acceso a la cultura del que habla […]

  4. Legal Puente
    sbado 9 de enero de 2010, 02:40 COT
    4

    En Chile hacen falta bibliotecas digitales. Estamos atrasados en ese tema y la gente no lee mucho por acá. Somos pocos.
    Saludos.

    Legal Puente Abogados – Puente Alto, Santiago, San Miguelregión metropolitanaRie.cl



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    junio 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook