equinoXio
 

Colombia - Cargada el 25.07.2017 17:07:44 COT 

El ‘avivado’ estudiante promedio

Columnas
Por

viernes 10 de enero de 2014 14:52 COT

Hace ya varios años, el hoy exprofesor de la Universidad Javeriana Camilo Jiménez hizo pública su carta de renuncia a la docencia cuyo contenido generó un debate de suma importancia para la opinión pública colombiana: las capacidades del actual estudiante universitario promedio en Colombia. Muchos docentes, incluyendo quien escribe el presente artículo, se adhirieron a lo expresado por Jiménez, no solo por estar conscientes de la “limitación” de muchos estudiantes que tienen acceso a la educación superior, sino también, como diría el profesor César M. Gómez, de la “subordinación de la educación a una lógica neoliberal de producción”.

Retomando con la cita antes suscrita, en la actualidad, el servicio de la educación superior se mercantilizó a tal punto que pareciese ver a un alumnado en medio de cualquier rutina de shopping, adquiriendo títulos profesionales sin estar consciente del arduo proceso de aprendizaje de competencias. Claramente, eso no es culpa solo del estudiantado, sino también de muchas “universidades de garaje” al imponer la concepción del estudiante como cliente. Es un debate tan extenso que un solo escrito no es suficiente para abordarlo.

En aras de concretar el punto del presente artículo y continuando con las “prácticas de garaje”, una de las cosas nefastas que se llevan a cabo en las instituciones de educación superior es tomar lista en las clases. Esto no solo por reducir de la manera más ‘escuelera’ posible ese espacio, sino porque fomenta en el estudiante una cultura de la “obligación” frente a algo a lo que él mismo decidió acceder y para lo que invirtió tiempo y dinero. Si una persona entra a una universidad, por omisión se asume que hay disposición al aprendizaje, ya sea cumpliendo con los requerimientos académicos y/o, concomitantemente, dejando volar la curiosidad para ir más allá de los contenidos de los programas. A nadie obligan a entrar a una Universidad, pues por definición el entrar a una no es más que un proceso de libre albedrío al que pocos tienen el privilegio de acceder. Si la persona no cuenta con la dedicación o se rehúsa a destinar el tiempo necesario para responder con los requerimientos académicos y/o llegar a desbordar los contenidos programáticos, pues es mejor que no vaya a “calentar puesto”. Si no cuenta con la dedicación o se rehúsa destinarle tiempo, desista de entrar a universidad, más bien colabore para acabar con ese mercado de “universidades de garaje” o, en su defecto, no le quite el cupo en el rival sistema de educación pública colombiana a otra persona que sí tiene la disposición de aprender y asistir a clase.

¿A qué viene todo esto? Porque es inaudito el debate que se ha venido dando respecto a un accidente que tuvo una estudiante de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Al principio, con solo leer el titular en los diarios, da la impresión que la universidad en serio tuvo que ver en este terrible impasse. Cuando los ojos inquietos pasan de dicho titular al contenido del texto, uno se da cuenta que no era así, pues se trataba de una estudiante que no contaba con el tiempo de asistir a clase (¡vaya a saber uno por qué!) y por ello, al perder el espacio en donde el profesor explicó los procedimientos, no logró replicar de manera correcta un experimento teniendo como resultado la amputación de uno de sus miembros. Sin duda, eso que en el párrafo anterior se denominó “obligación” la indujo a que “avivadamente”, así no contara con el trasfondo técnico ofrecido por su profesor, llevara a cabo el proceso con esos terribles resultados. Lo más prudente hubiese sido que ella hubiese desistido de presentar ese experimento para aprobar la materia y aplazado verla cuando realmente contara con el tiempo, pues antes de ella habían pasado 800 estudiantes que sí lograron replicarlo gracias a tomar detenida nota y prestar atención al espacio que el docente ofreció para tal fin.

No obstante, se escuchan voces de muchos colegas en las cuales se dice que se llame lista y que si las o los estudiantes faltan a más del 20 % de las clases entonces que reprueben o que no se les permita presentar sus trabajos finales. Reitero, ¿acaso la universidad es una escuela primaria? ¿Por qué se le tiene que “rogar” al estudiante que vaya a clase y se deben emplear sistemas casi punitivos para que así sea? ¿No es ya un estudiante universitario lo suficientemente grande como para asumir sus responsabilidades y las consecuencias por la omisión de éstas?

Claramente, el argumento principal de llenar planillas de asistencia es que se debe tener el sustento documental en las facultades para poder enfrentar las quejas de los estudiantes y cosas como la de la estudiante en mención. Sin embargo, ¡eso es peor aún! Que las universidades necesiten de este tipo de pruebas documentales para defenderse de las arremetidas de los estudiantes es algo sumamente perverso. Si bajo este marco se concibe el aprendizaje de competencias, entonces nadie se debe extrañar de por qué tan solo una universidad colombiana se encuentra en el top 300 del mundo (curiosamente, institución en donde no se usan planillas de asistencia en las clases). Que se les tenga miedo a los estudiantes menoscaba por todos los frentes contra la calidad educativa, pues las universidades, por mantenerlos apaciguados, resuelven disminuirles la exigencia y la rigurosidad a los que sí quieren aprender.

En fin, tras esta breve reflexión es prudente volver a avivar el debate que inició Jiménez y que continuaron profesores como Richard Tamayo, César Mario Gómez, entre otros, con el fin de plantear soluciones a infinidad de prácticas que van en detrimento del aprendizaje universitario en Colombia.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,



2 comentarios a la entrada “El ‘avivado’ estudiante promedio”

  1. luchokwan
    mircoles 26 de marzo de 2014, 11:44 COT
    1

    Curioso, mas mientra muchas personas luchan por la igualdad educativa, porque todos tengan acceso a una educación de calidad…Aquellos que logran obtenerla la desprecian, y hasta la descalifican..Tal vez por esto hoy en día mucho profesor se aburre de su clase, pierde la ilusión por enseñar, por ver que a pesar de su esfuerzo e interés…Muchos desprecian su conocimiento…

  2. Julián
    domingo 14 de septiembre de 2014, 18:45 COT
    2

    Luchowan,

    No sé, pero yo aveces creo que la educación profesional no es para todo el mundo. Sin embargo, hágaselo entender a esta nación de “dotores” (sí, sin “c”). En definitiva, para que el sistema funcione, se necesita por cada profesional a un centenar de técnicos especializados o tecnólogos, y es una catástrofe el hecho de haber tanto “profesional de garaje”.

    De otra parte, desafortunadamente pienso que eso de ver a las universidades como “guarderías de adultos” es un asunto de naturaleza cultural …



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    Julio 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook