equinoXio
 

Colombia - Cargada el 22.07.2017 16:41:13 COT 

La profunda crisis de Colombia tiene un carácter moral

Artículo destacado
Por

domingo 4 de mayo de 2008 8:34 COT

Casa de Nariño
Casa de Nariño, residencia presidencial (Foto: Juan F. Barriga / Flickr, licencia CC-BY-NC-SA)

Una noticia fatal y una película amarga e impecable guardan algunos paralelos con la crisis que vive un país como Colombia en el sentido en que sumen en un hondo pesimismo a cualquier ser humano sensible.

La noticia de Josef Fritzl, el austríaco que enterró a su hija y nietos en un sótano por 24 años, es tan dolorosa como difícil de asimilar y captar racionalmente. Esto hace que muchos cambien de canal cada que quieren añadir nuevos y truculentos detalles sobre sus fechorías y crímenes.

La película Sin lugar para los débiles, por otra parte, es una honda reflexión sobre la eficacia con que operan los agentes de la muerte, la violencia y el crimen al lado de quienes tratan de proteger a los ciudadanos del común.

La profunda crisis en que ha entrado el Estado Colombiano, por estos días, a raíz del juicio que se le sigue al gran número de parlamentarios involucrados con las fuerzas paramilitares (se espera que también caigan algunos de los que está la servicio de organizaciones guerrilleras) es tan desoladora y difícil de comprender como la actuación del padre austríaco o de Chigurh, el asesino de ficción de Albuquerque, Nuevo México.

Resulta indescifrable ver cómo una organización armada, tan sanguinaria y perversa como las AUC haya logrado cooptar a número tan grande de políticos en una alianza para delinquir, traficar con drogas, armas y vidas humanas con el fin de tomarse el poder de una nación de cerca de 45 millones de habitantes. Y más aún, que con la ayuda de algunos representantes de las fuerzas militares legítimas, consiguieran intimidar y matar a miles de potenciales votantes para “alterar” y “ganar” unas elecciones que los han llevado al sitio más sagrado de una nación: donde se originan y emiten las leyes que marcan el rumbo de un país y su bienestar social y comunitario.

Impresiona también ver la abulia de esa parte de la población que aprueba, o a quien poco parece importarle que una tercera parte del órgano legislativo esté compuesta de presuntos criminales. Por su parte, el Polo Democrático Alternativo, el partido de oposición mayoritario en el congreso, parece carecer de una iniciativa original y rotunda a la hora de proponer salidas a esta grave crisis institucional.

El presidente tampoco muestra mucho interés en iniciativas viables y eficaces para solucionar la crisis del Congreso y da la impresión de estar más ocupado de defenderse verbalmente de un hecho cada vez más preocupante: el que la mayoría de los acusados de complicidad con el paramilitarismo sean los congresistas de su bancada, los mismos que ayudaron a reelegirlo. No hace mucho dijo que a sus detractores "les va a dar mucha lidia encontrar una prueba que demuestre su vinculación con los paramilitares.

De lo que sí existe prueba y muy reciente es de que incurrió en el delito de cohecho con el fin de alcanzar los votos necesarios para su reelección, al haber comprometido el voto de la entonces parlamentaria Yidis Medina a cambio de ofrecerle tres puestos públicos; promesa que luego no pudo cumplir. Así, el país y el mundo pudieron conocer este tipo de “negocio”ilegal y punible, tan usual y común en Colombia, que mucha gente lo acepta como si fuera un fenómeno meteorológico.

Lo preocupante es que muchos se lo quieren perdonar. Con excepción del ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus quien en reciente columna de opinión le ha pedido al presidente que tenga el valor de reconocer su falta y renunciar, con el contundente argumento de que “el fin, aún noble, no justifica los medios”.

Para la revista Semana, “el país se encuentra en un callejón sin salida” dado que el congreso está en el limbo al perder legitimidad y toda credibilidad, tanto a nivel nacional como internacional. Y ante la ausencia de soluciones propone una salida pragmática a la encrucijada actual que consiste en adelantar las elecciones en lugar de hacer una revocatoria del Congreso. Con esto se le devuelve credibilidad al país y a sus instituciones ante el mundo, y se recupera la legitimidad perdida. Proponen además otros mecanismos:

El adelanto de las elecciones debería ir acompañado de una medida muy controvertida pero necesaria para que la fórmula tenga viabilidad: la conmutación de la pena de cárcel de los congresistas por la de muerte política. En otras palabras, podrían recuperar la libertad, pero nunca podrían ser candidatos para cargos de elección popular u ocupar cargo público alguno. La conmutación de la pena no es una ley de punto final, pues los procesos judiciales siguen su curso y desembocan en absoluciones o condenas. Y en el caso de estas últimas, estarían acompañadas de la sanción social. Para los congresistas la muerte política es un castigo casi comparable a la cárcel. Pero es más justo, pues en lo que respecta al fenómeno de la para-política, no todo es blanco o negro. La mayoría de los casos está en una zona gris y la manera como se percibe desde Bogotá no interpreta el contexto en que se dieron los hechos en las regiones que estaban bajo el control de los paramilitares.

No cabe duda de que esta propuesta debería discutirse ampliamente pues plantea soluciones urgentes y viables a la grave impasse en que se encuentra la nación. Las reacciones públicas no han sido muchas. El Polo Democrático Alternativo, por su parte parece haber rechazado, sin mayor discusión dentro de sus filas, la propuesta.

Muy triste que un debate de este calibre no sea auspiciado por los otros medios masivos de comunicación. Lo que está en juego es muy grave. Colombia está secuestrada desde hacer rato por los violentos de todos los colores empeñados en rabiosos intentos por apoderarse de la nación para someterla a sus antojos y deshonestos objetivos.

La “cultura” política de Colombia ha tocado fondo. Se trata de una “incultura”, porque en lugar de asentarse en la búsqueda del bien común, se funda en la negociación tramposa de favores políticos, en el intercambio de votos por puestos públicos (cohecho) y en la elaboración de leyes que benefician a unos pocos dejando por fuera a las grandes mayorías.

Con una incultura de tal orden el país era manejable hasta hace unos años. Pero las tropelías aumentan y los gobiernos y gobernantes recientes parecen ceder cada vez más a la corrupción; se dejan chantajear o comprar de narcotraficantes, paramilitares, empresarios o políticos deshonestos; mientras consiguen mantenerse en el poder a pesar de que han obrado contra las normas de la moral y la ética más elementales. De hecho no renuncian para con esto salvaguardar su dignidad y la del país. Tal vez porque saben que ante la ley no es tan fácil “probar” que obran en los bordes o por fuera de la legalidad.

No renunció, Samper, ni lo hizo Pastrana y mucho menos el actual presidente que se aferra al poder con uñas, dientes y colmillos como si se tratase del mejor émulo del actual gobernante de Venezuela.

Etiquetas:



12 comentarios a la entrada “La profunda crisis de Colombia tiene un carácter moral”

  1. Lully
    domingo 4 de mayo de 2008, 11:09 COT
    1

    Una incultura en cadena que no parece romperse. El título muy acorde, es la inmoralidad del estado pero también del pueblo Colombiano que lo avala. En ese sentido debiéramos tener mentalidad y visión Europea para sentar precedentes y depurar los “líderes”. Lo más lamentable del pueblo de Colombia, es que haya una gran mayoría que apoya al presidente para su reelección sea precisamente los asalariados o los desprotegidos económicamente, quienes no han sido beneficiados. Vuelvo a hacer mención a la ceguera en la que muchos siguen, Dios les de sabiduría. Por mi parte no volví ni volveré a votar por Uribe ni su equipo, tengo orgullo paisa y me valoro.

    Delicioso leerte por tu análisis objetivo, claro y contundente.

    ¡Un abrazo desde nuestra Medellín húmeda por las gotitas de lluvia, aunque un poco primaveral!

  2. Germán A. Quimbayo
    domingo 4 de mayo de 2008, 11:50 COT
    2

    Álvaro:

    Yo me pregunto qué hacer, pues esta situación es cada vez más aterrorizante porque el país parece no reaccionar y por eso el valor no solo de tu palabras, sino del pronunciamiento de un personaje como Antanas Mockus. Bien por eso el nombre que le diste a este sesudo y sentido análisis.

    Un abrazo!

  3. Carlos Uribe
    domingo 4 de mayo de 2008, 12:57 COT
    3

    El país trata de seguir como si nada. Eso me aterra. El congreso llamado a juicio, en entredicho, y el ejecutivo no se mueve. Como dices, se dedica a pelaer y a casar peleas de adolescente. Por lo menos la justicia hace lo suyo,como le toca, a pesar de los palos que quieren meter entre sus ruedas.
    En estas circunstancias debieran salir los partidos, con lo que les queda de creatividad e iniciativa, a discutir en escenarios públicos con las comunidades y con las organizaciones sociales cuál debería ser el rumbo de un país ahora al garete. Pero les pesa demasiado su culpa. Porque no solo no han cumplido sino que los han pillado en la trampa.
    Y, como dices, uno esperaría más del Polo, en cuanto fuerza nueva, más comprometida, pero se deshace internamente entre sus corrientes pegadas con mocos, sin encontrar respuestas públicas. Agacha la cabeza y quiere pescar fácil en río revuelto.
    Los medios, como señalas, debieran ofrecer más análisis y propuestas a los ciudadanos, de manera colegiada, pues en esta crisis moral tremenda las voces aisladas se pierden en la oscuridad, no alcanzan eco.
    Y la gente del común -ciudadanos al fin y al cabo- están solo por la polarización, por la guerra, por alargar la pelea, por vengarse. Por eso Uribe puede sacar dividendos de donde solo hay confusión y odio.
    Valiente Mockus. Y claro. Ojalá otros líderes y organizaciones sociales fueran ofreciendo sus
    puntos de vista y sus alternativas, a ver si encontramos salidas inteligentes y éticas.
    Pobre país el nuestro!

  4. Álvaro Ramírez Ospina
    domingo 4 de mayo de 2008, 16:31 COT
    4

    Lully:
    Tienes toda la razón en señalar como muchas de las personas menos favorecidas por la línea política de Uribe son las que votan y lo apoyan a rabiar. Es falta de información y de educación crítica, creo yo.
    Lo más importante sería una inmensa campaña de educación en el comportamiento ético, para que la gente no apruebe las trampas ni los atajos, como los llama Mockus. Gracias por tu comentario. Extraño a Medellín.

    Germán:
    Por lo pronto preocuparnos y discutir las propuestas que hay sobre la mesa. La de Semana me pareció poco ortodoxa pero muy aterrizada. Declararle la muerte política a quienes se han untado de parapolítica es un primer para para ir saneando el congreso. Pero lo que falta es un gran movimiento de revisión de nuestros valores, como el que inició Mockus durante su alcaldía en Bogotá.

    Carlos:
    Gracias por tu comentario tan sesudo y con tantos aportes que amplían y rellena los vacíos que hay en mi reflexión.
    Me encanta lo que dices sobre los partidos y la necesidad de que salgan a discutir con los ciudadanos cuáles son las soluciones y las alternativas que el país requiere en estos momentos.

  5. Tequendamia
    lunes 5 de mayo de 2008, 00:02 COT
    5

    Lo mas increíble es que el abominable asesino de la motosierra instala a sus sicarios paramilitares en las instituciones colombianas y después las acusa de estar corrompidas. Como hizo con el DAS, donde instaló a una matón que le paso la lista de sindicalistas a las AUC para que los mataran, y una vez descubierto el Uribe decía que le daban ganas de acabar con el DAS. Ahora todos sus paracos en el congreso resultan en la picota y el inmaculado asesino tiene ganas de acabar con el congreso. Además de narcotraficante, paramilitar y asesino el Uribe resultó ser el salvador inmaculado de Colombia.

  6. Álvaro Ramírez Ospina
    lunes 5 de mayo de 2008, 04:31 COT
    6

    Tequendamia:
    A mi me produce risa tu comentario en una primera instancia por el uso generoso de insultos gratuitos contra Uribe adjudicándole adejtivos tan paradójicos y contradictorios como: “abominable asesino” y poco más abajo, “el inmaculado asesino”, para terminar concluyendo que él es “el salvador inmaculado de Colombia.”
    No se escapa que en el último estás usando la ironía. Opino que con poco efecto en nosotros tus lectores.
    Porque tu comentario difama al presidente. El no ha sido enjuciado y por tanto yo no creo que nadie que quiera adelantar un debate constructivo deba llamarlo “asesino”. Eso a lo único que contribuye es a radicalizar la discusión y matarla, porque quienes lo defienden utilizarán armas semejantes de difamación contra vos o contra otros.

    Yo te pediría que aportes tus puntos de vista y que la acusación sobre el caso del Das que traes a cuento la hagas sin necesidad de acudir al insulto o la difamación. Con eso al menos nos das a todos la oportunidad de “conversar”, estar en desacuerdo o de acuerdo y sobre todo ARGUMENTAR. Esa era al menos la intención de mi artículo.

    Como puedes no quiero atacarte a tí como persona, sino al uso que haces del lenguaje para tratar de persuadirnos de tus convicciones, que son tan respetables como las de cualquiera de los que entramos por acá.

  7. o-lu
    lunes 5 de mayo de 2008, 05:39 COT
    7

    Empiezan las propuestas de solucion milagro. He contado las de: Mockus (que asuma Santos y renuncien los “decentes”), la de Semana (que analizas), la del PDA (que si tiene una propuesta, es una nueva constituyente), la del psiquiatra Restrepo (que se disuelvan los partidos), la que se le atribuyo a de la Calle (una Corte ad-hoc), la de Uribe (silla vacia para condenados), la de los partidos uribistas (silla vacia para investigados), no sé si josiobdulio haya dicho algo (y si no ha dicho nada también quiere decir algo)… y creo que se me escapan otras.

    Son sintomas, a su vez, de un pais sin norte, pero siempre se podra decir, especialmente ante la “comunidad internacional”: “le pusimos todo el empenho en arreglar los errores, ahi estamos dando la pelea”.

  8. Germán A. Quimbayo
    lunes 5 de mayo de 2008, 13:13 COT
    8

    Ahora lo que propone Mockus me parece algo ingenuo y le quita un poquito de valor a lo que ya pronunció esta semana. Eso sería factible en otro escenario, pero aquí no. Si renuncia Uribe tiene que renunciar todo su gabinete (incluyendo por obviedad al vicepresidente).

    ¿Debería considerarse un gobierno de transición? Quizá, pero por lo menos, debería considerarse por ahora lo que dice Carlos, “los medios debieran ofrecer más análisis y propuestas a los ciudadanos, de manera colegiada, pues en esta crisis moral tremenda las voces aisladas se pierden en la oscuridad, no alcanzan eco”.

    Cultura política y de conciliación desde las bases sociales tienen que fomentarse para promover un cambio. Pero debo decirlo también, estamos aún lejos con tanto odio en el ambiente.

  9. Tequendamia
    lunes 5 de mayo de 2008, 22:46 COT
    9

    No crean ingenua a la gente, ser uribista es lo mismo que ser narcoparamilitar y genocida.

    Por otro lado, a mi no se me olvida que el gobernador Uribe amenazó con la independencia de Antioquia si no le aprobaban las Convivir. Nada bueno se puede esperar de un tipo que haga ese tipo de amenazas. El pais va a pagar muy caro por haberlo sentado en el palacio.

  10. Rafa XII
    mircoles 7 de mayo de 2008, 10:24 COT
    10

    Alvaro, con alias Tequendamia no tiene caso llamarlo al orden para que discuta con argumentos, porque para él todos los que no critican a Uribe son narcotraficantres, paracos y asesinos con motosierra. Así las cosas, y para emparejar la situación, alias Tequendamia viene siendo entonces un terrorista que siembra minas quiebrapatas, trafica con drogas, asesina civiles con cilindros bomba, viola el DIH y recluta menores.

    Ya con respecto al congreso, lo mejor es disolverlo pero de manera definitiva. Lo que no sirva, que no estorbe. Es inaudito que nuestro legislativo tenga un tamaño parecido al de Estados Unidos, a pesar de tener la quinta parte de su población.

    Para los que dicen que estamos en una dictadura, es bien sabido que los dictadores no necesitan de un congreso. Entonces, que el “tirano” Uribe organice entonces un grupo legislativo de bolsillo como el que tiene Chávez, unas Cortes como las que tenía Franco o unas asambleas corporativas como las de Mussolini, pues al fin y al cabo, en una dictadura, la única voluntad que se impone es la de quien ejerce el poder autoritariamente. No se necesita pagarle a más de 200 parásitos para que aprueben leyes tan inútiles como ellos.

  11. Johanna
    lunes 12 de mayo de 2008, 19:53 COT
    11

    Yo no sé qué pasa por estos días en el mundo. Hace días no veo muchas noticias porque me dan miedo, pareciera que el mundo se estuviera acabando y sólo veo cómo se hace más evidente el interés propio por encima del interés grupal.
    Yo pienso como Mockus que Uribe debería renunciar, así como debieron hacerlo en su momento Samper y Pastrana, pero parecemos tenerle tanto miedo al cambio que preferimos lo malo conocido que lo bueno por conocer y por eso nos parecen lindas las marchas en contra de las Farc o de las AUC pero no nos parecen populares las propuestas pro Congreso Honesto. Como que el estar en contra de algo está más en nuestra sangre que estar a favor de algo. Complicado, complicado el asunto pero bonito ver que otros como tú Álvaro piensan parecido a uno.

  12. Agudelo
    mircoles 11 de junio de 2008, 01:15 COT
    12

    “…da la impresión de estar más ocupado de defenderse verbalmente de un hecho cada vez más preocupante: el que la mayoría de los acusados de complicidad con el paramilitarismo sean los congresistas de su bancada, los mismos que ayudaron a reelegirlo.”… entonces, otro elefante? y Uribe no lo vió… Si el presidente tiene dignidad que renuncie, si no la tiene entonces debemos ayudarlo a que la encuentre, que deje su silla vacía (posteriormente buscaremos la manera para que responda por sus delitos) por el momento intentemos centrarnos en
    culminar esta dictadura disfrazada…



Síguenos en Twitter

Artículos destacados:

Entrega inmediata:

Estancias:

Columnas:

Al desnudo en mi balcón

La revista SoHo desnuda mujeres por varios lugares públicos en Colombia

24.01.2010 1:42 | Por Lully | Comentarios (17)

Bloguiverso

Porqué dejo de publicar en Kienyke

31.10.2012 18:44 | Por Johanna Pérez Vásquez | Comentarios (10)

¿Cual es la diferencia entre Facebook y Google Plus?

04.11.2011 19:18 | Por Lully | Comentarios (1)

VideoBarrio

Entradas recientes

  • Siete cajas, una ilusión | Marsares | 12.10.2015 10:17
  • Eterno resplandor de una mente sin recuerdos | Marsares | 29.01.2015 11:16
  • Paradojas cubanas | Daniel Ramos | 29.12.2014 9:00
  • Lo mejor y lo peor del deporte en 2014 | Rafa XIII | 07.12.2014 11:43
  • También la lluvia | Marsares | 30.10.2014 15:52
  • ¿Dónde está la bolita? | Marsares | 23.09.2014 19:13
  • Sobre el Brave Heart colombiano | Julián Rosero Navarrete | 19.09.2014 16:42
  • Una Vuelta para el olvido | Rafa XIII | 11.09.2014 14:07
  • Dos a uno: lágrimas de dolor y agradecimiento | Rafa XIII | 04.07.2014 22:50
  • DOS a cero: Colombia, entre los ocho mejores del mundo | Rafa XIII | 28.06.2014 23:19
  • Comentarios recientes

    Nube de tags

    América Latina Antanas Mockus Antioquia autocracia autoritarismo Bogotá cine Colombia Copa del Mundo de la FIFA de 2010 Copa del Mundo Sudáfrica 2010 Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 corrupción Crónicas Utópicas cultura popular cómic cómic estadounidense deportes Elecciones 2010 elecciones presidenciales de Colombia de 2010 Estados Unidos esta es Colombia FARC Fase de grupos Copa Mundial Sub 20 de la Fifa Colombia 2011 fútbol fútbol colombiano hampa historietas Hugo Chávez Frías humor humor gráfico Juan Manuel Santos Medellín parodia Partido de la U payasadas politiquería política política colombiana reelección Seguridad democrática terrorismo uribismo uribistas Venezuela Álvaro Uribe Vélez

    WP-Cumulus by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

    RSS

    Especiales

    Especial 20 de julio - Marcha por la libertad


    Especial 6 de marzo - Homenaje a las víctimas


    Especial 4 de febrero - Marcha contra las FARC

    Especial 2009Especial Navidad 2009Especial 2008Especial elecciones en Estados Unidos, 2008Especial BIFF 2008Crisis diplomática andinaEspecial Día Internacional de la Mujer 2008Especial VideoBarrioEspecial 2007Especial marcha 5 de julio de 2007Especial Día Internacional de la Mujer 2007Especial 2006

    

    Entradas por mes


    Julio 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

    Alianzas

    Radio Altair De la Urbe Servicio Sudamericano de Noticias
      soy decali.org Soy libre, soy blogger No al secuestro Global Voices Online - The world is talking. Are you listening? Creative Commons Licence
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

    Contacto: info[arroba]equinoxio[punto]org
    equinoXio en twitter | equinoXio en Facebook