equinoXio
 

Colombia - Cargada el 22.07.2017 16:56:52 COT 

¿Cuándo acabará esta pesadilla?

Columnas > Cómic en serio
Por

mircoles 3 de abril de 2013 0:01 COT

Buen día, lectores. He regresado desde los confines del tedio y la desesperanza para atacar con toda la furia posible un problema que el grueso de la comunidad científica se niega a considerar como tal, me refiero a ese espantoso y deleznable género ¡¿musical?! conocido con el nombre maldito de reggeaton (¿se escribe así?, no lo sé y es una de las cosas que no me interesa saber) [N. del E.: debe escribirse “reguetón”].

¿Pero en qué radica el problema científico de tan atroz género? Bueno, las respuestas a esta pregunta son muchas pero solo trataré las más importantes.

1. El asesinato del buen gusto

Ni siquiera le puedo decir “muerte”, es más bien un asesinato a sangre fría del buen gusto del ser humano, y como hay un ser humano envuelto en este crimen pues entonces la palabra asesinato cobra validez.

Ese asesinato del buen gusto no se limita tan solo a la falta total de conocimiento musical de quienes “componen” e “interpretan” estas porquerías: el problema de despescuezar al buen gusto radica en el mensaje transmitido por esta horda de babosos. Y el mensaje es bien claro y simple: con plata compras todo, el estudio no sirve de nada.

Muchos dirán que se transmiten otros mensajes, pero en gran medida todo se resume a esto, esta mendacidad musical es concebida de y para ignorantes, para vagos, zánganos y lapas sociales que un buen día fueron arrancados de la esquina en la cual asaltaban viejitas o de los parques en los que se atascaban de vicio para comenzar a atracar en grande en las disqueras y seguir metiendo ya no en un parque sino en mansiones, yates y aviones privados.

El buen gusto cae ultimado por estos mediocres en el momento en el que hasta la gente culta e ilustrada comienza a sentirse empalagada y contagiada de este mal. Y digo contagio en términos de virosis porque cada individuo que sucumbe en las garras del reguetón no sale bien librado del proceso, comienza un proceso de involución intelectual tan abrupto que se determina por el progresivo abuso de la palabra “parce”, síntoma sine qua non que certifica la inminente defunción cerebral de la víctima.

2. La arrogancia infinita de la bestialidad

Existen hoy en día multitud de farsantes y delincuentes que se sientan tras estudios de sonido y lanzan a la fama a las nuevas “estrellas” reguetoneras, una serie de mentecatos agrandados que pasaron un buen día de servir tintos en las emisoras a ser los encargados de seleccionar el material (fecal).

Por otra parte, la estrella reguetonera de turno también se convierte en una criatura de mirada distante e impotable, cual si se tratara de condes o marqueses con señorío recientemente adquirido: son los nuevos Lores, los señores de la chabacanería, los adalides de la imbecilidad y mal llamados “artistas” para una generación de idiotas que simplemente buscan algo que no implique estrenar el cerebro (¿lo están reservando para una ocasión especial? ¡vaya uno a saber!)

Los nuevos Lores se pavonean con sus jetas agrandadas y sus miradas asesinas en un continuo de autoelevación que les conlleva crear toda una mitología barata a su alrededor. Lo primero es cambiarse el nombre y ponerle adelante una “J” que suena “YEI”, esto con el objeto de… no tengo la más puñetera idea de cuál sea el objeto de semejante estupidez ¡pero les encanta!

3. Música R. I. P.

Si alguien me dice que el reguetón es música lo primero que hago es irme del lugar sin ni siquiera voltear a ver a quien lo dijo, llego a la esquina y entonces estallo en carcajadas. Es más: hay gente que se considera a sí misma experta en el tema y otros son ya cotizados “DJ” que se dedican a la agotadora empresa de organizar y catalogar la “música” por “temas”, “artistas” y “géneros”.

Yo sugeriría que esta gente se dedicara a organizar, catalogar y agrupar basura y nadie notaría la diferencia. Si me la pasara escogiendo el “reguetoncito rico” con el que voy a amenizar una fiesta de tarados y para ello gasto más de media hora de mi vida preferiría lanzarme al vacío con un pañal en la mano como paracaídas.

La música de verdad es algo taaaaaaaaaaaan remoto de este mal llamado género que no vale ni la pena presentar argumentos, cualquier aficionado a la música sabe que el reguetón y su profundidad multivariada se sostienen en cinco huevonadas rítmicas que se repiten una y otra vez. A continuación, la fórmula científica básica de todo el reggeaton:

PAM PAPA PA PAM PAPAPA PAM.

¡Listo! Use esto de fondo, ahora traiga a un calvo bien drogo y malo y póngalo a contar lo que le pase por las tres neuronas de su cabezota, remasterícelo, afínelo digitalmente (¡porque ni eso!) y ya tiene el nuevo éxito de “J caca”.

4. Erotismo y sensualidad, erradicados

Si alguien cree que esta música incita a las relaciones sexuales, que excita o estimula el imaginario erótico, déjeme decirle que está muy equivocado. Esta basura no da ni para eso: no se generan estímulos eróticos o sensuales, se estimula más bien la parte animal del cerebro humano, la parte arrecha que es tan natural para los perritos o los toros en celo, eso es todo.

Incluso, quienes componen e interpretan esta porquerías llegan incluso a dejar de manifiesto su impotencia sexual latente o sus instintos de depredación sexual reprimidos. Para la muestra un botón que tuve la desgracia de oír hace poco.

El siguiente estribillo será desglosado con todo el rigor científico, así es que si algún cultor del reguetón ha logrado llegar (y entender) algo de lo dicho hasta ahora, es mejor que deje la lectura y regrese a su iPod relleno de basura:

—“…cierra los ojos, relájate y coopera…”

¿Qué es esto? ¿El manual para el violador del mes? ¿La aceptación de la hediondez física de quien canta? Porque si le va advirtiendo a la nena que cierre los ojos es con el ánimo de que no se vomite del asco durante el coito con el orangután que tiene encima.

Por otra parte, está el puntilloso “relájate y coopera”, es como el viejo adagio “en caso de violación, relájese y disfrute”. Además quien canta de seguro tiene problemas eréctiles como para necesitar la cooperación de la chica y quizás la asistencia técnica de la misma.

En resumen, este es un primer manifiesto de queja y desprecio abierto por el susodicho género “musical”, y si creen que el Doc se fue lanza en ristre esperen lo próximo, porque honestamente este cuento del reguetón me sabe absolutamente a…

Mierda

…y creían que no lo iba a decir, ¿no?

Etiquetas: , , , , ,



Un comentario a la entrada “¿Cuándo acabará esta pesadilla?”

  1. luchokwan
    domingo 7 de abril de 2013, 20:36 COT
    1

    Comparto buena parte de su opinión, mas no cree que al escribir este articulo, no hace sino darles mas publicidad?, y que ellos se declaren victimas y digan que sus vídeos, no son sino la expresión de mentes creativas cuyo arte no sabemos entender?… Al fin y al cabo la sociedad en general prefiere esta “música” que escuchar arte de verdad?… Con dolor debo decir que esta es tan solo una voz en el vacío….



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    Julio 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook